Trauma Complejo (DESNOS): qué es, características y causas

El trauma complejo es un fenómeno que aparece cuando una persona ha estado expuesta a una experiencia traumática prolongada en el tiempo. Sus consecuencias pueden ser mucho más severas que las del TEPT, por lo que requiere atención profesional.

Trauma complejo

Las personas afrontamos con frecuencia situaciones estresantes que nos ponen en alerta. La mayoría son eventos que forman parte de la vida cotidiana, de manera que la respuesta de activación es puntual y no conlleva mayor trascendencia en nuestro funcionamiento y salud mental. Al contrario de lo que se suele creer, este tipo de estrés es necesario en dosis moderadas, ya que nos permite responder eficazmente ante las demandas del entorno.

Sin embargo, hay veces en las que podemos afrontar escenarios extraordinarios que impactan de manera muy intensa en nosotros. A veces nos topamos con acontecimientos bruscos, inesperados e incontrolables, que hacen peligrar nuestra integridad física y/o psicológica. Esto puede hacer que nos sintamos desbordados por nuestras emociones hasta el punto de ser incapaces de responder ante la situación de forma adaptativa. En estos casos, es posible que podamos llegar a sufrir un trauma psíquico.

Las experiencias traumáticas en nuestra vida

Vivir una experiencia de gran intensidad emocional no siempre va ligado al desarrollo de un trauma, pues la mayoría de individuos cuentan con una capacidad de resiliencia que les permite recomponerse de forma natural con el paso del tiempo. Así, muchos autores consideran que lo traumático no es el episodio en sí mismo, sino el efecto que genera en la persona que lo vive.

Es decir, que un mismo suceso puede tener consecuencias psicológicas muy diferentes en unos individuos u otros. Al igual que hay individuos capaces de recuperarse, también hay personas que tras este tipo de vivencia llegan a desarrollar un trastorno psicopatológico, siendo uno de los más habituales el Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT). Aunque un trauma puede aparecer a cualquier edad, se conoce que las mujeres son más vulnerables a sufrirlo que los hombres.

En algunas ocasiones, las personas no se enfrentan a un episodio traumático aislado, sino que se ven expuestas de forma prolongada, repetida y extensa al suceso generador de trauma. En estos casos, se produce un fenómeno muy grave conocido como TEPT complejo, conocido también como DESNOS por sus siglas en inglés (Disorder of Extreme Stress not otherwise Specified).

Por el momento, el DESNOS no es un trastorno recogido de forma oficial en las clasificaciones internacionales. Sin embargo, el trauma complejo se puede observar en la realidad clínica en supervivientes de guerras y campos de concentración, víctimas de sectas, víctimas de todo tipo de violencia y abusos y en niños que han sufrido experiencias traumáticas desde sus primeros años de vida. En general, el riesgo de desarrollar trauma complejo será mayor en aquellas personas que han sufrido traumas tempranos, prolongados y de naturaleza interpersonal.

El DESNOS fue descrito por primera vez en 1992 por la autora Judith Herman. Desde entonces, el estudio de este fenómeno ha ido creciendo y con ello el conocimiento sobre su naturaleza y características. Si quieres saber más acerca del trauma complejo, continúa leyendo, porque en este artículo profundizaremos acerca de qué es, sus características y causas.

traumas vida

¿Qué es el Trauma Complejo (DESNOS)?

El trauma complejo, también conocido como TEPT complejo o DESNOS, es un trastorno que resulta de la exposición prolongada, repetida e intensa a acontecimientos traumáticos. Las clasificaciones oficiales aún no recogen esta categoría, pero constituye una realidad clínica observable en muchos pacientes que han sufrido vivencias traumáticas de mucha gravedad.

Aunque la probabilidad de desarrollar un trauma depende, entre otros factores, de la resiliencia de cada individuo, se conoce que la aparición de un DESNOS es más probable cuando las experiencias traumáticas han sido tempranas, prolongadas y han tenido un carácter interpersonal (por ejemplo, haber sido abusado sexualmente por otra persona puede favorecer más el trauma complejo que haber vivido una catástrofe natural). El trauma complejo suele observarse en víctimas de todo tipo de violencia y abusos y también en aquellos individuos que han vivido guerras, genocidios o secuestros.

¿Cuáles son las características del Trauma Complejo (DESNOS)?

Este cuadro psicopatológico tiene una serie de características definitorias:

  • Existe una dificultad para poder regular las emociones. Esto puede generar cambios bruscos de humor y la aparición de episodios de rabia o ira.
  • La persona se muestra desconectada del momento presente, pudiendo mostrarse ausente. En los casos más severos, se pueden producir estados disociativos que llevan al individuo a perder la continuidad y conexión de sus pensamientos, recuerdos, acciones e incluso su propia identidad.
  • Pérdida de la capacidad para funcionar en el día a día, pues los sentimientos (vergüenza, culpa, estigma…) pueden llegar a ser muy desbordantes.
  • Puede aparecer una preocupación por separarse del agresor a pesar del daño, así como una sensación de agradecimiento e incluso asimilación de sus creencias como si fueran las propias. Esto es especialmente común en casos de abuso sexual infantil o de violencia de género, donde el trauma se produce en el marco de una relación de apego y dependencia.
  • Incapacidad para entablar relaciones saludables con otras personas. Es común que se produzca aislamiento y desconfianza hacia los demás, ya que esto brinda una sensación de protección frente al daño que estas le puedan provocar. En algunos casos puede relacionarse con los otros adoptando un rol de víctima, esperando ser rescatado.
  • Ausencia de esperanza respecto al futuro e incapacidad para encontrar un sentido a la propia vida.
características trauma complejo

¿Cuáles son las causas del Trauma Complejo (DESNOS)?

El trauma complejo se produce como consecuencia de la exposición a un evento traumático repetido y prolongado a lo largo del tiempo. Se conoce que la probabilidad de sufrir este trastorno aumenta en algunas situaciones concretas:

  • Cuando el trauma ha sucedido en las primeras etapas del desarrollo: Los traumas tempranos tienen un impacto muy fuerte que marca toda la trayectoria posterior de la persona. Las experiencias que tenemos en los primeros años de vida guardan estrecha relación con la formación del vínculo y el apego. Cuando la figura de cuidado fracasa a la hora de brindar protección y seguridad al niño, este crea una representación cognitiva de lo que puede o no esperar de su figura de cuidado, desarrollando un estilo inseguro de apego que marcará sus futuras relaciones vinculares.

  • Cuando el trauma es prolongado en el tiempo: El DESNOS es más habitual en aquellos casos en los que el trauma ha sido una situación cronificada y no un hecho aislado. La persona ha vivido en una realidad traumatizante durante mucho tiempo, lo que deja unas secuelas mucho más severas que aquellas propias del TEPT simple.

  • Cuando el trauma tiene un carácter interpersonal: El trauma complejo es más frecuente en aquellos casos en los que el trauma ha sido consecuencia de la acción de otra persona. Aquí podemos incluir todos los tipos de violencia y abuso, donde un agresor (muchas veces vinculado emocionalmente con la víctima) es quien ejecuta el daño. Cuando el responsable de la situación traumática es alguien del entorno, pueden aparecer sentimientos de ambivalencia, alternando el acercamiento con el distanciamiento del agresor. Esta confusión de emociones y sentimientos puede ser totalmente devastadora para la víctima.

trauma complejo qué es

Además de factores de riesgo, la buena noticia es que también existen factores de protección que reducen con su presencia la probabilidad de que el DESNOS aparezca. Entre ellos cabe destacar:

  • Autoestima: Las personas con mejor autoestima poseen un riesgo menor de desarrollar trauma complejo, pues pueden enfrentarse a los efectos del trauma.
  • Autoeficacia: Las personas capaces de trabajar en favor de las metas y objetivos que se han marcado suelen tener menos probabilidad de desarrollar un trauma complejo.
  • Existencia de adultos protectores y apoyo social: Las personas podemos sufrir episodios muy dolorosos y traumáticos en nuestra vida, pero la recuperación siempre es más fácil cuando estamos rodeados de personas que nos apoyan y nos quieren. Especialmente importante es contar con adultos protectores en la infancia que brinden seguridad a la víctima a pesar de lo que ha sucedido. Por ejemplo, la recuperación de una niña víctima de abuso sexual no será igual si su madre la cree y la apoya que si no lo hace.
  • Resiliencia: Las personas más resilientes son aquellas con habilidad para recuperarse de los contratiempos, el estrés y los sucesos negativos sin quedar secuelas. Quienes cuentan con mayor resiliencia tienen menos riesgo de desarrollar un trauma complejo.

Conclusiones

En este artículo hemos profundizado acerca de qué es el trauma complejo, cuáles son sus causas y características. Este tipo de trastorno no está aún reconocido de forma oficial por las guías internacionales, pero es una realidad clínica observable. El trauma complejo aparece en aquellas personas que han estado expuestas a eventos traumáticos prolongados en el tiempo, especialmente cuando estos han iniciado en los primeros años de su vida.

El trauma complejo recibe su nombre porque su severidad supera con creces a la del TEPT simple, que es aquel que se produce debido a la vivencia de una situación traumática concreta. El trauma complejo es el resultado no de un episodio aislado, sino de una realidad traumatizante en su conjunto que se ha mantenido durante mucho tiempo, generalmente años.

Las personas con trauma complejo pueden sentirse desconectadas de la realidad, ausentes y muy inestables emocionalmente. Además, pueden ser incapaces de funcionar correctamente en su día a día, encontrando dificultad para relacionarse de una manera saludable con otras personas. También es frecuente que aparezca una profunda desesperanza con respecto al futuro, llegando a no encontrar un sentido a la propia vida. Afortunadamente, algunos factores protectores pueden impedir que el trauma complejo aparezca, como son la autoestima, la resiliencia, el apoyo social o la autoeficacia.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies