¿Qué es la Vulnerabilidad? Definición e importancia

La vulnerabilidad suele asociarse con la inseguridad e indefensión. Sin embargo, en psicología esta también puede definirse como la capacidad para abrirse y ser honesto con los propios sentimientos, pensamientos y experiencias.

vulnerabilidad

Todos tenemos miedos, debilidades y partes en nuestro mundo interior que son más vulnerables. Habitualmente, cuando nos relacionamos con los demás tendemos a camuflar esta faceta de nuestra persona, que queda eclipsada por aquella más fuerte, segura y poderosa. Hacer esto es una estrategia común que aprendemos desde la niñez, pues ya en edades tempranas se nos enseña que vulnerabilidad es sinónimo de debilidad y que ser débil es algo de lo que avergonzarse.

Sin embargo, esta creencia tan extendida es totalmente errónea. Poseer vulnerabilidad y mostrarla abiertamente no nos hace en absoluto débiles. Por el contrario, esto puede ser de ayuda para hacernos sentir más fuertes y seguros, pues nos aceptamos de forma global, sin esconder ninguna parte de nosotros, logrando implicarnos de forma plena en nuestras relaciones.

La sociedad polarizada: fuertes y débiles

La sociedad en la que vivimos es experta en máscaras y caretas, donde la felicidad desbordante es lo único que reflejamos a los demás. Así, acostumbramos a ocultar nuestro dolor emocional, nuestras heridas y miedos más profundos. Aprendemos que la aceptación, el amor y el respeto de los demás sólo se consigue transmitiendo seguridad, poder y firmeza, así que descartamos la posibilidad de abrirnos incluso con las personas de nuestro entorno más cercano.

Esta cultura de la felicidad y la fortaleza impide que las personas puedan conectar con su vulnerabilidad, lo que produce una continua lucha interna que nos rompe por dentro. Separamos nuestro yo fuerte del yo vulnerable y aprendemos a vivir con ese cisma entre dos facetas que, lejos de competir, deberían aceptarse como partes de un mismo conjunto.

Aunque el mundo en el que nos encontramos refuerza la invulnerabilidad, lo cierto es que abrazar nuestra parte más vulnerable es un ejercicio necesario para poder aceptarnos, sentirnos libres y construir vínculos saludables con nuestras personas de confianza. De lo contrario, solo podremos aspirar a relaciones superficiales en las que no nos atrevemos a mostrarnos tal cual somos.

¿Qué entendemos por vulnerabilidad?

La vulnerabilidad suele asociarse con la inseguridad e indefensión que algunas personas o grupos experimentan en su vida por diversas razones. Sin embargo, en psicología la vulnerabilidad también puede definirse como la capacidad para abrirse y ser honesto con los propios sentimientos, pensamientos y experiencias. Es decir, la connotación de este concepto no siempre tiene que ser negativa, pues a veces mostrarse vulnerable puede constituir una herramienta que fomenta nuestro desarrollo y crecimiento como personas.

Las personas que son capaces de mostrarse vulnerables a los demás pueden mostrarse sin filtros ante quienes les rodean, sin temor a resultar heridos o ser abandonados. En otras palabras, no evitan exponerse porque confían en que el resto les aceptará tal y como son.

que-es-vulnerabilidad

La importancia de la vulnerabilidad

Como venimos comentando, siempre que hablamos de vulnerabilidad lo hacemos en clave negativa. Sin embargo, aprender a aceptar que somos vulnerables es algo necesario que nos permite implicarnos en relaciones más auténticas y satisfactorias. Al aceptarnos tal y como somos, sin despreciar alguna de nuestras facetas, podemos involucrarnos en vínculos estrechos, en los que no tememos a la intimidad porque no nos asusta conectar con aquello que nos hace imperfectos y humanos. Cuando somos honestos en este sentido, los demás lo perciben y esto favorece un clima de confianza en el que aprendemos a conocernos y dejamos que los demás también lo hagan.

Al principio puede que abrirnos al exterior nos resulte difícil, especialmente si estamos habituados a tapar y cubrir nuestra vulnerabilidad. Sin embargo, una vez superados los primeros momentos de vergüenza e incomodidad, comprobamos que ser fuertes continuamente no es un requisito para que los demás nos quieran. Por todo ello, aprender a aceptar nuestra vulnerabilidad es un ejercicio que requiere valentía y fuerza, pues tenemos que dejar atrás esas ideas erróneas que nos han enseñado que debemos ocultar nuestro dolor.

En una sociedad como la actual, en la que los filtros y las apariencias son una constante, atreverse a ser auténtico y mostrar las heridas es, como venimos comentando, todo un reto. Sin embargo, no se trata de abrir nuestro mundo interior a cualquiera. Sencillamente, consiste en integrar nuestro dolor y temores como una parte más de nuestra persona. Así, nos volvemos sinceros y no tenemos que destinar un esfuerzo extraordinario a ocultar y tapar.

La psicoterapia como espacio seguro para mostrarnos vulnerables

Como vemos, oponerse a la cultura de la falsa fortaleza no es fácil, pues la vulnerabilidad se sigue percibiendo como algo negativo. En este sentido, es comprensible que nuestra tendencia sea ocultarnos, pues es la estrategia que hemos aprendido para desenvolvernos en el grupo social. Sin embargo, huir de aquello que nos recuerda que no somos perfectos ni inmunes al dolor es una táctica insostenible en el tiempo.

A largo plazo, esto puede mermar seriamente nuestra salud mental. Muchas veces, esta desconexión con nuestra parte vulnerable puede manifestarse de formas variopintas. Por ejemplo, hay quienes buscan continuamente tener un control rígido de sus vidas, otros tienden a mostrarse inflexibles a la hora de reconocer sus errores y en algunos casos también es posible que aparezca temor al compromiso o la intimidad en las relaciones.

En este sentido, la psicoterapia permite establecer una relación distinta a todas las que hemos tenido anteriormente: la alianza terapéutica. Al acudir a terapia con un profesional de la psicología, aprendemos a abrirnos con alguien como nunca antes lo habíamos hecho. La terapia constituye un espacio seguro en el que podemos deshacernos de las máscaras que empleamos continuamente en la vida real, pudiendo sacar fuera nuestra faceta más vulnerable. Como profesional, el terapeuta es capaz de brindar un vínculo de calidez y confianza que permite proporcionar la ayuda necesaria a la persona que ha acudido a él. Entre las características de esta relación terapéutica se encuentran la empatía, el respeto, la confidencialidad y la aceptación incondicional, sin prejuicios o estereotipos de por medio.

Si ya tienes experiencia acudiendo a terapia psicológica, habrás podido ver que el psicólogo es una figura ante todo neutral. Al no tener que ejercer ningún “rol” ante él, nos quitamos esas ataduras que en otras relaciones nos vemos obligados a tener. No actuamos igual ante nuestros padres, amigos, pareja… porque con cada uno de ellos siempre hay condicionantes. Así, muchas veces ocultamos nuestra vulnerabilidad por temor no sólo a ser juzgados, sino también a preocupar o a ocasionar malestar en los que nos rodean.

Aunque en las relaciones de la vida real no podemos esperar el grado de apertura que vivimos en la terapia psicológica, lo cierto es que el profesional puede ayudar a adquirir herramientas que nos permitan abrirnos con nuestros allegados, así como favorecer que nos conozcamos mejor y entendamos el por qué de nuestras barreras a la hora de exponernos sin filtros ante el resto.

terapia-vulnerabilidad

Aprender a mostrar nuestra vulnerabilidad en las relaciones

Aunque no podremos comportarnos de la misma forma con nuestros seres queridos que con nuestro terapeuta, lo cierto es que hay diversas pautas sencillas que nos pueden ayudar a abrirnos cada vez más. Recuerda que este cambio constituye un proceso, por lo que es crucial que te trates con compasión y te armes de paciencia. Cambiar una dinámica que hemos mantenido durante tanto tiempo puede suponer un desafío, pero poco a poco es posible.

  • Ábrete: Un primer paso para empezar a mostrar tu vulnerabilidad puede ser compartir con tus personas más cercanas contenidos de tu mundo interior como pensamientos, sentimientos, miedos, experiencias vividas, etc. Al principio sentirás vergüenza, creerás estar haciendo el ridículo y te costará, pero enseguida verás cómo ello te permite conectar más con la gente a tu alrededor.

  • No mientas respecto a cómo te sientes: Incluso cuando la reacción de los demás va a ser negativa. El cómo los demás reaccionen no debe impedirte mostrar tus emociones tal y como son. Vivir a expensas de lo que el resto quiere que seamos no permite vivir una vida plena, pues nuestras acciones siempre estarán condicionadas por los deseos ajenos y no por los propios. Incluso cuando la respuesta de los otros no sea la mejor, no dudes en expresar lo que sientes y piensas, siempre que sea posible de forma asertiva.

  • Empieza a pedir ayuda: Pedir ayuda es una de las cosas más difíciles que tenemos que hacer a veces, precisamente por la cultura en la que vivimos. Sin embargo, aprender a recurrir a los demás te ayudará a sobrellevar mejor la adversidad y te permitirá sentirte arropado. Recuerda que no tienes por qué tirar de tu mochila en soledad, pues esto lejos de hacerte fuerte termina por destrozarte. Necesitar a los demás no nos hace débiles, nos hace humanos.

Conclusiones

En este artículo hemos hablado acerca de la vulnerabilidad y la importancia que esta tiene en nuestras relaciones. Con frecuencia, siempre que se emplea el término vulnerabilidad se hace con una connotación negativa. Sin embargo, lo cierto es que en psicología esta se asocia con aceptar los propios pensamientos, emociones y experiencias vividas de forma honesta. En la cultura en la que vivimos se nos enseña a mostrar siempre nuestra cara más fuerte, ocultando aquello que nos preocupa o asusta. Sin embargo, reconocer nuestra vulnerabilidad es crucial para aceptarnos de forma total e involucrarnos en relaciones íntimas con los demás.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies