Las 14 arañas más venenosas y peligrosas del mundo

La aracnofobia se define como el miedo irracional a las arañas. Aunque después de ver las especies más peligrosas que habitan la Tierra, quizás deje de tener tanto de irracional.
Arañas más venenosas peligrosas

La aracnofobia es, sin duda, la fobia más común del mundo. De hecho, se cree que el 33% de las personas que tienen una fobia es hacia las arañas. Y teniendo en cuenta que 1 de cada 23 personas tiene alguna fobia, estamos hablando de cientos de millones de personas que tienen una enorme aversión a estas criaturas.

Las arañas son el orden más numeroso dentro de la clase de los arácnidos (como los escorpiones, las garrapatas o los ácaros) y indudablemente tienen un aspecto que, digamos, no invita demasiado a acariciarlas. De hecho, cuando vemos una araña, es literalmente lo último que queremos hacer. Aunque para gustos, colores.

Sea como sea, la aracnofobia se trata, por definición, de un miedo irracional. Y es que de las más de 47.000 especies de arañas conocidas, solo 175 son peligrosas para el ser humano. Eso es el 0’03 % de todas las especies.

Ahora bien, las que sí lo son es ya no porque tengan veneno, sino porque algunas realmente pueden matarnos. En el artículo de hoy emprenderemos un viaje por todo el mundo para encontrar las especies de arañas más peligrosas.

¿Cuáles son las arañas más letales?

A pesar de su mala fama y de recibir la furia de nuestras chanclas cuando entran en casa, las arañas no son, ni por asomo, nuestras mayores amenazas. De hecho, en todo el mundo, matan a apenas 50 personas. Esto no es nada comparado con las 130.000 muertes provocadas por las serpientes o las 750.000 de los mosquitos (600.000 de las cuales son por la malaria, una enfermedad causada por un parásito que se transmite por las picaduras).

Sí es cierto que hay arañas muy venenosas potencialmente mortales, pero solo inyectan el veneno si se sienten muy amenazadas. Sea como sea, veamos qué arañas son más venenosas. Hemos procurado ordenarlas de menos a más peligrosas.

14. Tarántula Goliat

La Tarántula Goliat no tiene este nombre por casualidad. Es la araña más grande del mundo (los adultos pueden llegar a medir hasta 30 centímetros) y, aunque una cosa no tenga que ver con la otra, es también una de las más peligrosas.

Presente en selvas tropicales de América del Sur, la Tarántula Goliat es venenosa y resulta mortal para aves y animales de tamaño similar. De todos modos, cabe recordar que su veneno no es, en ningún caso, letal para los seres humanos. Eso sí, la mordedura y las sustancias tóxicas producen una profunda herida que viene acompañada de mucho dolor, náuseas, sudoración, ardor e irritación durante varios días. No mata, pero cuidado con ella, pues cuando se siente amenazada, es agresiva.

Tarántula Goliat

13. Araña del saco amarillo

Oriunda de América del Norte, la araña del saco amarillo es una de las arañas más peligrosas del mundo. A pesar de que su mordedura no es mortal, sí que puede dejar graves heridas en la piel. Y es que su veneno, que es de naturaleza citotóxica, mata a las células de los tejidos cercanos a la mordedura, provocando la necrosis de los mismos.

De todos modos, su dieta se basa en otros insectos e incluso arañas, que pueden ser más grandes que ella. Sea como sea, los problemas vienen porque tienen tendencia a, aunque pueden vivir al aire libre, crecer y reproducirse dentro de las casas.

Araña saco amarillo

12. Tarántula ornamental

Presentes en todo occidente y las zonas del este de la India, la tarántula ornamental es otra de las arañas más peligrosas. Aunque no son tan grandes como la Goliat, pueden llegar a medir 25 centímetros. Hay cientos de especies distintas, aunque todas ellas disponen de una poderosa toxina que, en caso de morder a una persona, no le provoca la muerte, pero sí que puede inducir, en algunos casos, el coma.

La tarántula ornamental destaca por no capturar sus presas (insectos voladores) mediante telas, sino abalanzándose sobre ellas. Es de las pocas arañas que caza activamente.

Tarántula ornamental

11. Araña Lobo

La araña lobo, que recibe este nombre por su comportamiento agresivo a la hora de cazar, es una de las más peligrosas del mundo. De todos modos, suele huir de los animales grandes (nosotros incluidos, claro) y su mordedura no es mortal, pero sí que puede derivar en infecciones potencialmente graves.

Araña Lobo

10. Araña pájaro china

La araña pájaro china, como se puede deducir por su nombre, habita los bosques tropicales tanto de China como de Vietnam. A pesar de su nombre, esta araña no se alimenta de pájaros, sino de insectos y pequeños roedores.

No resulta mortal (si se aplica tratamiento), pero sus poderosas neurotoxinas han provocado, en algunos casos, episodios de daño nervioso grave e incluso discapacidades físicas y mentales posteriores a la mordedura.

Araña pájaro china

9. Araña ratón

Oriunda de Australia y Nueva Zelanda, la araña ratón es una de las más peligrosas del mundo. No llega a medir 4 centímetros, pero cuidado con ella. Tiene uno de los métodos de caza más interesantes del mundo animal, pues forma madrigueras con una especie de “tapas” y, cuando detecta movimiento, la abre y captura a su presa.

La mordedura en humanos, aunque no resulta mortal, sí que es extremadamente dolorosa y suele venir acompañada de contracciones musculares involuntarias, sudoración, hormigueo en la boca, entumecimiento, náuseas, vómitos, etc.

Araña ratón

8. Araña reclusa chilena

Presente en Chile, Argentina, Perú, Ecuador, Uruguay y el sur de Brasil, la araña reclusa chilena, con sus poco más de 2 centímetros de longitud, es una de las más venenosas del mundo. Su veneno citotóxico provoca la necrosis (muerte celular) de los tejidos próximos a la mordedura, provocando una gangrena potencialmente mortal.

Se ha observado que esta araña puede incluso provocar insuficiencia renal, es decir, dañar gravemente a los riñones. Incluso con tratamiento, hay veces que produce la muerte.

Araña reclusa chilena

7. Araña espalda roja

Oriunda de Australia, esta pequeña araña (poco más de 40 milímetros de longitud), que se cree que es un pariente cercano de la famosísima viuda negra (que veremos más adelante), tiene un muy potente veneno que actúa con una intensidad diferente en cada persona, cosa que sigue en estudio.

En los casos más leves, una mordedura de esta araña viene acompañada de una inflamación de los ganglios linfáticos, náuseas y dolores de cabeza tan intensos que parecen episodios de migraña. Pero es que los casos más graves pueden venir acompañados de convulsiones, insuficiencia respiratoria, coma e incluso la muerte.

Araña espalda roja

6. Araña vagabunda

La araña vagabunda, también conocida como Hobo Spider, es una araña muy pequeña (máximo 15 milímetros) que habita distintas regiones de Europa, Asia, Estados Unidos, Canadá y el sur de Alaska. Su mordedura es muy peligrosa ya que la toxina, aunque no suele ser mortal, provoca, además de fuertes dolores de cabeza, la necrosis de los tejidos próximos, dejando cicatrices con muy mal aspecto para el resto de la vida. A pesar de no ser letal, sus efectos necróticos y su gran variedad de hábitats la convierten en una de las más peligrosas del mundo.

Araña vagabunda

5. Viuda negra

Seguramente, la más famosa de esta lista. Oriunda de América del Norte, la viuda negra, que recibe este mediático y oscuro nombre porque las hembras, después del apareamiento, se comen a los machos para asegurar una buena puesta, es una de las arañas más venenosas del mundo.

Pero es que sus efectos en humanos siguen siendo horribles, pues una mordedura no tratada (existe antídoto) de esta araña provoca efectos neurotóxicos, llevando a experimentar espasmos musculares e incluso parálisis cerebral. No resulta mortal generalmente, pero sí que puede matar a niños y personas mayores.

Viuda negra

4. Araña de tela de embudo

También conocida como araña de Sidney (es oriunda de Australia), la araña de tela de embudo es una de las más venenosas del mundo. Destaca por ser una de las arañas que inyecta mayor dosis de veneno con cada mordedura (es muy agresiva y muerde repetidamente), convirtiéndola en extremadamente peligrosa, especialmente para niños y ancianos.

Es tan venenosa que su toxina, con efecto neurotóxico (ataca al sistema nervioso), puede provocar la muerte por parálisis muscular generalizada en niños en apenas 15 minutos. En adultos, aunque no suele ser mortal, provoca una herida extremadamente dolorosa que viene acompañada de náuseas, vómitos, espasmos musculares y fatiga general.

Araña tela embudo

3. Araña reclusa parda

La araña reclusa parda, también conocida como araña del rincón o araña violinista, es una de las más venenosas y peligrosas del mundo. Y es que además de tener un potente veneno, tiene predilección por habitar zonas oscuras de las casas, como los rincones detrás de los muebles o la parte de detrás de los cuadros.

Además de esto, su toxina se expande muy rápidamente después de la mordedura, pudiendo provocar la muerte en cuestión de una hora. Todo esto hace que se quede con el tercer puesto.

Araña reclusa parda

2. Araña de arena de seis ojos

La araña de arena de seis ojos tiene el “honor” de ser la segunda araña más venenosa del mundo. Oriunda del sur de Asia y de los desiertos africanos, esta temible criatura, a pesar de su poderoso veneno, no es agresiva a menos que se sienta altamente amenazada.

Hay que tener en cuenta que no hay antídoto, por lo que hay que ir con especial cuidado. Estas arañas se camuflan en la arena (de ahí el nombre) a la espera de que una presa pase cerca. De todos modos, es posible que, sin saberlo (prácticamente no puede verse de lo bien camuflada que está), hagamos que se sienta amenazada, momento en el que puede mordernos.

Además de no tener antídoto, sus síntomas son, seguramente, los más horribles de esta lista. Una mordedura de la araña de arena de seis ojos puede provocar, además de necrosis, hemorragias internas y externas. Y es que su toxina induce a la coagulación de la sangre, cosa que hace que se formen trombos sanguíneos que pueden conducir a la muerte.

Araña arena seis ojos

1. Araña errante brasileña

Pocas arañas pueden decir que son merecedoras de un récord Guinness. Pero la araña errante brasileña sí que puede, pues tiene el título de “araña más venenosa del mundo”. Conocida también como araña del banano, es oriunda de Brasil y otros países de América del Sur.

Su neurotoxina es tan potente e inyecta tal cantidad (más que cualquier otra en proporción al tamaño), que provoca asfixia rápidamente y, consecuentemente, la muerte. Además, son muy agresivas y fácilmente reconocibles porque cuando se sienten amenazadas, levantan sus patas delanteras.

Como datos impactantes, cabe destacar que en hombres, la neurotoxina provoca erecciones dolorosas (de hecho, se está estudiando su veneno como posible tratamiento para la disfunción eréctil). En 2013, una familia de Londres tuvo que marcharse de su casa y fumigarla porque compraron una bolsa de bananas de Brasil y, al abrirla, cayeron cientos de arañas de este tipo, cosa que no había sido detectada en ninguna de las frases de producción ni de transporte.

Araña errante

Referencias bibliográficas

  • Rahmani, F., Khojasteh, S.M.B., Bakhtavar, H.E. et al (2014) “Poisonous Spiders: Bites, Symptoms, and Treatment; an Educational Review”. Emergency.
  • Lucas, S.M. (2015) “The history of venomous spider identification, venom extraction methods and antivenom production: a long journey at the Butantan Institute, São Paulo, Brazil”. Journal of Venomous Animals and Toxins including Tropical Diseases.
  • Zavala, J.T., Díaz Sánchez, J.G., Vega, S. et al (2004) “Picaduras por alacranes y arañas ponzoñosas de México”. Revista de la Facultad de Medicina UNAM.
TÓPICOS
Animales
Pol Bertran Prieto

Pol Bertran Prieto

Microbiólogo y divulgador

Pol Bertran (Barcelona, 1996) es Graduado en Microbiología por la Universidad Autónoma de Barcelona. Máster en Comunicación Especializada con mención en Comunicación Científica por la Universidad de Barcelona. Apasionado por la divulgación de la salud y la medicina y aficionado del deporte y el cine.