34 ejemplos de Moral y Ética (para la vida diaria)

Día a día nos encontramos con dilemas y problemas de carácter ético o moral cuya resolución determinan nuestro comportamiento y definen nuestra personalidad. Veamos algunos ejemplos de ética y moral en la vida cotidiana.

Ejemplos moral y ética

La ética y la moral son dos conceptos abstractos que históricamente han sido estudiados por la Filosofía y que determinan, en gran medida, la existencia humana. Los valores éticos y la moralidad son dos pilares de las sociedades humanas que, si bien no son ni legislables ni regulables, sí que determinan nuestra forma de actuar y las conductas en una comunidad humana.

La moral es el conjunto de normas que rigen el comportamiento de las personas que forman parte de una cultura. No tiene carácter universal ni permanente. La moral es temporal y va variando dependiendo del contexto, con normas de conducta que aceptamos de manera inconsciente y que nos dan visiones sobre qué es “bueno” y qué es “malo” en función de dónde vivimos.

La ética, por su parte, es la rama de la Filosofía que estudia esta moral, investigando las reglas morales que rigen el comportamiento humano de una forma objetiva, siendo así un ejercicio teórico que reflexiona sobre los problemas morales para así ayudar a dirigir la conducta humana.

Pero más allá de estas interesantes reflexiones teóricas sobre la ética y la moral, lo que a nosotros, como individuos sociales, nos importa es con qué dilemas éticos y morales nos encontramos en nuestro día a día. Y en el artículo de hoy, para ver cómo debe obrarse de acuerdo a estos conceptos abstractos, vamos a ver algunos ejemplos tanto de ética como de moral. Empecemos.

Moral y ética: ejemplos para nuestra vida cotidiana

Día a día nos encontramos con dilemas y problemas de carácter ético o moral cuya resolución defina nuestra personalidad y determina nuestro comportamiento como miembros de una sociedad. Veamos algunas de las máximas tanto de la ética como de la moral para saber cómo adecuarnos a estas normas que buscan lo mejor para la comunidad.

1. Respetar nuestra vida y la de los demás

Una de las máximas de la ética y la moral. La vida es un regalo que debemos proteger. Y esto se aplica tanto en nosotros mismos como en los demás. Así pues, debemos obrar siempre respetando nuestra vida y la de las personas que nos rodean. Si todos siguiéramos este principio, la sociedad sería mucho mejor.

Respetar vida

2. Decir la verdad

Mentir es uno de los peores actos que podemos cometer de acuerdo a las consideraciones éticas y morales. Así pues, para vivir según unos principios óptimos, debemos decir siempre la verdad y no engañar a las personas que nos rodean para obtener beneficios.

3. Alegrarse por los logros de los demás

Uno de los errores que tendemos a cometer es frustrarnos por los éxitos de las personas que nos rodean. Para obrar de acuerdo a las normas morales y éticas, debemos alegrarnos por los logros de los demás, especialmente si son nuestros seres queridos los que han conseguido algo. De este modo, crearemos un ambiente mucho más positivo a nuestro alrededor.

4. No hacer trampas

Debemos ser honestos siempre. Y es que por la ética y la moral, hacer trampas es uno de los peores actos que podemos cometer. Es cierto que estas nos pueden conducir por un camino más rápido y fácil, pero, sin duda, el camino del esfuerzo y la constancia es mucho más enriquecedor para nosotros. La perseverancia, el sacrificio y la honestidad son valores esenciales en la sociedad.

5. Ser leal

La lealtad es uno de los valores éticos y morales más importantes y que debe acompañarnos siempre. Y la hipocresía o deslealtad, uno de los actos más despreciables. Debemos ser leales con las personas de nuestro grupo social, especialmente familia, amigos y parejas, siempre y cuando estos no sean desleales con nosotros o se comporten de forma que atenten con otros valores.

6. Tratar a los demás como nos gustaría que nos trataran

Una de las máximas de la ética y la moral. De hecho, es una de las reglas de oro en lo que a valores morales se refiere. No debemos hacer nunca a los demás lo que no deseamos que nos hagan a nosotros. Una premisa que, de ser aplicada por todos, haría del mundo un lugar mucho mejor.

7. No contradecir a nuestra cultura

Como hemos dicho, cada cultura tiene una moral asociada a la misma. Y para vivir en armonía en nuestra sociedad, debemos adecuarnos a los valores éticos y morales de la misma. Quizás sean distintos a los de otras culturas y puede incluso que no nos sintamos del todo identificados con ellos, pero para el bien común, no debemos contradecir (dentro de la libertad individual, por supuesto) estos valores.

8. Ser altruista y generoso

El altruismo y la generosidad son dos de los valores clave en lo que a ética y moral se refiere. Debemos ser generosos con las personas de nuestro alrededor y, sobre todo, serlo sin esperar nada a cambio. En esto se basa ser altruistas.

9. No ser envidioso

La envidia es un sentimiento humano y perfectamente normal que, sin embargo, en ocasiones puede convertirse en una emoción tóxica tanto para nosotros mismos como para los demás. Así pues, más que evitar la aparición de la envidia, debemos procurar que esta no se exprese con comportamientos negativos.

10. Vivir según la voluntad de Dios

Un valor esencial para los fieles de las religiones teístas. Y es que para los creyentes, vivir de acuerdo a la voluntad de Dios y de lo que se profesa en los textos sagrados es, sin duda, una de las máximas de su moral. Una premisa a través de la cual se debe vivir sin ofender a Dios y agradeciéndole nuestra existencia.

11. Ser honesto

La honestidad es uno de los valores más importantes. Es la cualidad de actuar rectamente y de acuerdo a la moral, especialmente en lo que se refiere al respeto de los demás y a la verdad. Así pues, ser honesto es una de las máximas de la ética.

Honestidad

12. Ser solidario

Una persona solidaria es aquella que apoya incondicionalmente a otras personas, especialmente en lo que a sus intereses y causas se refiere. Involucrarnos así con causas ajenas a las nuestras es una de las máximas de la moralidad.

13. Tener compasión

La compasión es un sentimiento muy asociado a la inteligencia emocional y que consiste en la tristeza que nos genera ver sufrir a alguien y que, a su vez, nos empuja a remediar su dolor. Las personas compasivas, aquellas que actúan con compasión con los que sufren, se adaptan perfectamente a este valor moral tan importante.

14. Ser tolerante

La tolerancia es aquella actitud a través de la cual respetamos las ideas y opiniones de los demás incluso cuando estas se contradicen con las nuestras propias. Así pues, ser tolerante es uno de los valores éticos y morales más importantes.

15. No pecar de falta de humildad

Una persona humilde es aquella que no hace ostentación de sus virtudes, pues es consciente de sus propias debilidades y limitaciones. La falta de humildad es algo muy negativo a nivel social, pues la humildad es una de las virtudes y valores morales más importantes.

16. Aceptar aquello que sea diferente

Cuando vivimos en sociedad, debemos ser conscientes de que vamos a convivir con culturas y personas distintas a lo que nosotros estamos acostumbrados. El respeto y la tolerancia se hace, en este contexto, esencial. Y es que para vivir de acuerdo a la moral, debemos aceptar y, sobre todo, respetar aquello que sea distinto.

17. Ser responsable

Especialmente cuando tenemos a otras personas que dependen de nosotros, algo que se aplica tanto a nivel familiar como a nivel empresarial, debemos ser responsables con ellas. La responsabilidad es uno de los valores más importantes a nivel ético y moral.

18. Tener empatía

La empatía es la habilidad socioemocional que nos permite ponernos en la piel de los demás, al ser capaces de analizar sus emociones y sentimientos. Evidentemente, tener empatía es uno de los valores más enriquecedores a nivel de relaciones humanas.

19. Tener caridad

La caridad es el sentimiento que nos impulsa a ayudar a las personas más necesitadas. Tener caridad y, como personas que tienen lo que necesitan, ofrecer ayuda a aquellas que tienen menos, es uno de los valores morales y éticos más positivos.

Caridad

20. Defender la justicia

La justicia tiene muchas acepciones diferentes. Como valor moral, la justicia es aquello que nos impulsa a obrar dando a cada uno lo que merece y a juzgar a los demás teniendo como guía a la verdad. Defender la justicia y ser justos es clave para la moral.

21. Ser transparente

Una persona transparente es aquella que es sincera y que prefiere mostrar la realidad tal y como es incluso cuando tal acto puede ser negativo para ella. La transparencia es un valor moral que genera confianza y seguridad.

22. Promover la libertad

La libertad es la capacidad de actuar por voluntad propia, sin estar sometido a la voluntad de otras personas. Es un derecho humano fundamental y nosotros, como individuos de una sociedad, debemos obrar moralmente para que todo el mundo de nuestro alrededor sea plenamente libre.

23. Defender la equidad

La equidad es un valor que consiste no en dar a todos lo mismo, sino ofrecer a cada uno tanto lo que merece como lo que necesita para así hacer de la sociedad un lugar verdaderamente justo. Defender esta cualidad y promoverla es una de las máximas de la moral.

24. Tener compromiso

Cuando nos comprometemos con alguien a hacer algo, debemos seguir hasta el final hasta hacerlo. La falta de compromiso es uno de los mayores venenos de la sociedad, por lo que las personas que se comprometen y cumplen con aquello prometido obran de acuerdo a los valores morales.

25. Comportarnos bien en público

En la privacidad, podemos hacer lo que queramos. Por eso somos libres. Pero cuando estamos en público, hay una serie de normas sociales y de convenciones culturales que debemos respetar para no alterar la armonía de la comunidad en la que nos encontramos.

26. Respetar a las instituciones

Evidentemente, podemos (y debemos) criticar a las instituciones y organizaciones gubernamentales para lograr cambios sociales. Pero siempre desde el respeto, pues para lograr una convivencia sana, las instituciones y el pueblo deben ser amigos, no enemigos.

27. Pagar las deudas

Cuando nos prestan algo, especialmente dinero, tenemos la obligación moral de devolver, en el plazo estimado, dicho préstamo. Y sobre todo cuando aquel que nos da el dinero es una persona de nuestro círculo íntimo, pagar las deudas con él es una importante obligación moral.

28. No forzar sin consentimiento

Como hemos dicho, debemos promover la libertad de las personas. Y en este contexto se incluye también el de nunca forzar a otra persona a nada (algo que no solo se relaciona con el ámbito sexual) y siempre tener el consentimiento del otro cuando una acción vaya a repercutir en su vida.

29. No robar

Robar es uno de los peores actos que podemos cometer y que más atenta contra la moral y la ética. Nunca debemos quitar a una persona algo que le pertenece. Y menos aún haciendo uso de la violencia o de la intimidación verbal.

30. Actuar con honradez

Una persona es honrada cuando actúa con rectitud de ánimo u de forma íntegra, obrando de forma correcta a nivel social. Así pues, la honradez es uno de los valores éticos y morales más importantes y enriquecedores.

31. Dar prioridad a personas vulnerables

Uno de los valores morales más importantes es el de dar prioridad siempre y en cualquier contexto a las personas vulnerables y/o más necesitadas, como los ancianos, los niños, las personas en riesgo de exclusión social o las personas enfermas.

Ayudar anciano

32. Proteger a los niños

Como adultos, debemos proteger a los más pequeños. No hay nada peor que alguien que hace daño físico o verbal a un niño, pues son seres inocentes y sin maldad. Así pues, nuestra obligación moral es la de proteger siempre a los niños de cualquier mal.

33. Denunciar los actos incorrectos

Es nuestra obligación moral y ética la de denunciar los actos incorrectos, especialmente aquellos que atentan contra la legalidad del país en el que vivimos. De este modo, ayudaremos a preservar tanto la justicia como la moralidad.

34. Cuidar los espacios públicos

Los espacios y bienes públicos son lugares que todos compartimos y que son mantenidos gracias al dinero de nuestros impuestos. Así pues, una de nuestras obligaciones morales como miembros de una comunidad es la de preservar estos espacios públicos.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies