Las 10 sustancias más ácidas del mundo

Un ácido es un compuesto químico que, en una solución acuosa, libera iones hidrógeno y que tiene un pH por debajo de 7. Pero, ¿cuál es la sustancia más ácida que existe? Veámoslo.
Sustancias más ácidas del mundo

Año 1979. Las salas de cine de todo el mundo se llenan por el estreno de la película de culto “Alien: el octavo pasajero”. En esta cinta de ciencia ficción y terror, vemos una criatura cuya sangre es tan increíblemente corrosiva que no solo disuelve la carne humana en pocos segundos, sino el propio metal de la nave espacial.

Puede parecer algo sacado de la más pura fantasía cinematográfica, pero lo cierto es que en el mundo existen algunas sustancias que, si bien no son tan extremas ni se obtienen de los vasos sanguíneos de un extraterrestre asesino, se asemejan bastante.

El mundo de la Química es apasionante y en él se esconden algunas sustancias que llevan las propiedades ácidas hasta el extremo. Muchos compuestos de la naturaleza tienen un pH por debajo de 7 y, por lo tanto, liberan iones hidrógeno en solución acuosa (que es lo que hace que un ácido sea un ácido), pero pocas merecen entrar en una lista de las sustancias más ácidas del mundo.

Prepárate para embarcarte en un asombroso viaje en dirección hacia la sustancia más ácida y destructiva que existe. No será obtenida de la sangre de un xenomorfo, vale, pero sí que parece sacada de una película de ciencia ficción e incluso de terror. Empecemos.

¿Qué es exactamente un ácido?

Antes de presentar la lista con las sustancias más ácidas del mundo, es muy importante entender la química detrás de ellos. Un ácido es toda aquella sustancia que, en solución acuosa, libera iones de hidrógeno y que forma sales cuando se combina con determinados metales.

Millones de compuestos en la naturaleza cumplen con estas condiciones y no debemos pensar en ellos como destructivas sustancias que disuelven nuestra carne si entran en contacto con la piel. La cerveza, la leche, los refrescos de cola, el zumo de naranja, los limones, el café… No todos los ácidos son igual de fuertes.

Por ello, es necesario introducir el concepto de pH. El pH (potencial de Hidrógeno) es un valor que indica, a escala, la concentración de iones de hidrógeno en una solución. Y esta medida nos ayuda a determinar la acidez o alcalinidad de una mezcla de sustancias químicas.

En este sentido, el pH, que a nivel más técnico se obtiene del opuesto del logaritmo en base 10 de la actividad de los iones hidrógeno, permite obtener una escala que va desde el 0 hasta el 14; siendo el 0 el máximo de acidez y el 14 el máximo de alcalinidad.

Entre 0 y 6 de pH, indica que una sustancia es ácida. Un pH de 7 indica que la sustancia es neutra (como el agua pura). Y un pH entre 8 y 14 indica que una sustancia es básica o alcalina. De este modo, tenemos que la sosa cáustica tiene un pH de 14, la lejía de 11,5, el agua de mar de 8,2, la sangre de 7,4, el té de 5,5 y el ácido gástrico de 2, por ejemplo.

Como hemos podido deducir, para encontrar las sustancias más ácidas del mundo, tenemos que descubrir cuáles son las que tienen un pH más bajo y más cercano al 0, que es el máximo de acidez que puede existir. Vamos en búsqueda, pues, de aquellos compuestos que, en solución acuosa, tengan más actividad de liberación de iones hidrógeno.

¿Cuál es la sustancia química más ácida que existe?

Después de entender qué son los ácidos y qué papel juega el estudio del pH de una sustancia, estamos más que preparados para empezar nuestro viaje. Antes de iniciarlo, sin embargo, tenemos que dejar claro que existen muchísimas sustancias muy ácidas, por lo que no podemos recogerlas todas.

Lo que haremos, pues, será ofrecer un ránking representativo, empezando por sustancias ligeramente ácidas que conocemos (y con las que podemos comparar) y, aunque algunas de por medio, terminando con las que sí son las más ácidas y, evidentemente, con el rey de todos los ácidos. Este es el top que hemos preparado, indicando al lado del nombre el pH del compuesto en cuestión. (Nota: un pH de 4 es 10 veces más ácido que uno de 5 y 100 veces más ácido que uno de 6).

10. Lluvia ácida: 5,5

Una buena forma de empezar este viaje es con la tan famosa lluvia ácida. Y es que este fenómeno, que sucede cuando la humedad del aire se mezcla con compuestos volátiles ácidos como el óxido de nitrógeno, el trióxido de azufre o el dióxido de azufre procedentes de las emisiones gaseosas de determinadas industrias, responde bastante bien a la imagen que tenemos de un ácido causando problemas. Y aun así, su pH es de “solo” 5,5 (aunque depende de la gravedad de la situación), por lo que nuestro siguiente compuesto, es más de 100 veces más ácido que ella.

Lluvia ácida

9. Ácido gástrico: pH de 4

Continuamos con otro ácido que conocemos bien. Y no solo eso, sino que tú mismo eres una fábrica de él. Nuestro estómago dispone de células productoras de ácido clorhídrico que, mezcladas con otras sustancias, dan lugar al ácido gástrico, un compuesto extremadamente ácido que permite que los alimentos pasen a ser líquidos. Este ácido gástrico, en condiciones normales, tiene que encontrarse en un pH de entre 3,5 y 4. Y esta “baja” acidez ya es suficiente para disolver los alimentos que introducimos en el estómago. Y vamos por el puesto número 9. ¿Qué nos depararán las siguientes posiciones?

8. Ácido crómico: pH de 3

De un pH de 4 damos un importante salto a un pH de 3. El ácido crómico es otra de las sustancias más ácidas de la naturaleza y suele ser utilizado como agente limpiador en la industria, especialmente del cristal y de los enchapados. En el pasado se usaba como blanqueador para teñir el pelo, pero la concienciación acerca de su riesgo no solo para la salud humana, sino para el medio ambiente, hizo que su uso quedara relegado al ámbito industrial. Es 10 veces más ácido que los jugos gástricos, así que qué decir tiene que este compuesto puede quemar peligrosamente la piel humana.

Ácido crómico

7. Ácido acético: pH de 2,4

El ácido acético seguramente lo relaciones con el vinagre. Pero no puede ser que algo que comemos sea más ácido que el ácido crómico, ¿verdad? No te asustes, pero sí. El ácido acético tiene un pH de 2,4 y se utiliza en, además de la producción de disolventes para tintas, pinturas y revestimientos y para el tratamiento del cáncer, en la industria alimentaria para obtener vinagre. Pero que no cunda el pánico. Solo el 4% del vinagre es ácido acético. Y este pequeño porcentaje ya es suficiente para que tenga un sabor bastante ácido. Imagina la acidez del ácido acético puro. Y no hemos hecho más que empezar.

6. Ácido bromhídrico: pH de 1,6

Continuamos nuestro viaje y nos topamos con el ácido bromhídrico, el cual es ya un ácido considerado como fuerte. Estamos hablando de un pH de 1,6, por lo que es más de 100 veces más ácido que los jugos gástricos. Es utilizado para elaborar productos químicos y farmacéuticos, pero reacciona violentamente con sustancias básicas (pH alcalino) y es muy corrosivo, siendo altamente irritante para la piel y los ojos. Y aun así, quedan sustancias muchísimo más ácidas.

5. Ácido nítrico: pH de 1,2

El ácido nítrico es utilizado generalmente en la producción de tintes, plásticos e incluso explosivos incluidos el TNT y la nitroglicerina. Queda claro, pues, que no es algo con lo que hacer caramelos. Con su pH de 1,2, en contacto con la piel, provoca quemaduras graves, formación de úlceras, amarillamiento de la piel y dermatitis intensa. Y no es de extrañar, pues esta sustancia ya es capaz de disolver metales. Y vamos todavía por el puesto número cinco.

Ácido nítrico

4. Ácido clorhídrico: pH de 1,1

Algo más arriba en la escala de acidez nos encontramos con un clásico: el ácido clorhídrico. Esta sustancia, con un pH de 1,1, solo con entrar en contacto con la piel o con cualquier órgano o tejido (como los ojos), los empieza a disolver al instante. Suele utilizarse para producir baterías, fuegos artificiales y materiales de construcción, pero es, sin duda, uno de los compuestos más peligrosos que existen.

3. Ácido fluorhídrico: ph de 1,0

Entramos en las tres últimas posiciones. Con un pH de 1 y, por lo tanto, siendo 1.000 veces más ácido que los jugos gástricos, nos encontramos con el ácido fluorhídrico, un compuesto utilizado en la industria para limpiar metales. Con su extrema acidez, en caso de que te caiga sobre la piel, provocará una muy rápida disolución de tus tejidos. De hecho, a un técnico de laboratorio le cayó en la pierna este compuesto y, pese a limpiarlo rápidamente, perdió la extremidad. Y es que no solo disuelve tejidos orgánicos, sino también vidrio, caucho, cemento e incluso hierro.

2. Ácido sulfúrico: pH de 0,5

En segunda posición nos encontramos con el ácido sulfúrico. Con un pH de 0,5, está muy cerca del máximo de acidez, aunque superado, de lejos, por el rey que comentaremos más adelante. El ácido sulfúrico es utilizado extensamente en la elaboración de tintes, explosivos, lubricantes, baterías, pinturas, fertilizantes, etc, pero en concentraciones elevadas y en contacto con agua, provoca una reacción increíblemente corrosiva que “se come” en instantes cualquier estructura orgánica o inorgánica.

1. Ácido fluoroantimónico: la sustancia más ácida del mundo

Llegamos al rey absoluto. Una sustancia que directamente se sale de los márgenes del pH. El ácido fluoroantimónico se obtiene artificialmente al mezclar el fluoruro de hidrógeno con el pentafluoruro de antimonio y es el ácido más ácido (valga la redundancia) del mundo.

Estamos hablando de una sustancia que, a nivel químico, es 20 quintillones de veces más ácida que el ácido sulfúrico. Sí, has leído bien. El ácido fluoroantimónico es 20 millones de millones de millones de millones de millones de veces más fuerte que el ácido sulfúrico, que ocupaba la segunda posición.

Es utilizado exclusivamente en la industria de la ingeniería química para reacciones muy específicas en las que necesitamos eliminar los protones de de determinadas soluciones y para catalizar algunas reacciones en la industria petroquímica.

No existe una sustancia más corrosiva que esta, pues disuelve prácticamente todos los compuestos de la naturaleza (ni qué decir tiene que convertiría tu cuerpo en una “papilla” en cuestión de instantes). Sin duda, peor que la sangre del alien de la película de Ridley Scott.

Ácido fluoroantimónico
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies