Los 12 tipos de mamíferos (y sus características)

La clase Mammalia engloba más de 5.480 especies, casi todas ellas placentarias, como el ser humano. Un asombroso recorrido por la diversidad de los mamíferos.
Tipos mamíferos

La taxonomía es la ciencia que se encarga de la clasificación de los seres vivos que nos rodean. Si tenemos en cuenta que a día de hoy se han descrito entre 1,5 y 2 millones de especies y se hallan unas 18.000 más cada año, queda vigente la importancia de esta rama de la biología. Los profesionales especializados en ella tratan de ordenar en base a ciertos parámetros todos y cada uno de los entes orgánicos que nos rodean, con la finalidad de poder conservarlos en el presente y futuro.

Además, la taxonomía es esencial para comprender de dónde venimos y hacia dónde vamos a nivel evolutivo. La filogenética apoya a la taxonomía en su tarea clasificatoria, ya que permite la creación de árboles evolutivos según las semejanzas y diferencias genéticas entre todos los seres vivos del planeta. Gracias a estas técnicas, entendemos cuáles son los ancestros comunes de los taxones e, incluso, qué adaptaciones podríamos esperar de ellos en un futuro.

Con base en estas premisas tan apasionante, hoy venimos a traerte un enfoque tanto taxonómico como filogenético de la clase de los mamíferos (Mammalia), que engloba a día de hoy un total de 5.486 especies, entre las que se encuentra el ser humano. No te lo pierdas.

¿Cómo se clasifican los mamíferos?

Responder a esta respuesta no es tan sencillo como parece, pues los criterios taxonómicos en los vertebrados van mucho más allá de 3 o 4 grupos. Todos los mamíferos pertenecen a la superclase Tetrapoda y a la clase Mammalia, pero a partir de aquí, la cosa se complica considerablemente. Por ejemplo, dentro de la clase que aquí nos atañe encontramos a la subclase Prototheria y Theria que, a su vez, se subdivide en la infraclase Metatheria y Eutheria.

No tenemos interés en sumerginos en conglomerados filogenéticos demasiado complejos, así que vamos a tomar un enfoque utilitario: te presentamos los 12 órdenes o grupos de mamíferos más comunes en la naturaleza, independientemente de su localización a nivel de infraclase, subclase, tribu y otras agrupaciones taxonómicas solo útiles en terrenos muy especializados. Vamos a ello.

1. Monotremas (Monotremata)

Los mamíferos englobados en el orden Monotremata son los únicos representantes vivos de la subclase Prototheria, es decir, aquellos ovíparos que ponen huevos. En este taxón encontramos a algunos de los vertebrados superiores más enigmáticos que se han descrito hasta ahora, pues el ornitorrinco o el equidna parecen seres fantásticos sacados de una fábula.

Estos animales presentan sinapomorfías (una novedad evolutiva que permite diferenciarlos del resto) extremadamente raras en el reino animal, como la ausencia de dentición, la presencia de un espolón en las patas posteriores en machos, un cráneo con una estructura ósea en forma de pico y una reproducción mediante huevos, condición ovípara.

Ornitorrinco

2. Marsupiales (Marsupialia)

Este taxón no es tan sencillo de describir como el anterior, pues Marsupialia es una infraclase y, por tanto, contiene en sus árboles filogenéticos a diversas agrupaciones diferentes antes de llegar al nivel de género y especie. Te las contamos de forma somera:

  • Orden Didelphimorphia: son marsupiales de tamaño medio que alcanzan el porte aproximado de un gato. Las zarigüeyas y afines se encuentran en este orden, englobando un total de 92 especies vivas.
  • Orden Paucituberculata: actualmente solo existen 7 especies dentro de este grupo taxonómico, conocidas como zarigüeyas-musaraña. Era un orden muy extenso, pues hay registros de más de 60 especies que ya no habitan la Tierra.
  • Magnorden Australidelphia: incluye 6 órdenes diferentes, casi todos ellos endémicos de Oceanía.

Como puedes observar, estamos ante una infraclase extremadamente variada, que engloba desde zarigüeyas (Didelphimorphia) hasta los canguros (Australidelphia, orden Diprotodontia). De todas formas, todos estos mamíferos tienen algo en común: su prole nace muy poco desarrollada y crece y se alimenta en el marsupio, una bolsa situada en el vientre de la madre que contiene glándulas mamarias productoras de leche.

3. Quirópteros (Chiroptera)

Entramos en la infraclase Eutheria, es decir, los mamíferos que tienen un desarrollo placentario al uso (como el ser humano). Más de 5.200 especies de mamíferos se encuentran englobadas en este taxón, así que se asume que es la estrategia evolutiva más viable en lo que a desarrollo se refiere en la gran mayoría de ambientes de la Tierra.

Por su parte, los quirópteros empiezan a sonar más en la cultura general: estamos hablando de los murciélagos, un orden que engloba a más de 1.000 especies, es decir, casi un quinto de todos los mamíferos descritos hasta ahora en el planeta.

Estos mamíferos destacan por su capacidad de emitir sonidos en frecuencias ultrasónicas, de 14.000 a 100.000 Hz, cuando el oído humano a duras penas registra 20.000 Hz. Los murciélagos se conciben como mamíferos ávidos de sangre y ciegos, pero la realidad es que el 70 % de ellos son insectívoros y poseen una visión relativamente competente, ya sea en blanco y negro o a color.

Murciélago

4. Primates

El orden Primates también es otro taxón de complejo abordaje, pues se divide en 2 subórdenes que engloban especies muy diferentes entre ellas: estrepsirrinos y haplorrinos.

Los estrepsirrinos (cuyo término significa nariz torcida) engloban a los loris y lémures, que presentan un aparato nasal humedecido, como el que podemos observar en perros y gatos. Las especies representantes más típicas son de Madagascar, aunque otros géneros habitan en partes del mundo diferentes.

Por otro lado, los haplorrinos (nariz seca) no requieren mucha presentación, pues en este orden nos encontramos nosotros. De todas formas, antes de llegar a los simios propiamente dichos (Simiiformes) tenemos que nombrar al infraorden Tarsiiformes, que engloba a los monos tarseros, aquellos pequeños animales achuchables con ojos enormes y largos dedos endémicos de Asia.

Primates

5. Xenartros o desdentados (Xenarthra)

De nuevo, estamos ante un superorden y no un orden propiamente dicho, así que en este taxón es necesario realizar una escisión rápida: los órdenes Pilosa y Cingulata. El orden Pilosa engloba a osos hormigueros, perezosos y tamandúas, mientras que el Cingulata se ve representado por muy pocas especies, aquellas que a día de hoy conocemos como armadillos.

Los xenartros se diferencian del resto de placentarios por tener una dentición degradada o ausente, una visión monocromática, una tasa metabólica muy baja y una espina dorsal más articulada que la del resto de mamíferos. Por todas estas características, este superorden engloba seres vivos muy singulares, como todos los osos hormigueros (vermilinguos).

6. Roedores (Rodentia)

El orden rodentia es otro que no requiere presentación, pues todos conocemos a las ratas, hamsters, ardillas, castores y muchas más especies. Son el orden de mamíferos más grande, pues recoge a más de 2.280 especies a día de hoy. Si tenemos que destacar a estos animales en algo, sin duda sería su poderosa dentición, caracterizada por la presencia de unos incisivos muy prominentes y esenciales para la explotación de su nicho ecológico.

7. Lagomorfos (Lagomorpha)

Aunque muchos los confunden con roedores, lo cierto es que los conejos y las liebres se encuentran catalogados en el orden de los lagomorfos. Este orden es muy reducido, pues solo abarca 2 familias: lepóridos (liebres y conejos) y el género Ochotona (Pikas).

Conejo

8. Insectívoros y eulipotiflanos (Insectivora y Eulipotyphla)

El grupo de los insectívoros a día de hoy ha sido abandonado a nivel filogenético, pues la mayoría de sus representantes se han movido al taxón de los eulipotiflanos (Eulipotyphla), que engloban a desmanes, erizos, topos, musarañas y otros muchos vertebrados de pequeño tamaño.

El orden Eulipotyphla comprende a unas 370 especies, caracterizadas por un estilo de vida primariamente fosorial y por el consumo de insectos como base de la dieta. En general, son animales solitarios y de hábitos nocturnos.

9. Sirenios (Sirenia)

Este orden engloba solamente a 4 especies vivientes, conocidos en la sociedad moderna como manatíes. Estos son mamíferos acuáticos, de cuerpo cilíndrico, comportamiento social y amigable y dieta herbívora. Debido a su pacífica naturaleza, muchos los conocen como vacas de mar.

10. Carnívoros (Carnivora)

Este reducido orden de mamíferos placentarios engloba a unas 260 especies, pero aun así muchas de ellas son ampliamente conocidas en la cultura general. Como su propio nombre indica, los carnívoros están primariamente especializados en el consumo de carne, aunque llama la atención que también se engloban en este taxón especies omnívoras (osos y mapaches) o completamente vegetarianas (pandas).

El orden de los carnívoros no requiere presentación, pero es necesario destacar que se escinde en 2 subórdenes muy diferentes: caniformes (lobos, perros, zorros, mapaches, etc.) y feliformes (gatos, leones, panteras, hienas, vivérridos, etc.). Desde una foca hasta un hurón, pasando por todos los felinos que se te ocurran, los carnívoros dominan las cadenas tróficas de los ecosistemas.

Leones

11. Artiodáctilos (Artiodactyla)

Los artiodáctilos y los perisodáctilos son el grupo de mamíferos placentarios que normalmente se conocen como “hervíboros”. Por su parte, los artiodáctilos presentan extremidades con un número par de dedos, de los cuales suelen apoyar solo 2, el tercero y el cuarto.

Aquí encontramos a los mamíferos ungulados de dedos pares, que seguro te sonarán de bosques, sabanas y otros ecosistemas cercanos a los núcleos humanos. Dentro de este taxón se engloban jabalís, jirafas, renos (y todos los rumiantes)´y muchos más. Cabe destacar que en este taxón también se encuentran los cetáceos (ballenas, orcas y afines), pues evolucionaron de mamíferos terrestres con características de ungulados.

Los artiodáctilos recogen unas 270 especies terrestres, entre las que se encuentran muchas de uso humano. Sin ir más lejos, los cerdos, las vacas, las alpacas, las cabras y los camellos son animales artiodáctilos. Por estos motivos, este orden de mamíferos es el que quizás más esencial ha sido para la historia humana.

12. Perisodáctilos (Perissodactyla)

A diferencia de los artiodáctilos, los mamíferos de este orden presentan un número impar de dedos. Los caballos son los perisodáctilos más famosos, aunque también se engloba en este orden a las cebras, rinocerontes y tapires. Son un taxón muy escaso, pues solo recoge unas 17 especies.

Cebra

Resumen

¿Qué te ha parecido este impresionante recorrido por la clase Mammalia? Desde luego, la taxonomía tiene muchas sorpresas reservadas para quien la consulta, pues nadie piensa en primera instancia que una ballena y un ciervo comparten ancestro común, o que un panda estaría englobado dentro del orden de los carnívoros.

Seguramente nos habremos dejado alguna especie en el tintero, pues, sobre todo, el orden Primates y la infraclase Marsupialia engloban una diversidad de grupos tan drástica que es difícil abordar todo su terreno. De todas formas, si queremos que te quedes con una idea, es la siguiente: la taxonomía y la filogenia van mucho más allá del aspecto externo de los animales y, por ello, a veces se encuentran en los mismos órdenes y grupos seres vivos completamente diferentes.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies