Reino Animal: características, anatomía y fisiología

El reino animal está constituido por las más de 953.000 especies de animales que hemos identificado. Un repaso del origen, evolución y características de este reino donde estamos los seres humanos.
Reino animal

Desde nosotros, los seres humanos, hasta las medusas, pasando por los tigres, las arañas, las esponjas de mar, las hormigas, los elefantes… El reino animal es increíblemente diverso y asombroso. De hecho, es el grupo de eucariotas con mayor número de especies.

Y es que si bien de plantas hay identificadas 215.000 especies, de hongos, 43.000 y de protozoos, 50.000, el número de especies animales registradas a día de hoy es de 953.000. Y esta cifra, que ya de por sí es inmensa, empequeñece cuando descubrimos que la diversidad real sería de 7.700.000 de especies.

Nos faltan más de 7 millones de especies animales por identificar, por lo que estamos ante un reino increíblemente variado que, pese a que no domina el mundo en lo que a biomasa se refiere (las plantas y bacterias nos superan), sí que dominamos la biodiversidad.

Pero, ¿qué características compartimos todos los animales? ¿Qué es lo que determina que conformemos un reino? ¿Cuál es nuestro origen? ¿Todos tenemos el mismo metabolismo? ¿Estamos formados por el mismo tipo de células? ¿Por qué somos el grupo más diverso? En el artículo de hoy responderemos a estas y otras preguntas sobre el reino animal. Nuestro reino.

¿Qué son los animales?

El reino animal incluye a todas las especies animales, también conocidos como metazoos, del mundo. Pero, ¿qué es lo que determina que un ser vivo sea un animal? Pues muchas cosas, pero la más básica y de la que derivan todas es que están formados por células animales.

Y esto, pese a que parezca una obviedad, es el pilar de todo. Los animales somos organismos pluricelulares fruto de la agregación de células animales que se especializan para formar órganos y tejidos más o menos complejos.

Y estas células animales, además de ser, evidentemente, eucariotas (con un núcleo delimitado y unos orgánulos celulares en el citoplasma), tienen la posibilidad de desarrollar morfologías y funciones increíblemente diversas, pues no están tan limitadas como las células vegetales o fúngicas.

Pero, ¿qué significa que no estén limitadas? Pues que las células de las plantas y de los hongos están cubiertas por una pared celular (de celulosa y de quitina, respectivamente), una estructura que rodea la membrana plasmática y que, pese a que les da rigidez, les limita mucho en lo que a forma se refiere.

Las células animales, en cambio, son células “desnudas” en el sentido que no tienen ninguna pared celular. Al estar la membrana plasmática libre, las células pueden adquirir formas mucho más variadas, lo que les permite desarrollar funciones también más diversas, especializándose así en grupos celulares que conocemos como tejidos.

Células animales

Dicho de otra manera, pese a que las plantas y los hongos puedan desarrollar tejidos, la variedad es mucho menor. Los animales, en cambio, podemos disponer de células increíblemente diversas y diferentes entre ellas, como neuronas, células musculares, células epiteliales, células renales, células hepáticas, etc.

Por lo tanto, esta ausencia de pared celular ha permitido que las células animales se especialicen en órganos y tejidos muy diversos, cosa que explica la enorme biodiversidad de especies. Todos los animales somos fruto de una agregación de células animales (las personas, por ejemplo, somos la suma de 3 millones de millones de células), pero estas permiten una increíble variedad morfológica.

Y la ausencia de esta pared celular no es, en absoluto, una casualidad. La desaparición de esta estructura tiene mucho sentido a nivel evolutivo, pues debido a nuestra forma de nutrición, las células tenían que tener la membrana libre para poder absorber los nutrientes.

Y como consecuencia de esta posibilidad de variabilidad celular, somos el reino de seres vivos (sin contar a las bacterias y a las arqueas) con mayor número de especies. Y es que, pese a que evidentemente hay más plantas que animales (lo contrario sería totalmente insostenible), hay 5 veces más especies de animales que de plantas.

A día de hoy, hay registradas 953.000 especies de animales (900.000 de las cuales son insectos), aunque se estima que el número real de especies sería de 7,7 millones. Todavía nos quedan infinidad de asombrosas especies por descubrir.

Las 15 principales características del reino Animalia

Parece imposible que los humanos compartamos muchas características con las medusas, pero por el simple hecho de ser animales (o metazoos), sí que lo hacemos. Y a continuación presentamos una selección de las propiedades morfológicas, fisiológicas, ecológicas y metabólicas de los seres vivos del reino animal.

1. Son eucariotas

Junto con las plantas, los hongos, los protozoos y los cromistas, los animales constituyen el dominio Eurkarya, lo que significa que absolutamente todas las células de todos los animales son eucariotas, es decir, tienen un núcleo delimitado donde se guarda el ADN y hay orgánulos celulares en el citoplasma. En la otra cara de la moneda tenemos a los procariotas (bacterias y arqueas), que carecen de ambas propiedades.

2. Son pluricelulares

Absolutamente todas las especies de animales son pluricelulares, es decir, nacen de la agregación y especialización de células que trabajan coordinadamente para cumplir con las funciones vitales del organismo. No hay ni un solo animal unicelular.

3. Son heterótrofos

Absolutamente todas las especies de animales son heterótrofas, lo que significa que, como fuente de carbono y de energía, necesitan consumir materia orgánica. Es decir, todos los animales tienen que alimentarse de otros seres vivos, ya sea de plantas (herbívoros), de otros animales (carnívoros) o de ambos (omnívoros). Al igual que los hongos, los animales no pueden realizar jamás la fotosíntesis.

Animales heterótrofos

4. La digestión es intracelular

Como vemos, tanto los animales como los hongos son heterótrofos, pero hay un aspecto clave que los diferencia. Y es que mientras los hongos realizan una digestión extracelular de los nutrientes y posteriormente los absorben (las moléculas son tan pequeñas que pueden atravesar la pared celular), la digestión animal se da a nivel intracelular.

Es decir, los animales realizan una endocitosis de los nutrientes complejos, lo que significa que los hacen entrar a través de la membrana para ser digeridos en el citoplasma. Al ser partículas más grandes, las células animales no podían tener pared celular como los hongos. Por lo tanto, esta digestión intracelular es la razón por la que las células animales carecen de pared.

5. Forman tejidos especializados

A excepción de los poríferos (como las esponjas de mar), que son los animales más primitivos, todos los animales son tisulares, cosa que significa que sus células se especializan morfológica y funcionalmente para agregarse en tejidos e incluso órganos. Este grado de complejidad no se observa en ningún otro reino y permitió la aparición de sistemas complejos, como el circulatorio, el nervioso, el respiratorio, el excretor, etc.

6. Son aerobios

Prácticamente todos los animales son aerobios, es decir, consumen necesariamente oxígeno, pues las mitocondrias de las células animales necesitan este compuesto para generar energía. Y decimos prácticamente porque hay un filo de animales que rompe la regla. Se trata de los loricíferos, un grupo que incluye 28 especies cuyas células no tienen mitocondrias, por lo que se han especializado en vivir en ambientes sin oxígeno.

Lobo aerobio

7. Se reproducen sexualmente

Absolutamente todas las especies de animales se reproducen sexualmente, por lo que hay un proceso de meiosis para formar gametos genéticamente únicos que, al unirse, darán lugar a un individuo. Más allá de esto, la variedad de formas de reproducción es enorme. De todos modos, algunas pueden (además de sexualmente) hacerlo de forma asexual, como es el típico ejemplo de las estrellas de mar.

9. Tienen un desarrollo embrionario

Otra de las características de los animales es que tras esta reproducción sexual y posterior fecundación, el cigoto resultante se desarrolla por mitosis, formando un embrión que crece hasta dar lugar a un organismo adulto.

10. Pueden ser invertebrados o vertebrados

La diversidad animal es, básicamente, inabarcable, pero tradicionalmente se ha dividido el reino animal en dos grupos principales: vertebrados e invertebrados. Veamos qué representantes tenemos dentro de cada uno:

  • Invertebrados: Carecen de columna vertebral y representan el 95% de todas las especies animales. Tenemos a los artrópodos (insectos, arácnidos, crustáceos, etc), a los moluscos (como los calamares o las almejas), los poríferos (como las esponjas de mar), los nematodos (son gusanos circulares), los equinodermos (como las estrellas de mar), los cnidarios (medusas, corales y pólipos) y platelmintos (como la tenia) y a los anélidos (como las lombrices).

  • Vertebrados: Disponen de columna vertebral y son seres evolutivamente más avanzados. Representan el 5% de todas las especies animales. Tenemos a los mamíferos, anfibios, reptiles, peces y aves.

11. Aparecieron hace 750 millones de años

Los animales aparecieron (no por arte de magia, sino por la evolución de los protozoos) en los mares hace entre 750 y 700 millones de años, consistiendo en poríferos (los animales más primitivos) como esponjas de mar y cnidarios, como las medusas. El fósil animal más antiguo data de 665 millones de años y corresponde a una esponja.

Hace 541 millones de años tuvo lugar la Explosión Cámbrica, un fenómeno evolutivo que culminó con la aparición de los filos más avanzados de animales, además de con la colonización de tierra firme. Mucho tiempo tuvo que pasar hasta que, hace unos 200.000 años, apareciera el Homo sapiens, es decir, el ser humano.

Cnidarios

12. Disponen de sistema de movilidad

Otra característica importante de los animales y que los diferencia de plantas y hongos es que la inmensa mayoría (excepto los más primitivos, como los poríferos y los cnidarios) disponen de sistemas de locomoción activa. Es decir, pueden moverse.

13. Tienen algún tipo de simetría

A excepción, de nuevo, de los poríferos, todos los animales tienen algún tipo de simetría, es decir, una disposición más o menos regular de las estructuras corporales respecto a un eje. Los más primitivos tienen una simetría radial (como las estrellas de mar), pero la mayoría de animales tenemos una simetría bilateral, por lo que nuestro cuerpo puede dividirse en dos mitades prácticamente iguales a partir de un eje vertical.

14. Tienen sistema nervioso

A excepción, de nuevo, de los poríferos, todos los animales disponen de sistema nervioso. Las neuronas son células exclusivas de los animales y, dependiendo de lo evolucionado que esté el organismo, permitirán el desarrollo de un sistema nervioso más o menos complejo que permitirá la comunicación con el entorno. La culminación de este sistema nervioso es, sin duda, el cerebro humano.

15. Es el reino con mayor diversidad de especies

Como venimos diciendo, no es que los animales representen la mayoría de la biomasa de la Tierra (están superados por mucho por las bacterias y las plantas), pero sí que son el reino de eucariotas con mayor biodiversidad, pues se estima que podrían haber más de 7.700.000 de especies (la diversidad de plantas no se cree que sea mayor de 298.000 especies).

Y decimos de los eucariotas porque se cree que, de bacterias, podría haber 1.000.000.000 de especies, de las cuales, por cierto, apenas hemos identificado 10.000. Sea como sea, el reino animal es una verdadera proeza de la evolución. Y el ser humano es la prueba de ello.

Personas
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies