Los 15 mitos sobre la lactancia materna, desmentidos

La época de lactancia es un periodo maravilloso para la madre en su relación con el bebé, pero alrededor de ella hay mucha desinformación. Vamos a desmontar todos los mitos y leyendas urbanas acerca de la lactancia materna.
Mitos lactancia materna

Son muchos los mitos que existen referentes a la lactancia materna y son muchas las madres preocupadas por no saber si están alimentando bien a su hijo. Pero la lactancia es mucho más sencilla de como se plantea en ocasiones, no debemos cambiar tanto nuestra rutina de alimentación,de beber… Tan sólo será necesario que la madre lleve una alimentación equilibrada y sana.

Asimismo, el control de los horarios de toma de leche tampoco tienen que ser estrictos y dependerá de las veces que necesite cada bebé, siendo ellos los que decidan y marquen el ritmo de frecuencia de lactancia. En este artículo presentaremos algunos de los mitos más comunes sobre la lactancia y daremos argumentos y explicaremos porque estos mitos o creencias son falsas.

¿Cuáles son los mitos sobre la lactancia que deben desmontarse?

Es importante estar bien informada de cómo es una correcta lactancia y desmentir todos los mitos que hay acerca de ella, ya que lo único que hace es perjudicar la correcta realización de esta.

1. No podré producir la cantidad de leche necesaria para el bebé

Esta creencia es falsa ya que el cuerpo de la madre producirá la cantidad de leche necesaria para el bebé. Dos aspectos que sí que pueden afectar es la posición utilizada para dar el pecho que puede dificultar la succión o el número de veces que se amamanta a la criatura, que a más frecuencia más producción de leche.

Lactancia materna leche

2. Los pechos pequeños producen poca leche

Las mamas están formadas por distintas partes entre las que encontramos el tejido glandular, que es donde realmente se produce la leche y el tejido graso, que estaría más relacionado con el tamaño del pecho. De este modo, el tamaño del pecho será independiente de la cantidad de leche que se genere.

3. La lactancia materna deforma el pecho

La deformación o cambio que se producen en los pechos no depende tanto de amamantar o no al bebé sino que se verá más influida por las modificaciones y procesos por los que pasa el cuerpo de la mujer durante el embarazo o los factores genéticos. Los cambios en los niveles de grasa corporal y la edad son otras variables que también generan cambios en la forma de los pechos.

4. Dar el pecho duele

Este es un pensamiento completamente erróneo, ya que dar el pecho no debe causar dolor. Sí que al principio de empezar con la lactancia materna es posible que se note un poco de molestia, ya que el pezón es una zona del cuerpo muy sensible y detecta esta nueva sensación como extraña.

Pero pasado este corto tiempo para habituarse, no tiene que doler, no debemos considerar como normal la formación de grietas en el pezón ya que la aparición de estas y la continua sensación de dolor podrá significar o señalarlos que el niño no está realizando una adecuada succión o un correcto agarre al pecho o que hay algún otro tipo de problema como una infección. De este modo, será recomendable y muy importante consultar al médico, para actuar lo antes posible.

5. En periodo de lactancia es necesario beber más agua y leche y comer mayores cantidades de alimentos

Es completamente falso que durante la lactancia es necesario aumentar la toma de agua o de leche. Se recomendará a la madre beber cuando tenga sed, ya que se ha visto que de manera contraría a lo que se cree, tomar mucho líquido puede disminuir la producción de leche materna. Del mismo modo, no hay relación entre beber leche y producir más leche, dado que ningún otro mamífero necesita aumentar la toma de este alimento durante el periodo de lactancia y en el caso de querer aumentar los niveles de calcio, hay otros alimentos que aportan calcio al organismos como los frutos secos o algunos pescados.

Así pues tampoco aumentaremos la cantidad de alimento ingerido, no comeremos más, solo será necesario llevar una dieta saludable y equilibrada consumiendo distintos alimentos como verduras, frutas, cereales y proteína. De este modo, nos aseguramos que la madre esté bien nutrida y así nutra de manera correcta al bebé.

Lactancia comer

6. Durante la lactancia se debe controlar los alimentos que se come

Es habitual pensar que durante el periodo de lactancia se debe dejar de consumir ciertos alimentos que pueden cambiar el gusto de la leche como ajos o cebollas o alimentos que producen gases en quien los consumen como coliflor, judías o agua con gas, pero estas creencias no son correctas.

En primer lugar, tomar alimentos que modifiquen el gusto o color de la leche no es malo, ya que el bebé se acostumbrará sin problema a estas variaciones y es más, le puede beneficiar en un futuro, cuando se le introduzcan alimentos, para que así tolere mejor la variedad. El segundo punto, es completamente falsa la creencia que si tomo alimentos que me producen gases aumentarán también la producción de gases o cólicos en el bebé, no hay relación entre estos dos factores.

Por último, apuntar, que sí se recomienda controlar el consumo y no abusar de ciertos alimentos y si podemos evitarlos justo antes de dar el pecho. Estos serían alimentos que contienen cafeína, como la coca cola; teobromina, procedente del árbol del cacao como el chocolate o teofilina que se encuentra normalmente en el té.

7. Algunas madres pueden producir leche de mala calidad que repercutirá en el peso del bebé

Sí que hemos apuntado que es necesario y recomendable llevar una alimentación equilibrada, pero el cuerpo es sano y con el propósito de poder producir leche y alimentar a la cría, en casos extremos donde las madres no tiene una correcta alimentación como por ejemplo se daría en situaciones de pobreza, el organismo de la madre se encarga de buscar y extraer de las reservas maternas para que la leche sea adecuada y no le falten nutrientes al niño.

En los casos donde se observa bajo peso en el bebé las principales causas son un déficit en la cantidad de leche que se le proporciona, se alimenta poco o puede presentar otro problema no relacionado con la lactancia que debemos consultar al pediatra.

8. Los bebés deben alimentarse de los dos pechos

Este también es un pensamiento equivocado, ya que es posible que en una toma el bebé sólo se alimente de un pecho. La leche que se obtiene al principio de la toma es más acuosa y contiene más hidratos de carbono, en cambio la que se extrae al final es más rica en grasa, aportando mayor cantidad de calorías. Dado este motivo es importante que el niño vacíe bien el primer pecho para obtener todos los nutrientes y alimento necesario para no tener problemas de pérdida o no aumento de peso.

9. Como mi madre no pudo dar pecho yo tampoco podré

Como ya hemos mencionado anteriormente la producción de leche dependerá de la frecuencia con la que demos pecho, de este modo si disminuimos las tomas se producirá menos leche y viceversa y de la correcta posición cuando se amamanta al bebé. Por tanto, no tiene relación y es independiente del factor hereditario.

10. Se tiene que seguir un horario para dar el pecho al niño

Esta afirmación es falsa ya que no debe seguirse un horario preestablecido para alimentar al bebé, sino que será él quien decida y pida cuando tiene hambre y será en ese momento cuando le daremos de comer. Por tanto, sobre todo al principio el recién nacido necesitará más tomas, entre 8-12 o incluso más, y será él el que mejor nos indique cuando es preciso darle pecho para que esté bien nutrido y crezca sin problema.

Lactancia horario

11. No se puede tomar ningún medicamento cuando esté dando pecho

No todos los fármacos son iguales o afectan igual al organismo, de este modo, hay medicamentos que son seguros tomar cuando se está en periodo de lactancia. De este modo lo más adecuado será consultarlo con tu médico.

12. No puedes realizar deporte si estás en periodo de lactancia

Si que se intentará evitar ejercicios o deportes que puedan dañar el pecho, ya que este se encuentra más sensible. Pero es completamente falso que no se pueda realizar ningún tipo de deporte, ya que es necesario que la madre se mantenga en forma, en un buen estado de salud física.

13. Si estás dando pecho no puedes quedarte embarazada

Esta afirmación no es totalmente cierta, ya que para que la probabilidad de embarazo sea prácticamente nula durante el periodo de lactancia se debe cumplir las siguientes condiciones: que el bebé no sea mayor de 6 meses, que solo se alimente con leche materna y realizando tomas frecuentes y que pasado el parto aún no haya vuelto la regla.

14. Es importante tener muy limpio el pecho, lavándolo antes y después de cada toma

No es necesaria tanta limpieza, tenemos que mantener las recomendaciones higiénicas habituales, incluso lavar tanto la zona puede ser malo produciendo más grietas y eccema en el pezón a causa de la eliminación de los aceites protectores naturales.

15. La primera leche que se produce, durante los 2-3 primeros días, no es buena

La leche que se produce al inicio, conocida con el nombre de calostro, si que es buena y se la debemos dar al niño, ya que contiene inmunoglobulinas así como otras células defensivas que protegen al niño. Asimismo contiene proteínas, vitaminas y minerales como el sodio o zinc y a diferencia de la que produciremos posteriormente, contiene menos grasa y lactosa lo que hace que sea de mejor digestión para el bebé.

Leche materna
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies