¿Cómo acelerar el metabolismo? 20 consejos para quemar más calorías

Acelerar el metabolismo consiste en incrementar la tasa metabólica del organismo para que este queme más calorías, siendo así algo fundamental si queremos perder peso. Veamos cómo lograrlo a través de hábitos.
Cómo acelerar metabolismo

Nuestro cuerpo es, en esencia, una fábrica de reacciones químicas. Un “recipiente” orgánico en el que las más de 30 millones de millones de células que constituyen nuestro organismo albergan, en su interior, reacciones bioquímicas en las que las enzimas estimulan las rutas metabólicas que nos permiten utilizar y convertir la materia y la energía.

Y es en este contexto que entra el juego el popular concepto de “metabolismo”. Cargado de infinidad de acepciones (y muchas de ellas, incorrectas, debido a la tendencia que tenemos en la sociedad de usarlo como cajón de sastre), el metabolismo es el conjunto de reacciones bioquímicas que tienen lugar en el interior de las células y que nos permiten convertir los nutrientes de los alimentos en energía que usamos para mantenernos vivos y fisiológicamente funcionales.

Y aunque el estudio y funcionamiento del metabolismo sea increíblemente complejo, hay un concepto que, pese a que sea poco digno de la realidad, escuchamos muy a menudo: el metabolismo lento. En su significado popular, vendría a ser aquella situación en la que nuestra tasa metabólica no es lo suficientemente alta como para quemar adecuadamente las calorías. De ahí que haya la creencia popular de que “para perder peso tienes que acelerar el metabolismo”.

Como decimos, tal afirmación carece de sustento científico ya que la realidad es mucho más compleja, pero lo que está claro es que, pese a que el metabolismo no pueda acelerarse como tal, sí que hay algunos hábitos que pueden favorecer nuestra actividad metabólica para que usemos la energía de forma más eficiente. Y esto es lo que, en el artículo de hoy y de la mano de las más prestigiosas publicaciones científicas, vamos a explorar.

¿Cómo se puede acelerar el metabolismo?

Cuando queremos adelgazar, lo que más nos interesa es que no haya energía “que sobre”, pues todos los hidratos de carbono que no se consuman serán almacenados en forma de grasa. Por ello, para perder peso, es importante activar el metabolismo (aunque ya hemos dicho que esto sea en términos poco científico) para quemar más calorías.

En este sentido y en conceptos simples, lo que buscamos es acelerar nuestra tasa metabólica para que nos resulte más sencillo perder peso y que los consejos para adelgazar sean lo más eficaces posibles. Y a continuación, vamos a rescatar algunos de los mejores hábitos para incrementar nuestro metabolismo. Empecemos.

1. Mantente hidratado

Mantenerse hidratado es esencial para estar sano, pero también para activar el metabolismo. El agua es imprescindible para el cuerpo y habría que beber unos 2,7 litros las mujeres y 3,7 litros los hombres. Además, es mejor que el agua esté fría, pues el cuerpo, al calentarla, va a acelerar el metabolismo.

Agua metabolismo

2. Practica actividad física aeróbica

Es obvio, pero es importante mencionarlo. El deporte es clave para acelerar el metabolismo. En cualquiera de sus formas ayuda a activar el organismo, pero en lo que nos interesa hoy, lo mejor es la actividad física aeróbica, como por ejemplo andar, correr, nadar, ir en bici, etc.

3. Varias comidas al día, pequeñas raciones

Se ha hablado mucho de que hacer comidas pequeñas y frecuentes acelera el metabolismo ya que, se dice, de este modo hacemos que siempre esté activo. Por desgracia, por ahora hay poca evidencia científica que lo respalde del todo. Aun así, lo que está claro es que comer varias veces pero en pequeñas raciones puede evitar que comas en exceso, así que lo mencionamos.

4. Incrementa la ingesta de proteínas

Hay estudios que señalan que el consumo de alimentos ricos en proteínas puede estimular la quema de calorías en más de un 30%. Debido a esto y a los beneficios que los productos proteicos tienen en la salud general, deberíamos incrementar el consumo de proteínas saludables en nuestra dieta si queremos acelerar nuestro metabolismo: carne (mejor si es blanca), pescado, huevos, legumbres, lácteos, frutos secos…

5. Bebe té verde

Hay estudios que señalan que consumir unas 2 tazas de té verde al día estimula nuestra actividad metabólica, especialmente gracias al aporte que tiene de catequina, una sustancia que incrementa la termogénesis (generar calor) y la oxidación de las grasas.

6. Haz entrenamientos de fuerza

Tenemos todavía la concepción de que ir al gimnasio es para personas jóvenes que quieren lucir músculo. Pero nada más lejos de la realidad. Cualquier persona que quiera acelerar su metabolismo tendría que hacer ejercicios y entrenamientos de fuerza. Solemos pensar más en el cardio para adelgazar, pero levantar pesas también acelera el metabolismo, pues en estos entrenos se sintetiza músculo, algo que, a su vez, incrementa nuestra actividad metabólica.

Fuerza metabolismo

7. Entrena en ayunas

Practicar algo de actividad física aeróbica en ayunas, es decir, con el estómago vacío, es una muy buena forma de acelerar el metabolismo. Y es que estos entrenos en ayunas favorecen la quema de grasas y, por tanto, contribuyen especialmente a adelgazar.

8. Las grasas, saludables

Es un absoluto mito aquello de que las grasas son malas. Es cierto que las saturadas y sobre todo las trans son poco saludables, pero las insaturadas deben formar parte de nuestra dieta sí o sí, especialmente si queremos acelerar nuestro metabolismo. Las mejores fuentes de grasas saludables son el pescado azul, el aguacate, los frutos secos, el aceite de oliva, las semillas de girasol, las legumbres, los huevos, el maíz, el azafrán…

9. Cuida tu NEAT

El NEAT es el Non-Exercise Activity Thermogenesis, es decir, toda aquella energía que consumimos en actividades que no son dormir, comer o practicar deporte. Es decir, todas las actividades diarias que nos hacen quemar calorías casi sin darnos cuenta. Ir al trabajo andando, subir escaleras, realizar tareas domésticas, escribir, trabajar… Debemos intentar que nuestros gastos energéticos en estas actividades aumenten, pues contribuirán a la quema de calorías.

10. Progresa en tus entrenos

Es importante que no dejemos que nuestro cuerpo se acostumbre y se relaje demasiado con los entrenamientos. Si queremos incrementar nuestro metabolismo por acción del deporte, es importante que, dentro de nuestras capacidades y límites, sorprendamos al cuerpo y le exijamos más, ya sea por mayor intensidad, más tiempo o, en caso de que hagamos fuerza, más peso.

11. Prioriza los carbohidratos complejos por encima de los simples

Los carbohidratos simples, presentes en las frutas, la leche, el plan blanco, la mermelada, la repostería, etc, son aquellos que dan energía muy rápido, pero durante poco tiempo. Esto abre la puerta a que gran parte de la glucosa no se utilice y se convierta en tejido graso, algo que no nos interesa.

En cambio, debemos priorizar en nuestra dieta los carbohidratos complejos, que son aquellos que nos dan la energía como la necesitamos: sin prisa pero sin pausa. Estos hidratos de carbono complejos nos ayudarán a activar nuestro metabolismo y están presentes en la pasta, el arroz, los cereales, el pan, la avena, el maíz, la patata, etc.

Carbohidratos metabolismo

12. Prueba con el picante

Hay estudios que indican que comer alimentos picantes incrementa nuestra tasa metabólica hasta en un 20% la primera media hora después, pues este ayuda a activar el metabolismo por sus efectos en el cuerpo. Así pues, si lo toleras bien, puedes empezar a comer más picante.

13. Abandona el alcohol

El alcohol no solo aporta gran cantidad de calorías vacías y aumenta el riesgo de desarrollar todo tipo de enfermedades, sino que “ralentiza” el metabolismo. Por ello, uno de los mejores hábitos que puedes adquirir es el de abandonar el alcohol o, como mínimo, reducir casi al mínimo su consumo.

14. Empieza con los alimentos orgánicos

En muchos aspectos, los alimentos orgánicos, más allá del marketing, no esconden demasiados beneficios palpables para la salud. Pero sí que hay algo que se ha demostrado. Y es que estos alimentos orgánicos, al cultivarse sin plaguicidas, parecen aumentar nuestra tasa metabólica ya que exponen a la glándula tiroides a menos toxinas, la cual es muy importante para controlar, a través de las hormonas que produce y libera, la velocidad del metabolismo.

15. Duerme bien

Dormir las horas necesarias y conseguir que estas sean de calidad es esencial para que el metabolismo trabaje como debe. Una sola noche de dormir mal puede hacer que nuestra tasa metabólica al día siguiente se reduzca hasta en un 20%. De ahí que sea importante seguir los siguientes consejos de higiene del sueño.

Dormir metabolismo

16. Incrementa la ingesta de los siguientes alimentos

No existen alimentos que mágicamente vayan a acelerar nuestro metabolismo, pero sí que hay algunos que, en sinergia con los otros hábitos que hemos visto, pueden ayudar a ello. Algunos de los que han demostrado científicamente ser óptimos para aumentar el metabolismo son el café, los productos ricos en fibra, los alimentos ricos en hierro (marisco, espinacas, alubias, carnes magras…), los alimentos ricos en vitamina D (la leche, el salmón, el atún, los huevos…), los alimentos duros (masticando ya gastamos energía) y los frutos secos.

17. Exponte al frío

Nuestro instinto de supervivencia nos lleva a escondernos y huir del frío. Pero la realidad es que exponernos a las temperaturas bajas en invierno es una de las mejores formas de activar nuestro metabolismo, pues el cuerpo generará calor para mantener la temperatura corporal. Atreverse a hacer deporte al aire libre cuando hace frío es de las mejores cosas que podemos hacer.

18. Evita las bebidas azucaradas

Las bebidas azucaradas son una enorme fuente de azúcar, un hidrato de carbono simple del que, como hemos dicho, debemos huir si queremos acelerar nuestro metabolismo de una forma saludable. Por ello, debemos evitar todos estos productos.

19. Ríe

A todos nos encanta reír, pero lo cierto es que la risa tiene muchos más beneficios para nuestra salud de los que creemos. Cuando reímos, ponemos en funcionamiento más de 400 músculos distintos y, con unas 100 carcajadas, estamos quemando las mismas calorías que haciendo 15 minutos de bicicleta. Así pues, para activar nuestro metabolismo, tenemos que reír más.

20. Evita el estrés

Está totalmente estudiado que experimentar estrés psicológico afecta negativamente al metabolismo. Por ello, debemos tomar medidas para que, en caso de sufrirlo, podamos combatirlo. Esto va desde cambiar de trabajo si este nos hace vivir con estrés hasta empezar a practicar la meditación. Conoce tu cuerpo y dale lo que necesita.

Estrés metabolismo
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies