Sliminazer: ¿funciona o es un timo?

Ponemos a prueba la supuesta eficacia de Sliminazer, un producto que se vende en forma de parches y que promete ser una de las mejores estrategias para adelgazar al ayudar al metabolismo de grasas.
Sliminazer-funciona-o-es-un-timo

Más de 1.900 millones de personas en el mundo tienen sobrepeso. Dicho de otra forma, casi el 25% de la población mundial tiene un peso por encima del recomendado. Así que las empresas que se dedican a la elaboración de productos adelgazantes tienen un mercado potencial de 1.900 millones de personas. Hay mucho dinero en juego. Pero no olvidemos que la salud también está en juego.

Ya sea por cuestiones de salud y/o de estética, es evidente que todas las personas que quieran perder peso busquen distintas estrategias para conseguirlo. Pero, claro, el camino es difícil. ¿Y cómo alguien iba a decir que “no” a productos milagrosos que prometen conseguir, sin esfuerzos en la dieta ni en hacer ejercicio, increíbles efectos adelgazantes?

Cada poco tiempo, productos que parecen ser la panacea del adelgazamiento salen al mercado, prometiendo a los consumidores una pérdida rápida, efectiva, estable y sin prácticamente ningún esfuerzo de peso. Pero, en la salud, no hay magia que valga.

Y en el artículo de hoy, de la mano de los nutricionistas con cuyo apoyo contamos, venimos a desmontar uno de los últimos productos supuestamente milagrosos: Sliminazer. Parches que, y citamos, prometen hacer perder hasta 14 kg de grasa por mes. Evidentemente, estamos ante un timo más de muchos. Y demostramos por qué.

¿Qué es Sliminazer?

Sliminazer es un producto supuestamente adelgazante en base a parches transdérmicos que liberan principios activos a través de la piel y que, de acuerdo a la empresa que lo comercializa (evidentemente), estimulan los procesos fisiológicos vinculados a la quema de grasas.

Los parches de Sliminazer prometen ser un método 100% natural y eficaz para acelerar el metabolismo del cuerpo, estilizar la silueta, mejorar la apariencia de la celulitis, reducir el apetito, dar energía, expulsar toxinas y destruir las reservas de tejido adiposo. Y todo esto sin hacer nada. Poniéndote un parche en el sitio donde quieres quemar grasa. Justo ahí. Es de risa. Para nada huele mal el tema.

Según la empresa, los parches tienen capas inteligentes (se ve que los parches tienen ahora IQ) que dosifican paulatinamente extractos vegetales naturales que, en cuestión de 15 minutos (cronometrados, ni uno más ni uno menos) llegan al torrente sanguíneo y realizan sus propiedades adelgazantes. Para nada huele mal el tema.

Nos advierten de que no es un producto milagroso, pero solo hace falta ver lo que se explica en la web para sentirte en la secuela de Harry Potter. Y tampoco hace falta mucha investigación para darse cuenta de que los portales que hablan sobre lo increíble que es Sliminazer están “condicionados económicamente”. Es más, dicen literalmente que las (muchas) críticas negativas de la gente se deben a que no saben utilizar el producto. Claro, es que ponerse un parche es muy difícil.

Presuntamente, Sliminazar debe ponerse en el abdomen, los brazos, la cadera, los tríceps o donde quieras quemar grasa (pero apunta bien, ¿eh?) y dejarlo actuar durante 12 horas. Dicen que su acción es prácticamente inmediata. No entendemos qué quieren decir con esto. Dicen también que “varios especialistas lo recomiendan”. ¿Cuántos son “varios”? ¿Dos? ¿Y especialistas en qué? Da igual, por si te lo preguntabas, tampoco mencionan a dichos especialistas.

Así que ya lo sabes, por el módico precio de 50 euros (más gastos de envío) te llegarán a casa 30 parches de Sliminazer que te harán perder peso de forma milagrosa gracias a ingredientes 100% naturales (es gracioso lo de vender el 100% natural como algo bueno por sí solo cuando hasta el uranio es algo 100% natural) y solo tendrás que estar cambiándote constantemente el parche cada 12 horas. Así que sale a una caja cada 15 días. 100 euros al mes en parches de Harry Potter. Una ganga. Ah, y por cierto, no se venden en farmacias. Solo por la web oficial del producto. De nuevo, para nada huele mal el tema.

Sliminazer

¿Cuál es la composición de Sliminazer?

Después de esta introducción, ha quedado más que claro lo sin sentido de este producto milagroso. Y lo peor de todo es que portales supuestamente verídicos están comprados para que hablen bien de Sliminazer. Nosotros no. Así que ahora, sí que sí, vamos a ver qué dice la ciencia acerca de este producto y sus supuestos efectos adelgazantes.

Por desgracia, todavía no hay artículos científicos que hayan hecho estudios poblacionales acerca de la acción de Sliminazer. Por ahora, todo lo que podemos hacer es fiarnos de portales que hablan solo de las maravillas de estos parches (no lo vamos a hacer, evidentemente) o bien analizar su composición y ver lo que sí sabemos sobre sus componentes.

Los parches de Sliminazer es cierto que contienen solo sustancias naturales. Pero esto no significa ni que sea bueno ni que sea eficaz. El uranio es una sustancia 100% natural y no te pondrías parches con él. Evidentemente, Sliminazer no te hará daño. No tiene contraindicaciones más allá de reacciones alérgicas en caso de que tengamos alergia a alguno de sus componentes. Y como cualquier suplemento, no se recomienda usarlo en durante embarazos o periodos de lactancia.

Pero que no sea malo tampoco significa que sea bueno. No es ni malo ni bueno. No es nada. O casi nada. Y lo veremos ahora analizando sus compuestos y viendo si en alguno de ellos encontramos algo de magia o de efectos milagrosos para adelgazar o cualquiera de los beneficios que promete Sliminazer. Estos son sus ingredientes.:

  • Extracto de fruta de guaraná: El guaraná es una planta trepadora del Amazonas con una fruta rica en cafeína (tiene el doble que el café) y taninos. En dosis moderadas, puede estimular el sistema nervioso central, tiene propiedades antioxidantes, aumentan la secreción de ácido gástrico y, en combinación con una dieta adecuada puede incrementar el metabolismo en un 3%. Nada de magia, de momento.

  • Garcinia cambogia: Una planta originaria del sur de India con un extracto que dicen que reduce el apetito y que estimula la quema de grasas. Curioso. Los estudios demuestran que no hay diferencias en la pérdida de peso entre el placebo y el consumo de garcinia. Nada de magia.

  • Pimienta de cayena: Un pimiento de color rojizo que destaca por su sabor picante. Es rica en capsaicina, una sustancia que acelera el metabolismo y que, de acuerdo a un estudio publicado en la International Journal of Food Sciences and Nutrition, podría ayudar ligeramente a adelgazar siempre y cuando la persona estimule el cuerpo con actividad física y una dieta saludable. Nada de magia.

  • L-carnitina: Un aminoácido que sintetiza nuestro propio cuerpo para movilizar grasas, por lo que estimula la quema de grasas cuando se hace ejercicio. Y recalcamos esto de que lo sintetiza nuestro propio cuerpo. Aquí directamente nos están tomando el pelo. No hay pruebas de que el consumo por suplementación tenga efectos y este solo se recomienda para el abordaje de muy específicas enfermedades cardiovasculares y renales. Nada de magia.

  • Bayas de açaí: Son el fruto de una palmera originaria de América del Sur. Son ricas en flavonoides, por lo que sus efectos antioxidantes sí que están demostrados. Lo de que pueda estimular la pérdida de peso no sabemos de dónde lo han sacado. Nada de magia.

  • Extracto de té verde: Es común oír que el té verde ayuda a adelgazar. Y esto no es cierto. No hay ni un solo artículo científico que lo demuestre. Otra cosa es que estimule el metabolismo de las grasas, que esto sí que está comprobado. Pero que estimule la quema de grasas no quiere decir que vaya a hacernos adelgazar sin hacer nada. Nada de magia.

Por no hablar de que debería estudiarse si realmente estas sustancias pueden absorberse a través de la piel y mediante parches y si, en caso de hacerlo, tienen la misma actuación fisiológica que al ser ingeridos. Sea como sea, lo que está claro es que ningún componente del Sliminazer es, evidentemente, mágico. Son sustancias naturales que, algunas, pueden tener efectos beneficiosos para el metabolismo de las grasas. Pero de ahí a vender estos parches como el milagro del adelgazamiento hay un buen trecho.

Adelgazar parches

Entonces, ¿Sliminazer es un timo?

Sí. Lo es. Y aunque lo hemos demostrado científicamente (analizando lo que se conoce sobre sus componentes), al fin y al cabo, la mejor herramienta para darnos cuenta de ello es utilizar el sentido común. Unos parches que solo se venden en la web de la empresa que los fabrica a 50 euros la caja y que, al ponernos en la piel, nos hacen perder hasta 14 kg de grasa al mes. No tiene ningún sentido.

Es una lástima que haya empresas que jueguen así con la salud de las personas, prometiendo cosas que carecen de apoyo científico. Pero todavía es peor que portales online que, en principio, deben promover la salud de la gente, se vendan y afirmen que, en efecto, Sliminazer es un producto milagroso.

No lo es. Ningún parche te hará adelgazar. Las cosas no son tan sencillas. Ojalá lo fueran. Pero no lo son. Sliminazer y todos los productos supuestamente milagrosos que salgan al mercado han sido, son y seguirán siendo estafas. Y son timos porque solo hay una forma de adelgazar: comer bien, hacer deporte y dormir las horas necesarias. No hay más secreto que este.

Si estás haciendo deporte, siguiendo una dieta equilibrada y llevando parches de Sliminazer, te aseguramos que, de adelgazar, todo será gracias al deporte y a la alimentación. Los parches habrán contribuido tan poco (si es que lo hacen, aunque habrá que esperar a futuros estudios) que su acción será desdeñable.

Y, al final, la mejor manera de ver que no somos haters es ver qué opina de verdad la gente. Y para ello, basta con ir a Amazon y ver cómo más del 50% de votos son de 1 estrella (y porque no existe la 0). El “pérdida de tiempo”, “pérdida de dinero”, “no lo compraré nunca más”, “una auténtica basura”, “no lo recomiendo a nadie”, “estafa”, “timo” e incluso “me irritó la piel” son las críticas que más se repiten. Y puedes comprobarlo tú mismo.

En la web oficial y los portales que han sido comprados solo ponen críticas positivas con unos textos que parecen propios del mejor copywriter del mundo del márketing. Al final, no hay mejor forma de demostrar que Sliminazer es un timo que viendo las horribles opiniones que tiene la gente que lo ha probado y que, por desgracia, ha sido engañada.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies