Las 5 diferencias entre vegetariano y vegano

Las dietas vegetarianas y veganas optan por una restricción del consumo de alimentos de origen animal, pero dicha restricción es distinta entre ambas. Veamos las diferencias entre ser vegetariano y vegano.
Diferencias vegetariano vegano

Los últimos estudios estadísticos señalan que hasta el 14% de la población mundial podría ser vegetariana y entre el 0,1% y el 2,7%, vegana. Unos porcentajes que, de acuerdo a la tendencia de la sociedad, solo harán que ir en aumento en los próximos años. Pero sea como sea, lo que está claro es que hoy en día hay más de 1.000 millones de vegetarianos o veganos en el mundo.

El respeto por la vida de los animales, la lucha por el medio ambiente, la sostenibilidad o las cuestiones de salud son algunos de los pilares sobre los que se fundamentan estas dietas que, a grandes rasgos, optan por una restricción en el consumo de los alimentos de origen animal.

Y en una sociedad cada vez más comprometida con estos ideales, es importante (aunque no queramos dejar de comer carne u otros productos de origen animal) entender los fundamentos de estas corrientes que ya han atravesado las barreras de lo nutricional.

Por ello, en el artículo de hoy, explicaremos de forma muy clara, concisa y completa las diferencias más importantes entre el vegetarianismo y el veganismo, dos conceptos que, si no se está familiarizado con el tema, pueden llegar a confundirse. Veamos, pues, las semejanzas y las diferencias entre ser vegetariano y ser vegano. Empecemos.

¿Qué es ser vegetariano? ¿Y ser vegano?

Antes de detallar, en forma de puntos clave, sus diferencias, es interesante (y también importante) definir ambos conceptos de forma individual. De este modo, viendo detalladamente qué es el vegetarianismo y qué es el veganismo, sus semejanzas y diferencias empezarán a quedar muy claras. Vamos allá.

Vegetarianismo: ¿qué es?

El vegetarianismo es una corriente nutricional o régimen alimenticio en el que la persona que lo practica no consume carne de ningún animal, pero sí productos que procedan de ellos. Como hemos mencionado al principio del artículo, se estima que hasta el 14% de la población mundial podría ser vegetariana, aunque es difícil calcularlo con exactitud.

Sea como sea, una persona vegetariana, si bien no puede comer ni carne ni pescado, sí que puede incluir en su dieta huevos, miel, leche, queso, yogur, mantequilla, jalea real, kéfir, etc. Es decir, no puede comer las partes anatómicas de un animal, pues esto implica la muerte del mismo. Queda excluida, pues, la carne roja, la carne blanca, el pescado azul, el pescado blanco, el marisco e incluso (aunque haya pocos valientes que se atrevan) los insectos.

Del mismo modo, en una dieta vegetariana tampoco se pueden consumir alimentos en cuyo procesamiento se usen grasas animales ni colorante rojo, pues este es obtenido a partir de diferentes especies de cochinillas.

También hay que procurar que, pese a que se mantenga el consumo de alimentos de origen animal (como la leche y sus derivados o los huevos), estos tengan un origen lo más ecológico posible, intentando también optar, cuando se pueda, por alternativas vegetales, como las bebidas de avena que sustituyen a la leche.

En resumen, un vegetariano no puede comer órganos ni tejidos animales, pero sí productos que procedan de un animal. Y este vegetarianismo puede ir aumentando su nivel de restricción, pasando por el lactovegetarianismo (suprime el consumo de huevos pero no el de leche), el ovovegetarianismo (suprime el consumo de leche pero no el de huevos) y el apivegetarianismo (se suprime el consumo de todos los productos de origen animal excepto la miel) hasta llegar a la corriente más estricta: el veganismo.

Vegetarianismo

Veganismo: ¿qué es?

El veganismo es un tipo de vegetarianismo en el que la restricción del consumo de alimentos de origen animal es total. Ya no solo es que evidentemente no se puede comer carne, sino que quedan excluidos de la dieta absolutamente todos aquellos productos que procedan de un animal. Una dieta vegana se hace exclusivamente a base de alimentos de origen vegetal.

Un vegano no puede comer ni huevos, ni leche, ni miel, ni yogur, ni queso ni nada que se obtenga de un animal. Por lo tanto, el veganismo es una tendencia nutricional o régimen alimenticio muy estrechamente ligado a la ética de la persona, pues se fundamenta en que no puede existir una jerarquía entre humanos y animales, por lo que cualquier alimento que se haya obtenido mediante la explotación (o a través del sufrimiento) de un animal (aunque sea una abeja) queda excluido completamente de la dieta.

Como hemos dicho, el veganismo, también conocido como vegetarianismo estricto (al ser una forma de vegetarianismo pero de restricción mayor), es una corriente nutricional y ética que sigue entre el 0,1% y el 2,7% de la población mundial, una cifra que representaría un incremento de más del 500% respecto al año 2014.

Aun así, mientras que en una dieta vegetariana se cubren todos los requerimientos nutricionales, en una vegana pueden haber graves carencias (de vitamina B12, de calcio, de omega-3, de vitamina D, de hierro, etc) que deben ser estudiadas a fondo para así consumir los suplementos alimenticios necesarios. Ser vegano no es ni más sano ni más perjudicial para la salud. Por ello, la decisión de ser vegano debería responder más a una cuestión de convicciones éticas que a la salud en sí.

Y aunque resulta sorprendente, incluso el veganismo presenta, dentro de él, corrientes más estrictas. Tenemos, por ejemplo, el crudiveganismo (se exige que los alimentos vegetales se cocinen a bajas temperaturas), el granivorismo (la dieta se basa solo en cereales) o el frugivorismo (la dieta se basa solo en frutas); siendo estas dos últimas, evidentemente, peligrosas para la salud.

Veganismo qué es

¿En qué se diferencian un vegetariano de un vegano?

Después de analizar individualmente ambos conceptos, seguro que las diferencias entre vegetarianismo y veganismo han quedado más que claras. Aun así, por si quieres la información de manera más visual, hemos preparado una selección de sus más importantes diferencias en forma de puntos claves. Veamos, pues, las diferencias exactas entre un vegetariano y un vegano.

1. Un vegetariano puede comer alimentos de origen animal; un vegano, no

Si queremos que te quedes con una diferencia es, sin duda, esta. Y es que es el punto más importante de todos. Ni un vegetariano ni un vegano pueden comer carne de ningún animal, en el sentido que en ninguna de las dos dietas se puede consumir las partes morfológicas de otro animal. Pero dependiendo de si la restricción continúa o no, estaremos ante un tipo u otro.

Un vegetariano puede comer alimentos de origen animal, es decir, puede consumir productos que procedan de un animal, como la leche, los huevos, el queso, el yogur, la mantequilla o la miel. En este sentido, un vegetariano fundamenta su dieta en alimentos de origen vegetal, pero también come productos que vienen de los animales.

Un vegano, en cambio, no puede comer nada que proceda de un animal. Por lo tanto, en una dieta vegana no se puede incluir ni la leche, ni los huevos, ni el queso, ni el yogur, ni la mantequilla ni la miel. Nada que venga de un animal. Solo productos de origen exclusivamente vegetal.

2. El vegetarianismo es más común que el veganismo

Como es lógico, por las importantes diferencias en el grado de restricción de alimentos, el vegetarianismo es más frecuente que el vegetarianismo. A fecha que se escribe este artículo (12 de abril de 2021), se estima que entre el 5% y el 14% de la población mundial podría ser vegetariana, mientras que “solo” entre el 0,1% y el 2,7% podría ser vegana. Hay que tener en cuenta, eso sí, que las cifras dependen mucho del país y que es difícil estimar, a menudo, quién es vegetariano (o vegano) estricto y quién hace excepciones en la dieta. Sea como sea, lo que está claro es que ambas tendencias están al alza.

3. Un vegano tiene riesgo de sufrir carencias nutricionales; un vegetariano, no

A nivel de salud, no comer carne ni pescado no es algo peligroso, pues a través de los otros alimentos de origen vegetal se pueden cubrir los requerimientos nutricionales de aquellos nutrientes que vienen de los animales y que es difícil (o directamente imposible) obtener de los vegetales. Estamos hablando principalmente de la vitamina B12, el calcio, el hierro, el omega-3 y la vitamina D. Un vegetariano no tiene preocuparse por ello, pues cubrirá las necesidades.

Un vegano sí que tiene que preocuparse. Se diga lo que se diga, a nivel biológico, los humanos estamos hechos para comer carne. Y aunque es perfectamente respetable que alguien elija suprimir por completo el consumo de alimentos de origen animal, lo que no se puede hacer es mentir. El veganismo, si no se toman suplementos alimenticios (para cubrir los requerimientos de los nutrientes que hemos visto), es peligroso para la salud. No comer ni carne ni productos de origen animal pone en riesgo de sufrir graves carencias nutricionales. Por ello, hay que seguir un plan muy marcado de suplementación nutricional.

Carencias nutricionales vegano

4. El vegetarianismo es una corriente nutricional; el veganismo, principalmente ética

Sin querer generalizar, es de conocimiento popular que el carácter ético es más fuerte en el veganismo que en el vegetarianismo. Y es que mientras que un vegetariano suele (y recalcamos, suele) ser vegetariano por cuestiones nutricionales y de salud, un vegano suele ser vegano por cuestiones más éticas y morales asociadas al respeto de la vida animal y al medio ambiente que por salud. De hecho, ser vegano por cuestiones de salud no tiene sentido, pues no es, de ninguna forma, más sano. Puede no ser perjudicial si se toman suplementos, pero jamás será más sano que una dieta vegetariana o que una donde se come carne.

5. Todos los veganos son vegetarianos pero no todos los vegetarianos son veganos

Y para terminar, una diferencia que nos sirve para poner el lazo final. Como hemos visto, el veganismo es un tipo de vegetarianismo más estricto en el que la restricción alimenticia va un paso (o varios) más allá. En este sentido, mientras que todos los veganos son vegetarianos, no todos los vegetarianos son veganos. Puedes ser vegetariano sin ser vegano (si comes productos de origen animal) pero no puedes ser vegano sin ser también vegetariano.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies