Los 9 beneficios de jugar con los hijos (en la salud física y mental)

El juego es una actividad imprescindible para el correcto desarrollo durante la infancia. Dedicar tiempo a jugar con los hijos es clave para su salud tanto física como mental.

beneficios-jugar-con-hijos

Hablar de infancia nos lleva directamente a pensar en la actividad del juego. Jugar es una de las primeras actividades que aprendemos siendo niños, y su importancia es mucho mayor de la que aparentemente puede parecer. Jugar no es únicamente un ejercicio recreativo, sino que constituye un pilar esencial para el correcto desarrollo de cualquier niño o niña.

A través del juego adquirimos numerosos aprendizajes y desarrollamos nuevas habilidades que nos permiten crecer y sentar las bases de nuestra cognición. La importancia del juego durante los primeros años de la vida es tal que jugar es a día de hoy un derecho recogido en la Convención de los Derechos del Niño, pues se entiende que una infancia no puede ser saludable sin momentos de recreo y diversión.

Aunque los niños pueden jugar en solitario, lo cierto es que esta actividad brinda unos resultados mucho más satisfactorios cuando es compartida con los progenitores. Así, especialmente en las edades más tempranas, los padres ocupan un papel crucial como agentes facilitadores del juego. Estos momentos de ocio pueden ser una excelente oportunidad para alimentar el vínculo entre ellos y su hijo, aunque los adultos no siempre se involucran lo suficiente en la dinámica de juego.

Con frecuencia, los padres se encuentran desbordados por el trabajo, las tareas domésticas y el cansancio acumulado en general. Esto hace que en el tiempo libre se encuentren con muy pocas energías para jugar, a lo que se debe añadir la concepción del juego con los hijos como una obligación más en el día en lugar de un placer que disfrutar.

Lo que muchos padres desconocen es que el juego brinda numerosas cosas positivas al desarrollo de los hijos, por lo que es esencial destinar tiempo de calidad a compartir esta actividad con ellos. Por ello, en este artículo vamos a repasar los principales beneficios que se pueden conseguir al jugar con los niños de forma suficiente.

¿Qué es el juego y cuánto tiempo se le debe dedicar?

El juego infantil se define como una actividad placentera, que se lleva a cabo de manera libre y espontánea sin un objetivo concreto. Los niños desempeñan una participación activa en su juego, por lo que el tiempo dedicado a este permite alimentar el desarrollo y la creatividad. Aunque todos los padres conocen que una buena alimentación es indispensable para que los hijos crezcan, no siempre se brinda la misma importancia al juego como catalizador del desarrollo mental. Esto implica que, como adultos, muchas veces no se involucran lo suficiente en el juego con sus niños. En este sentido, los progenitores son el agente que permite al niño jugar para adquirir habilidades y aprendizajes necesarios para su pleno desarrollo.

Como venimos comentando, el juego es una actividad espontánea que debe fluir sin previas planificaciones. Sin embargo, muchos padres suelen preguntarse cuánto tiempo de recreo es necesario para que el desarrollo de sus hijos se produzca de la mejor manera posible. Aunque por supuesto no existen reglas universales, sí que se puede tener cierta orientación en función de la edad y momento evolutivo del niño.

  • Los niños de hasta 6 años necesitan jugar el mayor tiempo posible, pues esta actividad es en estos primeros años una herramienta esencial para fomentar el desarrollo.
  • Los niños de entre 6 y 12 años ya se encuentran acudiendo al colegio, suelen tener deberes y actividades extraescolares. Esto hace que el tiempo para jugar sea menor que en la etapa anterior, aunque es fundamental que al menos una hora al día corresponda a momentos de ocio y esparcimiento.
  • Los niños a partir de 12 años suelen experimentar cambios en sus necesidades e intereses. Aunque comienzan a hacerse mayores, sigue siendo recomendable que al menos puedan compartir 15 minutos al día de diversión junto a sus padres.
cuanto-tiempo-jugar-con-hijos

Los beneficios de jugar con nuestros hijos

Como venimos comentando, jugar con los hijos es una actividad muy positiva para su desarrollo. Así, compartir tiempo de calidad y recreo puede brindar beneficios que vamos a comentar a continuación.

1. Tiempo de calidad

Puede parecer que pasar tiempo jugando con los hijos significa desperdiciar minutos que podríamos dedicar a otras tareas. Sin embargo, este pensamiento es totalmente equivocado. Jugar con ellos implica pasar juntos tiempo de calidad, que es clave para alimentar el vínculo y configurar un apego saludable. El juego es una forma de compartir diversión, conversaciones e ideas, lo que permite crear un entorno de confianza y calidez que será más que positivo para ellos.

2. Desarrollo cognitivo y psicomotriz

El juego es una excelente manera de fomentar el desarrollo cognitivo y psicomotriz de manera espontánea y divertida. Jugando los niños pueden aprender a coordinar sus movimientos, pensar y razonar, entre otras muchas destrezas.

3. Seguridad

Al jugar con sus padres, los niños viven experiencias positivas junto a ellos que favorecen su sentimiento de seguridad. El juego es un intercambio que permite brindar tranquilidad y serenidad, así como tener la certeza de que sus adultos de referencia están ahí si es necesario.

4. Habilidades sociales

El juego es una excelente oportunidad para que los niños puedan poner en práctica sus habilidades sociales. Las interacciones que proporciona este momento de recreo son de gran ayuda para que los más pequeños puedan adquirir un sentido del yo a la vez que comprenden cómo desenvolverse en el entorno. Aunque el juego con los iguales es fundamental, practicar con los padres también ayuda a modelar ciertos comportamientos y ganar soltura en este sentido.

Así, jugar con personas adultas puede ser de gran ayuda para que los niños generalicen ciertos comportamientos a otras relaciones y situaciones. Cuando en casa se entrena la competencia social de esta manera, es más probable que un niño se muestre seguro a la hora de relacionarse con otras personas fuera del hogar.

beneficios-jugar-nuestros-hijos

5. Autocontrol y gestión emocional

Quizá te sorprenda saber que el juego también es clave para aprender a regular las emociones. En el curso de la actividad, los niños deben poner en práctica el control de sus impulsos y el manejo de estados como la tristeza, la rabia o la alegría. Por ejemplo, si pierden en un juego determinado tendrán que aprender a lidiar con el sinsabor de no haber ganado.

6. Fuente de creatividad

Jugar es una de las mejores formas de dar rienda suelta a la creatividad. Al jugar creamos escenarios inventados, utilizamos símbolos, desarrollamos historias y, en definitiva, jugamos con la realidad a nuestro antojo. Es por ello que esta tarea constituye un pilar clave para el desarrollo cognitivo de cualquier niño.

7. Mejora la capacidad atencional

El juego también es una actividad perfecta para entrenar la atención. Al fin y al cabo, jugar requiere concentrarse, escuchar y seguir instrucciones, pensar antes de actuar. Por ello, jugar con los hijos puede ser beneficioso para entrenar su capacidad atencional, lo que les facilitará atender no sólo en contextos de juego sino también en otros escenarios, como por ejemplo el educativo.

8. Fomenta un estilo de vida activo

Son muchos los padres y madres que optan por entretener a sus hijos con videojuegos o dispositivos electrónicos. Sin embargo, estas alternativas se alejan bastante de todo lo que puede ofrecer una dinámica de juego interactiva. Al jugar con los niños, se fomenta que estos puedan mantenerse activos y enérgicos. Muchos niños que mantienen un estilo de vida sedentario lo hacen simplemente porque en casa no reciben la estimulación necesaria a través del juego. Por ello, es crucial destinar tiempo de calidad a compartir ratos de diversión.

9. Bienestar emocional

Por todo lo que venimos comentando, jugar se constituye una actividad necesaria para la adecuada salud mental de cualquier niño. Jugar implica divertirse, imaginar, relajarse, regularse, aprender e interactuar con otras personas, y todo ello es crucial para que la infancia sea vivida con felicidad plena.

importancia-jugar-con-hijos

Conclusiones

En este artículo hemos hablado sobre los beneficios que jugar con los hijos puede proporcionar a su desarrollo físico y mental. El juego no es únicamente una actividad lúdica, sino que constituye un pilar esencial para que cualquier niño disfrute de un desarrollo pleno. La importancia del juego es tal que este es reconocido como un derecho de la infancia de acuerdo con la Convención de los Derechos del Niño.

Aunque en ocasiones los niños jueguen en soledad o con los iguales, el hecho de que los padres destinen tiempo a interactuar con ellos de esta manera es importante para construir un vínculo de apego cálido y seguro. Por desgracia, los adultos suelen dedicar tiempo insuficiente a esta cuestión debido a la falta de tiempo y el cansancio, cayendo muchas veces en el error de entretener a los hijos con videojuegos y otros dispositivos electrónicos.

No obstante, las características del juego interactivo son inigualables y por ello es esencial dedicar un mínimo de tiempo al juego conjunto, especialmente en los primeros años de vida. Lejos de ser vivido como una obligación, el juego debe experimentarse como una oportunidad de diversión, aprendizaje y relajación con los más pequeños. Así, entre sus innumerables beneficios, el juego fomenta la creatividad, contribuye al desarrollo de habilidades sociales, mejora la capacidad atencional, favorece la gestión emocional, brinda seguridad , fomenta un estilo de vida activo y contribuye al bienestar psicológico.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies