Las 6 diferencias entre Mediación y Negociación (explicadas)

La mediación y la negociación son dos estrategias de resolución de conflictos muy utilizadas hoy en día. Lejos de ser iguales, se diferencian en bastantes puntos importantes que es importante valorar.

diferencias-mediacion-negociacion

Se define como conflicto aquella situación en la que dos o más personas con intereses diferentes entran en confrontación u oposición, lo que desata acciones antagónicas que tienen como fin dañar o eliminar a la parte contraria. La motivación que impulsa estas actuaciones puede ser de muchos tipos, incluyendo diferencias en materia de valores, poder, estatus, recursos, etc. Un conflicto nunca resulta, a priori, beneficioso para las partes, pues todas ellas suelen verse perjudicadas de alguna u otra forma.

En el mundo civilizado en el que vivimos los conflictos no han dejado de existir, pues forman parte de nuestra naturaleza. Sin embargo, siempre se intenta hallar métodos que permitan lograr acuerdos lo más satisfactorios posible de manera que los implicados resulten lo menos perjudicados posible. De entre las diversas estrategias existentes para alcanzar la resolución de un conflicto, la mediación y la negociación son algunas de las más populares.

Aunque con frecuencia negociación y mediación se consideran sinónimos, lo cierto es que son conceptos diferentes. Ambos comparten como característica común su objetivo de resolver un conflicto sin necesidad de recurrir a procesos legales o entidades superiores, pero la manera en la que lo hacen es ligeramente distinta. Por todo ello, en este artículo vamos a hablar acerca de las diferencias clave existentes entre negociación y mediación.

¿Qué es la mediación?

La mediación se define como un proceso por el cual una tercera persona, formada como mediadora, ayuda a dos partes confrontadas a alcanzar un acuerdo satisfactorio en determinadas situaciones en las que pueden existir intereses antagónicos. Aunque los divorcios son uno de los motivos más habituales por el que se solicita un servicio de mediación, lo cierto es que esta intervención también se puede llevar a cabo en otros casos más allá de la familia, cómo pueden los ámbitos empresarial, laboral, sanitario…

Son muchas las razones que hacen de la mediación una estrategia muy interesante para resolver conflictos. Ante una disputa, esta permite buscar soluciones sin tener que recurrir a procesos judiciales que suponen importantes costes emocionales y económicos. Los procesos judiciales, aunque a veces son la única alternativa, no siempre logran hallar una solución intermedia que satisfaga a ambas partes por igual, algo que sí se busca desde la mediación. Lo cierto es que la mediación posee una serie de características definitorias esenciales que no debemos perder de vista. Entre ellas, destacamos las siguientes:

  • Las entrevistas y los acuerdos que se alcanzan siempre permanecen en la confidencialidad.
  • El mediador siempre es una figura neutral que debe limitarse a favorecer la comunicación entre las partes implicadas, sin pronunciarse o inclinarse en favor de una u otra.
  • Es un proceso flexible que se adapta a las necesidades y ritmos de cada caso, algo que marca la diferencia respecto a la rigidez propia de los procesos judiciales.
  • Los participantes pueden iniciar o finalizar el proceso siempre que lo deseen, ya que se trata de un método voluntario donde los implicados deben participar siempre de manera libre y sin coacciones.
  • El acuerdo se consigue porque ambas partes logran hallar un punto común, no porque un agente externo imponga la solución definitiva (tal y como sucedería en un juicio). Es decir, ambos interesados forman parte del proceso de toma de decisiones por igual.
  • Las personas implicadas son las que toman las riendas del proceso, pues el mediador actúa como un mero agente facilitador que no opina ni juzga en ningún momento. Ellos son los que tienen la última palabra.
  • Es un proceso de carácter creativo, ya que ambos miembros pueden plantear caminos que por vías tradicionales quizá nunca se habrían valorado. La flexibilidad de la mediación da pie a abrir la mirada y explorar alternativas nuevas que pueden ajustarse mejor a la realidad de cada caso.
  • No es una batalla en la que hay un ganador y un perdedor, pues el objetivo es que todos terminen con la sensación de haber ganado y estar satisfechos con lo acordado.
que-es-mediacion

¿Qué es la negociación?

La negociación es otra estrategia útil para resolver conflictos distinta de la mediación. En este caso, las dos partes tratan de dialogar para encontrar una solución beneficiosa para ambas partes, prescindiendo de un tercero o intermediario. Algunas de las principales características de la negociación son las siguientes:

  • En la negociación se parte de dos partes en conflicto que no están de acuerdo respecto a la forma de alcanzar una solución.
  • La negociación es un proceso en el que los interesados participan voluntariamente, pues deciden hacerlo de esta manera para evitar resignarse a la solución propuesta por la parte contraria.
  • El objetivo de la negociación es lograr un pacto antes de tener que recurrir a una entidad externa que tome medidas más drásticas o agresivas.
  • Cada uno de los involucrados parte de la premisa de que el otro cederá en algunos puntos con el fin de alcanzar un consenso.
  • La negociación no posee unas normas tan claras como las que regulan la mediación, pues no existen intermediarios y el acuerdo se busca entre las partes implicadas directamente.
que-es-negociacion

Negociar y mediar: ¿en qué se diferencian?

Ahora que ya hemos definido qué es la mediación y la negociación, es momento de aclarar las diferencias entre ambas estrategias de resolución de conflictos.

1. Existencia de un intermediario

Tal y como adelantamos previamente, una de las diferencias clave entre ambas estrategias es la existencia de un tercero. Mientras que en la negociación las partes buscan una solución de manera autónoma, en la mediación es requisito que exista un tercero. El papel del mediador es esencial, ya que este actúa como un agente facilitador de la comunicación, ayudando a los interesados a encontrar vías de solución.

2. Número de implicados

En este sentido, siempre que hablamos de mediación hacemos referencia a dos partes enfrentadas. Sin embargo, en una negociación es posible que existan más de dos partes involucradas con sus respectivos intereses.

3. Reglas

En lo que refiere a las reglas, la mediación es un proceso muy regulado en el que existen diversas normas que no se deben quebrantar. Se trata de un proceso en el que el mediador siempre debe ser neutral, no posicionarse en favor de ningún interesado ni coaccionar a los participantes. Además, hay situaciones en las que la mediación no es aplicable debido a que los participantes no parten de una situación igualitaria.

Por ejemplo, aunque la mediación se puede emplear en procesos de divorcio, esta no se puede llevar a cabo cuando el divorcio responde a una situación de violencia de género. En ese caso, el proceso debe tramitarse por la vía judicial, ya que una de las partes puede sentirse coaccionada y, al existir violencia, no hay cabida para el entendimiento. En cambio, la negociación es un proceso mucho menos reglado, abierto y sujeto a las particularidades de cada caso. Dos procesos de negociación puede ser radicalmente distintos dependiendo de los implicados, mientras que la mediación siempre preserva unas reglas iguales para todas las situaciones.

negociacion-mediacion-diferencias

4. Competitividad o cooperación

El carácter de ambos procesos también puede ser marcadamente distinto. La mediación siempre tratará de fomentar la cooperación entre las partes, incentivando la búsqueda de soluciones amistosas que favorezcan el bienestar común. Sin embargo, la negociación no siempre tiene este componente de cooperación, pues esto dependerá de cómo las partes implicadas manejen la situación. Algunos procesos de negociación pueden tener un carácter más bien competitivo, especialmente cuando hay grandes intereses en juego y muchas diferencias en cuanto a la manera en que cada implicado desea resolver la cuestión.

5. Ganadores y perdedores

En la mediación el fin último es conseguir que los dos implicados lleguen a una solución satisfactoria, de forma que ambos sientan que han ganado. Sin embargo, en la negociación es común que el resultado no sea tan simétrico y favorezca algo más a una parte que a otra, por lo que sí puede aparecer esa sensación de haber ganado o perdido.

6. Contenido

En el caso de las negociaciones, el procedimiento consiste esencialmente en trasladar una oferta a la parte contraria. Sin embargo, en mediación entran en juego contenidos mucho más psicológicos. Más allá de los intereses particulares de cada uno, el mediador tratará de ayudar a los involucrados a expresar sus emociones, recomponer su diálogo, adquirir habilidades de resolución de conflictos y valorar qué es mejor para el futuro de cada uno.

mediacion-negociacion

Conclusiones

En este artículo hemos hablado acerca de las diferencias entre dos procesos de resolución de conflictos: la mediación y la negociación. Aunque ambos suelen considerarse sinónimos, lo cierto es que son notablemente diferentes en distintos aspectos. En el caso de la mediación se busca que dos partes puedan hallar una solución consensuada a su problema con el apoyo de un tercero, quien ayudará a facilitar el flujo de comunicación desde una postura neutral.

Por el contrario, en la negociación las distintas partes involucradas tratan de encontrar una solución sin que un tercero medio entre ellas. Esto hace que sea más difícil la cooperación y, muchas veces, el proceso se vuelva más competitivo. La mediación está regulada por un conjunto de normas básicas, mientras que la negociación no suele tener reglas, es más libre y por ello es habitual que la decisión final sea mucho más asimétrica.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies