¿Qué es la Mediación Familiar? Definición y características

La mediación familiar es un procedimiento que permite ayudar a las familias en trámites de divorcio a hallar soluciones satisfactorias ante los problemas, especialmente en cuestiones que repercuten directamente sobre los hijos en común.

mediacion-familiar

Un divorcio siempre es un proceso duro no sólo para los miembros del matrimonio que se disuelve, sino también para los hijos en común. Se trata de momentos muy dolorosos en los que la pareja atraviesa un profundo duelo y donde las emociones y el conflicto brotan en todo su esplendor. No hay dos divorcios iguales y no todos implican el mismo grado de conflicto, pero todos tienen como denominador común el sufrimiento por la ruptura de la unidad familiar y la necesidad de tomar decisiones importantes, especialmente aquellas que repercuten de forma directa sobre los menores de edad.

Por todo ello, siempre es recomendable realizar los procesos de divorcio de la forma más amistosa posible, ya que de lo contrario estos se hacen mucho más largos, tediosos y dolorosos para todos los implicados. Aunque en España aún no es muy conocida, lo cierto es que la mediación familiar se presenta como una alternativa muy interesante a la hora de gestionar un divorcio sin tener que recurrir a los tribunales.

Gracias a la mediación es posible agilizar los trámites de manera que ambas partes queden satisfechas con decisiones que, al haber sido negociadas y no impuestas, es más probable que se mantengan en el medio y largo plazo. De esta manera, se favorece la estabilidad y la certidumbre para los dos integrantes de la finalizada pareja y su descendencia.

Con este tipo de procedimiento se puede impedir que sea un juez quien tenga que tomar una decisión final que no siempre coincide con el término medio ideal. Por todo ello, en este artículo hablaremos acerca de qué es la mediación y qué utilidad tiene en los procesos de separación o divorcio.

¿Qué es la mediación familiar?

La mediación se define como un proceso por el cual una tercera persona, formada como mediadora, ayuda a una familia a alcanzar un acuerdo satisfactorio en determinadas situaciones en las que pueden existir intereses enfrentados. La mediación es una forma de resolución alternativa de conflictos en la que una tercera parte imparcial (mediador) ayuda a las partes a lograr un acuerdo amistoso. El mediador utiliza técnicas de comunicación y mediación para facilitar el proceso, que es controlado por las partes, ya que los encuentros y acuerdos son voluntarios.

Aunque los divorcios son el motivo más habitual por el que se solicita un servicio de mediación, lo cierto es que esta intervención también se puede llevar a cabo en otros casos, como puede ser aquellas familias con hijos en situaciones de riesgo o que encuentran problemas de comunicación con el centro educativo donde estos se encuentran escolarizados.

En el caso de los divorcios, la mediación tiene como fin último lograr un acuerdo. Así, se busca que la separación de los padres no suponga una interferencia para que los hijos puedan mantener una adecuada relación con cada uno de sus progenitores. Por desgracia, cuando la pareja rompe, el conflicto entre ambos miembros suele salpicar a los hijos en común, de forma que el divorcio puede convertirse en un evento muy doloroso e incluso traumático para ellos.

La mediación trata de calmar las aguas y encontrar, en medio del desbarajuste, esos puntos esenciales en común que se preservan a pesar de todo. Clarificando los intereses de las distintas partes se pretende lograr un consenso que favorezca el bienestar de todos los miembros de la unidad familiar. Un buen proceso de mediación implica que esa tercera persona que ejerce como mediadora es imparcial, de tal manera que nunca se posiciona a favor de alguna de las personas implicadas. No se trata de una batalla en la que uno pierde y otro gana, sino de un ejercicio de cooperación que persigue el bien común.

que-es-mediacion-familiar

La mediación familiar no es terapia

Debido a que se trata de una disciplina poco conocida en España, es frecuente confundir los procesos de mediación con la terapia psicológica para parejas y familias. La terapia de pareja es un servicio orientado a aquellas personas que atraviesan dificultades en su relación y desean trabajar para poder resolverlas. Este tipo de ayuda profesional permite a muchas parejas valorar si realmente desean seguir o unidas y analizar en profundidad el estado del vínculo que les une y su vida en común.

Es decir, cuando dos personas acuden a este tipo de terapia, lo hacen porque albergan el deseo de trabajar por la relación y ver si es posible recuperar el bienestar como pareja. Sin embargo, en la mediación la pareja debe tener muy claro su deseo de separarse, ya que precisamente la finalidad del intermediario es la de hallar soluciones ante los problemas derivados de la ruptura.

La terapia de familia también tiende a confundirse con la mediación. Sin embargo, el terapeuta familiar no sólo se caracteriza por su imparcialidad, sino también por su mayor directividad. Mientras que en terapia se busca realizar una evaluación para intervenir y promover cambios en la dinámica familiar, en mediación lo que se intenta es favorecer la comunicación entre las partes para encontrar puntos de encuentro ante el conflicto.

Un mediador no toma las riendas de la situación en ningún momento ni ofrecerá soluciones a los problemas de ambas partes, pues son ellas mismas las que deben encontrar su punto de coincidencia. En cualquier caso, ya sea que hablemos de mediación o terapia, los implicados siempre deben participar de forma libre y voluntaria, en un entorno seguro donde no existan presiones o coacciones de por medio.

Características de la mediación familiar

Lo cierto es que la mediación familiar posee una serie de características definitorias esenciales que no debemos perder de vista. Entre ellas, destacamos las siguientes:

  • Las entrevistas y los acuerdos que se alcanzan siempre permanecen en la confidencialidad.
  • El mediador siempre es una figura neutral que debe limitarse a favorecer la comunicación entre las partes implicadas.
  • Es un proceso flexible que se adapta a las necesidades y ritmos de cada unidad familiar.
  • Los participantes pueden iniciar o finalizar el proceso siempre que lo deseen.
  • El acuerdo se consigue porque ambas partes logran hallar un punto común, no porque un agente externo imponga la solución (tal y como sucedería en un juicio).
  • Las personas implicadas son las que toman las riendas del proceso, pues el mediador actúa como un mero agente facilitador que no opina ni juzga en ningún momento.
  • Es un proceso de carácter creativo, ya que ambos miembros pueden plantear caminos que por vías tradicionales quizá nunca se habrían valorado.
  • No es una batalla en la que hay un ganador y un perdedor, pues el objetivo es que todos terminen con la sensación de haber ganado y estar satisfechos con lo acordado.
caracteristicas-mediacion-familiar

Cómo puede ayudar la mediación familiar en los procesos de divorcio

Como venimos comentando, los divorcios son uno de los procesos en los que la mediación se reclama más. Son muchas las ventajas que este tipo de ayuda puede aportar a aquellas familias que están pasando por una separación y quieren encontrar soluciones conjuntas:

  • La mediación permite crear un espacio confidencial y neutral en el que se pueden abordar los temas conflictivos desde la serenidad.
  • Fomenta un clima de cooperación y no de batalla entre las partes.
  • Ayuda a los participantes a sentirse más satisfechos con las decisiones tomadas, ya que han formado parte de ellas, en lugar de ser pautas impuestas por un tercero.
  • Se reduce el coste emocional de la separación, pues se suavizan las tensiones y se hallan soluciones de forma más rápida y eficaz.
  • Los participantes adquieren habilidades de resolución de conflictos que pueden servir para eventos futuros.
  • Se distribuye la responsabilidad de lo que sucede de forma equitativa entre las partes y nunca se habla de culpables, buenos o malos.
  • Favorece la calidad de la relación entre las partes implicadas.
  • Beneficia a los hijos en común, pues se favorece el diálogo y el entendimiento entre los padres.
  • Se fomenta la coparentalidad, de manera que se evita que uno de los dos progenitores asuma tras la separación el peso mayoritario de la crianza y la educación.
  • Hace más probable el cumplimiento de los acuerdos pactados, pues estos han sido negociados y no son vividos como una obligación o castigo.
  • Se reducen los costes económicos y evita que la cuestión deba resolverse a través de un procedimiento contencioso.

Conclusiones

En este artículo hemos hablado acerca de la mediación familiar y cómo esta puede ser de ayuda en procesos tales como separaciones y divorcios. Aunque en España es una práctica poco conocida, la realidad es que la mediación puede aportar muchos beneficios en los procesos de separación frente a las vías de solución jurídicas, que son más rígidas y no siempre logran un punto medio satisfactorio para los implicados.

Aunque cada divorcio es diferente, lo cierto es que una separación siempre es dolorosa y requiere tomar decisiones importantes, especialmente aquellas que tienen que ver con los hijos en común. La mediación es una alternativa que, con la ayuda de un mediador profesional, permite a ambos miembros debatir los puntos de conflicto y encontrar soluciones satisfactorias para las dos partes.

Esto permite aliviar la carga emocional, favorecer el bienestar de toda la familia y evitar recurrir a largos y costosos procedimientos por lo contencioso, que muchas veces terminan en medidas impuestas por un juez que no constituyen la mejor solución intermedia. El mediador no se posiciona ni opina, sino que facilita la comunicación y ayuda a los implicados a encontrar los puntos de encuentro entre ellos, reduciendo así el nivel de conflicto y mejorando la relación entre ellos a pesar de la separación.

beneficios-mediacion-familiar
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies