Las 10 diferencias entre Orgasmo Femenino y Masculino (explicadas)

Los hombres y las mujeres experimentan unas emociones y sensaciones distintas cuando alcanzan el clímax sexual. Una descripción de las diferencias biológicas y psicológicas entre los orgasmos masculino y femenino.

diferencias-orgasmo-femenino-masculino

El orgasmo se define como una sensación de liberación y placer que sienten tanto hombres como mujeres durante la relación o práctica sexual. Aunque observamos similitudes entre ambos orgasmos, tanto femenino como masculino, se ha comprobado que es difícil diferenciar entre las sensaciones placenteras de ambos.

Si percibimos diferencias en el tipo de estimulación y excitación requerida, la necesidad de una fase de recuperación o periodo refractario, la posibilidad multiorgásmica, la duración del orgasmo, la frecuencia de aparición, la necesidad de realizar otras acciones estimulantes, la finalidad que se vincula con cada uno, es decir, si se relacionan con la posibilidad reproductiva o las causas que comportan dificultad para alcanzar el orgasmo.

Es interesante conocer las diferencias entre el orgasmo femenino y el masculino para saber qué conductas o actuaciones son las más adecuadas para poder lograrlo y que ambos disfruten. En este artículo hablaremos del orgasmo experimentado durante las relaciones sexuales, cuáles son las características definitorias y qué diferencias se observan entre el orgasmo femenino y el masculino.

¿Qué entendemos por orgasmo?

Podríamos dividir la relación sexual en distintas fases. Hablaremos de fase de excitación, de meseta, de orgasmo y periodo de resolución, aunque esta última solo se observa en los hombres. El orgasmo se caracteriza por una sensación de liberación y placer al llegar al clímax y disminuir así la tensión acumulada en las fases anteriores. Se producirán movimientos espasmódicos en los músculos y la liberación de endorfinas, hormona vinculada con la reducción de la sensación de dolor y aumento del bienestar.

En ambos sexos, tanto en mujeres como en hombres observamos una activación del sistema nervioso simpático, produciendo un incremento de la presión sanguínea, del ritmo cardíaco y de la frecuencia respiratoria.

Orgasmos masculino y femenino: ¿en qué se diferencian?

Pese a mostrar características similares, como la activación del sistema nervioso simpático, también se presentan características distintas entre el orgasmo femenino y el masculino, haciendo pues que hablemos de orgasmo femenino y orgasmo masculino y no de orgasmo en general. Veamos pues qué factores difieren entre ambos sexos.

1. La duración del orgasmo

Se ha comprobado que la duración del orgasmo femenino es mayor que la del masculino. El orgasmo en los hombres puede durar de media entre 3 y 10 segundos, en cambio el de la mujer puede alargarse entre 20 a 25 segundos.

que-es-orgasmo-femenino

2. Estimulación necesaria

El tipo de estimulación que suele ayudar a llegar al orgasmo puede también mostrar distinción entre ambos sexos. En el caso de los hombres la estimulación visual y directa a los genitales suele ser más efectiva para alcanzar el orgasmo. Sin embargo en las mujeres el tipo de estimulación que suele favorecer llegar al clímax es verbal, centrada en zonas distintas a los genitales (como el cuello, pechos o orejas) y utilización de imaginación, imágenes mentales.

3. Frecuencia del orgasmo

Observamos también diferencia en la frecuencia con la que se alcanza el orgasmo, siendo esta mayor en los hombres. El sexo masculino suele llegar con más frecuencia al orgasmo, se calcula cerca de un 75 a un 80% de las veces que se mantienen relaciones sexuales en pareja. Contrariamente, el sexo femenino suele llegar en un 65 a 69% de las ocasiones que se tienen realcioens sexuales. Esta diferencia se observa en las relaciones heterosexuales, ya que en las parejas homosexuales, ya sea entre hombre-hombre o mujer-mujer, no se perciben estos porcentajes distintivos.

4. Necesidades de ayudas

En las mujeres, a parte de observarse un porcentaje menor de alcance del clímax, es frecuente que requieran ayudas externas para poder lograrlo, no es suficiente con la penetración. De este modo, en muchas ocasiones se requerirá la estimulación manual o oral del clítoris para poder llegar al orgasmo.

5. Eyaculación

Es importante no confundir eyaculación con orgasmo y tener presente que las mujeres también pueden eyacular. El orgasmo masculino suele ir acompañado de la eyaculación aunque no siempre es así. Podemos alcanzar el orgasmo y no mostrar eyaculación, por ejemplo, se ha observado que algunos fármacos pueden inducir al orgasmo sin que el hombre eyacule. Del mismo modo, se puede producir eyaculación sin orgasmo.

En el caso de las mujeres no es tan frecuente que se observe lo que conocemos como eyaculación femenina, que es un líquido que se expulsa por la uretra durante la excitación sexual o orgasmo. Aunque debemos tener en cuenta que sí que es posible la eyaculación femenina, siendo un suceso completamente normal.

orgasmo-masculino

6. Periodo refractario

Como ya apuntábamos anteriormente, los hombres, después de alcanzar el orgasmo entran en una fase que conocemos con periodo refractario, necesitan un tiempo de recuperación postorgasmo para poder volver a excitarse y eyacular. En cambio, en las mujeres este periodo no se observa, pueden volver a excitarse y alcanzar un orgasmo sin la necesidad de recuperación entre orgasmos. Por esta razón, se considera que las mujeres pueden llegar a ser multiorgásmicas, que consiste en alcanzar más de un orgasmo en una misma práctica sexual.

Está periodo de descanso en los hombres puede deberse, como mencionamos en el punto anterior, a la relación entre orgasmo y eyaculación en el sexo masculino y por tanto a la necesidad de volvera producir esperma para poder tener un nuevo orgasmo.

7. Excitación

Relacionado con el tipo de estimulación que necesita o prefiere cada sexe, se observa que las mujeres prefieren mecanismos de excitación más sutiles o estimulación que en ocasiones no se vincula con aspectos sexuales. Asimismo, las mujeres se muestran más sensibles a percibir el placer a través de otros sentidos. En contraposición, los hombres muestran preferencia por imágenes o fantasías sexuales para lograr excitarse.

8. Finalidad del orgasmo

Observamos también diferencias en la finalidad del orgamos. Como mencionamos, normalmente en los hombres el orgamso se vincula con la eyaculación de esperma, lo que quiere decir, que se relaciona con finalidad reproductiva, dicho de otro modo la llegada del orgasmo se vincula con la expulsión de esperma que permite la posibilidad de embarazo.

En cambio en las mujeres esta relación no es tan frecuente, es más se considera, que la estimulación del clítoris, que es el órgano vinculado con el placer femenino, tiene como única finalidad causar placer a las mujeres. Asimismo, como antes dijimos, en las mujeres la estimulación puede ser distinta sin necesidad de penetración y por tanto, sin posibilidad de embarazo. De este modo, es frecuente observar en las mujeres orgasmo sin vincularse con la función reproductiva. Del mismo modo, que pueden ser inseminadas o producirse penetración sin alcanzar el orgasmo.

9. Sensación de placer

La sensación de placer que se alcanza con el orgasmo es probablemente la característica más similar entre ambos sexos, cuando hablamos de orgasmo. Aunque como hemos visto se observan diferencias en las fases previas de excitación y meseta o en el tipo de estimulación, incluso se ha percibido distinción de las zonas cerebrales activadas, durante la fase orgásmica en los dos sexos se produce como dijimos, activación del sistema nervioso simpático, con incremento de la frecuencia respiratoria, del ritmo cardíaco y de la presión sanguínea, así como contracción muscular.

Esta similitud observada en la sensación de placer experimentada durante el orgamos, hace difícil diferenciar entre órganos femeninos y masculinos cuando se describen las sensaciones que se tienen durante la fase de máximo placer.

10. Causas de no alcanzar el orgasmo

En ocasiones puede haber dificultad para alcanzar el orgasmo, observamos que las causas vinculadas con esta falta de orgasmo son distintas en el hombre y en la mujer. Referente a los hombres la dificultad para llegar al clímax puede vincularse con causas orgánicas o con causas psicológicas. Como causas orgánicas se puede observar una lesión en la médula espinal, en concreto en el plexo lumbosacro, que al no poderse transmitir los impulsos nerviosos a través de los nervios no se pueda alcanzar el orgasmo. Asimismo, la falta de orgasmo puede deberse a los efectos de una droga o fármaco, que no permiten al sujeto tener una erección o un orgasmo. Un tipo de psicofármaco vinculado con frecuencia con dificultades en la actividad sexual son los antidepresivos.

Ahora bien, las causas que con mayor frecuencia se vinculan con la dificultad para lograr el orgasmo son de tipo psicológico. Podemos observar ansiedad relacionada con la capacidad de poder alcanzar una erección o eyacular, así como con proporcionar placer a su pareja. Esta ansiedad supone un impedimento para poder lograr la erección, ya que esta se produce cuando el organismo está relajado, el sistema parasimpático está activado. De igual forma, una inadecuada educación sexual o pensamientos negativos o prejuicios vinculados con la relación sexual también pueden complicar el logro del orgasmo.

En referencia a las mujeres también podemos observar causas psicológicos como una inadecuada educación sexual, prejuicios vinculados con el sexo o malas experiencias relacionas con la realción sexual. Pero una de las causas más habituales de la falta de orgasmo es una inadecuada estimulación, como ya dijimos, a diferencia de los hombres donde la penetración comporta la mayoría de ocasiones el orgasmo, en las mujeres solo con la penetración es difícil que se alcance el clímax sinó se estimula el clítoris.

anorgasmia
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies