Las 3 diferencias entre Poliamor y Poligamia (explicadas)

El poliamor y la poligamia son conceptos que a menudo se confunden. Sin embargo, estos refieren a realidades muy diferentes, estando diferenciadas por cuestiones legales, sociales e incluso religiosas.

diferencias-poliamor-poligamia

A lo largo de la segunda mitad del siglo XX el mundo vivió un despertar con la llegada de la llamada revolución sexual. Este movimiento permitió reivindicar la libertad del ser humano para vivir su sexualidad sin las constricciones morales y sociales que habían imperado hasta entonces.

Si bien el momento álgido de este movimiento fue alcanzado en la década de los ochenta, sus consecuencias continúan estando vigentes en la actualidad. De hecho, podríamos decir que a día de hoy la sociedad continúa ampliando su conocimiento de la sexualidad y descubriendo maneras alternativas de amar distintas del modelo monógamo tradicional.

Una de ellas es el llamado poliamor, una práctica que ha cogido fuerza en los últimos años. No obstante, sigue siendo prácticamente desconocida para el grueso de la población, hasta el punto de confundirse con otros conceptos como el de poligamia.

Aunque esta confusión es esperable debido a que ambas palabras comienzan por el prefijo “poli”, que procede del griego y significa “muchos”, lo cierto es que sus respectivos significados son bastante diferentes.

Esencialmente, el poliamor refiere a la posibilidad de tener múltiples amores, mientras que la poligamia refiere a tener diversos cónyuges. Por todo ello, en este artículo vamos a comentar algunas de las diferencias esenciales entre poligamia y poliamor.

¿Qué es el poliamor?

El término poliamor es un neologismo que se ideó para referir a aquellas relaciones amorosas en las que hay más de dos personas implicadas de manera simultánea. Para hablar de poliamor es necesario que cada una aporte su consentimiento y sea conocedora de todos los implicados.

Para algunas personas el poliamor es toda una filosofía de vida, por la que el amor no se concibe como una necesidad que lleva a la dependencia y la exclusividad, sino como un espacio compartido con varios individuos donde existe transparencia y honestidad entre todos ellos.

Lejos de vivir las relaciones sentimentales como una búsqueda continua de exclusividad y complacencia, los defensores de esta forma de amor apuestan por una visión abierta, menos limitada por normas impuestas y, sobre todo, flexible.

Es común caer en el error de concebir el poliamor como una forma de tener relaciones sexuales con varias personas. Sin embargo, este no sólo implica el aspecto sexual, sino todo el componente emocional y afectivo propio de cualquier relación monógama estable.

Así, los individuos que practican el poliamor pueden formar relaciones amorosas muy profundas, comprometidas y duraderas, aunque en su caso lo hacen sin reclamar exclusividad sexual o relacional. En cualquier caso, el salto al poliamor puede realizarse de forma directa en personas que no tenían pareja o llevarse a cabo desde el marco de una relación monógama tradicional.

Sostener una relación poliamorosa es todo un reto. Este tipo de vínculo múltiple exige unos cimientos muy sólidos de confianza, lealtad, límites bien fijados y mucha comprensión. En este tipo de relaciones deben gestionarse emociones como los celos y lidiar con las normas culturales que imponen un modelo de pareja más tradicional.

Todo ello puede, en su conjunto, constituir una fuerte presión para los miembros de la relación y por ello la base debe ser lo más fuerte posible. En las relaciones tradicionales también será necesario cuidar la comunicación, establecer límites y comprender al otro. Sin embargo, el poliamor plantea desafíos adicionales que exigirán mayores dosis de flexibilidad.

Por norma general, los partidarios del poliamor rechazan todo lo referente al modelo monógamo tradicional. Así, no creen la idea del amor eterno ni en el matrimonio. En su lugar, consideran que el amor debe fluir y extenderse hasta que los involucrados sientan que la relación ha dejado de satisfacerles.

Como ya comentamos anteriormente, el poliamor no sólo implica sexo, sino un compromiso con elementos emocionales y afectivos importantes. Por tanto, no se debe considerar poliamor cualquier forma de sexo sin compromiso, como por ejemplo las orgías o los intercambios de parejas.

que-es-poliamor

¿Qué es la poligamia?

La poligamia refiere al proceso por el cual una persona se casa con varios esposos (poliandría) o varias esposas (poliginia). A diferencia del poliamor, en este caso sí se formaliza un matrimonio.

Además, en este caso no existe simetría de poder entre los involucrados, pues es uno el que tiene el poder sobre el resto. Es decir, la relación se configura sobre una base no igualitaria. La forma más común de poligamia se da cuando un hombre posee varias mujeres, algo que en ciertas culturas orientales está muy normalizado. Sin embargo, en países occidentales como España esta práctica no es legal y está penada por la ley.

que-es-poligamia

Poligamia y poliamor: ¿en qué se diferencian?

Ahora que ya hemos definido qué son el poliamor y la poligamia, vamos a comentar las diferencias clave entre ambos conceptos.

1. Género

Un primer punto importante tiene que ver con el género. En el poliamor el género no es relevante, pues cualquier persona puede iniciar una relación de este tipo con independencia de si es hombre o mujer.

Además, no necesariamente tienen que ser vínculos heterosexuales, pues el poliamor admite cualquier combinación. En cambio, la realidad de la poligamia es que es heterosexual y, habitualmente, quien tiene el poder de decisión es un varón que posee varias esposas.

Por ello, la poligamia se vincula con tradiciones mucho más arcaicas en aquellas culturas donde está normalizada. Sin embargo, el poliamor es algo muy reciente que ha llegado de la mano de la liberación sexual iniciada hace unas décadas.

2. Religión

La religión también marca una diferencia considerable entre el poliamor y la poligamia. Por su parte, la poligamia es una tradición aceptada en muchas religiones como el Islam o la Iglesia Fundamentalista de los Santos de los Últimos Días (Mormones).

Es una costumbre muy extendida en las sectas, donde siempre es el varón el que posee el beneficio de contraer matrimonio con diversas mujeres. En muchos de estos contextos religiosos la poligamia es un símbolo de poder. Así, los hombres más ricos son los que tienen la capacidad de mantener diversas esposas, mientras que los más pobres deben limitarse a la monogamia.

Por el contrario, el poliamor no se vincula con una religión en particular. De hecho, es común que las personas a favor de este tipo de relaciones no se sientan identificadas con la fe religiosa o el matrimonio tradicional. Por ello, una gran parte suelen ser ateos.

3. Aceptación social y legalidad

Ambas prácticas, el poliamor y la poligamia, no disfrutan de una buena imagen en la sociedad. No obstante, las realidades de una y otra son bien diferentes. La poligamia se ha ilegalizado en la mayoría de países occidentales, ya que es considerada una práctica que viola los derechos de las personas.

Todo el mundo debería formar parte de una relación de manera voluntaria y en una situación de igualdad respecto al otro, por lo que este sistema va contra los principios de una sociedad avanzada en esta cuestión.

Sin embargo, en oriente sigue siendo una tradición extendida y normalizada, por lo que la situación social y legal cambia enormemente en función del lugar del mundo del que estemos hablando. Mientras que en un país occidental la poligamia es inconcebible, en uno oriental puede aceptarse como algo natural.

En cuanto al poliamor, la situación es radicalmente distinta. En primer lugar, el poliamor no se encuentra ilegalizado como tal, pues se trata de una unión libre y consensuada entre personas que deciden amarse de esta forma. No se trata de una unión formal, no hay matrimonio, por lo que técnicamente es una práctica permitida.

Sin embargo, a nivel social el poliamor se concibe como algo raro, fuera de la norma y muchas veces incomprensible desde la óptica de las relaciones tradicionales y monógamas. Por ello, aunque es algo que está permitido y no viola los derechos de ninguna persona, sigue siendo una realidad difícil de digerir para mucha gente.

poligamia-poliamor-diferencias

Conclusiones

En este artículo hemos hablado sobre las diferencias existentes entre la poligamia y el poliamor. Aunque ambas palabras puedan resultar similares, lo cierto es que sus respectivos significados son muy distintos.

Desde la mitad del siglo XX hemos vivido una revolución sexual, un movimiento social a favor de la liberación para disfrutar de la sexualidad y el cuerpo sin constricciones morales y sociales. En la actualidad las consecuencias de este cambio siguen haciéndose notar y la sociedad es cada vez más abierta en este sentido.

Sin embargo, en los años más recientes han ido apareciendo nuevos modelos de amor y de relación que pueden chocar de lleno con la idea tradicional de amor monógamo que conocemos. Una de ellas es el poliamor.

El poliamor hace referencia a una relación consensuada entre más de dos personas, donde existe un compromiso afectivo y no sólo sexual, donde todos los implicados mantienen una comunicación sincera acerca de la relación y una voluntad real de formar parte de ese amor múltiple. Este tipo de amor no sólo puede ser practicado por personas heterosexuales, pues es independiente de la orientación sexual de los involucrados.

En cambio, la poligamia es una forma de matrimonio en la que una persona, generalmente un varón, contrae matrimonio con varias mujeres. Es decir, tiene varias esposas. En este caso no hablamos de una relación simétrica, pues es una persona la que tiene el poder sobre el resto.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies