¿Qué es la Homofobia Internalizada? Definición y consecuencias

La homofobia internalizada se define como el conjunto de actos violentos conscientes e inconscientes que un integrante del colectivo LGTBIQ+ lleva a cabo hacia sí mismo y hacia los demás.

homofobia-internalizada

Hasta 70 países en el mundo condenan con penas de cárcel o castigos físicos las relaciones entre personas del mismo sexo. En otros tantos la homosexualidad está ilegalizada y, en aquellos en los que la ley protege al colectivo LGTBIQ+, la sociedad sigue algunos pasos por detrás perpetuando la violencia.

Por todo ello, el panorama para estas personas se presenta aún muy desalentador. Erradicar por completo este tipo de violencia es todo un desafío, pues esta se perpetúa por distintos mecanismos como la educación. La ausencia de una educación sexual de calidad desde los primeros años de la vida hace que la población absorba los discursos de odio hacia este colectivo como una esponja.

Analizar las causas es fundamental para atacar el problema, aunque igualmente importante es conocer las consecuencias de esta forma de discriminación basada en la orientación sexual o la identidad de género de las personas. Las víctimas de esta forma de violencia se encuentran expuestas a un riesgo superior al del resto de la población de sufrir problemas de autoestima, ansiedad, depresión y suicidio. La homofobia es muchas veces el motor que impulsa fenómenos como el bullying o agresiones tanto físicas como psicológicas.

Esta forma de discriminación también impregna el ámbito legislativo, siendo el ejemplo más ilustrativo de ello la prohibición del matrimonio homosexual en una gran parte del mundo. El desempeño laboral se ve igualmente empañado, pues muchas personas se ven en la necesidad de ocultar su condición sexual para evitar ser acosadas o despedidas de sus puestos. Los datos no mienten: Según el Proyecto ADIM, desarrollado en 2020 por el Gobierno de España y Portugal y la Universidad Complutense de Madrid, siete de cada diez homosexuales ocultan su condición sexual o identidad de género para evitar insultos o comentarios negativos en sus trabajos.

La oscura realidad de la homofobia

La homofobia es una violencia que se presenta en múltiples formas, muchas veces de una manera tan sutil que ni siquiera somos conscientes de ello. Un comentario, una mirada o un gesto pueden significar mucho, y es que las personas del colectivo LGTBIQ+ conviven diariamente con señales despectivas que les recuerdan que no merecen respeto y derechos por ser quienes son. No poder dar la mano o besar a tu pareja en público, que los demás den por sentada tu heterosexualidad, escuchar comentarios hirientes haciendo referencias al colectivo… son ejemplos de vivencias que estas personas soportan constantemente.

Crecer desde la niñez con mensajes homófobos alrededor es destructivo para todos, especialmente para quienes son homosexuales. La violencia cala por dentro hasta tal punto que los propios individuos del colectivo pueden desarrollar lo que se conoce como homofobia internalizada, que implica pensamientos, conductas y/o emociones de rechazo hacia su orientación sexual.

Esto hace que se produzca un grave conflicto interno, por el cual el individuo vive en una lucha continua contra sí mismo. Sobra decir que esto produce severas consecuencias psicológicas, pues negar lo que somos es incompatible con vivir una vida plena y feliz. En este artículo profundizaremos en el concepto de homofobia internalizada y el impacto que esta puede tener en las personas que la sufren.

¿Qué es la homofobia interiorizada?

Puede resultar contradictorio pensar que las propias personas del colectivo LGTBIQ+ muestran comportamientos homófobos. Sin embargo, la homofobia internalizada es una constante en el colectivo, entendiendo esta como el conjunto de actos conscientes e inconscientes que un integrante lleva a cabo hacia sí mismo y hacia los demás. Si analizamos este fenómeno detenidamente, podremos ver que es bastante lógico que suceda.

Todos crecemos expuestos a prejuicios e ideas homófobas, por lo que transitamos por la niñez y la adolescencia asumiendo que la heterosexualidad es lo normal, siendo todo el resto del espectro de la sexualidad humana una anormalidad. Por ello, las propias personas homosexuales pueden terminar por interiorizar este mensaje incluso cuando han aceptado aparentemente su condición sexual. Algunos ejemplos de homofobia internalizada podrían ser los siguientes:

  • Establecer generalizaciones acerca del colectivo, afirmando que todas las personas gays son promiscuas, fiesteras…
  • Ocultar detalles sobre la vida personal que puedan dejar ver que se es homosexual. No comentar nada sobre la pareja o sobre los planes que se hacen, afirmar que alguien con quien se sale es sólo un amigo, etc.
  • Indicar que se tiene pareja pero sin especificar su sexo para que las personas asuman que se es heterosexual.
  • Criticar o juzgar a las personas homosexuales que muestran un comportamiento más femenino, ensalzando quienes se muestran masculinos y varoniles.
  • Aceptar que no se podrá conseguir pareja porque se considera que todas las personas del colectivo son promiscuas.
  • Sentimiento de no pertenecer al colectivo gay, notar distancia respecto de él.

En un mundo donde la homofobia sigue muy presente, parece lógico que muchos homosexuales interioricen este tipo de violencia para protegerse. En cierta manera, esto puede ser una estrategia adaptativa para evitar sufrir ante una realidad que parece inmodificable. Las ideas que recibimos de nuestra familia, comunidad, amigos y religión pueden ser tan potentes que incluso perteneciendo al colectivo es posible perpetuarlas.

homofobia-interiorizada

Consecuencias de la homofobia internalizada

Como ya adelantamos al comienzo del artículo, la homofobia internalizada puede producir severas consecuencias en la salud mental de quienes la sufren. El sentimiento de vergüenza es una constante en las personas que viven esta realidad, lo que puede dificultar que estas puedan expresar su amor de manera natural en público e incluso impedir que disfruten de una vida sexual satisfactoria. El ocultamiento continuo de lo que uno mismo es genera una marcada angustia que puede dar pie a cuadros de ansiedad y depresión.

Por supuesto, interiorizar la homofobia hace que las personas del colectivo puedan encontrar problemas para formar relaciones de pareja saludables, pues no son capaces de involucrarse al cien por cien en el vínculo sentimental. Permanecer en un estado de represión y cohibición impide que las interacciones con el compañero sentimental fluyan y puedan funcionar.

La homofobia internalizada también puede manifestarse en forma de rechazo a quienes se muestran abiertos con respecto a su sexualidad. Sin embargo, la persona no suele reconocer sus propias actitudes homófobas y tampoco las de los demás. Añadido a todo lo anterior, las personas que sufren el fenómeno de la homofobia internalizada pueden buscar refugio para su sufrimiento en el abuso de sustancias, canalizar su malestar en forma de conductas violentas o involucrarse en prácticas sexuales poco seguras.

¿Qué hacer ante la homofobia internalizada?

Resolver algo tan complejo como la homofobia internalizada no es en absoluto sencillo y dependerá de cada caso. Sin embargo, algunas pautas generales pueden ser de ayuda para empezar a cambiar esta situación.

  • Reconocer que existe: Un primer paso para resolver la homofobia internalizada es aceptar que esta existe y que no nos aceptamos realmente tal y como somos. Dejar de negar y ocultar es un requisito imprescindible para manejar el problema.

  • Cambia tu diálogo interno: La violencia que recibimos del exterior se interioriza y determina la manera en la que nos hablamos. Revisa las palabras que empleas para hablarte y recuerda que debes cuidarte y tratarte con cariño y compasión.

  • Mira atrás: Recuerda que además del adulto que eres hoy también fuiste un niño. Piensa en esos momentos de tu infancia en los que te sentiste vulnerable y despreciado y no olvides que sigues siendo ese niño, por lo que mereces quererte y aceptarte como eres.

  • Comienza exposición progresiva: Vencer el miedo y la vergüenza requiere una exposición progresiva a la situación temida. Prueba a hablar sobre tu orientación sexual o tu pareja desde la naturalidad. Puedes comenzar a hacerlo con personas desconocidas, para luego empezar a abrirte con tus amigos y familiares. Al comienzo será difícil, pero con el tiempo el sentimiento de vergüenza será cada vez menos intenso.

  • Acude a terapia: La homofobia internalizada muchas veces encuentra su raíz en traumas vividos durante los primeros años de la infancia y la adolescencia. Elaborar estas experiencias dolorosas es duro, pero con el apoyo de un profesional puedes poco a poco integrar tus experiencias y reconciliarte contigo mismo.

Como vemos, la complejidad de la homofobia internalizada es enorme y por ello abordar esto solo puede ser desbordante. Por ello, siempre es preferible apoyarse en un profesional que te ayude a sanar las heridas abiertas. Recuerda que mereces disfrutar tu vida y vivirla sin sentir miedo, culpa o vergüenza por ser quien eres. No te condenes a vivir detrás de una máscara o fragmentando tu persona para que los demás te acepten.

combatir-homofobia-internalizada

Conclusiones

En este artículo hemos hablado acerca de la homofobia internalizada y cómo esta puede impactar en las personas que la sufren. La homofobia sigue siendo un problema muy extendido en la sociedad, pues se trata de una forma de violencia que permanece en todos los países. En algunos esta se encuentra castigada por la ley, y en los que la legislación protege los derechos de las personas LGTBIQ+ la sociedad suele ir algunos pasos por detrás. Por ello, no es sorprendente que las personas del colectivo interioricen el odio que reciben de fuera hasta el punto de odiarse a sí mismas. Esto explica por qué muchas personas homosexuales actúan con rechazo hacia el colectivo y viven una vida en la que la condición sexual se oculta o se muestra sólo parcialmente.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies