Las 3 diferencias entre violencia de género y violencia doméstica (explicadas)

La violencia de género y la violencia doméstica son dos formas de violencia muy frecuentes en la sociedad. Aunque con frecuencia se confunden y se consideran iguales, nada más lejos de la realidad. Vamos a conocer las diferencias clave entre ambas.
diferencias violencia género violencia doméstica

La violencia se puede definir como aquel comportamiento deliberado que trata de provocar daño físico o psicológico a otros individuos. Esta conducta ha formado parte de la naturaleza del ser humano desde los orígenes de nuestra historia, y como tal está condicionada por factores políticos, económicos, jurídicos, psicológicos y culturales.

Hoy en día, ejercer violencia contra otros individuos está considerado en la mayoría de países como un delito. Debido a las consecuencias dañinas que esta tiene para los individuos y para la sociedad en general, es preciso adoptar medidas que la penalicen y que ordenen la convivencia. La violencia es un fenómeno que se puede producir a muchos niveles y en escenarios muy diversos. Puede ser ejercida por un único individuo, por un grupo de personas e incluso por una institución u organismo. De igual manera, puede manifestarse de muchas formas, pudiendo ser psicológica, física, simbólica, sexual, verbal, etc.

Dos tipos de violencia muy predominantes en la sociedad son la violencia de género y la violencia doméstica. Aunque ambas representan formas de violencia distintas, es habitual que en los medios de comunicación y en el lenguaje popular se empleen estos términos de forma indistinta, lo que conduce a mucha confusión.

Diferenciar qué es violencia de género y violencia doméstica resulta de gran importancia, pues las dinámicas subyacentes a cada una de ellas son distintas y por ende, la forma de actuar ante ellas también. Debido a la importancia de esta cuestión, en este artículo vamos a conocer las diferencias clave entre violencia de género y violencia doméstica.

¿Qué es la violencia de género?

La violencia de género es aquella que es ejercida hacia una mujer por el mero hecho de serlo. Recientemente, también se ha reconocido como tal aquella que se lleva a cabo contra las personas LGTB, donde juega un papel central la orientación sexual, la identidad de género, el sexo y el género de la persona. La violencia de género se puede presentar de muchas formas, entre las que se encuentran todo tipo de agresiones físicas y verbales, así como la privación de derechos y libertades.

Este tipo de actos contra la mujer se llevan a cabo en todo tipo de ámbitos, que van desde la familia, los medios de comunicación o la educación hasta el trabajo, la sexualidad y la cultura. Es decir, la violencia de género se puede producir en infinidad de escenarios. Algunos ejemplos concretos de violencia de género pueden ser:

  • Asaltos y violaciones sexuales
  • Prostitución forzada
  • Discriminación laboral
  • Aborto selectivo por sexo
  • Mutilación genital femenina
  • Agresiones homófobas
  • Violencia en la pareja ejercida por parte del hombre hacia la mujer

Esta violencia se fundamenta en una supuesta superioridad del sexo masculino sobre el femenino y, de hecho, ha sido legitimada por la mayoría de sociedades a lo largo de nuestra historia. Algunas manifestaciones de la violencia de género son explícitas y evidentes (agresiones físicas y verbales, por ejemplo), pero otras son más sutiles, aunque no por ello menos dañinas (por ejemplo, los roles de género).

Desde los años 90, la comunidad internacional se ha hecho consciente de que este tipo de violencia merecía ser considerada separada del resto, siendo la Conferencia de Pekín (1995) el evento que permitió bautizarla con el nombre con el que hoy la conocemos: violencia de género. España aprobó una Ley Integral para combatir este tipo de violencia en el año 2004, convirtiéndose así en un país pionero en la lucha contra esta lacra social.

violencia de género

¿Qué es la violencia doméstica?

La violencia doméstica es aquella que se produce en el núcleo familiar, en el marco de la convivencia entre los miembros. Este tipo de violencia está recogida en el Código Penal, estando regulada por el artículo 173.2. De acuerdo con este, se considera violencia doméstica cualquiera que se cometa de forma física o psíquica sobre alguien que sea o haya sido cónyuge o sobre una persona que esté o haya estado ligada al agresor por una análoga relación de afectividad aun sin convivencia.

También se recoge como tal la violencia dirigida a una persona con la que se tenga cualquier otro tipo de relación que implique estar integrado en el mismo núcleo de convivencia familiar. En definitiva, la violencia doméstica es aquella que implica la comisión de un delito de malos tratos continuados hacia personas con las que el agresor se encuentra vinculado a nivel afectivo o familiar.

Por tanto, el agresor y la víctima pueden guardar vínculos de todo tipo: ser cónyuges o ex cónyuges, pareja de hecho, hermanos, estar uno al cuidado del otro (tutela, acogimiento…). Como vemos, el concepto de violencia doméstica es muy amplio y abarca un amplio espectro de violencias que se pueden producir en la convivencia familiar.

violencia doméstica

¿En qué se diferencian la violencia doméstica y la violencia de género?

Ahora que ya hemos definido qué son la violencia de género y la violencia doméstica respectivamente, vamos a repasar sus diferencias esenciales.

1. Contexto

Como hemos comentado, la violencia de género se produce, esencialmente, hacia las mujeres por el simple hecho de serlo. Esta violencia se puede producir en el entorno familiar, pero también puede darse en muchos otros escenarios. La violencia de género se puede extender al entorno laboral, la sexualidad, la educación y la cultura de toda una sociedad.

Por ello, es una violencia que se puede manifestar de muchas formas y en todo tipo de contextos, aunque siempre su trasfondo es la desigualdad existente entre hombres y mujeres. Por ello, cuando una mujer es víctima de violencia por el mero hecho de ser mujer, se debe siempre hablar de violencia de género y no de violencia doméstica.

2. Víctima

Al hilo de lo anterior, cabe señalar que las víctimas de violencia de género siempre son mujeres o, en su caso, personas del colectivo LGTB. Sin embargo, ser víctima de violencia doméstica no tiene nada que ver con el género, sino con el tipo de vínculo que une con el agresor. La condición para ser víctima de este tipo de violencia es que se mantenga con el agresor un vínculo de tipo familiar o que implique convivencia bajo el mismo techo.

La violencia doméstica se puede producir de padres a hijos, entre hermanos, de mujeres a sus parejas o ex parejas masculinas, entre parejas del mismo sexo e incluso hacia los abuelos o nietos. Por ello, esta violencia no se produce, por definición, en otros espacios que no sean el núcleo familiar, a diferencia de lo que sucede con la violencia de género, que se extiende a ámbitos muy diversos.

violencia doméstica víctima

3. Regulación legal

Dado a que se trata de tipos de violencia diferentes, su reconocimiento a nivel legal también es distinto. La violencia de género no fue definida como un tipo de violencia diferente del resto hasta la década de los noventa. Así, habría que esperar al 2004 para lograr la aprobación de una Ley específica que, por primera vez, era creada para paliar este grave problema social.

Gracias a esta ley, la violencia de género dejó de ser considerada como violencia doméstica y empezó a reconocerse como un problema social que tiene como base la desigualdad y el control de las mujeres. La violencia doméstica está reconocida en España como un delito de acuerdo con el artículo 173.2 del Código Penal.

Muchos expertos en este ámbito consideran que la confusión de ambas etiquetas puede ser muy dañina. Tratar de calificar la violencia de género como violencia doméstica impide dar visibilidad a un problema social mucho más amplio, en el que entran en juego infinidad de factores que hacen a la mujer situarse aún por debajo del hombre en muchas situaciones.

La violencia de género que se produce en muchas familias es el reflejo de unas creencias y valores que configuran una sociedad todavía patriarcal, con roles de género definidos y dinámicas relacionales dañinas. El maltrato a las mujeres no es una forma más de violencia, es una manifestación de todo un sistema que debe modificarse para lograr una igualdad real entre hombres y mujeres.

Conclusiones

En este artículo hemos recopilado las diferencias esenciales entre la violencia de género y la violencia doméstica. Ambos tipos de violencias suelen confundirse con mucha frecuencia, aunque realmente no son sinónimos. La violencia de género es aquella que se produce principalmente hacia las mujeres por el mero hecho de serlo. Es una violencia que puede darse en la familia y la pareja, pero también puede estar presente en otros ámbitos, como por ejemplo el campo laboral o los medios de comunicación.

Esta violencia no fue reconocida como una entidad diferente al resto de violencias hasta la década de los noventa, aunque en España se logró aprobar una ley específica para combatirla en el año 2004. Desde entonces la conciencia general de la sociedad ha ido en aumento, aunque continúa clasificándose como violencia doméstica muchos casos que, realmente, son violencia de género.

La violencia doméstica es aquella que se produce entre personas que comparten un vínculo familiar o una relación de convivencia. Este tipo de violencia sí que se restringe al ámbito de la familia y no tiene nada que ver con el sexo de la víctima, pues las víctimas pueden ser niños y adultos, hombres o mujeres. Calificar la violencia de género como violencia doméstica es incorrecto e impide reconocer la realidad que hay detrás de la violencia hacia las mujeres por razón de su sexo.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies