¿Qué es la Violencia Estética? Características y consecuencias

La violencia estética es una forma de presión social que empuja a las personas, especialmente si son mujeres, a cumplir con un prototipo estético determinado a toda costa, lo que muchas veces supone una amenaza para la salud y el bienestar.

violencia-estetica

Siempre que escuchamos la palabra violencia pensamos en agresiones físicas y verbales explícitas. Sin embargo, esta puede manifestarse de formas mucho más sutiles y silenciosas, aunque igualmente dañinas.

Un ejemplo de ello es la conocida como violencia estética. Esta consiste en una potente presión para que las personas, en especial las mujeres, encajen en un canon de belleza determinado a toda costa, llegando a poner en riesgo su salud física y mental.

Vivimos en una sociedad obsesionada con el aspecto físico, donde no encajar en el ideal establecido puede costar muy caro. Las personas cuya apariencia no coincide con lo que se considera socialmente bello se encuentran muy a menudo con el rechazo, las burlas y la discriminación por parte de los demás.

Esto constituye, sin duda alguna, una forma de violencia que no debe ser tolerada. Erradicarla es una tarea difícil, pero comenzar por ser conscientes de ella y no fomentarla es un buen primer paso para lograrlo. Por ello, en este artículo vamos a hablar acerca de esta forma de violencia y cómo ponerle freno.

¿Qué es la violencia estética?

La violencia estética se define como una forma de presión social que empuja a las personas, especialmente si son mujeres, a cumplir con un prototipo estético determinado a toda costa, lo que muchas veces supone una amenaza para la salud y el bienestar.

Aunque los hombres cada vez sienten más la presión estética, lo cierto es que las mujeres siguen siendo las más afectadas por esta violencia invisible. Así, la insatisfacción corporal es una constante en una gran parte de la población femenina, que muchas veces recurre a tratamientos estéticos e incluso complejas operaciones para modificar sus rostros y cuerpos en favor del ideal establecido.

Aunque el concepto de violencia estética ha comenzado a popularizarse recientemente, lo cierto es que este fenómeno no es algo nuevo en absoluto. A lo largo de la historia, los cánones de belleza han cambiado, pero la presión para cumplir con ellos ha sido continua. En el presente, no cabe duda de que el ideal estético gira en torno a una mujer eternamente joven, blanca y delgada.

Si bien la presencia de cánones de belleza puede parecer algo intrascendente, la realidad es que estos influyen muy negativamente en el cuerpo y la mente de las mujeres. A pesar de estar totalmente tolerada, se trata de una forma de violencia que lleva a las mujeres y niñas a aceptar que la única manera de ser queridas y valoradas es siendo bellas.

Así, aprenden que el éxito en la vida sólo es posible cuando el aspecto físico es el esperado por los demás. No cumplir con los cánones de belleza impuestos es sinónimo de discriminación y exclusión, de manera que el aspecto es el que dicta su valor y validez como personas.

Los medios de comunicación ocupan un papel muy importante en la continua validación de este modelo único de belleza, promocionando y visibilizando sólo aquellos cuerpos deseables, normativos y afines a los estándares fijados. Paralelamente, silencian y ocultan en las sombras aquellos alejados de lo considerado estéticamente adecuado. Esto explica por qué rara vez vemos presentadoras de televisión, actrices, cantantes y celebridades en general con un aspecto distinto del de la mujer blanca, delgada y joven que mencionamos antes.

Cuando en el mundo del espectáculo y los medios aparecen personas (especialmente mujeres) que no son como la sociedad dice que deben ser, estas a menudo ocupan puestos secundarios, sin protagonismo. Incluso, pueden ser utilizadas como bufón o personaje que despierta pena, lástima, rechazo o risas, pero nunca admiración o deseo. El ejemplo más habitual es el que observamos con las actrices gordas, que en el cine suelen ocupar el papel de amiga de la protagonista o el de la persona graciosa que hace reír a los demás pero no se lleva el éxito ni la mirada del público.

que-es-violencia-estetica

Características de la violencia estética

La violencia estética se define de acuerdo con una serie de características:

  • Sexista: La violencia de este tipo puede afectar a cualquier persona, pero es evidente que ejerce una presión mayor sobre las mujeres y niñas. Reproduce los estereotipos de género, pues marca qué es masculino y femenino. Así, quienes no encajen con lo que se espera de acuerdo a su sexo sufren ataques y discriminación. Cabe señalar que, aunque ellas son las que siguen sufriendo las peores consecuencias, los hombres cada vez se exponen a más exigencias referentes a su aspecto. Los hombres calvos o de poca estatura suelen ser siempre criticados por considerarlos menos atractivos.

  • Racista: La violencia estética ensalza como ideal de belleza los cuerpos blancos y occidentales. Esto lleva a que se reduzca la visibilidad de la diversidad corporal, dejando a un lado los cuerpos no blancos que poseen una forma y características distintas.

  • Gordofóbica: La violencia estética rechaza los cuerpos que no sean muy delgados. Así, las mujeres con más curvas y las personas con sobrepeso o simplemente una constitución más grande son abiertamente discriminadas.

  • Edadista: La violencia estética ensalza la juventud como el valor más preciado, eliminando aquellas bellezas que reflejan el paso del tiempo y la vejez.

  • Discriminatoria: Esta violencia ignora por completo los cuerpos de las personas con diversidad funcional, por lo que estas no se pueden ver representadas en los medios. Las personas no binarias también son abiertamente discriminadas al no ser jamás representadas.

caracteristicas-violencia-estetica

Consecuencias de la violencia estética

Como es de esperar, la violencia estética no está exenta de consecuencias negativas. Todos sentimos, en mayor o menor medida, la presión por encajar y ser aceptados en base a nuestro aspecto. Quienes poseen un físico alejado de la normatividad a menudo lidian con infinidad de problemas psicológicos debido al estigma que ello supone.

Muchas personas en esta situación ponen en riesgo su salud y su vida con tal de encajar en ese molde de perfección. Así, es habitual que, en el caso de las personas con sobrepeso, estas inicien numerosas dietas altamente restrictivas para adelgazar. Esto suele contribuir al desarrollo de trastornos de la conducta alimentaria (TCA) como la anorexia, la bulimia o la ortorexia.

La obsesión por alcanzar la perfección estética ha llevado a que incluso las personas consideradas “normativas” caigan en la trampa de cambiar su aspecto por creer que eso les hará sentirse más aceptadas y felices. Así, son muchas las que se someten a complejas cirugías estéticas para modificar el cuerpo y el rostro acorde a los cánones de belleza impuestos.

Ya desde nuestros primeros años de vida aprendemos que el físico es muy relevante y define el valor de las personas en nuestra sociedad. Esto hace que incluso en los centros escolares se produzcan casos de acoso por los que un niño o niña sufre discriminación y agresiones por motivo de su aspecto. Esto merma seriamente la salud y el desarrollo de la víctima, que lejos de crecer en un entorno seguro y saludable lo hace sufriendo ataques directos a su autoestima, dañando seriamente su visión de sí misma y del mundo en general.

La obsesión por el físico también está contribuyendo a la hipersexualización de la infancia, especialmente en el caso de mujeres y niñas. La hipersexualización consiste en resaltar los atributos sexuales de una persona por encima de cualquier otro atributo que la pueda definir. Así, constituye una forma de atentar contra la dignidad de las personas, especialmente cuando se trata de menores.

Reducir a alguien únicamente a la dimensión sexual condiciona su imagen, su identidad e incrementa la vulnerabilidad a graves problemas como los ya mencionados TCA, así como la depresión, las autolesiones y el intento de suicidio. Todo ello debido a la presión enfermiza por encajar y gustar, así como sentirnos admirados y valorados. En este sentido, plataformas como TikTok están favoreciendo que menores de corta edad imiten contenidos hipersexualizados y estereotipados, que como vemos son altamente dañinos para el desarrollo del autoconcepto y su autoestima.

consecuencias-violencia-estetica

Cómo responder ante la violencia estética

Ahora que ya hemos hablado sobre la violencia estética y sus consecuencias, cabe preguntarse si es posible prevenirla y cambiar esta terrible situación. Adoptando una visión realista, es posible que no puedas cambiar una violencia tan extendida y estructural de la noche a la mañana. Sin embargo, algunas medidas cotidianas pueden ayudar a no ser cómplice de ella:

  • No hables acerca de los cuerpos de los demás, ya sea para criticar o para alabar. Los cuerpos ajenos no son algo sobre lo que debas comentar nada, pues pertenecen a otra persona que no necesita recibir comentarios sobre su físico. Antes de hablar piensa si lo que vas a decir puede ayudar a esa persona o, por el contrario, tus palabras van a ser vacías y sólo servirán para dañar al otro.

  • Si tienes hijos, plantéales nuevos referentes. Las niñas suelen tener como icono figuras como la Barbie, muñecas con un cuerpo “ideal” que destacan por su apariencia. En su lugar, busca iconos que inspiren en un sentido más profundo y no por su aspecto: escritoras, artistas, líderes…

  • Cuando escuches bromas o comentarios de burla que humillen o dañen a otra persona por su aspecto físico, es fundamental que no te rías ni participes de ellos. Además, es crucial que marques límites y señales a la persona que los hace lo inadecuado de su comportamiento.

  • Refuerza los atributos propios y ajenos que no tengan que ver con el físico: Aprende a ensalzar esas cualidades que tienes y que tienen los demás que no tengan que ver con el aspecto. Ser divertido, honesto, trabajador, cariñoso… son algunos ejemplos.

formas-mejorar-aceptacion-corporal
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies