Las 5 diferencias entre Violación y Abuso Sexual (explicadas)

Violar es tener relaciones sexuales con alguien sin su consentimiento y haciendo uso de la violencia o de las amenazas. Abusar sexualmente es acceder al cuerpo de alguien sin consentimiento pero sin violencia.

Diferencias violación abuso sexual

Poner fin a la violencia contra las mujeres es, sin duda, una de las cartas pendientes de los países más desarrollados del mundo. Y es que las estadísticas revelan datos escalofriantes como que el 35% de las mujeres, a escala mundial, han experimentado alguna forma de violencia sexual o que 15 millones de menores de edad han sido víctimas de relaciones sexuales forzadas.

Por desgracia, todo lo relacionado con el acoso sexual, el abuso sexual y las violaciones ocupan, casi a diario, los telenoticias de cualquier país del mundo. Y es que a fecha que se escribe este artículo (diciembre de 2021), en lo que va de año, en un país desarrollado como España, se han denunciado 1.600 violaciones. Eso son más de cuatro violaciones al día. Y esto, que ya es horrible, se convierte en escalofriante si tenemos en cuenta todas aquellas que, por miedo, no son denunciadas.

Y todo este miedo y temor a hablar acerca de una realidad que nos rodea hace que, de forma generalizada, exista mucho desconocimiento acerca de la naturaleza exacta de conceptos que involucran la violencia sexual. Y uno de los errores más comunes que solemos cometer es el de considerar que “violación” y “abuso sexual” son sinónimos. No lo son.

Aunque es cierto que guardan similitudes, existen matices tanto en el acto en sí como en la legalidad asociada muy importantes que deben ser comprendidos. Por ello, en el artículo de hoy y, como siempre, respaldados por las más prestigiosas publicaciones, vamos a detallar las principales diferencias entre el hecho de violar y de abusar sexualmente de alguien.

¿Qué es violar? ¿Y abusar sexualmente?

Antes de entrar en profundidad y ver las principales diferencias entre estos actos horribles, es importante que nos pongamos en contexto y entendamos, de forma individual, las características y consecuencias legales de cada uno de ellos. Definamos, pues, qué son las violaciones y qué son los abusos sexuales.

Violación: ¿qué es?

Una violación es un delito sexual que consiste en tener relaciones sexuales con acceso carnal con una persona sin el consentimiento de la misma y haciendo uso de la violencia física o de las amenazas verbales como herramienta para someter a la víctima. Así pues, violar a alguien se basa en realizar el coito mediante la fuerza o la intimidación sin que esta persona consienta el acto sexual.

Cometer una violación es realizar una agresión sexual, en el sentido que se atenta contra la libertad sexual de una persona mediante la violencia y/o las amenazas, con la característica definitoria de que existe acceso carnal. Es decir, una agresión sexual se considera violación cuando el agresor introduce miembros corporales u objetos por los orificios naturales del cuerpo de la víctima.

En otras palabras, para hablar de violación, debe existir una penetración por vía vaginal, anal o bucal, tanto de un miembro del agresor (debemos tener en cuenta que el 99% de los violadores son hombres, así que este miembro suele ser el pene) como de un objeto que es introducido en el cuerpo de la víctima como parte del acto sexual.

Este acceso carnal es lo que eleva la pena de la agresión sexual y lo que define la naturaleza de una violación. Así pues, una violación es una penetración sexual no consentida que viene acompañada de violencia física y/o intimidación verbal como herramientas del agresor para lograr la sumisión de la víctima, las cuales, en el 90% de los casos, son mujeres. Además, cabe destacar que cualquier relación sexual con menores de 13 años es considerada legalmente también como violación.

De hecho, el agresor muchas veces lo que persigue es satisfacer o demostrar su poder, empleando este acto sexual como muestra de la dominancia de los hombres por encima de las mujeres. Es decir, los violadores no siempre buscan el placer o la gratificación sexual. En España, por ejemplo, la violación está castigada con penas de prisión de 6 a 12 años, dependiendo de los agravantes.

violación

Abuso sexual: ¿qué es?

Un abuso sexual es un delito sexual que consiste en acceder al cuerpo de una persona, con o sin acceso carnal, sin su consentimiento pero sin hacer uso de la violencia física. En caso de que se usara la violencia, hablaríamos, como hemos visto, de agresión sexual. Y si a esta agresión le anadiéramos acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal, de violación. Así es cómo se relacionan estos conceptos.

Así pues, abusar sexualmente de alguien es un delito que consiste en cometer actos que atentan contra la libertad sexual de una persona por un acceso no consentido a su cuerpo pero sin que haya uso de la fuerza física como método o herramienta de dominación. Contacto sexual sin consentimiento pero sin violencia es sinónimo de abuso.

Por ello, el abuso sexual ocurre sobre las personas que, por estar bajo los efectos de una sustancia que inhibe su consciencia (una droga, fármaco o alcohol), no pueden autorizar la actividad sexual, niños menores de edad o personas con algún tipo de discapacidad. Es decir, siempre que por cuestiones de edad o de estado mental no pueda mediar el consentimiento pleno en un acto sexual, hablamos de abuso.

En este sentido, aunque es cierto que el abusador no hace uso ni de violencia ni de las amenazas o intimidaciones, se aprovecha de la incapacidad de la víctima para consentir este contacto. En España, por ejemplo, este delito se castiga con penas de entre 1 y 3 años de prisión o multas de 18 a 24 meses. Un delito sexual con cuatro características: contacto sexual. No consentimiento. No violencia. No intimidación.

Aun así, en este abuso sexual puede existir también acceso carnal, es decir, penetración de miembros corporales o de objetos por vía vaginal, anal o bucal de la víctima. Es decir, sigue sin haber violencia ni amenaza, pero el abusador puede aprovecharse del estado de la víctima para penetrar sus orificios naturales. En tal caso, pasa a castigarse con penas de entre 4 y 10 años de prisión, dependiendo de los agravantes.

Las principales víctimas de los abusos sexuales son los menores de edad y el abusador suele ser una persona de confianza (como un familiar o un profesor), el cual, en un contexto privado y haciendo uso de la manipulación, la persuasión y control emocional del niño o niña, logra acceder de forma indebida a su cuerpo. Aun así, también puede ocurrir, como hemos dicho, en personas que, por efecto de las drogas, no están en un estado óptimo o en personas con alguna incapacidad mental. Contacto sexual, con o sin acceso carnal, sin consentimiento pero sin violencia ni intimidación. En esto se basa en abuso sexual.

abuso sexual qué es

¿En qué se diferencia una violación de un abuso sexual?

Después de definir extensamente ambos delitos sexuales, seguro que sus diferencias han quedado más que claras. Aun así, por si necesitas (o simplemente quieres) disponer de la información de una manera más concisa y con un carácter más visual, hemos preparado la siguiente selección de las principales diferencias entre violar y abusar sexualmente de alguien en forma de puntos clave.

1. En un violación se hace uso de la violencia; en un abuso sexual, no

La diferencia clave. Una violación es una forma de agresión sexual. Así pues, violar significa tener relaciones sexuales con acceso carnal con una persona que no consiente dicho acto y haciendo uso de la violencia, de la fuerza física, de la intimidación o de las amenazas verbales como método para someter a la víctima. En cambio, en un abuso sexual, si bien tampoco existe consentimiento por parte de la víctima, el contacto sexual se produce sin que el abusador haga uso de la violencia.

2. En la violación siempre existe acceso carnal; en un abuso sexual, no siempre

Para que una violación sea considerada legalmente como tal, la agresión sexual debe ir acompañada de acceso carnal, es decir, la introducción por vía vaginal, anal o bucal de un miembro del cuerpo del violador o de un objeto. Es decir, en la violación debe existir penetración. En el abuso sexual, pese a que pueda venir acompañador de este acceso carnal, la penetración no es una condición indispensable para que el delito sea tipificado como tal.

3. En la violación la víctima siempre es consciente de lo que ocurre, en el abuso sexual, no

En la violación, la víctima es consciente de lo que está ocurriendo. De ahí que el violador deba hacer uso de la violencia física o de la intimidación para someter a la víctima y realizar, sin su consentimiento, el acto sexual. En cambio, el abuso sexual siempre viene ligado a una baja consciencia de la víctima.

Ya sea por edad, incapacidad mental o por estar bajo los efectos de una droga, la víctima no es plenamente consciente de lo que está ocurriendo. Por ello, pese a que no haya consentimiento, el abusador no necesita hacer uso de la fuerza ni de las amenazas. Se aprovecha de este estado de poca consciencia.

violación violencia

4. Las penas por violación son mayores que por abuso sexual

Al tratarse de una agresión sexual donde se hace uso de la violencia física o verbal, las penas por violación son mayores que aquellas por abuso sexual. Y es que mientras que, en el caso de España, el abuso sexual se castiga con penas de entre 1 y 3 años de prisión (en caso de que exista acceso carnal, la pena asciende hasta los 4-10 años, según agravantes), la violación está castigada con penas de prisión de entre 6 y 12 años, dependiendo, de nuevo, de los posible agravantes.

5. Una violación es una agresión sexual; una abuso sexual, no

Y para terminar, una diferencia conceptual. Y es que aunque el abuso sexual sea un delito y acto horrible, no se considera legalmente una agresión sexual ya que, como hemos visto, no se produce con violencia ni con intimidación. En cambio, una violación sí que es un tipo de agresión sexual (aquella agresión sexual en la que se produce acceso carnal) ya que el violador usa la fuerza física o las amenazas para someter a la víctima.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies