Las 40 fobias más comunes que existen

Una fobia es un temor muy fuerte e irracional a objetos o situaciones que, pese a no representar un peligro real, genera ansiedad en la persona.
Fobias más comunes

El miedo es una de las emociones más primitivas. Absolutamente todos los animales lo experimentan de una forma u otra, pues es la respuesta natural e inevitable de nuestro cuerpo ante situaciones que nos resultan, ya sea de forma instintiva o racional, amenazantes.

El miedo es una estrategia evolutiva de los animales (no solo de los humanos) y es imprescindible para garantizar la supervivencia, pues es la forma que tiene el organismo de decirnos que hay que huir rápido y de encender la “chispa” que permita una actuación rápida.

Y, si bien en los animales estos miedos se encuentran codificados en la genética, el problema de los humanos es que entra en juego otro personaje: la conciencia. Es decir, no solo tenemos miedos innatos, sino que podemos ir moldeándolos a lo largo de nuestra vida en función de experiencias vividas, cambios en la función cerebral, aquello que nos rodea…

Así, muchos de nosotros empezamos a tenerle miedo a objetos y situaciones que, pese a que desde el punto de vista racional se vea que no hay un peligro real (o muy poco), para esa persona representan una verdadera amenaza y el cuerpo dispara la reacción para huir. Estos miedos irracionales son las fobias.

¿Qué es una fobia?

Una fobia es un miedo muy fuerte e irracional a objetos y situaciones que, a pesar de que no representan un verdadero peligro, genera una respuesta en el cuerpo propia de la exposición a una verdadera amenaza.

Las fobias, por lo tanto, son un tipo de trastorno de ansiedad que se “dispara” al entrar en contacto con el detonante y que provoca en la persona sensaciones negativas, por lo que es muy común que las personas con alguna fobia eviten por todos los medios la exposición a aquello a lo que le tienen miedo.

Las fobias son irracionales, por lo que no hay que cuestionarle a alguien por qué tiene miedo. Nacen tanto de sus genes como de la influencia del entorno, así que las personas no pueden controlar la aparición de una fobia.

El miedo a los espacios abiertos o a los cerrados, el miedo a volar, el miedo a las alturas, el miedo a determinados animales, el miedo al agua, el miedo a la sangre… Estas son algunas de las fobias más comunes, unas patologías mentales que cursan con ansiedad, que son duraderas y que no solo producen reacciones psicológicas desagradables para el afectado, sino que también se traducen en manifestaciones físicas.

Pese a que no siempre es necesario, las terapias psicológicas son un buen tratamiento para las fobias, pues pueden ayudar a la persona a localizar, procesar y combatir el miedo, “curando” así la fobia normalmente de forma permanente.

¿Por qué aparecen las fobias?

La causa de las fobias sigue siendo, en parte, uno de los grandes misterios de la psicología. En muchos de los casos de fobias es complicado encontrar el origen de la fobia ya que, si bien es cierto que muchas de ellas aparecen después de la vivencia de experiencias negativas, la genética, el medio ambiente y la función cerebral también juegan un papel importante.

Es decir, las fobias pueden estar codificadas en los genes de la persona, aunque todavía no está muy claro si el factor hereditario puede aplicarse en estos trastornos. Además, el entorno en el que vive la persona puede disparar o no la expresión de estos genes vinculados a las fobias, por lo que su aparición sería debida a una interacción muy compleja entre genes y medio ambiente.

Y no solo eso, pues los cambios en la actividad cerebral por los que pasa una persona a lo largo de su vida también pueden incitar o no el desarrollo de las fobias.

Por lo tanto, la vivencia de sucesos traumáticos y negativos es solo uno de los varios elementos que juegan un rol en la aparición de las fobias, por lo que no siempre es sencillo localizar el origen de estos miedos.

¿Cómo se manifiesta una fobia?

El signo más claro de que una persona sufre fobia es que evita por todos los medios posibles la exposición a aquella situación u objeto a la que le tiene miedo. Pero hay que tener en cuenta que una fobia no es un miedo común, una fobia es un trastorno de ansiedad.

Por ello, las fobias tienen una sintomatología propia de una enfermedad, y es que la exposición al miedo genera en la persona sensaciones desagradables no solo a nivel psicológico, sino también físico.

De todos modos, lo más común es que las fobias sean trastornos leves, es decir, que no cursen con una sintomatología muy discapacitante. De hecho, todo el mundo tiene algún miedo irracional a algo. El problema viene cuando la reacción es descontrolada, pues en este punto sí que afecta a la calidad de vida de la persona.

Cuando una persona con una fobia fuerte se expone a aquello que le da miedo, esta se expresa con los siguientes síntomas: sudoración, falta de aire, deseo fuerte de huir, temblores, taquicardia, pánico y miedo, opresión en el pecho, náuseas, mareos (incluso desmayos), lloros, ansiedad, temor extremo…

Algunas de las fobias pueden controlarse en el sentido de que es fácil evitar la exposición a los miedos, pero algunas de ellas son muy difíciles de regular, por lo que muchas personas acaban sufriendo aislamiento social, abusando de sustancias, teniendo problemas en las relaciones personales y laborales, pasando por trastornos del estado de ánimo e incluso hay mayor riesgo de suicidio.

¿Cuáles son las fobias más comunes?

Los humanos podemos desarrollar fobia a absolutamente cualquier objeto o situación imaginable, por lo que el mundo de las fobias es inmenso.

Sin embargo, hay algunas que tienen una incidencia mayor, ya sea por tendencia natural a ello o porque son las que pueden proceder de experiencias negativas con más facilidad. A continuación presentamos algunas de las fobias más comunes.

1. Claustrofobia

Es el miedo a permanecer un tiempo en un espacio cerrado.

2. Agorafobia

Es el miedo a los espacios abiertos, a las multitudes y a los lugares públicos. Estar en la calle es un verdadero problema.

3. Aerofobia

Es el miedo a volar en aviones.

4. Acrofobia

Es el miedo a las alturas, ya sea desde edificios o precipicios.

5. Fobia social

Es el miedo a exponerse a situaciones sociales, ya sea por ser humillado, rechazado o ser evaluado negativamente.

6. Belonefobia

Es el miedo a todos los objetos punzantes con los que se pueda topar la persona.

7. Glosofobia

Es el miedo a hablar en público.

8. Coulrofobia

El miedo a los payasos es uno de los más comunes, especialmente en la infancia.

9. Cinofobia

Es el miedo a los perros, aunque puede ser a algunas razas determinadas.

10. Hemofobia

Es el miedo o simplemente aprensión a la sangre.

11. Escotofobia

El miedo a la oscuridad es una de las fobias más comunes del mundo.

12. Tripofobia

Es el miedo a aprensión a las figuras geométricas muy juntas y a los grupos de agujeros.

13. Aracnofobia

El miedo a las arañas es una de las fobias más frecuentes ya que la aprensión a ellas podría estar codificada en nuestro instinto.

14. Tanatofobia

Es el miedo a morir o incluso a la muerte en sí.

15. Fobofobia

Es el miedo a sufrir fobias.

16. Ofidiofobia

Es el miedo a las serpientes.

17. Mirmecofobia

Es el miedo a las hormigas.

18. Entomofobia

Es el miedo a los insectos en general.

19. Agrizoofobia

Es el miedo a los animales salvajes.

20. Ailurofobia

Es el miedo a los gatos.

21. Ornitofobia

Es el miedo a los pájaros. El de las palomas es el más común.

22. Amatofobia

Es el miedo al polvo o a la suciedad en general.

23. Amaxofobia

Es el miedo a conducir o incluso a estar en el interior de vehículos de motor.

24. Apifobia

Es el miedo a las avispas y/o las abejas.

25. Pirofobia

Es el miedo al fuego.

26. Astrafobia

Es el miedo a los truenos y los relámpagos.

27. Ataxofobia

Es el miedo o la aprensión al desorden.

28. Automisofobia

Es el miedo a la falta de higiene personal, a ensuciarse o a oler mal.

29. Catoptrofobia

Es el miedo a los espejos.

30. Dentofobia

Es el miedo a los dentistas y/o acudir a una consulta odontológica.

31. Distiquifobia

Es el miedo a sufrir algún accidente de cualquier tipo.

32. Hidrofobia

Es el miedo al agua.

33. Electrofobia

Es el miedo a ser electrocutado o incluso a la electricidad en sí.

34. Eremofobia

Es el miedo a la soledad o incluso a estar a solas durante un tiempo.

35. Fasmofobia

Es el miedo a los fantasmas.

36. Anginofobia

Es el miedo a ahogarse o ser estrangulado.

37. Equinofobia

Es el miedo a los caballos.

38. Iatrofobia

Es el miedo a ir al médico o a acudir a un hospital.

39. Vacunofobia

Es el miedo a recibir una vacuna a causa del miedo de las agujas.

40. Talasofobia

Es el miedo al mar.

Referencias bibliográficas

  • Aragonès Benaiges, E. (2013) “El abordaje de las fobias”. FMC - Formación Médica Continuada en Atención Primaria.
  • Coelho, C., Purkis, H. (2009) “The Origins of Specific Phobias: Influential Theories and Current Perspectives”. Review of General Psychology.
  • Singh, J., Singh, J. (2016) “Treatment options for the specific phobias”. International Journal of Basic & Clinical Pharmacology.
Pol Bertran Prieto

Pol Bertran Prieto

Microbiólogo y divulgador

Pol Bertran (Barcelona, 1996) es Graduado en Microbiología por la Universidad Autónoma de Barcelona. Máster en Comunicación Especializada con mención en Comunicación Científica por la Universidad de Barcelona. Apasionado por la divulgación de la salud y la medicina y aficionado del deporte y el cine.