¿Cómo puedo ayudar a una persona con ansiedad? 10 consejos

La ansiedad es una enfermedad mental en la que la persona experimenta miedos y preocupaciones muy intensos. El papel del entorno y de los seres queridos es esencial, por lo que vamos a ver pautas para ayudar a una persona que sufre ansiedad.

como-ayudar-persona-con-ansiedad

Por desgracia y a pesar de que vivamos en pleno siglo XXI, la salud mental sigue siendo un tema tabú en cualquier sociedad del mundo. Inexplicablemente, todavía nos cuesta entender que el cerebro es un órgano más del cuerpo y que como tal, puede enfermar. Es complicado aún hablar abiertamente de que sufrimos un trastorno mental y que, por tanto, nuestro entorno más próximo detecte que nos sucede algo.

Y esto es último es una lástima, pues a pesar de que evidentemente quien debe abordar estas enfermedades mentales es un psicólogo y/o un psiquiatra, los seres queridos del paciente juegan un papel esencial en la gestión del problema. Ahora bien, el tabú alrededor de la salud mental hace que no sepamos bien cómo administrar esta situación, pues nadie nos ha preparado para ello.

Por esta razón, en el artículo de hoy y de la mano de nuestro equipo de psicólogos colaboradores, vamos a presentar una selección de los mejores consejos que, como seres queridos (pareja, amigo, madre, padre, hermano…), podéis seguir en caso de que veáis (o sepáis) que alguien quien queréis está sufriendo un problema de ansiedad, una de las enfermedades mentales más comunes y limitantes.

Convivir con ansiedad, un trastorno psicológico que afecta a 260 millones de personas en el mundo y que compromete enormemente la calidad de la persona tanto a nivel físico como emocional, no es sencillo. Y es importante saber cómo ayudar a alguien que tiene ansiedad a coger fuerzas para pedir ayuda, a no sentirse culpable de lo que siente y, en esencia, a que perciba que su entorno está con él en esta lucha.

¿Qué es la ansiedad?

El primer paso para ayudar a una persona con ansiedad es comprender el problema que sufre. Para ello, vamos a definir el trastorno. La ansiedad no es ni vivir agobiado ni ser un “estresado”. La ansiedad es una enfermedad mental en la que la persona experimenta unos miedos y preocupaciones muy intensas ante situaciones diarias que, o bien no representan una amenaza real o el peligro es mucho menor del que se puede presuponer por su reacción somática.

Así, estamos ante un trastorno en el que el miedo se convierte en una reacción patológica desadaptativa y clínicamente significativa. La ansiedad afecta, de acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), a 260 millones de personas en todo el mundo. Y, como decimos, ni es un rasgo de la personalidad ni es un simple estrés. Es una psicopatología que, como tal, debe ser tratada.

Porque los pacientes con ansiedad, de forma más o menos recurrente y con mayor o menor intensidad, sufre episodios de un patológico y extremo nerviosismo que cursa con estrés intenso, presión en el pecho, hipertensión, cansancio, incremento del ritmo cardíaco, problemas gastrointestinales, hiperventilación, miedos irracionales, ataques de pánico, etc.

Es cierto que la vivencia de experiencias traumáticas o sucesos emocionalmente dolorosos pueden desencadenar los episodios de ansiedad, pero las causas detrás de su desarrollo no están demasiado claras, cosa que indica que el origen de la ansiedad se encontraría en una interacción compleja de factores genéticos, sociales, neurológicos y personales.

que-es-ansiedad

Del mismo modo, es importante tener en cuenta que no existe una única forma de ansiedad, sino que debemos hablar de todo un grupo de trastornos, como la ansiedad generalizada (los síntomas no son agudos ni demasiado graves, sino que consiste en una sensación constante de malestar), TOC (el trastorno obsesivo-compulsivo es una forma de ansiedad con pensamientos ansiosos que influyen en nuestro comportamiento), ansiedad por separación, fobias (el principal síntoma es el miedo ante la exposición a un estímulo), estrés postraumático, trastorno de pánico, trastorno de angustia…

Todo esto hace que la ansiedad sea un trastorno muy complejo en lo que a causas y manifestaciones se refiere. Por ello, ni los libros de autoayuda ni los familiares pueden solucionar esta situación. Se necesita un abordaje por parte de profesionales de la salud mental. Hay que buscar tratamiento, el cual consiste en psicoterapia y/o, en casos más graves, una administración de medicamentos antidepresivos o una combinación de ambas.

Aun así, es cierto que los familiares y otros seres queridos pueden (y deben) jugar un rol importante, pues uno de los grandes problemas de la ansiedad es que, precisamente por el estigma y la diversidad de síntomas, muchas veces los pacientes no pueden o no quieren reconocer que existe un problema. Y es aquí, junto con otras pautas, donde los seres queridos son esenciales en la gestión de la ansiedad.

Consejos para ayudar a un ser querido que sufre ansiedad

Como hemos dicho, por mucho que queramos a esa persona y por mucho que nos informemos acerca de la ansiedad, solo un profesional de la salud mental, ya sea un psicólogo o un psiquiatra, puede ofrecerle a la persona un tratamiento eficaz. Aun así, sí es cierto que podemos aplicar algunas pautas para facilitarle las cosas y hacer que la convivencia sea lo mejor posible. Veamos, pues, cómo ayudar a una persona que padece un trastorno de ansiedad.

1. Dale espacio, pero que sienta que estás ahí

Una persona con ansiedad no tiene que sentirse cuidada todo el tiempo, pues puede generarle malestar e incluso que esto, aunque las intenciones sean buenas, sea otra fuente de estrés. No debemos caer en la atención constante; sino dejarle su espacio pero que sienta que cuando lo necesite, vamos a estar ahí para darle el apoyo que necesita o para escucharle.

2. No le pidas que se calme

Una persona con ansiedad no decide sentirse como se siente. Pedirle que se calme ante una crisis o episodio no tiene ningún efecto positivo, sino que de hecho va a contribuir a empeorar la situación. Es más, al no poder conseguirlo, se va a frustrar más y en este sentido, no vamos a ser de ayuda. En lugar de pedirle que se calme (algo que es imposible para una persona que es víctima de este trastorno), debemos realizar acciones que sepamos que puedan contribuir a su calma. Pero nunca exigirle que se tranquilice, por muy nerviosos que estemos.

3. Ayúdale a centrarse en estímulos

Cuando una persona con ansiedad sufre un episodio intenso, suele focalizar toda su atención en su malestar y en las emociones que experimenta. Por ello, una manera de ayudar es conseguir que se centre en estímulos distintos. Intentar que mantengan el contacto visual contigo, guiarles en la respiración, ponerles música, fomentar que hablen sobre algo... Todas estas estrategias son positivas para que deje de centrarse en lo mal que se siente.

4. En una crisis, guíale en la respiración

Como hemos dicho, uno de los principales síntomas de un episodio de ansiedad es la hiperventilación, algo que, a su vez, puede contribuir al empeoramiento del malestar físico y emocional. Por ello, ante una situación así, una forma de ayudar es guiar en la respiración, haciendo que la persona siga tu respiración, con inhalaciones profundas y lentas y espiraciones calmadas. Así podemos ser de ayuda para manejar una crisis ansiosa.

5. No pierdas la calma

Es normal que la situación pueda frustrarnos, especialmente cuando vemos que la persona tiene un ataque de ansiedad. Pero es esencial que no nos dejemos llevar por el pánico. Si la persona ve que perdemos los nerviosos, no solo agudizará su malestar, sino que se sentirá mal por haber “desencadenado” esta situación. Por ello, debemos mantener la calma dentro de lo posible para que nos perciba como un estímulo tranquilizador.

consejos-ayudar-ser-querido-sufre-ansiedad

6. Anímale a expresar sus emociones

Las personas con ansiedad tienden a evitar comunicar lo que sienten, pues tienen miedo de que esto sea un desencadenante de malestar. Pero para ayudar, debemos animarle a que se exprese y que se abra emocionalmente, pues expresar verbalmente nuestras emociones negativas es una forma de canalizarlas y, además de que podremos darle mejores consejos, va a sentirse más liberado.

7. Ayúdale a buscar ayuda profesional

Como hemos dicho ya muchas veces, por mucho que queramos a esa persona y por mucho que queramos ayudarla, solo un profesional de la salud mental puede abordar la situación con los medios necesarios. Por ello, nuestro papel es también el de, teniendo en cuenta que es muy posible que no salga de ella ni reconocer el problema ni buscar atención psicológica, animarle a solicitarla, contándole todos los beneficios que esta ayuda profesional puede tener en ella.

8. Escúchale de forma plena

Es muy importante que, una vez hayamos conseguido que se abra emocionalmente y que exprese lo que siente, que perciba que le escuchamos de verdad. Y aunque muchas de las cosas tal vez no las entendamos, debe sentirse escuchada y, sobre todo, respetada y no juzgada.

9. Ten paciencia

Como es obvio, si ni siquiera la atención psicológica muchas veces consigue silenciar la ansiedad, todos estos consejos no tienen por qué funcionar inmediatamente. Estamos hablando de un trastorno mental y, como tal, la mejoría toma mucho tiempo. Es importante que interioricemos esto y que, como seres queridos, no nos rindamos. Con tiempo, todo mejorará. Pero debemos tener paciencia y tener en cuenta que después de momentos buenos, pueden volver los malos.

10. Evita fuentes de estrés innecesarias

En la medida de lo posible y especialmente si convivimos con esa persona, debemos evitar que se exponga a las menos fuentes de estrés como sea posible. Debemos intentar crear un clima de tranquilidad para que la persona “solo” tenga que luchas contra el trastorno, no contra todo un entorno que puede fomentar su ansiedad.

ayudar-persona-con-ansiedad
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies