Las 4 causas de la Dependencia Emocional (en la pareja)

La dependencia emocional se define como un patrón persistente de necesidades emocionales insaciables que se intentan suplir de una forma desadaptativa. Veamos por qué algunas personas son más proclives a desarrollarla.

causas-dependencia-emocional

La dependencia emocional es una realidad que afecta a un importante número de personas. Este problema psicológico no siempre es fácil de detectar, aunque se suele hacer evidente en el marco de las relaciones de pareja.

La sociedad en la que vivimos en ocasiones normaliza y romantiza determinados comportamientos dependientes que impiden formar relaciones verdaderamente saludables con los demás, especialmente aquellas de tipo romántico. Es por ello que muchas personas que experimentan dependencia emocional no son conscientes de ello y consideran normal su forma de vincularse con familiares, amigos o parejas, aunque esta no lo sea.

Añadido a esto, quienes sí reconocen que sufren un problema suelen avergonzarse de ello y por ello no son capaces de reconocer abiertamente el hecho de que sienten dependencia hacia otra persona. Cualquier persona, con independencia de su sexo y edad, es susceptible de desarrollar dependencia emocional en sus relaciones. Es por ello que no podemos hablar de un perfil único de persona dependiente.

Lo que sí parece claro es que las personas con esta tendencia parecen seguir un patrón dependiente en todas sus relaciones, repitiendo en sucesivas ocasiones una dinámica similar. En muchos casos la dependencia emocional encuentra su origen en las experiencias de interacción más tempranas, motivo por lo que muchas veces será necesaria la ayuda profesional para restaurar la capacidad de relacionarse con los demás de manera saludable. En este artículo vamos a hablar acerca de la dependencia emocional y, más concretamente, de las posibles causas que pueden dar lugar a este fenómeno.

¿Qué es la dependencia emocional?

Desde una perspectiva psicológica, la dependencia emocional se define como un patrón persistente de necesidades emocionales insaciables, que se intentan suplir de una forma desadaptativa. Las personas dependientes emocionalmente se vinculan de manera excesiva con otras personas, algo que se relaciona en muchos casos con la baja autoestima y las carencias afectivas en el pasado.

Esto lleva a que la persona dependiente adopte un rol de subordinación respecto al otro, así como conductas inadecuadas que tienen como fin suplir esa necesidad de afecto, seguridad y reconocimiento. El malestar que esta dinámica puede ocasionar a la persona afectada es notorio y puede dificultar el funcionamiento normal en las distintas áreas de la vida.

Las personas dependientes pueden encontrar problemas para establecer límites por temor a desagradar a la otra persona y que ésta decida finalizar la relación. Existe un marcado miedo a la soledad que lleva a que se busque preservar el vínculo con el otro a costa de las propias necesidades y derechos, de manera que hay un ensalzamiento continuo del otro y una sumisión total ante lo que este desea.

La dependencia se suele relacionar con la baja autoestima, y es que quienes sufren este problema tienden a percibirse como individuos carentes de virtudes o cualidades que no merecen ser queridas. Paralelamente, ven a la otra persona como alguien sin defectos, sin errores ni puntos débiles. En momentos de conflicto esto se hace especialmente evidente, pues la persona dependiente tenderá a achacar a sí misma la responsabilidad de todos los reveses y diferencias que se den en el marco de la relación.

que-es-dependencia-emocional

Características de la dependencia emocional

Aunque la dependencia emocional se puede manifestar de muchas formas diferentes, hay algunas señales especialmente comunes que pueden indicar que alguien sufre este fenómeno psicológico:

  • No hay tiempo de soledad entre relaciones: Las personas dependientes suelen encadenar relaciones, de manera que no se dejan tiempo para reponerse tras una ruptura y estar solas. Inmediatamente buscan a otra persona que pueda sustituir a la anterior y saciar su imperiosa necesidad de compañía y afecto.

  • Necesidad continua de contacto con el otro: La dependencia hace que las personas necesiten acceder de manera constante a su pareja, algo que puede dar pie a conductas de control muy nocivas para la pareja.

  • Subordinación: El miedo a que el otro abandone la relación hace que la persona dependiente se someta a sus deseos y expectativas, olvidando los suyos propios.

  • Concepción errónea del amor: Las personas dependientes suelen asumir que amor y necesidad son sinónimos. De esta manera, no conciben la vida sin una pareja y se sienten vacíos si no la tienen.

  • Idealización: Tal y como adelantamos antes, las personas dependientes suelen percibir a su pareja de una manera distorsionada, como alguien sin defectos que roza la perfección y es superior.

  • Necesidad de aprobación: La dependencia hace que la persona precise la aprobación de su pareja para darse valor a sí misma y a todo lo que hace y consigue. De lo contrario, sentirá que nada de lo referente a su persona es valioso o interesante.

falta-afecto

¿Por qué aparece la dependencia emocional?

Ahora que ya hemos comentado qué es la dependencia emocional y cuáles son sus características, vamos a comentar algunas de las causas que pueden estar detrás de esta tendencia tan frecuente.

1. Falta de afecto

Muchas personas que sufren dependencia emocional han sufrido importantes carencias afectivas en su infancia. Sus figuras de apego no fueron capaces de brindarles seguridad y amor durante los primeros años de su desarrollo, por lo que se aprende un patrón de relación con los demás basado en la búsqueda de afecto y aceptación de los otros a cualquier precio. De manera inconsciente, las personas con este tipo de carencias han interiorizado la idea de que el amor y la aceptación sólo pueden lograrse al acomodarse a lo que los demás quieren o esperan de ellos.

2. Autoestima débil

Las personas dependientes suelen tener una autoestima débil, que depende profundamente del refuerzo de los demás. Normalmente, durante los primeros años de la vida no contaron con un entorno capaz de brindar apoyo y de transmitirles su valor como individuos, por lo que en la etapa adulta precisan del beneplácito de los otros continuamente para sentirse seguros.

Al no existir una base segura ni un autoconcepto adecuado de sí mismas, cualquier mínima muestra de crítica o rechazo por parte de los demás se vive como algo muy doloroso y devastador.

3. Creencias inadecuadas sobre las relaciones y el amor

La sociedad también tiene mucha influencia en el desarrollo de la dependencia emocional. Con frecuencia, se difunden mitos acerca del amor romántico que nos hacen adquirir un concepto equivocado de lo que implica tener una relación sentimental con alguien. Así, asumimos que amar implica estar continuamente con la otra persona, no tener nunca desencuentros y coincidir en absolutamente todo, no poder vivir sin el otro…

Esta manera de ver el amor resulta muy tóxica y contribuye a que normalicemos la dependencia emocional, pues se concibe este sentimiento como algo puro, eterno y casi irracional e inmune ante las adversidades. Sin embargo, el amor es mucho más complejo e imperfecto, y aceptar esto es un primer paso para formar relaciones saludables donde ambos miembros se sientan libres.

Desde que nacemos todos nosotros absorbemos todas estas ideas equivocadas acerca de lo que es amar, por lo que no sorprende que muchas personas confundan la necesidad de afecto y compañía de una pareja con la dependencia de ella.

4. Relaciones traumáticas pasadas

En algunos casos la dependencia emocional aparece en personas que han sufrido en sus relaciones anteriores. Quienes han experimentado eventos como el abandono repentino de su compañero sentimental o una infidelidad pueden adquirir un intenso temor a perder a la persona amada, por lo que se vinculan con ella con una intensidad tóxica. En algunos casos la persona puede creer haber superado esa experiencia dolorosa del pasado hasta que vuelve a iniciar una nueva relación, momento en el que sus miedos y dudas se hacen evidentes.

trauma-dependencia-emocional

Mitos que fomentan la dependencia emocional en la pareja

Como hemos visto, hay varias causas que pueden favorecer el desarrollo de la dependencia emocional en la pareja. Sin embargo, el papel de los factores sociales en este caso es particularmente importante, por lo que conviene repasar algunos mitos comunes acerca del amor que resultan altamente dañinos y distorsionan nuestra visión de las relaciones.

  • La media naranja: Este mito refiere al hecho de que hay una persona ahí fuera que encaja a la perfección con nosotros y nos hará sentirnos completos y realizados en la vida. Lo cierto es que esta concepción de la pareja nos transmite el mensaje de que estando solteros nos encontramos incompletos, por lo que no será posible sentir satisfacción con la vida. En otras palabras, la pareja es necesaria para alcanzar la felicidad y la plenitud.

  • Todo el mundo encuentra a alguien: Este mito refiere al hecho de que todos debemos hallar a esa persona que nos acompañe a lo largo de la vida. Es decir, tener pareja se convierte en un objetivo vital que debemos cumplir para llevar una vida satisfactoria.

  • El príncipe azul: Este mito refiere a que debemos encontrar a esa persona perfecta que nos brinde un amor idílico. Lo cierto es que la perfección no existe, y el amor es todo menos perfecto. Amar a alguien significa aceptarle tal y como es. De la misma manera, mantener una relación requiere trabajar para resolver los problemas que puedan aparecer, pues ninguna pareja vive en un perpetuo cuento de hadas.

principe azul
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies