Los 15 problemas más comunes en las relaciones de pareja (y cómo solucionarlos)

Las relaciones de pareja son relaciones de índole interpersonal y, por tanto, nuestra forma de entenderlas así como nuestros comportamientos son cruciales a la hora de determinar la calidad de estas.

problemas-mas-comunes-pareja

Al igual que en otros ámbitos de la vida, los conflictos y las emociones hostiles están presentes en las relaciones sentimentales. Estas desavenencias pueden surgir debido a distintos factores como la mala gestión de las expectativas, el resentimiento, los fallos en la comunicación… que poco a poco van desgastando el vínculo amoroso.

Para volver a estabilizar la relación, es importante recordar que muchos de estos desacuerdos se pueden resolver. Esto requiere deseo y determinación, además de en algunos casos la asistencia de un psicólogo o terapeuta especializado que pueda ayudarnos a entender y solucionar los conflictos. Como sabemos, todas las relaciones de parejas pasan por momentos negativos. En este artículo identificamos los problemas más comunes en los vínculos amorosos, además de las distintas estrategias que pueden ayudar a resolverlos.

¿Cuáles son los problemas más frecuentes en una relación amorosa?

El vínculo de pareja constituye uno de los vínculos más importantes que se construyen en la vida. Para que este sea satisfactorio es fundamental considerar las necesidades del otro, no podemos olvidar que cada miembro de la pareja tiene su propia forma de pensar y actuar. Estas diferencias pueden generar desacuerdos que se deben discutir y tratar de resolver de la mejor forma posible. Pero, ¿Cuáles son los conflictos más habituales en las relaciones de pareja?

1. No disfrutar de tiempo juntos

Pasar tiempo de calidad juntos es una parte esencial de una relación saludable. Las parejas con frecuencia encuentran problemas para pasar tiempo juntas, sobre todo para compartir momentos de atención plena. Gran parte de esta dificultad se debe a las distintas responsabilidades diarias, horarios de trabajo, familia, compras, y el estrés y la fatiga que resultan de las jornadas maratonianas. Sin embargo, pasar tiempo de calidad es esencial para fortalecer el vínculo con el otro. Una forma de hacerlo es intentar evitar distracciones a la hora de hacer cosas juntos, por ejemplo podemos apagar el móvil cuando salimos a cenar o disfrutamos de una noche en casa con nuestra pareja.

problemas-relaciones-pareja

2. Mala comunicación

Los problemas de comunicación son la base de muchos de los conflictos que ocurren en las parejas y unos de los principales motivos de ruptura. Las parejas necesitan constantemente tratar sus desavenencias, para lo que es fundamental establecer un diálogo constructivo. Comunicarse de manera efectiva es crucial para el éxito de la relación, hablar de los problemas permite continuar con el proyecto de vida en común. Sin un diálogo constante, la relación de pareja está condenada al fracaso.

Además, es necesario que ambos miembros de la pareja tengan un cierto nivel de empatía y se muestren dispuestos a entender al otro. Si alguno de los miembros no es capaz de comunicarse de forma asertiva, es muy probable que la relación acabe por romperse. Los conflictos que empiezan siendo poco importantes terminan, con el tiempo, convirtiéndose en una gran bola imposible de manejar.

3. Los celos

Los celos son una emoción más habitual de lo que nos gustaría reconocer, estos ocurren cuando se sospecha o se intuye que se puede perder al otro. Frecuentemente, los celos son fruto de las inseguridades personales, los problemas de autoestima y el miedo a ser abandonados. Su aparición puede llevar a problemas graves o acabar con la relación; existen métodos como la terapia para eliminar y trabajar sus causas subyacentes y mejorar su manejo.

4. La convivencia

Las parejas que viven juntas enfrentan muchos desafíos, sobre todo en los primeros meses del inicio de la convivencia. Uno de los problemas más comunes es el conflicto causado por las expectativas poco realistas sobre compartir el espacio. A menudo, las parejas creen que serán capaces de convivir y compartir todo el tiempo y el espacio sin que surjan problemas.

Sin embargo, todo inicio de convivencia conduce a desacuerdos que deben remediarse de manera oportuna y adecuada, no todos tenemos la misma forma de hacer las cosas o las mismas costumbres. Es necesario llegar a acuerdos a través de la negociación y hacer concesiones, si queremos establecer una convivencia sana.

5. Falta de proyecto común

La falta de objetivos de vida comunes conduce frecuentemente a la ruptura, uno de los pilares de las parejas a largo plazo es la existencia de un propósito de vida compartido. No es necesario que este propósito se aplique a todos los aspectos de la vida, pero sí debe incluir unos valores compartidos y la posibilidad de futuro juntos. Esta posibilidad de una vida compartida es lo que los impulsa a continuar la relación y fortalece el vínculo. Por el contrario, las parejas que dudan de su relación frecuentemente y no se visualizan juntos, encuentran muchas dificultades y motivos por los que continuar.

problemas-relaciones-amorosas

6. Infidelidades

Las infidelidades cobran distintos significados según la pareja, y el concepto de lo que se considera o no un engaño ha ido evolucionando con la creación de distintas formas de relación. Sin embargo, la infidelidad sigue siendo, hoy por hoy, una de las causas más frecuentes de ruptura. Esta responde a diferentes causas, y distintos estudios muestran resultados sorprendentes a la hora de abordar este tema, por ejemplo, esta se da con más frecuencia en parejas donde uno de los miembros depende económicamente del otro.

7. No compartir los mismos valores

Las diferencias en los valores fundamentales a menudo son causas de conflictos significativos entre los miembros de una pareja. Estas diferencias no son siempre fáciles de reconciliar, es más, al estar tan arraigadas son difíciles de superar. Para poder hacerlo es clave respetar la perspectiva del otro, incluso si esta nos parece totalmente opuesta a la nuestra, es importante escuchar lo que tiene que decir y entender sus motivos y puntos de vista.

8. Acontecimientos traumáticos

Las parejas pueden experimentar una crisis significativa en su bienestar cuando uno de los miembros o ambos viven una experiencia complicada o traumática. La crisis puede aparecer como consecuencia de distintos acontecimientos, por ejemplo, problemas en el trabajo o la muerte de un ser querido. Estos sucesos, en principio, nada tienen que ver con la pareja en sí, pero pueden afectar enormemente a la relación. A menudo se recomienda acudir a terapia psicológica para ayudar a lidiar con estos eventos -de forma individual y conjunta- en lugar de poner fin a la relación, sin antes tratar el trauma.

9. No compartir responsabilidades

El reparto de responsabilidades es esencial para el mantenimiento de una relación de pareja saludable. El no hacerlo puede causar mucha fricción entre los miembros de la pareja, sobre todo si viven juntos. Una persona puede sentirse agobiada por tener más responsabilidades en casa, mientras que el otro no hace nada o no contribuye de la misma manera. Este estrés puede ser abrumador y generar mucha tensión en la pareja, y a la larga acabar con la relación.

10. Problemas externos a la relación

Cuando hablamos de problemas de pareja, a veces nos olvidamos de que esta está formada por el vínculo entre dos sujetos individuales. Fuera de la pareja, podemos enfrentar distintas situaciones que pueden tener numerosos efectos en la relación; estas son muy diversas: pueden ir desde problemas en el trabajo que hacen que nos llevemos el mal humor a casa, hasta una crisis personal que nos haga replantear y redefinir ideas y valores arraigados, que dejan de ser compatibles con nuestra relación actual.

problemas-pareja

11. Problemas de dinero

Las parejas que se enfrentan a problemas económicos a menudo experimentan mucha tensión. Esta tensión puede generar importantes fricciones entre la pareja, así como ser la causa de otros comportamientos y reacciones negativas como irritabilidad, estrés, malestar... Esto puede influenciar en la relación y la vida familiar en general.

12. Falta de entendimiento con la familia del otro

Es común que la dinámica de una relación se vea afectada por fuerzas externas. Por ejemplo, los problemas con los suegros pueden alterar drásticamente el curso de una relación. Los desacuerdos con los miembros de la familia de la pareja son frecuentes y pueden causar fricciones difíciles de manejar.

13. Soledad

El sentimiento de soledad es inherente al ser humano; como demuestra que muchas personas se sienten solas aún estando en pareja. La soledad es uno de los problemas más comunes que enfrentan las relaciones.

14. Los hijos

Para muchas personas, tener hijos es una experiencia hermosa: implica amor incondicional y la presentación de un nuevo miembro de la familia. Sin embargo, la crianza de los hijos puede ser estresante y difícil debido a las expectativas poco realistas que se generan, además pueden aparecer conflictos de roles en la pareja y de repartición de responsabilidades. La crianza de los hijos tiene que poder compartirse con otras obligaciones y también satisfacciones.

15. Dependencia emocional

Cuando dos personas dependen emocionalmente la una de la otra -no son capaces de vivir sin estar juntos- los problemas quedan frecuentemente sin resolución, ya que el miedo a la pérdida de la relación se pone por encima de cualquier malestar. Por lo general, la dependencia emocional ocurre a consecuencia de otros problemas como la baja autoestima o el miedo al abandono; por lo que se recomienda abordar de forma individual estos problemas, a través de la terapia, para liberarse de la dependencia del otro.

dependencia-emocional-problema-pareja
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies