Enfoque Transdiagnóstico en Psicología: qué es, tipos y ventajas

El enfoque transdiagnóstico es una alternativa al sistema categorial tradicional en psicología, pues este busca conocer los procesos comunes compartidos por los distintos trastornos psicopatológicos en lugar de enfatizar su diferenciación en categorías cerradas.

enfoque-transdiagnostico-psicologia

Siempre que se habla de salud mental aparecen en el discurso términos de tipo médico, como “enfermedad”, “síntoma” y “tratamiento”. Así, el malestar emocional de las personas parece clasificarse en categorías cerradas dentro del llamado Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM), lo que puede hacernos creer, erróneamente, que los problemas psicológicos se pueden comprender desde la visión biomédica utilizada para las enfermedades orgánicas.

Ante esta tendencia a medicalizar la psicología, en los últimos años ha venido cobrando fuerza una nueva visión de los problemas mentales, conocida como enfoque transdiagnóstico. Desde esta perspectiva, se busca poner el acento en aquellas características comunes compartidas por los distintos “diagnósticos” en lugar de enfatizar su diferenciación en categorías estancas.

Esta apuesta parece poner en tela de juicio un sistema de clasificación demasiado rígido, permitiendo flexibilizar su utilización para ofrecer intervenciones más eficaces que permitan resolver el sufrimiento de las personas. En este artículo vamos a hablar acerca de este enfoque transdiagnóstico y qué ventajas e inconvenientes puede ofrecer frente al modelo tradicional.

Trasfondo filosófico del modelo transdiagnóstico

En los últimos años, el deseo de que la psicología fuese considerada una disciplina científica y “seria” ha llevado a que ésta haya adoptado, erróneamente, una terminología y modelo de trabajo similar a los empleados en medicina. Así, se ha establecido una analogía entre las enfermedades abordadas en el ámbito médico y los problemas mentales. Esto ha llevado a una psicología clínica totalmente medicalizada, una tendencia que no se adecúa en absoluto a la naturaleza de los trastornos psicológicos.

La razón por la que el modelo biomédico no es apto para ser aplicado en psicología tiene que ver con el tipo de entidades con las que la medicina y la psicología trabajan respectivamente. Mientras que en las ciencias naturales se estudian entidades fijas, que se encuentran dadas con independencia de nuestras interpretaciones, en psicología se estudian entidades interactivas que sí están sujetas a la interpretación subjetiva. De esta manera, las realidades de las que se encarga la psicología son influenciables y están sujetas al contexto.

Por ello, el etiquetado utilizado en psicología es útil porque permite organizar la realidad y facilitar la comunicación, pero este no se amolda cien por cien a la complejidad de los trastornos mentales. Muchas veces, el sufrimiento humano no encaja en ninguna categoría diagnóstica en particular, o sólo lo hace en parte. Sin embargo, esto no significa que ese sufrimiento no sea real y no deba ser abordado.

Tipos de enfoques diagnósticos en psicología

En psicología clínica son varios los posibles enfoques que se pueden aplicar a la hora de concebir los problemas mentales.

1. Enfoque categorial

Desde este enfoque se clasifican los trastornos psicológicos en categorías cerradas. Si bien es una estrategia que se amolda a los requisitos de las instituciones sanitarias y facilita la comunicación entre profesionales, no está libre de inconvenientes. Entre ellos se encuentra el cada vez mayor número de cuadros que se van incorporando a las nuevas ediciones del DSM, así como la elevada comorbilidad entre los trastornos. Esto hace que muchas personas con un problema emocional reciban varios diagnósticos a la vez. Este solapamiento puede dificultar la distinción entre trastornos y genera confusión.

2. Enfoque dimensional

Desde el enfoque dimensional no sólo se determina la presencia o ausencia de un síntoma, sino que también se tiene presente la intensidad y frecuencia del mismo. Lejos de priorizar la clasificación en una categoría sin más, se pretende dar valor a la descripción de los síntomas. En este caso, se reduce el número de categorías respecto al enfoque anterior, pues los problemas mentales se organizan en un grupo de dimensiones básicas.

3. Enfoque transdiagnóstico

Este es el enfoque en el que nos centramos en este artículo, una alternativa que parece encajar mejor con la naturaleza de los problemas psicológicos. Desde él, se considera que la mayoría de trastornos emocionales comparten una serie de procesos comunes que generan y/o mantienen el problema. Desde esta visión se busca establecer conexiones entre los distintos síntomas y diagnósticos partiendo de dimensiones más generales. Así, esta propuesta combina el enfoque categorial y el dimensional.

tipos-enfoques-diagnosticos

¿Qué es el enfoque transdiagnóstico en psicología?

Como vemos, dentro de la psicología existen distintos enfoques posibles para entender los trastornos mentales. El enfoque transdiagnóstico permite entender los mecanismos emocionales y conductuales que subyacen a los problemas psicológicos para poder adoptar una visión más holística de la psicopatología y flexibilizar el proceso terapéutico.

Este planteamiento constituye una propuesta muy interesante, ya que busca tratar de manera más eficiente todo tipo de problemas de salud mental, como depresión, ansiedad, adicciones, trastornos de la conducta alimentaria, etc. Así, se pretende superar las limitaciones propias del enfoque categorial. El modelo transdiagnóstico trabaja desde la terapia cognitivo-conductual y busca desarrollar nuevos protocolos de intervención que, en lugar de orientarse hacia trastornos específicos, buscan integrar aquellas técnicas aptas para todo un conjunto de problemas emocionales. En general, las intervenciones que se encuentran dentro del modelo transdiagnóstico se caracterizan por:

  • Enfocarse en procesos cognitivos, conductuales y fisiológicos compartidos por distintos problemas psicológicos.
  • No basarse en evaluaciones diagnósticas.
  • Adoptar un enfoque integrador.
  • Emplear herramientas propias de la terapia cognitivo-conductual.
  • Tener flexibilidad para integrarse con otros modelos terapéuticos.
  • Permitir diseñar tratamientos más personalizados y adaptados a cada caso.

Ventajas del enfoque transdiagnóstico

Adoptar un enfoque transdiagnóstico en psicología puede ofrecer algunas ventajas. Entre ellas destacan:

  • Permite una aproximación científica de carácter integrados, avalada por la investigación.
  • Ofrece una intervención eficaz para todo tipo de problemas psicológicos siguiendo un mismo patrón.
  • Es particularmente útil para determinados problemas psicológicos como la depresión y la ansiedad.
  • Permite comprender en mayor profundidad los factores etiológicos implicados en el desarrollo y el mantenimiento de los problemas emocionales.
  • Favorece el diseño de programas de intervención personalizados para cada paciente.
  • Permite no sólo intervenir, sino también detectar precozmente y prevenir trastornos psicológicos que comparten elementos comunes.
  • Reduce el estigma que se asocia a los problemas de salud mental, muchas veces alimentado por el uso de etiquetas que terminan por absorber la identidad de la persona.
  • En lugar de hablar de síntomas, pone el foco en procesos.
ventajas-enfoque-transdiagnostico

Limitaciones del enfoque transdiagnóstico

Aunque, como hemos visto, el enfoque transdiagnóstico puede ofrecer numerosas ventajas, la realidad es que no está exento de inconvenientes que es importante tener presente. No obstante, es posible que algunos de sus puntos débiles puedan resolverse con el tiempo, ya que se trata de una apuesta relativamente joven que aún no se encuentra plenamente investigada ni instaurada en la práctica clínica. Entre sus inconvenientes podemos encontrar:

  • Una perspectiva transdiagnóstica no ha permitido, hasta ahora, explicar por qué las personas muestran manifestaciones psicopatológicas diferentes a pesar de compartir procesos psicológicos comunes.
  • El modelo transdiagnóstico carece de una corriente teórica común, pues aglutina diversas teorías al ser una perspectiva integradora. Es decir, hay demasiados modelos distintos que se sustentan sobre un mismo principio.
  • Parece muy difícil desarrollar un modelo que pueda considerar la totalidad o, al menos la mayoría, de los trastornos mentales existentes.
  • En la práctica clínica real, emplear dimensiones comunes tan generales resulta mucho más complicado que el uso de los criterios diagnósticos tradicionales. Así, puede hacerse especialmente difícil evaluar las manifestaciones clínicas de cada persona.

Ejemplos de terapias enfocadas desde el modelo transdiagnóstico

Con el auge del modelo transdiagnóstico se han ido desarrollando distintas terapias, especialmente de tipo cognitivo-conductual. Algunas de las más utilizadas son:

  • Terapia para la depresión de Beck: La terapia diseñada por Beck para la depresión terminó virando hacia un enfoque transdiagnóstico al demostrar su eficacia no sólo para cuadros depresivos, sino también para otros trastornos como la ansiedad.

  • Protocolo unificado para el tratamiento transdiagnóstico de los trastornos emocionales: Este protocolo desarrollado por Barlow permite abordar problemas como los trastornos de ansiedad, trastornos afectivos y también los de tipo disociativo y somatoforme. Este se basa en la premisa de que los pacientes comparten un déficit en sus habilidades de regulación emocional, por lo que la terapia pretende trabajar esta cuestión para que la persona recupere su bienestar.

  • Modelo tripartido de la ansiedad y la depresión de Clark y Watson: Estos autores comenzaron desarrollando su modelo para explicar las diferencias entre ansiedad y depresión. Sin embargo, este terminó derivando en una propuesta para unificar ambos trastornos en base a un conjunto de síntomas comunes, que los autores aglutinaron en una dimensión conocida como afectividad negativa.

que-es-enfoque-trandiagnostico

Conclusiones

En este artículo hemos hablado acerca del enfoque transdiagnóstico en psicología, un modelo que se ha venido desarrollando en los últimos años y que plantea una forma distinta de comprender los problemas psicológicos. A diferencia de los modelos categoriales y dimensionales, este enfoque busca conocer los procesos comunes a los distintos trastornos psicológicos, de forma que en lugar de clasificar los problemas emocionales en categorías cerradas estos se conciban desde dimensiones más generales. Desde esta propuesta se busca flexibilizar y hacer más eficaces los procesos psicoterapéuticos, evitando el estigma y la confusión asociado a las etiquetas y la elevada comorbilidad. Aunque varias terapias se han desarrollado en esta dirección, aún es necesario investigar más acerca de este modelo para valorar su viabilidad en la práctica clínica.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies