William James: biografía y resumen de sus aportes a la Psicología

William James constituyó una de las figuras pioneras en la psicología como disciplina científica. Entre sus innumerables aportaciones destaca su estudio experimental de la conciencia y las emociones y su filosofía funcionalista.

william-james-biografia

Hoy en día, en Psicología existen infinidad de teorías que tratan de dar explicación al comportamiento humano desde distintas perspectivas. A pesar de que en comparación con otras ciencias es una disciplina joven, hoy en día este área de conocimiento ya cuenta con un importante recorrido y un gran bagaje teórico. Por ello, los investigadores parten de una base previa y trabajan, como se suele decir, a hombros de gigantes.

Sin embargo, hubo un momento en el que la psicología no era aún una disciplina con carácter científico y apenas existían trabajos de investigación al respecto. Uno de los pioneros en interesarse por este campo fue William James, un psicólogo y filósofo que logró el mérito de asentar los primeros cimientos esenciales de la ciencia del comportamiento.

Gracias a su trabajo en psicología experimental, James se posicionó como el padre de la psicología moderna. Sus hallazgos no sólo repercutieron en la psicología, sino también en otros ámbitos como la religión o la educación.

Tras mucho tiempo aquejado por dolencias y enfermedades físicas sin aparente explicación, James concluyó que su malestar tenía su raíz en una enfermedad mental. A partir de ese momento, decidió estudiar sin descanso para encontrar la respuesta a sus preguntas, y podemos decir que lo consiguió. En este artículo vamos a hablar sobre la vida de William James y las principales aportaciones que este psicólogo hizo a su disciplina.

Biografía de William James (1842 - 1910)

A continuación, repasaremos los principales momentos en la vida de William James.

Primeros años

William James nació en 1842 en la ciudad de Nueva York, en el seno de una familia de clase alta americana. Su padre, Henry James, fue un teólogo sueco-georgiano de carácter excéntrico y muy bien relacionado, por lo que William creció en un ambiente marcadamente burgués que fomentó su ambición y le brindó a él y a sus hermanos una educación exquisita en las mejores escuelas de Europa y América.

Durante sus primeros años, James tuvo la oportunidad de realizar múltiples viajes por Europa, lo que le permitió aprender el alemán y el francés con total fluidez. Además, esto también fomentó que aprendiera sobre distintas corrientes filosóficas y artísticas y se empapara de diferentes tendencias en función del país en el que se encontraba.

James contaba con todo a su favor para ser una persona de alto estatus, pues poseía los recursos económicos y los contactos necesarios para situarse en la élite neoyorquina. En 1864 comenzó a estudiar medicina en Harvard, pero sus problemas de salud comenzaron a interferir en su desempeño. James sufrió todo tipo de dificultades físicas y mentales, incluyendo problemas en los ojos, la espalda, el estómago y la piel. Añadido a esto, experimentó fuertes episodios depresivos en los que la idea de suicidio pasó por su cabeza. Todo esto le obligó a realizar varios paréntesis. Finalmente, logró finalizar sus estudios en 1869, aunque nunca llegó a ejercer como médico.

Vida profesional

Todos sus malestares le llevaron a querer saber más acerca de la mente y del alma, pues James estaba convencido de que sus dolencias tenían una causa psicológica. Por ello, comenzó a sentirse atraído hacia la filosofía y la psicología, dos ámbitos que en aquella época no estaban separados sino que se encontraban estrechamente relacionados.

Esto le llevó a regresar a Harvard en 1873. Sin embargo, esta vez lo hizo con la intención de impartir clases de psicología y filosofía. A pesar de no contar con formación oficial sobre la materia, James había indagado tanto en ella que se sentía preparado para ocupar el rol de profesor. Debido a que James inició su andadura prácticamente desde cero y sin antecedentes previos, tomó la decisión de empezar por el estudio de la consciencia y los estados emocionales.

James se interesó por estudiar desde una visión científica la mente humana, pues en aquel momento la psicología aún no era considerada una ciencia. Poco a poco, logró introducirse en cursos de psicología científica en Harvard, hasta que finalmente logró establecer uno de los primeros laboratorios de psicología experimental en Estados Unidos en 1875.

Durante sus años en Harvard, James fue un intelectual muy activo que participó en discusiones filosóficas con autores como Charles Peirce o Chauncey Wright, creando un grupo de debate conocido como el Club Metafísico. James terminó retirándose en enero de 1907, aunque continuaría escribiendo y dando conferencias hasta el final de su vida. Finalmente, William James murió por insuficiencia cardíaca en su casa de New Hampshire el 26 de agosto de 1910 a la edad de 68 años, dejando tras de sí un gran legado para la psicología.

biografia-william-james

Resumen de los aportes de William James a la psicología

William James desarrolló una obra muy rica y extensa, aunque sus principales aportaciones giraron en torno a la conciencia, las emociones y el pragmatismo filosófico.

William James y la conciencia

Tal y como comentábamos al principio, James fue pionero a la hora de estudiar la psicología humana desde un punto de vista experimental. Decidió estudiar la conciencia utilizando la fisiología, pues su objetivo era intentar localizarla en algún área concreta del cerebro. Tras realizar numerosas pruebas, James concluyó que la conciencia no es algo que se pueda localizar en un punto del cerebro, sino que constituye un proceso.

Para él, la conciencia es algo así como la noción que tenemos de nosotros mismos, que es el resultado de nuestras vivencias y nuestra historia vital. Según el autor, lejos de ser un concepto abstracto, esta se compone de imágenes, pensamientos y sensaciones, por lo que es un proceso susceptible de ser analizado por la psicología. Para ello basta con delimitar estos componentes y estudiarlos desde una perspectiva experimental.

William James y las emociones

William James también sintió interés por el estudio científico de las emociones. Para llevar a cabo este propósito decidió colaborar con el médico danés Carl Lange, junto al que podría elaborar la conocida teoría de la emoción James-Lange. De acuerdo con esta propuesta, la emoción se define como la percepción que nuestra mente tiene de las condiciones fisiológicas que se desencadenan ante la presencia de un estímulo determinado.

Esta perspectiva no estuvo exenta de críticas, pues da un giro a la concepción tradicional de lo que son las respuestas emocionales. Por ejemplo, desde la visión de James y Lange, nuestra respuesta de escape ante un estímulo de peligro iría antes que la emoción de miedo y no al revés. El propio James propuso un ejemplo: Si vamos caminando y de repente visualizamos un oso, no es que veamos al oso, sintamos miedo y por eso corramos.

En realidad, lo que sucede es que vemos el oso y corremos, y como consecuencia aparece el temor al oso. Sólo cuando nuestra mente percibe los cambios fisiológicos en el cuerpo al huir (mayor tasa cardíaca, sudoración, tensión muscular...) es que se conforma la respuesta emocional de miedo.

William James y el pragmatismo

James fue también un autor pionero en la corriente filosófica del pragmatismo. Para él, una creencia es verdadera en tanto que resulta útil para la persona que cree. La verdad es aquello que nos funciona, que nos permite llegar a un fin útil y que favorece las relaciones humanas estables y fluidas. Una creencia verdadera nos impide alejarnos de los demás, pues nos acerca a ellos.

James consideraba que cada individuo debía evaluar sus ideas según el funcionamiento que estas tenían en la vida. Lejos de perderse en ideas abstractas, James apostaba por una perspectiva mucho más pragmática, pues le interesaba saber cómo las creencias eran de ayuda para que las personas siguieran sus vidas. Para él, la dirección y trayectoria vital de cada individuo estaba indudablemente condicionada por sus creencias particulares.

Alejado de posturas extremistas, James consideraba que la mejor manera de evaluar un determinado conjunto de creencias era observar las repercusiones que estas tenían en la vida real de la gente. Así, analizó fenómenos como la religión, que James pensaba que era una creencia útil para las personas, pues favorecía la existencia de los creyentes al darles esperanza, valores y paz.

aportes-william-james

Conclusiones

En este artículo hemos hablado sobre William James, un célebre psicólogo conocido por ser pionero en los inicios de la psicología como disciplina científica. James comenzó formándose como médico, aunque tras sufrir numerosos problemas de salud sin causa aparente decidió profundizar en el estudio del alma.

Tras experimentar episodios depresivos y síntomas físicos inexplicables, James concluyó que sus dolencias respondían a una causa emocional y comenzó a estudiar incansablemente sobre esta cuestión. Sin embargo, cuando James se inició en esta tarea la psicología ni siquiera constituía una disciplina científica.

Por ello, tomó la decisión de estudiarla desde un punto de vista experimental. De entre todas las aportaciones que el psicólogo realizó a su disciplina, cabe destacar sus trabajos experimentales sobre conciencia y emociones. Su concepción de las respuestas emocionales resultó controvertida, pues consideraba que las emociones eran resultado de la interpretación que nuestra mente hace de los cambios fisiológicos del cuerpo.

Es decir, para James las personas no lloran porque se sienten tristes, sino que se sienten tristes cuando lloran ante la presencia de un estímulo concreto. Añadido a esto, su filosofía se caracterizó por ser funcionalista, pues como pensador James consideraba que las creencias verdaderas son aquellas que resultan útiles a las personas.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies