Terapia de Solución de Problemas de D´Zurilla y Goldfried: ¿qué es y en qué se basa?

La terapia de solución de problemas es un modelo de intervención cognitivo-conductual que busca ayudar a las personas a resolver sus situaciones conflictivas de manera eficiente con una secuencia de cinco pasos.

terapia-solucion-problemas-dzurilla-goldfried

Todos tenemos problemas de diversa índole a lo largo de la vida, y lo cierto es que para la mayoría de la gente estos constituyen una importante fuente de estrés en el día a día. A veces, resolverlos puede convertirse en una tarea extremadamente difícil, ya sea por la naturaleza del problema o por el impacto emocional que este produce en nosotros.

Atendiendo a esta realidad, dos autores llamados D’Zurilla y Goldfried desarrollaron en 1971 una terapia psicológica conocida como la Terapia de Solución de Problemas. Este modelo de intervención cognitivo-conductual pretende ayudar a las personas a detectar sus problemas y hallar estrategias para hacerles frente. Así, el terapeuta puede acompañar a sus clientes y facilitarles la adquisición de habilidades resolutivas para la vida. En este artículo hablaremos acerca de la terapia de solución de problemas y veremos las fases que la componen.

¿Qué es la terapia de solución de problemas de D’Zurilla y Goldfried?

La terapia de solución de problemas es una intervención psicológica cognitivo-conductual que busca ayudar a las personas a adquirir habilidades de resolución de problemas. Gracias a esta terapia, es posible que se produzca una mejor adaptación a los eventos estresantes de la vida cotidiana, favoreciendo el bienestar emocional del individuo y, por consiguiente, su funcionamiento general.

El desarrollo de este modelo parte de la idea de que muchos trastornos psicológicos esconden una dificultad subyacente para gestionar los problemas. Por ello, pacientes con diagnósticos como la ansiedad, la depresión o el insomnio pueden verse beneficiados de esta intervención. No obstante, cualquier persona puede realizar este tipo de terapia incluso cuando no posea un diagnóstico clínico. Todo el mundo puede aprender a resolver sus problemas de manera más adaptativa, lo que repercute positivamente en el estado de ánimo y la autoestima.

Los autores de este modelo terapéutico ensalzan la importancia de la creatividad a la hora de buscar nuevas soluciones a problemas que generan enorme sufrimiento. Lejos de limitarse a una visión biomédica de los trastornos psicológicos, los autores consideran que la ausencia de herramientas para lidiar con los reveses de la vida tiene mucho que ver con el sufrimiento emocional de las personas. Desde este modelo, la resolución de problemas es concebida como un proceso con una dimensión no sólo cognitiva, sino también afectiva y conductual. En otras palabras, nunca somos absolutamente racionales cuando tenemos un conflicto por resolver, pues muchas veces nuestra reacción va guiada esencialmente por las emociones.

La terapia de solución de problemas consiste en una intervención muy estructurada, con pasos bien definidos. Los autores consideran que lo habitual es lograr cumplir con los objetivos con un número de entre 4 a 12 sesiones. Una vez culminada la intervención, la persona es más capaz de generar alternativas de solución a sus problemas, manejando de manera más eficiente su respuesta emocional al evento estresante y ejecutando acciones efectivas para poner en marcha una solución.

Aunque muchas personas ven de forma obvia cómo deben proceder ante sus problemas, a veces la teoría no se corresponde con la práctica. Como venimos comentando, es habitual que las emociones nos nublen a la hora de resolver nuestros eventos conflictivos de la mejor forma. En estos casos, el acompañamiento de un profesional puede ser una excelente forma de mejorar la manera en la que gestionamos nuestros problemas.

que-es-terapia-solucion-problemas-dzurilla-goldfried

Tipos de habilidades de resolución de problemas

La terapia de solución de problemas trata de fomentar tres tipos de habilidades de solución de problemas: generales, específicas y básicas.

1. Generales

Este tipo de habilidades van dirigidas al problema en sí mismo y la manera en la que lo percibimos. Estas se relacionan con la manera en la que interpretamos nuestros problemas, la causa que consideramos los han provocado y la forma en que la que nos comprometemos con ellos.

2. Específicas

Estas habilidades constituyen un punto intermedio entre las habilidades generales y las básicas y se suelen poner en marcha en momentos concretos.

3. Básicas

Estas habilidades tienen que ver con la forma en la que resolvemos el problema. Esto implica cómo definimos el conflicto a resolver, las alternativas que valoramos, cómo tomamos una decisión y pasamos a la acción para resolver el problema.

Pasos para la resolución de problemas

A continuación, vamos a repasar con detenimiento las distintas etapas que conforman el modelo terapéutico de resolución de problemas. Los autores han definido cinco pasos claros que siempre se deben realizar en el siguiente orden:

1. Orientación general hacia el problema

En esta primera fase la persona debe abordar la forma en la que la persona percibe sus problemas y las valoraciones y creencias que tiene sobre ellos. En este punto es clave determinar qué piensa la persona acerca de su poder o control sobre ese evento y qué importancia cobra en el conjunto de su vida cotidiana.

En este punto se suelen detectar interpretaciones de los problemas que muchas veces se encuentran sesgadas o distorsionadas. Por ejemplo, la persona puede mostrar la creencia de que carece de control sobre problemas sobre los que sí tiene cierto margen de actuación. También en esta primera fase se deben ordenar las prioridades y establecer qué problemas son los más importantes y cuáles son banales y carecen de trascendencia.

2. Definición del problema

En este segundo punto es necesario acotar el problema, entender su origen y qué es lo que queremos resolver exactamente. Es habitual que las personas nos quejemos acerca de situaciones que nos ocurren, pero muchas veces esta queja es difusa y desconocemos exactamente qué es lo que está alterando nuestro bienestar. Por ello, es fundamental reflexionar para identificar qué sucede exactamente, comprender el conflicto en sí mismo y valorar qué posibles soluciones tenemos a nuestro alcance desde un punto de vista realista.

3. Generación de alternativas

Una vez que ya se ha definido el problema de manera operativa, es momento de empezar a plantear posibles soluciones. En esta fase es necesario que se haga una lluvia de ideas, de forma que la persona exprima al máximo su creatividad. Se trata de elaborar una lista extensa en la que se incorporen todas las alternativas posibles, incluso aquellas que parecen a priori poco viables.

Es clave que se generen muchas propuestas en el abanico de soluciones, ya que así se incrementa la posibilidad de que surjan buenas opciones, pudiendo incluso entremezclar diferentes alternativas de la lista. En esta segunda etapa de la terapia no se entra a valorar las consecuencias, se asume que todas las ideas pueden llegar a ser válidas.

4. Toma de decisiones

En esta cuarta etapa la persona tiene que revisar su listado de alternativas y plantear las posibles consecuencias derivadas de cada opción. En este punto es relevante tener en cuenta aspectos como el tiempo que cada alternativa requiere, su carácter práctico y viabilidad, si es realista, si requiere inversión económica o la colaboración de otras personas, etc.

En última instancia se debe valorar si esa opción puede llegar a resolver el problema en caso de que sea la elegida. Esta parte de la terapia requiere hacer un ejercicio de honestidad, pues muchas veces nos gustaría que la solución a nuestros problemas fuera de determinada manera. Así, podemos caer en el error de ensalzar los puntos positivos de la alternativa más apetecible, ignorando sus puntos negativos.

5. Verificación

Este paso final requiere pasar de la teoría a la práctica. En este punto la persona ya sabe cuál es su problema y qué solución es mejor para atajarlo. Así, debe trazar un plan para evaluar si sus acciones han dado los frutos esperados. Es decir, se trata de tener un feedback realista de si ha funcionado o no la solución propuesta. Esto permitirá realizar algunos ajustes en el proceso de solución o cambiar de alternativa.

Para una buena verificación se pueden planificar evaluaciones intermedias. Cuando se ha conseguido resolver el problema, es fundamental que la persona reconozca el éxito conseguido. Si no se logra resolver el problema, es esencial no tirar la toalla y volver pasos hacia atrás para reformular el enfoque del problema y probar otras posibles alternativas de solución. Los aprendizajes obtenidos en esta terapia no son exclusivos del problema concreto que se ha abordado. Las habilidades menos específicas permiten tener una mejor disposición para afrontar problemas futuros y saber hallar la mejor solución posible de forma razonada y efectiva.

pasos-terapia-solucion-problemas-dzurilla-goldfried

Conclusiones

En este artículo hemos hablado acerca de la terapia de solución de problemas y los pasos que esta implica. Se trata de un modelo cognitivo conductual que pretende ayudar a las personas a resolver sus problemas de una forma más operativa y eficiente. Desde este modelo se asume que muchos problemas psicológicos esconden una marcada dificultad para gestionar los conflictos, por lo que entrenar al individuo con habilidades para ello es clave para favorecer su bienestar emocional.

Desde este modelo se propone una intervención muy organizada que consta de cinco pasos. Siempre se debe empezar con una buena orientación al problema, para luego pasar a su definición. Una vez bien identificado, se debe hacer una lluvia de ideas y proponer todas las alternativas de solución posibles. Después, se debe decidir cuál de ellas es la más adecuada. Finalmente, se pasa a la verificación de los resultados obtenidos.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies