¿Qué es la Técnica del Abrazo de la Mariposa? Definición y beneficios

El Abrazo de la Mariposa es una técnica EMDR cuya función principal es la de ayudar a las personas que han vivido un suceso traumático a regularse y volver a la calma. Veamos cómo se realiza y qué beneficios tiene.

tecnica-abrazo-mariposa

Las personas afrontamos con frecuencia situaciones estresantes que nos ponen en alerta. La mayoría constituyen eventos que forman parte de la vida cotidiana, de forma que nuestra respuesta de activación es puntual y no conlleva mayor trascendencia en nuestro funcionamiento y salud mental. Al contrario de lo que se suele creer, este tipo de estrés es necesario en dosis moderadas, ya que nos permite responder eficazmente ante las demandas del entorno.

Sin embargo, hay veces en las que podemos afrontar escenarios extraordinarios que impactan de manera muy intensa en nosotros. A veces nos topamos con acontecimientos bruscos, inesperados e incontrolables, que hacen peligrar nuestra integridad física y/o psicológica. Esto puede hacer que nos sintamos desbordados por nuestras emociones hasta el punto de ser incapaces de responder ante la situación de forma adaptativa. En estos casos, es posible que podamos llegar a sufrir lo que en psicología se conoce como trauma.

Traumas, cicatrices y bienestar emocional

Un trauma se define como una herida emocional duradera provocada por estresores de gran magnitud, que llevan al individuo a sentirse desbordado. Las personas traumatizadas han visto sobrepasados sus mecanismos naturales de afrontamiento, dado que han lidiado con eventos fuera de la normalidad. Por todo ello, experimentan reacciones emocionales, físicas y conductuales muy intensas que pueden impedir seguir con la propia vida con normalidad.

Lo cierto es que el ser humano posee una resiliencia excepcional ante la adversidad, por lo que vivir una experiencia intensa y fuera de lo común no siempre es sinónimo de trauma. Algunos individuos son capaces de reponerse con el paso del tiempo de manera natural, aunque también habrá quienes necesiten ayuda profesional para poder recuperarse y seguir adelante. En este sentido, podríamos decir que lo que resulta traumático no es el evento per se, sino el impacto particular que este tiene en cada persona.

Quienes después de este tipo de vivencia no logran recomponerse pueden desarrollar todo tipo de problemas psicológicos, siendo especialmente común el Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT). Cuando esto ocurre, es preciso que la persona reciba asistencia de un profesional, siendo especialmente importante la terapia psicológica para su recuperación.

Una técnica muy interesante utilizada para prevenir el desarrollo del trauma ante la adversidad es la técnica del abrazo de la mariposa. Esta se basa en los principios del tratamiento EMDR, una forma de terapia psicológica utilizada para pacientes con TEPT. En este artículo hablaremos acerca de la técnica del abrazo de la mariposa, en qué consiste y cómo puede ayudar a las personas que han vivido experiencias traumáticas.

abrazo-mariposa-trauma

La terapia EMDR

Una de las principales alternativas de psicoterapia eficaces que se han desarrollado para el abordaje del trauma es el EMDR. Esta se aplica principalmente en pacientes que sufren TEPT, pero también es útil en personas que padecen otros trastornos psicológicos englobados dentro del espectro del trauma.

En general, el EMDR es válido para tratar a cualquier persona que haya vivido una experiencia de gran impacto emocional. Tal y como ya comentamos, lo que resulta traumático no es el evento en sí mismo, sino la manera en la que éste impacta en cada persona. Por ello, una misma situación puede ser traumática para un individuo y no para otro.

Esto se traduce en que la terapia EMDR puede ser interesante en pacientes de todo tipo, desde víctimas de abusos, testigos de delitos o supervivientes de desastres naturales hasta personas que han sido despedidas de su trabajo o han perdido a un ser querido. Este método terapéutico se nutre de diversas corrientes psicológicas (psicología cognitiva, procesamiento de la información, psicología conductual, psicoanálisis…).

El desarrollo de esta técnica comenzó en 1987, cuando su creadora, la psicóloga Francine Spahiro, se encontraba realizando investigaciones en el Mental Research Institute de Palo Alto, California. Así, ella observó que los movimientos oculares voluntarios podían reducir la intensidad de la angustia que generan los pensamientos negativos. A partir de entonces, comenzó a investigar en esta dirección, valorando la eficacia del EMDR en supervivientes de guerra y víctimas de abuso sexual con resultados sorprentes.

En el tratamiento de EMDR, el primer paso consiste en que terapeuta y paciente puedan concretar el problema central hacia el que se enfocará el tratamiento. El paciente debe describir el episodio traumático, de forma que el terapeuta le pueda ayudar a seleccionar aquellos aspectos más angustiantes que recuerde.

A medida que el terapeuta estimula bilateralmente al paciente, algunos recuerdos serán recuperados. A lo largo de todo este ejercicio el profesional debe realizar pausas para asegurarse de que el paciente se encuentra bien y está procesando la información de manera adecuada. La estimulación bilateral puede llevarse a cabo de diferentes formas:

  • Visual: El terapeuta guía al paciente para que mueva sus ojos de un lado a otro. Para ello realiza movimientos con sus dedos, que la persona debe seguir con la mirada su mover la cabeza, llegando a realizar hasta 40 movimientos.

  • Auditiva: El terapeuta proporciona sonidos alternados en ambos oídos del paciente. El profesional coloca a la persona unos auriculares que ofrecen tonos y música bilateralizada. Este puede controlar los sonidos, velocidad e intensidad mediante un dispositivo según lo considere.

  • Kinestésica: El terapeuta golpea con suavidad manos y hombros del paciente de forma alternada, con el fin de favorecer la conexión entre ambos hemisferios cerebrales.

El terapeuta es quien debe considerar qué estimulación es más conveniente para cada paciente. Por norma general, la estimulación visual es la más efectiva, aunque hay personas que pueden responder mejor a la auditiva o a la kinestésica. Este tipo de estimulación logra la recuperación de recuerdos al favorecer las conexiones interhemisféricas del cerebro. Con ello, se consigue procesar la información para elaborar la experiencia de manera adaptativa.

El terapeuta actúa durante las sesiones como un guía que ayuda al paciente a procesar el evento traumático, lo que permite resolver el trauma y terminar con el malestar. Los síntomas propios del TEPT resultan de la ausencia de elaboración de la experiencia, que queda “enquistada” impidiendo a la persona avanzar. Así, el EMDR constituye una alternativa interesante para devolver al paciente su funcionamiento normal en la vida cotidiana.

terapia-emdr

¿Qué es la técnica del abrazo de la mariposa y para qué sirve?

Ahora que ya hemos introducido brevemente en qué consiste la terapia EMDR en general, vamos a comentar en qué consiste el Abrazo de la Mariposa, una técnica cuya función principal es ayudar a las personas que han vivido un suceso traumático a regularse.

Esta curiosa estrategia fue ideada por Lucina Artigas, una psicóloga y terapeuta EMDR, en el año 1997. Artigas se encontraba entonces trabajando en Acapulco (México) con los supervivientes del huracán Paulina. Decidió emplear este ejercicio de forma grupal con los menores que se encontraban allí solos después del suceso, con el fin de reducir su angustia.

Tras esta primera prueba, el abrazo de la mariposa siguió utilizándose en nuevas situaciones de emergencia de forma exitosa, como por ejemplo el terremoto de Haití de 2010. Así se comprobó que esta técnica era efectiva para ayudar tanto a supervivientes como a intervinientes en dichos escenarios.

En términos generales, el abrazo de la mariposa es una técnica sencilla de estimulación bilateral, que permite reducir la ansiedad, volver a un estado de calma cuando la persona se siente emocionalmente sobrepasada y prevenir el desarrollo de TEPT. Para ello se utilizan pequeños toques que estimulan los hemisferios izquierdo y derecho del cerebro y permiten inducir una respuesta de relajación.

Si bien Artigas comenzó aplicando esta técnica en población infantil, lo cierto es que esta es eficaz en sujetos de cualquier edad, tanto en modalidad individual como grupal.

para-que-sirve-tecnica-abrazo-mariposa

¿Cómo realizar la técnica del abrazo de la mariposa?

Ahora que ya hemos comentado qué es la técnica del abrazo de la mariposa, vamos a describir brevemente cómo debe llevarse a cabo. En primer lugar, deben entrelazarse los dedos pulgares con las palmas de las manos mirando hacia nuestro pecho, de manera que formemos el cuerpo de la mariposa. Se deben apoyar los demás dedos a ambos lados del pecho con los brazos cruzados, lo que constituirá las alas de la mariposa.

La punta de cada dedo corazón debe situarse debajo de la clavícula, y la mano debe posicionarse de la manera más vertical posible. Es decir, nuestros dedos deben dirigirse hacia el cuello en lugar de hacia los brazos. Una vez hecho esto, debemos situarnos en una posición que resulte cómoda, ya sea sentados o tumbados, con los ojos cerrados a la vez que se respira de forma lenta y profunda.

La clave es concentrarse en aquellos escenarios que nos producen malestar a la par que movemos nuestras manos y golpeamos el pecho con suavidad, como si nuestras manos fuesen una mariposa. Debemos hacer una especie de tapping con las yemas, tocando primero un lado y después el otro, nunca ambos a la vez.

Lo habitual es que cada vez dure unos 20 segundos, durante los cuales la persona debe recibir todo lo que pasa por su mente sin tratar de reprimirlo. Se pueden hacer varias repeticiones, haciendo siempre respiraciones profundas entre ellas. A medida que se avanza en el ejercicio, la persona notará cada vez mayores sensaciones positivas que le ayudarán a recuperar un estado de calma.

como-realizar-abrazo-mariposa
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies