Las 10 diferencias entre Conductismo y Cognitivismo (explicadas)

La terapia cognitivo conductual es una de las técnicas más conocidas del mundo de la Psicología y está basada en dos modelos que, si bien guardan relación, son distintos entre ellos: el conductismo y el cognitivismo. Veamos las diferencias entre ellos.

Diferencias conductismo cognitivismo

Los conductistas y los cognitivistas son dos de los modelos más conocidos en Psicología. Tal es su importancia que dan nombre, y por lo tanto, constituyen una de las terapias psicológicas más eficaces y utilizadas: la terapia cognitivo conductual.

Una de las diferencias más importantes y, por tanto, esencial que la tengamos clara, es dónde dirá cada modelo que se ha de realizar la actuación para producir el cambio en el individuo. Fijándonos primero en los modelos conductistas, estos creen que es necesario actuar sobre las variables externas, es decir en el contexto, para así conseguir en el sujeto el resultado que queremos.

En cambio, los modelos cognitivos dan más importancia a los procesos internos, relacionados con cómo los sujetos perciben, codifican, almacenan y recuperan la información. Apuntan que, para producir cambios en la conducta del individuo, será necesario actuar sobre procesos cognitivos como la atención o la memoria.

¿En qué se diferencian el modelo conductista y el cognitivista?

Es importante saber diferenciar dónde centra el estudio cada modelo, saber qué variables son importantes para cada uno de ellos, conocer qué papel juega el sujeto en la realización de su comportamiento y cómo recibe la información del exterior o saber qué técnicas son las más utilizadas por cada una de estas dos corrientes psicológicas. Todas estas cuestiones y más serán tratadas en este artículo.

1. Explicación de la conducta

La corriente conductual explica el comportamiento en base a factores ambientales, es decir, el comportamiento de un individuo dependerá de los estímulos o consecuencias que reciba del contexto, del exterior. Contrariamente la corriente cognitiva entenderá que la conducta viene explicada por una serie de procesos y estructuras mentales internas, como sería la influencia de la atención, de la percepción o las distintas fases del proceso de evaluación. Es decir, en resumen, el conductismo liga el comportamiento a factores externos al individuo y el cognitivismo lo vincula a variables internas de la persona.

Conductismo

2. Origen y Autores más representativos

El origen de los modelos conductuales se sitúa a finales de 1950. Schenov (1829-1905) fue uno de los autores antecesores de estos modelos, apuntando que: “toda conducta podía explicarse apelando a los reflejos, sin hacer referencia a la conciencia u otros procesos mentales”. También nombrar como autores destacados, y discípulos del autor ya mencionada, a Paulov (1848-1936), que estudió de manera experimental los procesos de condicionamiento, y a Bechterev (1857-1927), que señala que el conductismo puede explicar gran parte de las conductas humanas.

Tampoco podemos dejar de mencionar a Watson (1878-1958), con el manifiesto conductista, a Thorndike (1874-1949) , que elaboró la ley del efecto y a Skinner (1904-1990) y su investigación sobre el condicionamiento operante.

Los modelos cognitivos presentan un origen más tardío que los modelos conductuales, alrededor de los años 1950 y 1960, ya que aparecieron como contraposición al reduccionismo y carencias explicativas del conductismo. Algunos de los autores cognitivos más destacados son Neisser (1928-2012), quien es considerado el padre de la psicología cognitiva y fue quien utilizó por primera vez el término en el libro “Cognitive Psychology”, Piage (1896-1980), autor de la “Teoría cognitivo-evolutiva”, Asubel (1918-2008), quién realizó la “Teoría de la asimilación” y Bruner (1915-2016), con la “Teoría de la instrucción”.

3. Donde centran su actuación

Si consideramos la información presentada en el anterior punto (1), nos ayudará a deducir donde producen el cambio cada modelo. En un extremo, las terapias conductuales centran el cambio, control, en el ambiente, la actuación se realiza fuera del individuo, creen que la variación en el contexto conduce a variación en el comportamiento de la persona.

En el otro extremo, las terapias cognitivas apuntan a una actuación en el interior, en el individuo, en su modo de procesar información, que podrá expresarse en un cambio en su comportamiento.

4. Actuación del individuo

La actuación del individuo hace referencia a cómo recibe este la información del exterior, qué papel tiene ante el ambiente. En referencia al conductismo, concede al individuo un papel más pasivo, mostrándose reactivo respecto al ambiente. En cambio, el cognitivismo, define un papel más activo de la persona, descubriendo el ambiente.

Según el conductismo, el individuo recibiría la información externa de forma pasiva y la integraría sin realizar en ella ningún cambio, por lo contrario, según el cognitivismo el individuo capta la información externa, actuando sobre ella para poder procesarla.

Cognitivismo

5. El Aprendizaje

Las teorías conductuales entienden por aprendizaje los cambios en el comportamiento del individuo debido a cambios en el medio ambiente, relacionado con el condicionamiento. En cambio, las teorías cognitivas describen el aprendizaje como el resultado de la adquisición de conocimiento y el establecimiento de relaciones entre elementos.

6. Importancia de la memoria

Las teorías cognitivas dan gran importancia a la memoria en el proceso de aprendizaje o procesamiento de información, dado que permite retener y almacenar información para posteriormente recuperarla y poder hacer uso de ella. Aparecerá olvido de un material cuando se produzcan problemas en la capacidad para recuperarlo.

En cambio, las teorías conductuales no otorgan a la memoria un peso tan grande en el aprendizaje. Aunque sí que apuntan a la presencia de hábitos, conductas que el individuo realiza repetidamente, no darán importancia ni a cómo se almacenan, ni a cómo son recuperados. El uso y práctica repetida de una conducta llevará a que esta se mantenga, por consiguiente, la disminución de la realización de una conducta conducirá al olvido de esta.

7. Procesos que pueden explicar

Si nos fijamos en las variables que cada modelo presenta como importantes veremos que las teorías cognitivas dan más importancia a variables internas y así alcanzan a explicar procesos superiores, como el razonamiento o la memoría. En cambio, las teorías conductuales al otorgar sólo importancia a las variables externas y presentando al sujeto de manera más pasiva, reactiva al ambiente, no conseguirán explicar estos procesos superiores, característicos de la especie humana.

8. Técnicas de recogida de información

Los modelos cognitivos se sirven principalmente de los autoinformes para obtener la información del individuo, ya que como hemos mencionada anteriormente, esta corriente se centra en el estudio de los procesos mentales para entender los comportamientos de la persona, por lo tanto al ser información privada deberá ser el propio individuo el que la desvele haciendo uso de los autoinformes.

En relación con las técnicas utilizadas por los modelos conductistas, veremos que estos también pueden hacer uso de los autoinformes, pero en comparación con los modelos cognitivistas, también se sirven de técnicas como la observación o instrumentos psicofisiológicos. Técnicas donde tienen más importancia los registros de las conductas observables o los cambios psicofisiológicos que se producen en el organismo.

Cerebro conductismo

9. Duración de las terapias

En su mayoría, las terapias de los modelos conductuales tenderán a ser cortas. En Psicología se entiende que las terapias breves no realizan más de 30 sesiones, aproximadamente 15 sería el número medio de sesiones. Por el contrario, los modelos cognitivistas utilizan, normalmente, terapias más largas, en torno a 100 o más sesiones.

10. Técnicas terapéuticas

El movimiento conductista emplea técnicas terapéuticas dirigidas a producir un cambio en la conducta, ya sea aumentarla, disminuirla o hacerla desaparecer por completo, así como aprender otro comportamiento nuevo. Con este objetivo, utilizará, sobre todo, procedimientos propios del condicionamiento operante, que reforzarán o castigarán la conducta. Las técnicas conductuales las podríamos dividir en dos categorías, las que aumentan la conducta y las que la reducen o eliminan. Algunos ejemplos de cada una de ellas, serían los siguientes.

  • Reducción de conducta: Se debe a la presentación contingente de una consecuencia negativa (castigo positivo) o a la retirada de un refuerzo (castigo negativo).
  • La extinción: Proceso por el cual una conducta previamente reforzada deja de serlo, este hecho provoca que la conducta se reduzca o elimine.
  • El coste de respuesta: Retirada del reforzador positivo que seguía a la conducta. Esta técnica consigue una reducción más rápida de la conducta que la extinción.
  • El tiempo fuera: Sacar al individuo, durante un periodo de tiempo determinado, del medio donde puede obtener, conseguir, refuerzo.
  • Aumento de conducta: Se produce por la aparición de una consecuencia positiva después de realizar la conducta (refuerzo positiva) o por la retirada de una consecuencia negativa contingente a esta.
  • Moldeamiento: Reforzar las sucesivas aproximaciones a la conducta que queremos conseguir (conducta final).
  • Encadenamiento: Conseguir una conducta compleja (conducta objetivo) partiendo de otras más sencillas.
  • Desvanecimiento: Dividido en dos fases, en la primera, la fase aditiva, se introduce una ayuda para que se emita la conducta. En la segunda, la fase sustractiva, se retira progresivamente esta ayuda.
Terapia conductual

El movimiento cognitivo, en comparación con el conductual, intentará producir un cambio en la manera de ver y afrontar el problema y no tanto un cambio directo en la conducta visible. Por ejemplo, serían técnicas cognitivas las siguientes.

  • Técnicas de reestructuración cognitiva: Orientadas a identificar y modificar las cogniciones desadaptadas que mantienen el problema.
  • Técnicas de habilidades de afrontamiento: Con el objetivo de hacer frente a situaciones estresantes y conseguir un manejo adecuado.
  • Técnicas de resolución de problemas: Entrenar un método adecuado para la solución de problemas.
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies