Terapia Gestalt: ¿qué es, para qué sirve y cuándo se usa?

La Gestalt es una terapia de tipo humanista. Ofrece una perspectiva diferente a la hora de intervenir sobre los problemas psicológicos, evitando el foco en la enfermedad y promoviendo, en su lugar, aspectos como el autoconocimiento o la realización personal.

Terapia Gestalt

En Psicología existen diversos enfoques que conciben el comportamiento humano y la psicoterapia desde diferentes puntos de vista. Actualmente, la corriente cognitivo-conductual es una de las más extendidas por su eficacia y validez científica. Sin embargo, hay vida más allá de este modelo. Una de las terapias menos conocidas y que puede ser muy interesante es la Terapia Gestalt.

La terapia Gestalt está recogida en la corriente humanista, aunque bebe de enfoques como el psicoanálisis, el psicodrama, la corriente existencialista, entre otros. Fue impulsada por autores como Fritzs Perls, Laura Perls y Paul Goodman, y su finalidad es la de lograr el crecimiento personal del individuo, de forma que este pueda exprimir su potencial al máximo.

Esta alternativa terapéutica va encaminada al abordaje de los diversos trastornos psicológicos y emocionales desde una visión diferente en la que cobra gran peso la toma de conciencia, la autorrealización o la autoestima. Al igual que sucede con otras terapias humanistas, la Gestalt es un tipo de terapia que evita centrarse en la enfermedad. En su lugar, persigue promover la salud reforzando los puntos fuertes de cada individuo particular.

Construyendo una terapia humanista

Desde esta terapia, el psicólogo es concebido como una figura que debe ayudar a su paciente a ser más consciente de sí mismo, enfocarse más en el presente y fomentar su propio autocuidado. Por todo ello, y a diferencia de otras terapias como la psicodinámica, la terapia Gestalt está enfocada en el momento presente, sin perderse en divagaciones del pasado.

El paciente que realiza este tipo de terapia debe finalizar sintiéndose más seguro de sí mismo, conociéndose mejor y siendo consciente de las herramientas que tiene para llevar una vida más satisfactoria. Al igual que sucede con otros tipos de terapia, la Gestalt permite trabajar todo tipo de problemas, como la depresión, la ansiedad, los miedos, el duelo, las adicciones e incluso brinda apoyo en esos momentos de la vida en los que podemos sentirnos perdidos a nivel laboral y personal, aunque no exista un trastorno propiamente dicho.

Desde el punto de vista de la Gestalt, la terapia debe constituir ese espacio seguro en el que el paciente pueda sentirse libre para expresarse, así como llegar a conocerse a sí mismo como nunca antes lo había hecho. Si sientes curiosidad acerca de este tipo de terapia, continúa leyendo. En este artículo te daremos las claves sobre qué es la terapia Gestalt, para qué sirve y cuándo se emplea.

terapia humanista

¿Qué es la terapia Gestalt?

La terapia Gestalt es un tipo de psicoterapia humanista que aborda los problemas psicológicos y emocionales desde una perspectiva que rompe con el modelo biomédico de salud-enfermedad. En su lugar, su propuesta consiste en promover la salud reforzando las fortalezas del individuo. Para ello trabaja puntos nucleares como son el crecimiento personal, la autoestima y la autoconciencia.

La terapia es concebida desde esta visión como un espacio donde el individuo debe sentirse libre y seguro para expresarse y conocerse. El psicólogo es el agente que le acompaña en ese proceso de autoconocimiento, ayudándole a adquirir las herramientas necesarias para afrontar la vida de una manera más saludable. Una de las características definitorias de la Gestalt es que es una psicoterapia que se enfoca en el presente.

De esta forma, trata de ayudar al paciente a hacerse más consciente de sus acciones y pensamientos, con el fin de encaminarlos hacia un estado mental óptimo. En lugar de perderse en reflexiones sobre el pasado, contribuye a que la persona adquiera mayor control de sí misma en el momento actual. Este tipo de terapia enfatiza el papel de la responsabilidad personal, así como la importancia de la relación terapeuta-paciente. Esto se traduce en que la Gestalt rechaza el paternalismo propio de otras corrientes. Por un lado, el terapeuta acepta al paciente de forma incondicional, sin pretender que cambie y deje de ser quien es.

Esto es así porque desde la visión gestáltica se asume que la autoaceptación es un requisito indispensable para el bienestar psicológico. Cuando la propia persona no se acepta o su terapeuta busca forzar su cambio, se concibe que están entrando en juego intelectualizaciones y aspiraciones que alejan a la persona de su experiencia inmediata, que como vemos para la Gestalt es esencial.

Por otro lado, se entiende que el individuo debe tomar control de sus acciones y de su vida. Así, el terapeuta, lejos de fomentar la dependencia de su paciente hacia él, facilita el camino para que este comience a tomar responsabilidad de sus actos, haciéndose cargo de su vida de manera totalmente consciente. Desde la teoría que sustenta este modelo terapéutico se asume que el individuo no es un ser pasivo preso de los estímulos ambientales. Aunque pueda estar condicionado por su ambiente y genética, posee margen para elegir la respuesta que quiere llevar a cabo ante los escenarios que se le presentan y que condicionan así el curso de su vida.

Otro punto importante de esta terapia es que rechaza cualquier tipo de postura reduccionista. De esta manera, se asume que el individuo es un organismo total que se relaciona con su entorno, por lo que no puede ser analizado “por partes”. Dicho de otra manera, la persona es concebida de forma holística.

Además, desde la Gestalt se huye del exceso de intelectualización, pues se considera que esto es contraproducente, ya que aleja al individuo de su experiencia presente y le impide tomar consciencia del aquí y el ahora, algo fundamental desde esta perspectiva terapéutica. A menudo, las personas actúan presionadas por los “deberías”, cayendo en rumiaciones que les impiden alcanzar su potencial. La Gestalt evita por ello el exceso de pensamiento verbal, ya que entiende que este actúa como una barrera para el crecimiento y el conocimiento personal, así como la conexión con el presente.

terapia gestalt qué es

¿Para qué sirve?

De acuerdo con todo lo que acabamos de comentar, la terapia Gestalt se presenta como una opción terapéutica que permite ayudar a las personas a avanzar en su desarrollo personal y poder vivir su vida poniendo el foco en el momento presente con una actitud consciente y responsable. Las personas que llevan a cabo una terapia como esta pueden adquirir mayor bienestar en su vida, pues podrán trabajar de una de una forma integral el equilibrio entre su cuerpo y su mente.

Con la ayuda del psicólogo especializado en este tipo de terapia, la persona puede hacerse más consciente de cómo hace las cosas, de cómo influye en el entorno que le rodea y como a su vez ella influye en este, pudiendo ver las situaciones que le afectan desde puntos de vista diferentes que le permitan afrontarlas de la mejor manera posible.

Principalmente, la terapia Gestalt permite lograr dos objetivos esenciales:

  • Lograr una mayor consciencia de uno mismo, mayor responsabilidad de los propios actos y control sobre los propios pensamientos y conductas.
  • Concluir situaciones del pasado que repercuten en el bienestar del presente.

Este tipo de terapia es idónea para aquellas personas que se encuentran en situaciones de bloqueo e infelicidad. A través de ella se pueden conocer los patrones relacionales, los pensamientos y conductas que están generando ese bloqueo, con el fin de combatir problemas relacionados con la ansiedad, la autoestima, las relaciones interpersonales. Esta intervención también puede ser interesante para el abordaje de fenómenos físicos, como el dolor crónico o los trastornos del sueño.

terapia gestalt para qué sirve

¿Cuándo se usa?

Al tratarse de una terapia enfocada hacia el crecimiento personal, está indicada para las personas de cualquier franja de edad. El único requisito es que la persona se muestre implicada para hablar acerca de cómo se siente, lo que necesita y espera de la terapia. A partir de su demanda inicial, el terapeuta se encargará de orientar la terapia de una u otra forma en función de si su paciente es un niño, adolescente o adulto.

Conclusiones

En este artículo hemos hablado acerca de qué es la terapia Gestalt, para qué sirve y cuándo puede ser aplicada. La Gestalt es un tipo de psicoterapia humanista que ofrece una perspectiva alternativa de los problemas psicológicos. Lejos de adoptar una visión reduccionista y enfocada en la enfermedad, persigue promover una mejor salud mental y mayor calidad de vida fortaleciendo aspectos de la persona como su autoconciencia, autoestima, responsabilidad y capacidad para estar en el momento presente.

Una de las particularidades de la terapia Gestalt es que siempre va enfocada a los problemas del momento presente. Procura no atascarse en divagaciones sobre el pasado, pues fomenta que la persona pueda estar presente en el momento actual. Además, la relación entre terapeuta y paciente cobra especial importancia, ya que la terapia se ofrece como un espacio libre de juicios donde el profesional acepta a la persona de una forma incondicional sin intentar cambiarle.

Lejos de un vínculo terapéutico dependiente, el psicólogo fomenta la toma de responsabilidad de su paciente, para que comience a tomar decisiones en su vida, ganando un mayor control sobre las situaciones que se presentan en su vida. La Gestalt es una terapia que huye de los entresijos verbales, pues considera que un exceso de pensamientos intelectuales pueden ser un obstáculo para que la persona gane conciencia y conocimiento sobre sí misma. Así, las rumiaciones verbales y los debería quedan a un lado para que el individuo pueda empezar a conocerse verdaderamente.

terapia gestalt usos
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies