Los 3 (+1) tipos de Curriculum Vitae: características, ventajas e inconvenientes

El Currículum Vitae es un documento donde se plasman los estudios, experiencia profesional e información relevante que se presenta para obtener un puesto de trabajo. Veamos qué tipos de CV existen y cuáles son sus puntos fuertes y débiles.

tipos-curriculum-vitae

Para bien y para mal, el mundo cada vez es un lugar más competitivo y las personas están más preparadas a nivel de estudio y formación. Todo esto hace que la lucha para conseguir buenos puestos de trabajo sea feroz. Y es que miles de personas están luchando para cumplir el mismo sueño que puedes tener tú.

Y es precisamente por ello que, a la hora de conseguir dicho sueño, debemos usar todas las “armas” de las que disponemos. Y en esta línea, tener un buen currículum, atractivo, distinto al de los demás, bien diseñado, completo, sintetizado, bien escrito y fácil de entender, es, sin lugar a dudas, el primer paso para que la primera impresión que tenga una empresa de ti sea buena y haya muchas más opciones de que recibas esa esperada llamada para una entrevista.

Ahora bien, ¿todos los CV son iguales? No. Ni mucho menos. Y conforme avanzan los tiempos y progresa no solo la tecnología, sino las tendencias en recursos humanos, más formas distintas de elaborar un currículum existen. Y conocerlas para así basarte en la que más se adapte a tus necesidades y a las de la empresa a la que optes se convierte en algo esencial.

Por ello, en el artículo de hoy y de la mano de expertos en recursos humanos con los que hemos contactado y de psicólogos con los que colaboramos regularmente, **traemos una selección de los principales tipos de Curriculum Vitae, viendo sus características y, sobre todo, sus puntos tanto fuertes como débiles. A partir de ahí, podrás escoger el que te parezca más idóneo. Vamos allá.

¿Qué es el Curriculum Vitae y cómo debe hacerse?

El Curriculum Vitae (CV) es un documento que recoge los estudios, experiencia profesional, premios, méritos e información relevante sobre la vida de una persona en el contexto laboral. Es aquella pieza descriptiva escrita o audiovisual que nos permite sintetizar nuestra vida profesional para, una vez presentado a una empresa, optar a un puesto de trabajo que nos interesa.

En este sentido, podemos entender el currículum o currículo como el breve resumen de nuestras experiencias tanto formativas como laborales, así como nuestros gustos, habilidades y fortalezas que tengan un interés en el plano no solo profesional, sino también humano. Es una síntesis de nuestra vida académica y laboral.

En el artículo al que hemos dado enlace en la introducción detallamos perfectamente cómo debe hacerse un buen CV, pues existe mucha ciencia y mucha psicología detrás de su elaboración. Y es que en un documento debemos reflejar no solo nuestra experiencia formativa y profesional, sino también nuestra forma de ser.

Si quieres profundizar más te recomendamos consultar dicho artículo, pero aquí te mencionamos algunas de las pautas más importantes (en el artículo justificamos el por qué de esta importancia) que debes seguir: nada de faltas de ortografía, usar una tipografía elegante, actualizar el CV regularmente, usar una buena foto, poner los datos personales debajo de la foto, usar una frase de cabecera, poner primero la experiencia, que ocupe solo una página, utilizar plantillas de diseño, poner solo los estudios relevantes, referenciar el nivel de cada idioma, escribir con frases cortas, no repetirse, ser breve, utilizar un lenguaje sencillo, buscar palabras claves del sector, adjuntar una carta de motivación, escribir en voz activa, expresar aficiones y pasiones, enviarlo en formato PDF…

Estas y muchas otras indicaciones deben seguirse para que el personal de contratación vea nuestro CV y se sienta atraído visualmente y por contenido por él. Ahora bien, conocer estas directrices es una condición esencial, pero no única. Debemos ser muy conscientes también de la tipología de curriculum vitae con la que vamos a trabajar. Y esto es precisamente lo que vamos a analizar a continuación.

que-es-curriculum-vitae

¿Qué tipos de CV existen y cuáles son sus características?

La estructura del currículum es muy importante. Dependiendo de cómo organicemos la información, estaremos dando más relevancia a unos aspectos u otros e influyendo así en cómo el personal de contratación va a sumergirse en nuestra vida académica y personal. Y es así como emergen los distintos tipos de Curriculum Vitae en los que vamos a indagar ahora. Veamos sus características, sus ventajas y también sus inconvenientes.

1. Currículum Vitae cronológico

El CV cronológico es, seguramente, el más común. Y es que es el que pone el foco en la experiencia profesional y la formación académica, que son los aspectos que ocupan la mayor parte del documento. El resto de contenido desarrolla una función complementaria a ambos. En esencia, el CV cronólogico se centra en la experiencia laboral y la evolución de la misma.

Recibe el nombre de “cronólogico” porque organiza la información de manera secuencial en el tiempo, empezando por la experiencia laboral y los logros más recientes y terminando por los más antiguos. De este modo, la primera impresión será la más nueva (que a priori será el puesto de trabajo más relevante) y, desde abajo, podrá ver cómo de ascendente ha sido tu trayectoria.

Por tanto, este tipo de CV es ideal para personas que tienen una extensa trayectoria laboral, pues permite mostrar cómo hemos crecido en el sector; pero quizás no sea tan bueno para personas que no tienen experiencia profesional ya que se acaban de graduar o de terminar sus estudios, que están empezando en un nuevo sector o que han tenido un largo periodo de inactividad. Así, si estás buscando trabajo en un sector donde tienes un buen nivel de experiencia, deberías optar por este tipo de currículum.

La estructura debería ser la siguiente: datos de contacto, descripción de los objetivos profesionales (también puede ser bueno un breve resumen de la trayectoria), experiencia laboral (empezando por la más reciente y terminando por la más antigua), formación académica y, ya como información complementaria, nuestras habilidades, idiomas y otros datos de interés como premios, participación en congresos, certificados, conferencias, voluntariados, aficiones, etc.

2. Currículum Vitae funcional

El CV funcional es el que pone el foco en nuestras habilidades y competencias más que en la experiencia profesional en sí o la formación académica. Por tanto, el contenido que más espacio ocupará en el documento y que, por tanto, será la base del currículum, será la descripción de nuestros objetivos y de nuestras habilidades. En esencia, el CV funcional se centra en las competencias que tenemos.

Recibe el nombre de “funcional” ya que adopta un carácter más temático, es decir, nos centramos más en las funciones que hemos desempeñado en nuestros puestos de trabajo o en las habilidades que hemos adquirido en la formación académica que en presentar la experiencia y el tiempo de permanencia en los puestos de trabajo de una forma cronológica.

Por tanto, este tipo de CV es ideal para personas que tienen poca experiencia profesional, que acaban de terminar los estudios, que tienen largos periodos de inactividad, que quieren empezar de cero en un sector totalmente nuevo o que creen que la edad (algo que queda de manifiesto en el cronológico) puede ser un impedimento. Y es que permite “camuflar” la falta de experiencia con un enaltecimiento (siempre fiel a la realidad) de nuestras habilidades y competencias. Pero quizás no sea muy adecuado si tienes amplia experiencia en el sector, pues no podrás resaltar tanto tu trayectoria como en el CV cronológico.

La estructura debería ser la siguiente: datos de contacto, descripción de los objetivos profesionales, aptitudes, habilidades, competencias, idiomas y, ya como información complementaria, experiencia laboral, formación académica y todos los otros datos de interés que hemos mencionado en el apartado previo.

cv-funcional

3. Currículum Vitae mixto

El CV mixto o combinado es aquel que nace de una mezcla entre las dos tipologías de currículum previas. Así, al nacer de una combinación del cronológico y el funcional, pone el foco tanto en la experiencia profesional organizada y ordenada cronológicamente como en las habilidades de las que disponemos. En esencia, el CV combinado busca la sinergia entre experiencia y aptitudes.

Además, dichas habilidades plasmadas son las que hemos adquirido a través de la experiencia laboral a la que también apelamos. Por tanto, en este caso, la formación académica y las competencias más generales (aquellas que no se relacionan directamente con los cargos que mostramos) pasan más a un segundo plano. El foco, como decimos, está en la experiencia laboral cronológica y las capacidades adquiridas gracias a ella.

Por tanto, este tipo de CV, al tener “lo mejor de los dos mundos”, es ideal para cualquier tipo de candidato, pues es el que permite más juego y el que más vía libre nos da para expresarnos y vendernos como una opción fuerte al puesto. Ahora bien, debes saber que es también el tipo de CV que más tiempo requiere su elaboración. Pero, sin duda, vale la pena.

La estructura sería la siguiente: datos de contacto, descripción de la trayectoria de forma breve, resumen de los objetivos que tienes a nivel laboral, aptitudes y logros, experiencia profesional ordenada de forma cronológica y, ya como información complementaria, formación académica, competencias adicionales (que no se desprenden tanto de la experiencia como las aptitudes) y todos los otros datos de interés que creas convenientes.

4. Videocurrículum

Con el anterior, ya hemos visto las tres principales tipologías de currículum. Pero hay una extra que debemos mencionar debido a que, si bien todavía no es muy popular ya que el formato escrito sigue siendo la norma en lo que a currículum se refiere, poco a poco va cobrando popularidad y relevancia. Estamos hablando del conocido como videocurrículum.

Consiste en presentar el currículum como un vídeo de una duración máxima de dos minutos (lo mejor es que esté alrededor del minuto) donde somos nosotros mismos los que, hablando a cámara, contamos nuestra experiencia profesional, nuestra formación académica y habilidades, poniendo el foco más en la temática cronológica, funcional o mixta.

Es una forma muy original de presentar una candidatura (en las empresas que permitan este formato, claro, que suelen ser las más nuevas y relacionadas con el mundo audiovisual) y debería ser una opción muy a tener en cuenta si precisamente una de las habilidades que queremos mostrar es nuestra capacidad para expresarnos, las habilidades comunicativas, la simpatía o el carisma.

videocurriculum
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies