Los 20 tipos de Decisiones (y sus características)

Una decisión es la resolución definitiva que adoptamos en un asunto como producto final del proceso cognitivo que nos lleva a valorar distintas opciones. Veamos cómo se clasifican las decisiones.

tipos-decisiones

La cena del día. La carrera que vamos a estudiar. El regalo que le vamos a hacer a nuestra madre. El peinado que nos haremos para ir a una fiesta. El color del coche que nos vamos a comprar. El momento del día en el que nos vamos a duchar. La marca de zapatillas que vamos a ponernos. Vivimos constantemente tomando decisiones.

De hecho, te sorprenderá saber que cada día tomamos una media de 35.000 decisiones, de las cuales somos conscientes de apenas el 0,26%, pues todo el porcentaje restante surgen del “modo automático” del cerebro. Pero aun así, estamos hablando de 100 decisiones conscientes al día. O lo que es lo mismo, 36.500 decisiones al año y cerca de 3 millones de decisiones a lo largo de la vida.

Decidir forma parte de nuestra naturaleza. Y es que llegar a una resolución definitiva acerca de un asunto como producto final del proceso cognitivo que nos ha llevado a valorar la mejor opción de entre varias es absolutamente esencial para desenvolvernos adecuadamente en sociedad e incluso con nosotros mismos.

Ahora bien, ¿todas las decisiones son iguales? No. Ni mucho menos. Dependiendo del grado de análisis detrás de ellas, de la urgencia, de la previsión, de la trascendencia y del contexto, existen muchas clases distintas de decisiones aplicables tanto a nivel individual como al contexto de la empresa. Y en el artículo de hoy, de la mano de las más prestigiosas publicaciones científicas, analizaremos las bases psicológicas de los diferentes tipos de decisiones.

¿Qué son las decisiones y cómo se clasifican?

Una decisión es la resolución definitiva que adoptamos en un asunto como producto final del proceso cognitivo que nos lleva a, tras valorar distintas opciones, elegir la que mejor se adapta a nuestras necesidades en un contexto determinado. Así, tomar una decisión es un proceso consciente que nos lleva a elegir, en un momento de conflicto, la mejor solución que podemos.

En esta toma de decisiones, pues, entra en juego nuestra personalidad, conducta, emociones, nivel de madurez emocional, sentimientos experimentados, grado de inteligencia (en cualquiera de sus formas), la etapa de la vida en la que nos encontramos, el nivel de presión al que estamos sometidos, la trascendencia de la elección y, sobre todo, el contexto en el que esta tiene lugar.

Esta influencia de diferentes factores hace que podamos clasificar las decisiones de acuerdo a distintos parámetros. Por ello, en el artículo de hoy, hemos recogido literatura de muchas publicaciones distintas para traer el mayor nivel de información posible. Estas son, pues, las principales clases de decisiones que existen.

1. Decisiones racionales

Las decisiones racionales son aquellas que se toman después de hacer uso de la inteligencia analítica, analizando de una forma objetiva y fría la situación. Así, valoramos con tiempo los pros y contras de cada una de las opciones que tenemos para que la elección que tomemos, sea o no correcta, no sea impulsiva.

decisiones-racionales

2. Decisiones emocionales

Las decisiones emocionales son aquellas que se toman de forma más impulsiva, sin hacer uso de la inteligencia analítica. La elección la tomamos en un momento emocional o sentimentalmente intenso, por lo que no analizamos la situación de una forma tan objetiva ni fría. Nos dejamos guiar por las emociones y por lo que sentimos, dando lugar así a una toma de decisión más subjetiva. La elección está mediada en gran parte por las emociones y poco por la parte racional.

3. Decisiones intuitivas

Las decisiones intuitivas son aquellas que se toman sin hacer uso ni de la inteligencia analítica ni estando bajo la influencia de un estado emocional intenso, sino que emergen de la propia intuición. Con calma pero sin saber por qué, es decir, sin racionalizar pros y contras de cada una de las opciones, algo “dentro de nosotros” nos empuja a tomar una decisión.

4. Decisiones programadas

Las decisiones programadas son aquellas que, previamente a que se establezca la necesidad de elegir entre varias opciones, ya están previstas. Siguiendo una pauta de actuación establecida por una normativa, tan solo debemos seguir la ejecución. Nos ceñimos a un plan, por lo que no necesitamos tomar una decisión como tal. Son automáticas y son comunes en los planes estratégicos de las empresas.

5. Decisiones no programadas

Las decisiones no programadas hacen referencia a todas aquellas que debemos tomar sin ceñirnos a ninguna normativa. La situación no está prevista en ningún sitio, por lo que aquí sí que somos nosotros quienes, de una forma racional, emocional o intuitiva, vamos a tener que valorar la situación y elegir. No son automáticas debido a su componente de imprevisión y espontaneidad.

decisiones-no-programadas

6. Decisiones personales

Las decisiones personales son aquellas que tomamos en nuestro ámbito privado y cuyo desenlace va a afectarnos única y exclusivamente a nosotros o, como mucho, a otra parte implicada. Pero no tenemos que rendir cuentas ante nadie. Aquí podemos incluir las decisiones financieras, amorosas, académicas, profesionales y familiares que tomamos a lo largo de la vida.

7. Decisiones grupales

Las decisiones grupales son aquellas que se toman en grupo. Cada individuo del mismo aporta su opinión pero, al final, la elección debe emerger del consenso entre los distintos integrantes. Son decisiones cuyo desenlace afectará a la comunidad en su totalidad. Aquí podemos incluir todas aquellas decisiones que se toman en el contexto de una empresa.

8. Decisiones individuales

Las decisiones individuales están a medio camino entre las personales y las grupales. Son elecciones cuyo desenlace afecta a todo un grupo pero la decisión es tomada únicamente por un integrante. Hay un grado de individual en el que una sola persona, pese a tener que rendir cuentas sobre los demás, toma por ella misma una decisión que va a afectar a todo la comunidad.

9. Decisiones de rutina

Por decisiones de rutina entendemos todas aquellas elecciones que, siendo similares entre sí en naturaleza y contexto, van apareciendo en circunstancias similares a lo largo de nuestro día a día. No suponen una sorpresa y, por experiencia, estamos acostumbrados a lidiar con ellas de una forma tranquila y, por regla general, eficiente.

10. Decisiones de emergencia

Por decisiones de emergencia entendemos todas aquellas elecciones que tienen un componente claro de novedad. Ni la naturaleza ni el contexto son familiares para nosotros, por lo que son circunstancias inesperadas y, al no tener precedentes, nos pillan más por sorpresa. Al no estar acostumbrados a lidiar con ellas, suelen tomarse de forma más agitada y, por regla general, ineficiente.

decisiones-emergencia

11. Decisiones estratégicas

Las decisiones estratégicas son aquellas que, en el contexto de una empresa, están asociadas a guiar a dichas corporaciones hacia el éxito, pues permiten establecer, de acuerdo a los objetivos y metas, un plan de desarrollo y actuación determinado. Son elecciones que se toman como parte de la estrategia empresarial de un grupo.

12. Decisiones operativas

Las decisiones operativas son aquellas que, también en el contexto de una empresa, están asociadas a todas aquellas elecciones que se toman a nivel de empleados, resolviendo conflictos entre personas y tomando también decisiones en lo que a contratación y despido se refiere. Como podemos ver, forman parte de las decisiones estratégicas que hemos visto antes.

13. Decisiones tácticas

Por decisiones tácticas entendemos aquellas que, con un carácter rutinario, se toman con frecuencia en el día a día de una empresa. Forman parte de las tácticas más sencillas del ámbito profesional, como responder correos de los proveedores o seguir los protocolos de higiene de la maquinaria.

14. Decisiones a corto plazo

Las decisiones a corto plazo son aquellas cuya resolución nos va a influenciar en un futuro cercano. Es decir, la decisión que tomamos va a tener consecuencias a corto plazo, sin tener que esperar demasiado a ver cómo es el desenlace. Un ejemplo sería el de decidir qué coche nos vamos a comprar.

15. Decisiones a largo plazo

Las decisiones a largo plazo son aquellas cuya resolución nos va a influenciar en un futuro más lejano. Es decir, la decisión que tomamos no va a tener consecuencias apreciables a corto plazo, tendremos que esperar un tiempo a ver cómo es el desenlace. Un ejemplo sería el de decidir qué carrera vamos a estudiar.

decision-largo-plazo

16. Decisiones de certeza

Las decisiones de certeza son aquellas que tomamos con un alto grado de seguridad de que la elección va a ser la correcta. Ya sea porque solo una de las opciones resulta favorable o porque nos hemos enfrentado muchas veces a elecciones similares, estamos muy seguros de que la decisión que tomemos va a ser la adecuada. Existe un alto nivel de certeza.

17. Decisiones de riesgo

Las decisiones de riesgo son aquellas que tomamos con un muy bajo grado de seguridad de que la elección va a ser la correcta. Nos la estamos jugando, pues la opción que hemos seleccionado tiene una muy baja probabilidad de ser la adecuada. Como su propio nombre dice, estamos jugando con el riesgo y, a diferencia de la anterior, donde había certeza, aquí tenemos que esperar que la suerte esté de nuestra parte.

18. Decisiones inciertas

Las decisiones inciertas son aquellas que tomamos con un alto grado de incertidumbre. Es decir, no es que tengamos un alto grado de seguridad o de inseguridad, simplemente no tenemos ni la menor idea de cuál es la opción más probable y, por tanto, es incierto si la que hemos tomado va a ser la adecuada o no. Vamos a ciegas.

19. Decisiones laborales

Las decisiones laborales son todas aquellas que, a nivel personal o grupal, se toman en un contexto profesional. La elección se centra en el plano laboral y sus consecuencias van a tener un impacto en nuestra vida dentro de la empresa y en nuestro futuro profesional.

20. Decisiones académicas

Las decisiones académicas son aquellas que se basan en las elecciones que tomamos en nuestra vida estudiantil. En un plano enteramente personal, se basan en las tomas de decisiones centradas en los estudios que cursamos y en todas las formaciones que seguimos para tener un impacto positivo en nuestra vida profesional en el presente o el futuro.

decisiones-academicas
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies