7 mitos sobre los Trastornos de la Conducta Alimentaria, desmentidos

Existen numerosas creencias erróneas acerca de los TCA. Desmentir estos mitos es crucial para favorecer el conocimiento de familiares y profesionales, así como facilitar la detección y tratamiento precoces.

mitos-trastornos-conducta-alimentaria

Los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) constituyen un problema de salud mental cada vez más extendido, aunque paradójicamente siguen siendo poco comprendidos incluso por parte de los profesionales sanitarios. En este sentido, es indudable la influencia que ejercen algunos mitos y concepciones erróneas acerca de los problemas alimentarios.

Estos constituyen un serio obstáculo a la hora de brindar a los pacientes con TCA la ayuda que necesitan, pues tienden a distorsionar y minimizar la gravedad de estos trastornos. Por ello, en este artículo vamos a tratar de desmentir los mitos más comunes que calan no sólo en la población general, sino también en los profesionales y familiares de las personas con problemas de la alimentación.

Avanzando hacia el conocimiento de los TCA

Actualmente, los TCA y la dinámica que los caracteriza son mucho más conocidos que antaño, aunque aún no se ha dado con un tratamiento eficaz para todos los pacientes. Los terapeutas que trabajan día a día con los problemas alimentarios suelen sentirse, en ocasiones, frustrados, pues el tratamiento y la consiguiente recuperación nunca siguen un curso lineal.

Por el contrario, hasta que un paciente con TCA llega estar totalmente recompuesto se suelen alternar mejoras y recaídas y, en general, se trata de procesos terapéuticos largos. A pesar de todo lo dicho, cada vez se obtienen más progresos. Además, los pacientes suelen recibir tratamiento con mucha más precocidad que antes, de forma que es poco habitual llegar a estadios de gran deterioro físico.

También es importante señalar que el tratamiento actual es mucho más completo que en el pasado. Lejos de limitarse a un abordaje nutricional, los TCA son concebidos como problemas de salud mental que requieren la intervención de diversos profesionales (psicólogos, endocrinos, nutricionistas…). Así, no sólo se debe reordenar el patrón de alimentación, sino también profundizar en aspectos psicológicos profundos como las relaciones vinculares, las emociones y los afectos de la persona.

Los TCA son, como la mayoría de trastornos psicopatológicos, multifactoriales. Esto significa que nunca tienen una causa única, sino que aparecen como resultado de la confluencia de múltiples variables. Entre los aspectos que alimentan la aparición de estos problemas se encuentran, por supuesto, las redes sociales. Estas han servido como una ventana amplificadora de los mitos sobre la comida, la perfección extrema y ciertas modas como el ayuno intermitente y el real fooding.

Además, son muchas las páginas web a las que pacientes con bulimia y anorexia acceden para compartir sus “trucos” para adelgazar a toda prisa o compensar los atracones de comida. Si a esto le añadimos otros ingredientes (insatisfacción corporal, baja autoestima, problemas emocionales, dificultades familiares…) tenemos el caldo de cultivo ideal para que un trastorno alimentario llame a la puerta.

¿Qué mitos acerca de los TCA deben desmentirse?

A continuación, vamos a desmentir algunos de los mitos más frecuentes acerca de los TCA.

1. Las personas con TCA siempre son extremadamente delgadas

Siempre que se habla acerca de pacientes con TCA, se asume que estas personas deben encontrarse necesariamente en un estado de infrapeso. Sin embargo, la realidad es bien distinta: Los TCA pueden estar presentes en todas las personas, con independencia de su peso y talla. En algunos individuos existe una intensa restricción alimentaria que, sin embargo, no produce estado de infrapeso debido a que el paciente comenzó perdiendo peso desde un estado de sobrepeso e incluso obesidad.

En aquellas personas que tienden a llevar a cabo atracones, la persona puede estar en normopeso e incluso en sobrepeso. Añadido a esto, debemos tener presente que la conducta alimentaria alterada suele ser ocultada frente a los demás, por lo que muchas veces los allegados ni siquiera sospechan que existen problemas alimentarios en el paciente.

Este mito es altamente perjudicial, pues impide que los seres queridos y los profesionales presten atención a personas que, estando en riesgo, muestran una apariencia normal por su peso o manera de comer en público. Igualmente, es nocivo para aquellas personas con un peso considerado muy alto o muy bajo, a las que se les achaca el padecimiento de un TCA cuando esto no tiene por qué ser cierto. ¿Cuántas veces has oído definir como “anoréxica” a una mujer delgada? Seguramente más de una. En definitiva, debemos tener muy claro que el peso no es, en absoluto, un indicador certero de la presencia de problemas alimentarios.

mitos-tca

2. Las personas con TCA padecen este problema por elección

Otro mito muy dañino es aquel que defiende que las personas con TCA eligen padecer un trastorno alimentario. Los TCA son enfermedades mentales de naturaleza multifactorial, por lo que su desarrollo depende de la confluencia de numerosas variables que muchas veces no se pueden controlar (baja autoestima, sobrepeso infantil, perfeccionismo, dificultades familiares, eventos estresantes, acoso escolar, desarrollo sexual temprano… y un largo etcétera) . Nadie elige sufrir una experiencia como esta, pues los problemas de conducta alimentaria no tienen nada que ver con la voluntad. La persona sufre enormemente, por lo que es descabellado creer que una persona puede elegir vivir una pesadilla como esta.

3. Los TCA son un problema exclusivamente femenino

Siempre que se habla sobre TCA se asume que estos trastornos sólo afectan a las mujeres. Si bien es cierto que ellas representan la mayoría, la realidad es que cualquier persona, con independencia de su sexo, puede sufrir un TCA. De hecho, cada vez son más los hombres que experimentan problemas en su relación con la comida.

Ignorar que existen pacientes masculinos es perjudicial para los hombres que padecen un TCA, pues esto puede incrementar el estigma y la vergüenza y dificultar la búsqueda de ayuda profesional. Los propios profesionales de salud mental pueden estar sesgados debido a esta creencia, ignorando por completo la posibilidad de que un varón pueda estar experimentando problemas alimentarios.

4. Es imposible recuperarse de un TCA, pues estos son trastornos crónicos

Es muy común escuchar que los TCA son condiciones crónicas, de manera que las personas que los sufren nunca van a obtener una recuperación completa. Si bien no todo el mundo que ha atravesado problemas alimentarios logra superarlos de forma total, son muchas las personas que sí lo consiguen. La recuperación es viable, especialmente cuando el diagnóstico y el tratamiento llegan de forma precoz y de la mano de un equipo multidisciplinar y especializado.

En los casos de anorexia, el 30% de las pacientes logran una total normalización, otro 30% se recuperan parcialmente y otro 30% terminan cronificando el problema o virando hacia un cuadro bulímico. En las pacientes con bulimia hasta el 50% consiguen recuperarse totalmente, obteniendo el 20% una recuperación parcial y recayendo de nuevo otro 30%.

Como vemos, recuperarse no es sencillo, pero no es en absoluto imposible. Mejorar estos porcentajes requiere un sistema sanitario capaz de identificar y tratar con prontitud estos problemas, motivo por el cual es fundamental seguir investigando y trabajando. Incluso cuando existe cronicidad, el tratamiento es fundamental para controlar a la paciente y mejorar su calidad de vida en la medida de lo posible.

5. Los TCA sólo afectan a jóvenes y adolescentes

Siempre que se habla de TCA se asume que este fenómeno es exclusivo de adolescentes y jóvenes. Aunque esta franja de edad es particularmente vulnerable a los problemas alimentarios, estos trastornos mentales pueden afectar a personas de todas las edades. A veces, la conducta alimentaria se puede ver alterada en la madurez por la aparición de diversos detonantes en personas predispuestas, como una ruptura sentimental, el fallecimiento de un ser querido, un fracaso laboral, etc.

6. Los TCA no son para tanto

Son muchas las personas que minimizan la gravedad de los TCA. Lejos de ser problemas superficiales o banales, estamos hablando de las enfermedades mentales con mayor tasa de mortalidad. Se estima que hasta un 20% de las pacientes con anorexia crónica puede llegar a fallecer como consecuencia de su TCA.

Estas tasas no son muy diferentes para otros trastornos alimentarios, pues los atracones, las purgas, el ejercicio excesivo y la inanición suponen un riesgo notorio para la salud del organismo. A todo esto debemos añadir la frecuencia de las autolesiones e ideaciones suicidas, que pueden también llevar a la persona a la muerte. Con todo lo que venimos comentando, está claro que los TCA sí son para tanto.

7. Si no veo a una persona tener una conducta alimentaria anormal, no tiene por qué sufrir TCA

Al hilo de lo que adelantamos anteriormente, las personas que sufren un TCA tienden a ocultar su conducta alimentaria alterada frente a los demás. Depositan grandes esfuerzos para no ser descubiertas, pues pueden sentir vergüenza o miedo a que se les impida continuar con sus estrategias para perder peso o darse atracones. Este ocultamiento favorece que el diagnóstico llegue de manera tardía, muchas veces para sorpresa de los propios familiares del paciente.

anorexia-mitos

Conclusiones

En este artículo hemos hablado acerca de algunos mitos sobre los Trastornos de la Conducta Alimentaria. Generalmente, existen muchas ideas erróneas sobre estos problemas de salud mental, lo que muchas veces impide que allegados y profesionales detecten con prontitud cuando una persona los está sufriendo. Por ello, es esencial desmentir estas creencias falsas y conocer la realidad detrás de los TCA.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies