¿Qué es la Psicología de los Colores? Definición y Principios

La psicología de los colores es una disciplina que estudia de qué manera las tonalidades repercuten en nuestras emociones y nuestra conducta. Sus aplicaciones han sido especialmente importantes en el ámbito del marketing y la publicidad.

psicologia-colores

Seguramente hayas percibido que las tonalidades del entorno modulan en cierta manera tu estado de ánimo. No te sientes igual cuando te encuentras en una sala de tonos vivos que cuando entras en un cuarto de colores neutros. De igual manera, no comienzas tu día con la misma actitud cuando el cielo está totalmente azul que cuando está encapotado con nubes grises. Lo cierto es que no eres el único al que le sucede este curioso fenómeno. Todos los seres humanos nos sentimos influidos por los colores que percibimos, hasta el punto de que la gama cromática puede condicionar nuestra conducta.

La psicología sabe que esto es así y se ha dedicado a estudiar este ámbito tan curioso, dando lugar a lo que se conoce como psicología del color. Desde este campo, se ha tratado de conocer cómo las personas percibimos y reaccionamos a los diversos colores, con el fin de hallar algunos principios generales que sean comunes a todos y cada uno de nosotros.

Conocer de qué forma nuestras emociones se ven influidas por el color es mucho más importante de lo que a priori puede parecer. Los hallazgos de la psicología del color se aplican en ámbitos como el márketing, en el que las diferentes tonalidades se utilizan para modular los hábitos de consumo de los clientes.En este artículo vamos a comentar qué es exactamente la psicología de los colores y cómo nos puede ayudar.

¿Qué es la psicología del color?

Habitualmente, se considera que hablar de colores es una cuestión puramente superficial. Sin embargo, más allá de la estética, las tonalidades nos influyen a un nivel más profundo de lo que pensamos. Al fin y al cabo, los seres humanos somos individuos profundamente visuales y, por ello, la gama cromática del entorno tiene mucho que ver con la manera en la que nos comportamos.

La psicología del color se define como un campo de estudio orientado a analizar el efecto del color sobre la percepción y la conducta humana. Por el momento, se trata de una disciplina inmadura como para considerarse una ciencia en sí misma, pues aún es necesario recabar más evidencia que la sustente. No obstante, en un sentido amplio, el estudio de la percepción del color es una cuestión presente en numerosas disciplinas como el diseño de moda, el arte o la publicidad.

El precursor de la psicología de color fue el poeta y científico alemán Johann Wolfgang von Goethe (1749-1832). Este autor elaboró un tratado conocido como Teoría del Color, en el que mostró su oposición a la visión del color puramente física de Newton. Para él, el color depende de la percepción de cada individuo, donde el cerebro y la visión se encuentran implicados.

De acuerdo con su teoría, lo que vemos no depende sólo de la materia o la luz, sino también de nuestra subjetividad perceptiva. Aunque la forma de interpretar el color varía en función de la cultura, el hecho de que las tonalidades modulan el estado anímico es universal. Es por esta razón que la psicología del color se encuentra en pleno desarrollo.

que-es-psicologia-colores

La psicología del color y el márketing

Uno de los ámbitos donde la psicología del color ha tenido mayor impacto es el mundo del marketing. Al contrario de lo que puede parecer, nuestras decisiones a la hora de consumir no son, en absoluto, racionales. En realidad, la mayoría de veces que adquirimos un producto o servicio lo hacemos más impulsados por las emociones que por la lógica.

La neurociencia ha comenzado a indagar en los últimos años en los aspectos emocionales del cerebro. Autores como Antonio Damasio han permitido arrojar evidencia científica que refleje la importancia real de las emociones en nuestra conducta.

Las empresas son conocedoras del peso de las emociones, por lo que miden con precisión la paleta de colores que emplean en sus logos, locales y envases. El simple hecho de utilizar unos tonos u otros puede marcar la diferencia en el cliente y en su decisión de consumir. El cerebro asocia y procesa las formas y los colores en la memoria, lo que desencadena un estado emocional en nosotros y una disposición u otra a la hora de comprar.

Todas y cada una de las marcas juegan con nuestras emociones para incrementar las ventas. Por ejemplo, se conoce que el color rojo estimula nuestro apetito. Es por ello que muchos logos de cadenas de comida rápida son de esta tonalidad. Así, el simple hecho de percibir este color en el logo de McDonald 's o KFC ya nos lleva a sentir una sensación inmediata de hambre.

En las tiendas de ropa sucede algo similar. Los locales de este tipo tienen una música y colores determinados, que crean el ambiente propicio para que el perfil de cliente de esa marca se sienta cómodo durante la compra. Mientras que en las tiendas de ropa elegante y cara la música es delicada y los colores suaves, en aquellas que venden indumentaria para adolescentes se utiliza música a todo volumen y tonalidades vibrantes.

Se estima que casi el 85% de los motivos por los que nos inclinamos a comprar un producto determinado tienen que ver con la psicología del color. Tal y como mencionamos al inicio, somos seres visuales, lo que más “nos entra por los ojos” es siempre lo que nos atrae y llama más la atención. Por ello, no es sorprendente que nuestras compras estén fuertemente condicionadas por esa primera impresión visual, con independencia de la calidad real del producto.

marketing-psicologia-colores

El simbolismo de los colores

El simbolismo del color en el mundo del arte y la antropología se define como el empleo del color cómo un símbolo de algo en las distintas culturas. Los colores se asocian con diferentes conceptos y valores dependiendo de cada comunidad humana y del momento histórico en cuestión. El campo del simbolismo es realmente abstracto, pues existen grandes variaciones en cada lugar del mundo.

Además, el significado otorgado a cada color en los distintos grupos sociales no es algo que haya sido estudiado de una manera científica, por lo que los significados de las tonalidades se han consensuado de una manera informal. A continuación, vamos a comentar algunos de los significados más aceptados para ciertos colores, especialmente en la cultura occidental.

  • Blanco: En occidente y en algunas zonas de oriente, el color blanco es sinónimo de pureza, limpieza, paz, inocencia y virtud. Es por ello que, tradicionalmente, las novias se casaban vestidas de blanco para reflejar su virginidad. Otro ejemplo se ilustra en la paloma de la paz, que siempre es representada con este color. Paradójicamente, en las culturas africanas el color blanco se asocia con la muerte, pues representa esas almas que salen del cuerpo para irse al más allá.

  • Amarillo: El amarillo es el color del sol, de la luz, del oro. Se vincula con la riqueza, con la felicidad y la fuerza. Sin embargo, los amarillos más estridentes dejan de transmitir este mensaje, pudiendo resultar molestos a la vista. En estos casos, el amarillo también puede interpretarse como un color asosicado a la ira o la envidia.

  • Rojo: El rojo es un color pasional, que transmite fuerza. Sin embargo, también es un tono utilizado para advertir de riesgos y peligros. Como vemos, es un tono que refleja las dos caras de la moneda, la muerte y la sangre por un lado, y la pasión y las sensaciones intensas por otro.

  • Naranja: Este color se asocia con el entusiasmo y el optimismo, pero también con la lujuria y la sensualidad. En occidente, el color naranja se concibe como un tono muy vital, que transmite un mensaje positivo e incentiva a pasar a la acción.

  • Azul: Este tono forma parte de la naturaleza, pues tiñe las aguas y los cielos. Es por ello que este color se vincula con la tranquilidad, la inteligencia y la frescura. Por ello, muchas empresas y organizaciones han hallado en este color su seña de identidad, ya que transmite pureza y confianza a los clientes.

colores-psicologia

Conclusiones

En este artículo hemos hablado acerca de la psicología de los colores. Este curioso campo trata de estudiar de qué manera los colores pueden modular nuestras emociones y nuestra conducta. La gama cromática del entorno nos influye profundamente, ya que somos seres marcadamente visuales. Muchas veces no actuamos de manera lógica, sino impulsados por las primeras impresiones.

Aunque hablar de colores puede parecer una cuestión superficial, lo cierto es que estos repercuten en nosotros más allá de la estética. El primer autor en percibir esto fue el alemán Johann Wolfgang von Goethe, que se opuso a estudiar el color desde una perspectiva puramente física como hacía Newton. Para él, era necesario tener en cuenta la subjetividad de cada uno de los individuos. Más allá de las luces y las formas, la percepción personal de la realidad es lo que determina el color.

El mundo del marketing es uno de los campos en los que la psicología del color ha tenido más impacto, ya que influir en las emociones de los clientes puede marcar la diferencia en cuanto a su forma de consumir. A la hora de comprar, los individuos no somos lógicos, sino que decidimos adquirir un bien o servicio dependiendo de la emoción que una marca nos genere. Las empresas conocen este hecho y es por ello que eligen minuciosamente la gama cromática de sus locales, productos y logotipos.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies