Los 5 tipos de felicidad (y sus características)

La felicidad es uno de los temas que más juego ha dado a la psicología. Todo el mundo quiere ser feliz, aunque no parece existir una felicidad única ni una receta mágica para alcanzarla. Veamos qué tipos de felicidad existen.

Tipos felicidad

La felicidad se define como un estado anímico que proporciona paz, satisfacción y alegría. Cuando nos sentimos felices experimentamos una plenitud que nos lleva a percibir el entorno de manera optimista y nos brinda motivación para afrontar desafíos y, sobre todo, muchas ganas de vivir.

La idea más generalizada de felicidad está asociada a un estado en el que la persona se siente continuamente alegre y despreocupada. Sin embargo, este concepto de la felicidad dista mucho de la realidad, ya que resulta imposible sentirnos de esa forma permanentemente. De ser así, quizá seríamos algo más parecido a robots que a seres humanos.

Por otro lado, el concepto de felicidad se caracteriza por ser muy abstracto y variar enormemente entre personas y culturas. Por este motivo, la felicidad tampoco es un aspecto medible que se pueda cuantificar de alguna manera. Debido a la enorme complejidad escondida detrás de un concepto tan aparentemente fácil de entender, la psicología se ha desvivido por descubrir más al respecto. Se han estudiado múltiples factores asociados con la felicidad, se ha vinculado la tendencia a ser feliz con ciertos rasgos de personalidad e incluso se ha hablado de una supuesta “ecuación de la felicidad”.

Sin embargo, a pesar de las muchas teorías e hipótesis planteadas, parece ser que ni siquiera podemos referirnos a una felicidad única. Son varias las clasificaciones y tipologías de felicidad que se han planteado hasta la fecha. Sin embargo, Martin Seligman es, sin duda, el referente en este campo de investigación.

El modelo PERMA: ¿quién es Martin Seligman?

Martin Seligman es un psicólogo y escritor estadounidense. Entre sus más destacadas aportaciones se encuentran el concepto de indefensión aprendida y su relación con la depresión, así como el estudio del optimismo y la resiliencia. Tras una fuerte dedicación al estudio de la depresión y sus posibles causas, Seligman dio un giró a su carrera y comenzó a interesarse por la investigación de las emociones positivas. Esta dirección le ha llevado a posicionarse como una de las figuras más destacadas de la llamada psicología positiva.

El modelo PERMA fue creado por Seligman con el fin de definir los cinco componentes que él cree guardan relación con la felicidad de los individuos. Las siglas PERMA se corresponden con los nombres originales de cada uno de estos componentes:

  • Emociones positivas (positive emotions)
  • Compromiso (engagement)
  • Relaciones (relationships)
  • Vida significativa (meanings)
  • Accomplishment (éxito o sentido de logro)

El objetivo de Seligman con esta teoría es el de establecer parámetros que permitan definir la felicidad. Así, al mismo tiempo, esto permite saber qué aspectos se deben fomentar para aumentar el bienestar de las personas. Cada elemento de este modelo tiene que cumplir con algunos requisitos según Seligman: debe contribuir al bienestar de la persona, la persona debe elegir ese aspecto por su propio bien y cada variable del modelo debe ser medida de forma independiente a las demás.

Seligman

1. Felicidad basada en las emociones positivas

Este tipo de felicidad es aquella de carácter más efímero, ya que se encuentra relacionada con el hedonismo y, en definitiva, con nuestra parte más instintiva. La felicidad de este tipo es definida por Seligman como aquella que experimentamos ante estímulos externos que nos resultan agradables, como una comida deliciosa o la compañía de alguien querido.

Hay ciertas personas en las que existe una mayor tendencia a buscar este tipo de felicidad, que tiene un carácter superficial y fugaz. En estos casos se suelen anteponer los placeres inmediatos a las satisfacciones a medio y largo plazo. La persona actúa con el fin de obtener más vivencias placenteras que displacenteras. Seligman considera que obtener emociones positivas es fundamental, ya que estas constituyen una herramienta clave para afrontar las negativas. Ejemplos de estas emociones son la paz, la gratitud, el amor o la esperanza.

Felicidad positiva

2. Felicidad basada en el compromiso

Este tipo de felicidad tiene un carácter más racional, profundo e incluso espiritual. Este tipo de bienestar no es puramente externo y hedónico, sino que se trata de una satisfacción relacionada con uno mismo y la forma en la que la realidad es percibida. Esta felicidad es la que se puede experimentar cuando desempeñamos actividades que nos llenan y nos brindan sensación de paz y desconexión profundas. Ejemplos de ellas son hacer deporte, leer un libro o pintar.

Seligman entiende que este tipo de felicidad se puede denominar “flow”, ya que cuando nos encontramos comprometidos con una actividad somos capaces de fluir y alcanzar un estado óptimo de activación. Alcanzar este tipo de felicidad implica que logramos una plena concentración en el momento presente, sintiéndonos plenamente implicados en esa tarea.

3. Felicidad basada en las relaciones

Los seres humanos somos seres sociales, por lo que no resulta sorprendente que las relaciones con los demás sean fuente de felicidad. Poseer una red de apoyo sólida que nos haga sentir arropados resulta imprescindible para sentirnos satisfechos. Un requisito indispensable para llevar una vida satisfactoria pasa por cuidar los vínculos con los demás y tener con ellos relaciones saludables y equilibradas.

Seligman entiende que, debido a todo esto, un aspecto fundamental para el bienestar es la posesión de unas buenas habilidades sociales que nos permitan relacionarnos adecuadamente con los otros.

Felicidad relaciones

4. Felicidad basada en el signficado

Esta felicidad tiene un componente mucho más metafísico que las anteriores. Se trata de un bienestar que trasciende los placeres momentáneos e incluso a uno mismo. Guarda estrecha relación con el propósito y el significado que le damos a nuestra vida.

Esta idea es central en la psicología positiva, pues desde este enfoque se concibe que todos los seres humanos debemos encontrar nuestro propósito para sentirnos realizados y ser felices. Esta tarea no resulta sencilla, pues se trata de un nivel de felicidad de mucha mayor complejidad que los ya mencionados. Encontrar el significado implica actuar acorde a una meta o propósito superior, que actúa como una brújula que orienta nuestras acciones y nos hace sentir plenos.

5. Felicidad basada en el éxito o sentido de logro

Este tipo de felicidad tiene que ver con la consecución de las metas marcadas. Muchas veces marcamos objetivos aunque muchos de ellos se quedan por el camino. El momento en el que somos capaces de lograr aquello que nos propusimos nos produce una enorme satisfacción. Esta felicidad se hace especialmente marcada cuando las metas se encuentran en consonancia con nuestros valores personales.

Seligman entiende que estos cinco aspectos de la felicidad no se dan por igual en todas las personas. Para él, los diferentes componentes del modelo no tienen porqué ser trabajados por igual. Por el contrario, cada individuo debe encontrar el equilibrio entre los distintos aspectos aquí comentados que mejor se ajuste a su personalidad y sus circunstancias. No se trata de forzar o tratar de construir la felicidad a base de una receta matemática. Seligman defiende que los individuos deben tratar de cultivar esa felicidad respetando sus propios valores y actuando en consonancia con ellos.

Felicidad logro

Conclusiones

Hemos hablado de tipos de felicidad, aunque, paradójicamente, en el mundo actual los niveles de infelicidad son mucho más elevados que en otros momentos de la historia. ¿Cómo es posible que esto ocurra? ¿No tenemos las vidas más acomodadas y fáciles? Parece contradictorio pensar que, en un momento en el que nos encontramos abrumados de posibilidades vitales y comodidades, seamos una de las sociedades más insatisfechas. Una posible explicación a esto puede residir justo en el hecho de que tenemos demasiadas opciones al alcance.

En otros tiempos, en el mismo momento en que alguien nacía, su destino estaba escrito en mayor o menor medida. No había mucho que pensar ni discutir, sencillamente la vida que te tocaba estaba dibujada de antemano según el lugar en el que te hubiera tocado nacer. Hoy en día nuestras vidas son mucho más moldeables y tenemos ante nosotros múltiples opciones y caminos posibles. La vida actual es mucho más agotadora mentalmente, pues implica tomar decisiones continuamente, ¿qué quiero estudiar? ¿Qué hubiera pasado si me hubiese casado con otra persona?

Además de lo dicho, actualmente nos encontramos en una era profundamente obsesionada con la felicidad. Esta se presenta como el bien más valioso, que se exhibe de manera compulsiva en redes sociales. Sin embargo, cabría reflexionar un poco acerca de si realmente la felicidad es aquello hacia lo cual encauzar toda nuestra existencia. La felicidad, entendida como ese estado permanente de absoluta plenitud y satisfacción al que aspira todo el mundo, sería un indicador de que ya no hay nada más. Es decir, ya has alcanzado el nirvana, has conseguido todo lo que querías, no quedan flecos por cortar. ¿Y qué ocurre cuando se llega a ese punto? Probablemente se sienta un enorme hastío.

Aunque se elaboren teorías, hipótesis y modelos para definir la felicidad, estos siempre son un mero modelo de orientación. Más allá de los tipos de felicidad que podamos sentir y de los autores y sus propuestas, es interesante reflexionar sobre qué es realmente la felicidad y si esta como constructo es realmente la clave para favorecer la salud mental de las personas.

Cabe destacar que en este artículo hemos seleccionado como autor de referencia a Seligman debido a que este es considerado uno de los padres de la psicología positiva, movimiento enfocado al estudio de la felicidad, la autorrealización y el bienestar de las personas. Aunque podemos toparnos con más clasificaciones, el mérito de Seligman reside en que ha logrado el modelo más completo y clarificador.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies