Los 15 tipos de inteligencia (y sus características)

El conjunto de capacidades mentales y habilidades socioemocionales que conocemos como inteligencia puede ser clasificado en distintos grupos. Veamos sus características.
Tipos inteligencia

¿Qué es ser inteligente? ¿Tener facilidad para memorizar? ¿Disponer de un sólido pensamiento crítico? ¿Saber pensar de forma abstracta? ¿Comprender cosas complejas con facilidad? ¿Aprender rápido? ¿Ser bueno con los números? ¿Entender los sentimientos de los demás? ¿Ser creativo? ¿Resolver problemas velozmente?

Es curioso ver cómo, pese a ser uno de los conceptos más importantes dentro de la Psicología, la denominada como “inteligencia” continúa siendo un término muy difícil de estudiar y de enfocar desde una perspectiva científica y objetiva. Y es que, al fin y al cabo, tiene un componente de subjetividad muy importante.

Afortunadamente, distintos psicólogos han realizado teorías acerca de la inteligencia humana, aportando modelos teóricos para comprender la naturaleza de la misma y presentar los distintos elementos que la conforman.

Y, en este sentido, uno de los mayores logros de la Psicología ha sido el de establecer una clasificación de la inteligencia en distintos tipos que, si bien parte de una inevitable subjetividad, permite entender los componentes de nuestra inteligencia. ¿Quieres conocerlos y ver cuáles son los que tienes más (y menos) potenciados?

¿Cómo se clasifica la inteligencia?

La definición de inteligencia es compleja y subjetiva, pero podemos entenderla como el conjunto de capacidades mentales y habilidades socioemocionales propias del ser humano y que nos permiten relacionarnos con nosotros mismos y con el entorno que nos rodea de una forma única dentro del reino animal.

Aun así, dentro de esta aparentemente sencilla definición se esconden muchos matices y distintos elementos de la inteligencia que distintos psicólogos a lo largo de los años han estudiado y que recogemos a continuación. Veamos, pues, los principales tipos de inteligencia que, de acuerdo a la Psicología, existen.

1. Inteligencia emocional

La inteligencia emocional es una habilidad socioemocional que nos permite analizar los sentimientos y emociones tanto propios como ajenos, procesándolos a través del entendimiento, el control y la modificación de las emociones. Es un constructo psicológico asociado a la capacidad de reconocer emociones de uno mismo y de los demás y de actuar en consecuencia a ello.

Uno de sus pilares más importantes es la empatía, que es el elemento de la inteligencia emocional que nos permite ponernos en la piel de los demás y obrar de tal modo que los sentimiento de la otra persona sigan siendo buenos o que los malos dejen de ser malos y pasen a ser buenos.

Inteligencia emocional qué es

2. Inteligencia lingüística

La inteligencia lingüística es el elemento de la inteligencia que nos permite dominar el lenguaje en lo que a comunicación verbal, escritura y gestualidad se refiere. Es, pues, el conjunto de habilidades mentales que nos permite tener buenas dotes a nivel comunicativo, teniendo sensibilidad por las palabras, las oraciones, los sonidos, los ritmos, la métrica, etc.

Es un elemento de la inteligencia muy potenciado en comunicadores, periodistas, escritores y guionistas, entre otros. Los niños con inteligencia lingüística desde temprana edad muestran tendencia a leer, conversar, contar chistes, aprender idiomas, jugar a juegos de palabras y escribir cuentos.

3. Inteligencia espacial

La inteligencia espacial es el elemento de la inteligencia que nos permite situarnos dentro de espacios tridimensionales. Es, pues, el conjunto de habilidades mentales que nos permite observar el mundo y los objetos del mismo desde diferentes perspectivas, resolver problemas asociados a localización espacial y crear imágenes mentales tridimensionales.

Las personas con esta inteligencia especialmente desarrollada suelen tener facilidad para orientarse conduciendo, leer mapas, contemplar y comprender la estructura de los cuadros, resolver laberintos, completar puzzles, dibujar, pintar y resolver problemas espaciales. Los escultores, arquitectos, pilotos, pintores y controladores aéreos tienen muy desarrollada esta inteligencia espacial.

4. Inteligencia lógico-matemática

La inteligencia lógico-matemática es el elemento de la inteligencia que nos permite tener facilidades para el estudio y la comprensión de las ciencias formales: la lógica y las matemáticas. Es, pues, el conjunto de habilidades mentales que nos ayuda a desarrollar conceptos abstractos y asociarlos entre sí a través de procedimientos racionales.

La rapidez para solucionar problemas matemáticos o los pensamientos asociativos muy lógicos son comunes en personas con esta inteligencia lógico-matemática. La lógica es la ciencia formal que tiene su origen en la filosofía y que nos permite determinar si un pensamiento es válido o no a través de reglas de la razón. Y las matemáticas, por su parte, la ciencia formal que, partiendo de un significado que damos a signos y letras, los relaciona entre ellos para solucionar problemas.

5. Inteligencia musical

La inteligencia musical es el elemento de la inteligencia que nos permite disponer de buenas aptitudes en el mundo de la música. Es, pues, el conjunto de habilidades mentales que abren la puerta al manejo de instrumentos, la composición de canciones, la facilidad para seguir el ritmo de las canciones, la sensibilidad musical, la lectura de piezas musicales y el canto.

Inteligencia musical

6. Inteligencia intrapersonal

La inteligencia intrapersonal es el elemento de la inteligencia que nos permite procesar nuestras propias emociones. Es, pues, el conjunto de habilidades socioemocionales que nos ayuda a conectar con nosotros mismos y comprender, en cada momento, qué sentimos y por qué lo sentimos.

Las personas con autoconocimiento, autocontrol y automotivación son personas que tienen desarrollada una fuerte inteligencia intrapersonal, pues son capaces de conocerse a sí mismas, controlar las emociones que sienten y enfocar sus emociones hacia objetivos o metas concretas. Todo esto lleva a un ansiado bienestar emocional.

7. Inteligencia interpersonal

La inteligencia interpersonal es el elemento de la inteligencia que nos permite procesar las emociones ajenas. Es, pues, el conjunto de habilidades socioemocionales que nos ayuda a conectar con los sentimientos de los demás y comprender, a cada momento, qué sienten las personas de nuestro alrededor y por qué lo sienten.

Es una forma de inteligencia esencial para establecer vínculos afectivos fuertes y permite interpretar expresiones, palabras, gestos y estados de ánimos ajenos. La sociabilidad (que sea sencillo comunicarse con alguien) y la empatía (que ese alguien siempre actúe poniéndose en tu piel) son los dos pilares donde descansa la inteligencia interpersonal.

8. Inteligencia kinestésico-corporal

La inteligencia kinestésico-corporal es el elemento de la inteligencia que nos permite utilizar la mecánica de nuestro cuerpo para nuestros objetivos. Es, pues, el conjunto de habilidades mentales que nos hace tener una profunda conexión entre el cerebro y el aparato locomotor, teniendo facilidad para realizar movimientos, expresar, a través del cuerpo, las emociones o dar el máximo a nivel físico.

Los deportistas de élite y los bailarines son personas que tienen una inteligencia kinestésico-corporal única, pues controlan su cuerpo de una forma asombrosa y, dentro de su campo, destacan por sus habilidades físicas. La coordinación de movimientos corporales requiere de esta forma de inteligencia.

9. Inteligencia naturalista

La inteligencia naturalista es aquella que nos hace tener sensibilidad hacia la naturaleza. Es, pues, el conjunto de habilidades socioemocionales que nos permite establecer una conexión con el mundo natural, distinguiendo y comprendiendo los distintos elementos del medio ambiente, tanto bióticos (plantas, animales, hongos…) como abióticos (ríos, montañas, lagos, mares…).

Las personas con inteligencia naturalista son aquellas que disfrutan más de las actividades en la naturaleza y que suelen participar activamente en campañas de protección del medio ambiente y de animales en peligro de extinción. Tener sensibilidad por la naturaleza también es una forma de inteligencia.

10. Inteligencia existencial

La inteligencia existencial es aquel elemento de la inteligencia que nos empuja a reflexionar sobre el sentido de nuestra propia existencia. Es, pues, el conjunto de habilidades socioemocionales que nos hace realizar reflexiones sobre el sentido de la vida y de la muerte, así como del destino del Universo y la razón de existir del mismo. Las personas con pasión por la filosofía tienen, evidentemente, esta inteligencia existencial muy desarrollada.

Inteligencia existencial

11. Inteligencia colaborativa

La inteligencia colaborativa es aquel elemento de la inteligencia que nos permite escoger la mejor opción para alcanzar una meta grupal. Es, pues, el conjunto de habilidades mentales que nos ayuda a elegir la mejor forma de conseguir unos objetivos trabajando en conjunto, siendo fundamental para el trabajo en equipo y, sobre todo, para los entornos laborales. Esta inteligencia colaborativa es uno de los rasgos más buscados por el personal de contratación.

12. Inteligencia creativa

La inteligencia creativa es aquel elemento de la inteligencia que nos permite generar constantemente ideas innovadoras. Es, pues, el rasgo propio de las personas creativas, con fluidez mental, flexibilidad, capacidad de ver las cosas desde nuevas perspectivas y originalidad. La inteligencia creativa, pues, es esencial no solo en las manifestaciones artísticas, sino para cualquier trabajo y, de nuevo, es un rasgo muy positivo en el entorno laboral.

13. Inteligencia fluida

La inteligencia fluida es un elemento de la inteligencia propuesto por el psicólogo británico Raymond Cattell y que consiste en las habilidades mentales y socioemocionales que nos permiten adaptarnos a situaciones nuevas de forma ágil sin que la experiencia, el aprendizaje o los conocimientos previos sean necesarios. Se trata de la parte de la inteligencia que es innata al ser humano. El origen de este elemento de la inteligencia se encuentra en la genética y es la que nos permite resolver problemas de forma instintiva.

14. Inteligencia cristalizada

La inteligencia cristalizada es el otro elemento de la inteligencia en el marco teórico de la hipótesis de Cattell y consiste en las habilidades mentales y socioemocionales que vamos desarrollando con el tiempo a medida que adquirimos nuevos conocimientos, vivimos experiencias y aprendemos de nuestros errores. Se trata de la parte de la inteligencia que no es innata al ser humano. El origen de este elemento de la inteligencia no está en la genética, sino en la experiencia. Es una inteligencia adaptativa que evoluciona a lo largo de la vida.

15. Inteligencia artificial

Hemos dejado para el final la inteligencia artificial porque no está aplicada al ser humano. Es la inteligencia llevada a cabo por máquinas. Hace referencia a cualquier dispositivo informático capaz de percibir su propio entorno y de responder con acciones específicas con el objetivo de maximizar la probabilidad de cumplir los objetivos que un ingeniero ha programado. Estamos todavía presenciando el nacimiento de esta inteligencia propia de las máquinas. Pero, ¿cuáles serán sus límites?

Inteligencia artificial
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies