Los 4 trastornos psicológicos más comunes en niños (causas y síntomas)

Habitualmente se cree que niños y adolescentes no son susceptibles de sufrir problemas psicológicos. Sin embargo, lejos de una infancia feliz e idealizada, los problemas de salud mental son para ellos algo tan real como para los adultos.

trastornos-psicologicos-niños

A diferencia de lo que se suele creer, la salud mental es importante no sólo para los adultos, sino también para los niños y adolescentes. Los menores que disfrutan de bienestar psicológico son aquellos que logran alcanzar los hitos del desarrollo con éxito, muestran estabilidad emocional, poseen buenas destrezas sociales, enfrentan los obstáculos de manera adaptativa y eficaz, etc. Todo ello se traduce en una calidad de vida positiva y un funcionamiento adecuado en las diversas áreas de su vida (en la familia, en la escuela, en su relación con los iguales…).

Cuando un niño o adolescente sufre problemas psicológicos puede experimentar problemas en su aprendizaje y su conducta que interfieren en su desempeño cotidiano y sus relaciones con los demás. Cuando los síntomas persisten y repercuten notablemente en la vida del menor y su entorno, es preciso consultar con un profesional de salud mental infantil para que este valore qué puede estar sucediendo.

Cabe señalar que la salud mental no se define de manera dicotómica. Es decir, esta se extiende en un continuo donde la ausencia de un trastorno psicológico no siempre es garantía de que un niño o adolescente se encuentre bien emocionalmente. A veces, no existe un diagnóstico concreto pero sí un profundo malestar. Por otro lado, el diagnóstico es sólo una orientación para los profesionales, pero un mismo problema de salud mental puede manifestarse de muy diversas maneras dependiendo de la persona.

Por este motivo, el apoyo de los profesionales se hace esencial para brindar a cada niño el tratamiento ajustado a sus necesidades. Aunque existen numerosos trastornos psicológicos, es cierto que algunos son particularmente comunes en la población infantil. En este artículo vamos a conocerlos en detalle y comentaremos sus respectivas características definitorias.

El mito de la infancia feliz

Antes de entrar a comentar los trastornos psicológicos más comunes en la infancia, es importante señalar que la salud mental de los más pequeños ha sido la gran olvidada hasta hace no mucho. Esto se debe al llamado “mito de la infancia feliz”, por el cual muchos adultos asumen que, por norma general, la infancia es una etapa naturalmente satisfactoria, llena de disfrute y despreocupación.

Así, se considera que niños y adolescentes no tienen por qué sufrir problemas psicológicos. De hecho, no se les da permiso para tenerlos en muchas ocasiones. De esta forma, se invalida su sufrimiento por el simple hecho de que no son adultos y como tal no tienen preocupaciones o motivos “importantes” para estar mal.

Sin embargo, la realidad es que la infancia es una etapa en la que los más pequeños se encuentran má vulnerables que nunca, dependientes de los adultos y con una intensa necesidad de cuidados y atenciones. Por ello, basta con que los padres y otras personas de su entorno fallen en su manera de brindar dichos cuidados para que aparezcan problemas.

Así, al contrario de lo que popularmente se cree, los trastornos psicológicos pueden aparecer tanto en la infancia como en la adolescencia. No obstante, es necesario señalar que la manera en la que estos se manifiestan puede ser diferente a la de los adultos. Esto parece lógico, pues el nivel de desarrollo cognitivo y emocional es diferente en la niñez y por ello el malestar tiende a canalizarse de otras formas. Tener este matiz en cuenta es importante para detectar de forma precoz cuando algo no va bien y ofrecer al niño o adolescente la ayuda que necesita lo antes posible.

No cabe duda de que los problemas de salud mental son una triste realidad para la infancia, motivo por el cual los psicólogos y psiquiatras que trabajan con esta población se encuentran con una gran demanda en la actualidad. Esto se debe, por un lado, a que ha aumentado la conciencia y sensibilización hacia el sufrimiento emocional de niños y adolescentes. Por otro lado, al hecho de que los medios de diagnóstico y el conocimiento sobre las psicopatologías se ha afinado notablemente en los últimos años.

¿Cuáles son los trastornos psicológicos más comunes en la infancia?

A continuación, vamos a hablar acerca de los trastornos psicológicos más comunes en la infancia.

1. Depresión

Sí, has leído bien. La depresión no es sólo cosa de adultos, y es que niños y adolescentes también pueden llegar a deprimirse. Aunque los más pequeños pueden sufrir este problema psicológico, lo más habitual es que se inicie en la adolescencia, siendo más común en las niñas.

Aunque habitualmente se asocia la depresión con el estado de ánimo triste, el aislamiento o la desmotivación, hay muchas manifestaciones posibles de este trastorno psicológico. En la infancia, un niño o adolescente deprimido puede mostrar síntomas como:

  • Tristeza o irritabilidad la mayor parte del tiempo.
  • No quieren realizar actividades que antes disfrutaban.
  • Cambios en el sueño (dormir mucho más o mucho menos de lo normal) y en el apetito (comer mucho más o menos de lo normal).
  • Cansancio y lentitud o, por el contrario, inquietud constante.
  • Problemas para mantener la atención y la concentración.
  • Sentimientos de culpa e inutilidad.
  • Autolesiones e ideación suicida que se puede materializar en intentos de suicidio.
depresion-en-niños

2. Ansiedad

La ansiedad es otro problema muy común durante la infancia. Esta se puede manifestar de múltiples maneras y dar pie a diversos tipos de trastornos psicopatológicos que generan en un enorme sufrimiento en el niño o adolescente y merman su funcionamiento diario. Algunos de ellos son:

  • Ansiedad por separación: miedo intenso que aparece ante la separación de las figuras de apego.
  • Fobias: miedo extremo ante cosas o situaciones concretas, como las inyecciones, los perros o las arañas.
  • Ansiedad social: miedo que se manifiesta en aquellos lugares donde el niño o adolescente debe interactuar con otras personas, como por ejemplo la escuela.
  • Ansiedad generalizada: estado de inquietud continua que se relaciona con el temor al futuro y a las diversas cosas malas que pueden llegar a suceder.
  • Trastorno de pánico: trastorno que consiste en episodios de miedo intenso, que aparecen de manera inesperada y se caracterizan por síntomas fisiológicos como el incremento de la tasa cardíaca, la dificultad para respirar, los temblores o sudoración.

Los problemas de ansiedad no deben pasarse por alto, pues generan un enorme sufrimiento en los niños y adolescentes. Estos pueden acarrear consecuencias como irritabilidad, problemas de sueño, fatiga, somatizaciones…

3. Trastorno negativista desafiante

Este trastorno hace que los niños y adolescentes se muestren especialmente irritables y desobedientes, con dificultad para acatar las normas y mostrar un comportamiento adaptado. No llegan a producirse violaciones de los derechos de los demás ni actos agresivos, pero su interferencia en el bienestar del propio menor y de su entorno es más que notable. Los niños con este trastorno manifiestan síntomas tales como:

  • Tiende a enfrentarse a los adultos con frecuencia.
  • Presenta episodios de ira frecuentes que se desencadenan con mucha facilidad.
  • Desafía las reglas o instrucciones que se le dan.
  • Incapaz de reconocer la responsabilidad de sus propios errores.
  • Irritabilidad casi constante.
  • Tendencia a ser rencoroso y vengativo.

Ante la sospecha de que un niño puede estar sufriendo este trastorno, es necesario que un profesional de salud mental pueda realizar una evaluación para determinar qué está sucediendo. En este sentido, es importante que se realice un diagnóstico diferencial acertado, pues los síntomas del Trastorno Negativista Desafiante pueden solaparse y confundirse con los de otros problemas como la depresión, la ansiedad o el TDAH.

trastorno-negativista

4. Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)

El TDAH es uno de los trastornos del neurodesarrollo más frecuentes en la niñez. El diagnóstico suele realizarse en la infancia y este implica problemas para mantener la atención y tener autocontrol. Los niños con TDAH suelen mostrarse mucho más activos de lo normal, hasta el punto que su nivel de actividad les impide poder comportarse adecuadamente y concentrarse con normalidad.

Aunque es normal que los niños más pequeños encuentren problemas para controlar sus impulsos debido a su escasa madurez, lo cierto es que cuando un niño sufre TDAH este patrón se mantiene en el tiempo y a lo largo del desarrollo. Cuando el TDAH ocurre este interfiere en las distintas áreas de la vida del niño y produce comportamientos como:

  • Olvidar y perder objetos con frecuencia
  • Moverse continuamente
  • Hablar mucho
  • Dificultad para respetar el turno de palabra
  • Problemas en las relaciones sociales con los demás

Además, el TDAH puede manifestarse de diferentes maneras. Así, se diferencia entre:

  • Presentación predominantemente inatenta: En este caso el niño o adolescente encuentra problemas para poder terminar las tareas que empieza, mantener la atención, seguir instrucciones u organizarse. Se muestra excesivamente distraído y olvidadizo.
  • Presentación predominantemente hiperactiva/impulsiva: En este caso el niño tiende a mostrar un movimiento excesivo, habla continuamente, no es capaz de mantenerse sentado durante cierto tiempo y muestra una inquietud que le lleva a interrumpir a los demás, actuar de forma inapropiada y ser incapaz de escuchar o ajustarse a las normas.
  • Presentación combinada: En este caso los síntomas de los dos tipos anteriores se entremezclan.

Cabe señalar que en torno al TDAH existe mucha controversia, pues algunos expertos consideran que existe un importante sobrediagnóstico en la actualidad. Así, parece que muchos niños que sencillamente son nerviosos y muestran una tendencia a ser más enérgicos reciben un diagnóstico “ficticio” que patologiza su forma de ser.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies