Ted Bundy: biografía del famoso asesino en serie

Ted Bundy fue uno de los asesinos en serie más temidos por la sociedad estadounidense. Su vida y trayectoria delictiva marcaron un antes y un después en la historia criminal.

ted-bundy-biografia

A lo largo de la historia son muchos los crímenes que han conmocionado al conjunto de la sociedad. En algunos casos, los delitos no son hechos aislados, sino que se producen de manera repetida siguiendo un mismo modus operandi. El claro ejemplo de ello lo encontramos en el perfil de los asesinos en serie. Un asesino en serie es un individuo que acaba con la vida de tres o más personas en un lapso de al menos treinta días, habiendo entre los sucesivos delitos un período de enfriamiento o calma.

La motivación que suele impulsar este tipo de crímenes tiene que ver con la gratificación psicológica, las ansias de poder e incluso los deseos sexuales. Es habitual que el asesino elija a sus víctimas siguiendo un patrón similar, de forma que estas comparten numerosas características comunes. Además, el procedimiento que da forma al asesinato suele ser también muy parecido, es decir, se ejecuta de acuerdo al mismo modus operandi.

Es importante señalar que los asesinatos en serie son diferentes de los asesinos en masa. Estos últimos asesinan a un gran número de víctimas, pero lo hacen de forma simultánea y no en momentos separados. En este artículo vamos a centrarnos en uno de los asesinos en serie que más huella han dejado en la historia: Ted Bundy.

Biografía de Ted Bundy (1946 - 1989)

A continuación, repasaremos los aspectos clave de la vida de este asesino en serie.

Primeros años

Theodore Robert Cowell nació en Burlington, una ciudad estadounidense de Vermont, el 24 de noviembre de 1946. Su madre, Eleanor Louise Cowell, le tuvo siendo muy joven, siendo el padre un veterano de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos que pronto les abandonó. Ted fue criado por sus abuelos, aunque él no supo la verdad de su familia hasta alcanzada la adolescencia. Durante toda su infancia, se le dijo que su madre era su hermana, mientras que sus abuelos se hicieron pasar por sus padres. El motivo de esta profunda mentira residía en la vergüenza que su verdadera madre sentía por haberle tenido demasiado joven.

De esta forma, Bundy descubrió la verdad una vez alcanzada la adolescencia. Esta revelación supuso un fuerte trauma para él, lo que daría inicio al desarrollo de una personalidad criminal. Descubrir una mentira de tal calibre despertó en Bundy un fuerte sentimiento de odio hacia su madre. Añadido a esto, el ambiente familiar también era marcadamente violento, pues el abuelo ejercía maltratos físicos hacia la abuela.

Este era católico, tirano y abusador, maltrataba animales y consumía pornografía, un contenido al que Bundy llegó a acceder. En cambio, la abuela se mostraba siempre tímida y obediente y sufría depresión y agorafobia. La situación en el hogar llegó a ser insoportable, lo que condujo a que Bundy y su verdadera madre se trasladaran en 1950 a casa de otros parientes en Washington.

Una vez dejado atrás el hogar familiar, la madre de Bundy conoció y se casó con Johnnie Culpepper Bundy, un cocinero del ejército. La pareja tuvo cuatro hijos más, aunque la relación entre Bundy y el hombre que le dio su apellido nunca llegó a ser buena. Todos estos antecedentes en la vida de Bundy le llevaron a desarrollar una personalidad retraída e incluso infantil, con tendencia al aislamiento social. Progresivamente, Bundy comenzó a manifestar tendencias crueles, que canalizaba capturando y torturando animales. Prefería pasar el tiempo en soledad, lo que hizo que los demás se alejaran, quedando sin amigos alrededor.

ted-bundy-joven

Etapa Universitaria

Bundy tomó la decisión de matricularse en la Universidad de Puget Sound para estudiar psicología. Contra todo pronóstico, se convirtió en un estudiante sobresaliente. En 1967 se enamoró de una compañera, Stephanie Brooks, una joven guapa, inteligente y procedente de buena familia con la que iniciaría una relación sentimental. Tras dos años de noviazgo, fue ella la que optó por terminar con Bundy, debido a su inmadurez, personalidad sombría y ausencia de rumbo en la vida. Esta ruptura hizo que Bundy se obsesionara con ella, lo que le llevó a escribirle numerosas cartas después de tomar caminos separados.

Finalmente, Bundy abandona los estudios antes de licenciarse, comenzando a desempeñar todo tipo de empleos temporales. En 1969 inicia otra relación sentimental con Elizabeth Kloepfer, que duraría cinco años. No obstante, esto no impidió que siguiera carteándose con su ex novia. Bundy logra graduarse en psicología y, además, opta por matricularse en Derecho en la Universidad de Washington en 1973. En este punto de su vida comienza a mostrar un marcado interés por la política y el servicio a la comunidad.

Simpatiza con el partido republicano y no duda en ejercer como voluntario en un servicio telefónico de ayuda a mujeres víctimas de agresiones sexuales. Se muestra como un estudiante brillante y, además, inicia una relación que durará algunos años con Meg Anders, una mujer divorciada y madre de un niño. Años después y tras el arresto de Bundy, esta mujer publicará un libro relatando algunos detalles escalofriantes de su relación. Entre ellos, Anders relata cómo Bundy le pedía que fingiese estar muerta en sus relaciones sexuales, ya que de lo contrario era incapaz de alcanzar el clímax.

El hecho de convertirse en destacado estudiante de derecho fue clave para Bundy, que con esto logró construir una sólida tapadera para sus crímenes futuros. Presentándose como un defensor del orden y la ley era improbable que despertara sospecha alguna. Tiempo después, Bundy decide realizar un viaje a California. Es entonces cuando se reencuentra con su antigua novia Stephanie. Aunque ella parece mostrarse de nuevo enamorada, Bundy decide echarse atrás fríamente, terminando definitivamente su relación. Lejos de ser algo casual, este no hizo otra cosa que planificar una venganza por la ruptura que hacía años ella había decidido llevar a cabo.

ted-bundy-asesinatos

Inicio de los asesinatos

Es a partir de 1974 que este criminal comienza a ejecutar sus primeros asesinatos. Aunque en sus inicios comenzó llevando a cabo algunos hurtos, pronto comenzó a acabar con la vida de sus víctimas. En enero del mencionado año, Bundy se coló en la habitación de la estudiante Joni Lenz, a quien golpeó con una barra de hierro para después violarla. La víctima sobrevivió, pero sufrió daños cerebrales graves e irreversibles. Esta misma táctica fue aplicada con Lynda Ann Healy, con la diferencia de que esta sí llegó a ser asesinada, quedando su cadáver oculto.

Tras estos dos primeros asesinatos, Bundy comenzó una sangrienta cadena de crímenes despiadados, provocando la muerte de numerosas mujeres. Entre ellas se encontraban nombres como Susan Rancourt, Donna Mason, Laura Aimee, Brenda Ball, Caryn Campbell…Fueron tantas que no podríamos recoger aquí todas las que tuvieron la desgracia de cruzarse en su trayectoria criminal. Paradójicamente, este asesino sádico se mostraba en sociedad como alguien repleto de carisma y simpatía, con capacidad para atraer a otras personas, especialmente a las mujeres. Él era consciente de su habilidad para seducir, y no dudaba en emplearla como herramienta para abordar a sus víctimas.

En muchos casos, fingía estar lesionado utilizando un cabestrillo falso. Solicitaba ayuda a algunas de ellas para llevar sus pertenencias hacia su coche, donde aprovechaba el momento en el que ellas se agachaban para coger sus cosas para golpearlas. Una vez perdían el conocimiento, transportaba el cuerpo hacia un lugar apartado, donde lo utilizaba para las mayores atrocidades imaginables: necrofilia, descuartizamiento e incluso canibalismo. Todas las víctimas de Bundy cumplían con una serie de características comunes. Eran mujeres jóvenes, con cabello oscuro, largo y lacio. Sorprendentemente, estas guardaban un parecido físico razonable con la que fue su madre y también con su primera novia Stephanie.

Captura de Ted Bundy

Meses después de iniciar su andadura criminal, Bundy decidió hacerse pasar por un oficial de policía, con el fin de convencer a una joven llamada Carol DaRonch para que subiera a su coche. La joven accedió, aunque una vez dentro Bundy trató de esposarla. Por suerte, ella logró huir antes de quedar totalmente inmovilizada. Después de esta experiencia, acudió a comisaría para dar parte de la situación, elaborando un retrato de Bundy que despertó muchas sospechas sobre él. Muchos testigos e incluso personas cercanas al criminal creyeron que se podía tratar de él, pero finalmente se concluyó que no era posible identificarlo con plena seguridad.

Esto contribuyó a que Bundy siguiera secuestrando y matando a numerosas jóvenes. Para evitar ser descubierto, se caracterizaba de maneras distintas y viajaba con frecuencia. Sin embargo, su andadura terminó en 1975, cuando un agente de policía ordenó que detuviera su coche. En ese momento, las autoridades exploraron el vehículo y encontraron infinidad de objetos extraños, como palancas, esposas o cinta, que Bundy utilizaba para inmovilizar a las mujeres antes de asesinarlas. Esto condujo a su detención inmediata. Su autoría de los hechos se terminó de confirmar cuando DaRonch le identificó como el hombre que había tratado de esposarla en su coche.

captura-ted-bundy

Conclusiones

En este artículo hemos hablado acerca de la biografía de uno de los asesinos en serie más conocidos de la historia: Ted Bundy. Este estadounidense acabó con la vida de incontables mujeres jóvenes, además de poner en práctica escalofriantes tendencias como la necrofilia.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies