Las 3 diferencias entre Pandemia y Endemia (explicadas)

La propagación de enfermedades contagiosas provoca sucesos epidemiológicos que infunden miedo y que, por desgracia, comportan la pérdida de vidas humanas. Veamos las diferencias entre una pandemia y una endemia.

diferencias pandemia endemia

A fecha de diciembre de 2021, mes en el que se está escribiendo este artículo, el término de “pandemia” se ha convertido en algo sumamente familiar para todos nosotros. Hemos pasado de creer que las pandemias eran cosa del pasado, pertenecientes a tiempos antiguos donde no había sistemas sanitarios como los actuales, a darnos cuenta, por las malas, de que seguimos y seguiremos estando a merced de las amenazas microscópicas que acechan al mundo.

Y es que por desgracia, ha tenido que llegar el virus SARS-CoV-2 y la enfermedad causada por él del COVID-19 para que aprendamos que estos sucesos epidemiológicos ni son algo del pasado ni afectan solo a países en vías de desarrollo. Y desde hace prácticamente dos años, todos nos hemos visto sumergidos en una tremenda avalancha de información acerca de las pandemias.

De información y, por supuesto, de miedo. Y como siempre, al miedo viene ligado un factor muy importante de desconocimiento y de incomprensión sobre los conceptos que hemos escuchado y leído. Y en este sentido, una de las dudas más comunes que tenemos, como sociedad, es la de la diferencia entre una pandemia y una endemia.

No son, pese a estar relativamente relacionados, sinónimos. Una pandemia es un suceso epidemiológico en el que una enfermedad infecciosa se ha propagado rápidamente por un área muy extensa, afectando a varios continentes o a todo el mundo; una endemia, un suceso epidemiológico en el que una enfermedad infecciosa se mantiene de forma estacionaria en una población concreta. Pero como esta simple diferenciación esconde muchos más matices, en el artículo de hoy y, como siempre, de la mano de las más prestigiosas publicaciones científicas, vamos a diseccionar las principales diferencias entre una pandemia y una endemia en forma de puntos clave.

¿Qué es una pandemia? ¿Y una endemia?

Antes de entrar en profundidad y de analizar las diferencias clave entre ambos conceptos epidemiológicos, es interesante (y también importante) que nos pongamos en contexto y que entendamos, de manera individual, en qué consiste cada uno de estos términos. Veamos, pues, qué es exactamente una pandemia y qué es una endemia.

Pandemia: ¿qué es?

Una pandemia es una epidemia, una enfermedad infecciosa que afecta a un gran número de personas en un mismo lugar durante el mismo período de tiempo, que tiene un área de extensión geográfica muy grande y que se expande rápidamente. Así pues, cuando una enfermedad contagiosa cruza fronteras de países, llega a varios continentes e incluso se extiende por todo el mundo, hablamos de una pandemia.

Es muy importante destacar que la enfermedad tiene que ser infecciosa. Porque aquellas enfermedades como el cáncer, pese a estar extendidas por todo el mundo y afectar a muchas personas, al no ser contagiosas, no pueden constituir nunca una pandemia.

En este sentido, podemos entender una pandemia como la situación epidemiológica de afectación internacional en la que una enfermedad infecciosa se propaga a escala mundial, atacando a una gran cantidad de individuos en un mismo período de tiempo y en lugares físicamente aislados. Y para ello, el patógeno en cuestión debe reunir unas características.

Las pandemias son relativamente extrañas ya que tienen que conjugarse muchos factores: que la enfermedad sea vírica (hoy en día, una infección bacteriana la podríamos tratar con antibióticos antes de que apareciera una pandemia, como sí sucedió con la peste negra en el siglo XIV), que el virus sea nuevo (o que al menos sea una cepa suficientemente distinta como para que no haya inmunidad colectiva, es decir, que nadie tenga anticuerpos contra él), que siga un contagio persona-persona, que se transmita por el aire (la vía de contagio más eficaz para el virus y su expansión) y que muchas infecciones cursen de forma asintomática (la persona no sabe que está enferma, no se queda en casa, y propaga el virus).

Las enfermedades de origen zoonótico (el patógeno se encuentra en un animal pero da el salto a la especie humana) son las que pueden hacer que se reúnan estas condiciones, pues el virus puede mutar en estos animales hasta que, por casualidad, disponga de las características que, en caso de llegar al ser humano, pueden desencadenar una pandemia. Igual que ha ocurrido con el virus con el que estamos conviviendo.

A día de hoy, además del COVID-19, estamos sufriendo otras pandemias como lo son la de VIH/SIDA y la tuberculosis. Pero a lo largo de la historia, nos hemos enfrentado a muchas otras como la Peste Negra, la Gripe Española de 1918, la Peste de Justiniano, la Peste Antonina, la Gripe Asiática, etc. Y el término, que viene del griego pan (todo) y demos (pueblo), ya nos da una pista de su significado.

Estas pandemias, además de tener una afectación global, suelen estar asociadas a una alta mortalidad. Y es que como hemos visto, se trata de enfermedades nuevas donde la relación patógeno-humano no está bien establecida, por lo que ni el virus está acostumbrado a nuestro cuerpo ni nuestro cuerpo está acostumbrado al virus.

Esto provoca tanto que el virus provoque más daños en nuestro organismo (recordemos que ningún virus quiere matarnos, sino pasar desapercibido) como que nuestras reacciones inmunitarias sean más agresivas. Todo esto hace que los síntomas sean generalmente graves y que, especialmente en personas de riesgo, puedan derivar en la muerte del paciente. No debe extrañarnos que las pandemias (el COVID-19 ya ha sido responsable de 5,3 millones de muertes) hayan sido responsables de la pérdida de innumerables vidas a lo largo de la historia.

Pandemia

Endemia: ¿qué es?

Una endemia es un suceso epidemiológico que hace referencia a la situación en la que una enfermedad infecciosa afecta habitualmente o en épocas fijas a una población concreta. En otras palabras, una endemia es aquella enfermedad contagiosa que está establecida y/o es originaria de un lugar o grupo de personas específico.

Así pues, las endemias consisten en la aparición constante, ya sea fija en el tiempo o en estaciones determinadas, de una enfermedad infecciosa en un área limitada. En este sentido, los patógenos responsables de las endemias tienen una prevalencia crónica, es decir, permanecen en esta región o población a lo largo del tiempo.

Destacan por el hecho de que la región afectada es muy concreta y delimitada, pero debido a la incapacidad de la población de erradicar por completo la enfermedad, está va apareciendo cada cierto tiempo o estando constantemente en circulación. Seguramente, el mejor ejemplo de endemia es la situación que muchas regiones de África, por desgracia, viven con la malaria. Una enfermedad que, debido a su vía de transmisión por mosquitos, es muy difícil tanto de prevenir como de erradicar. Por ello, en estas zonas donde se reúnen las condiciones para su propagación, la malaria es una enfermedad endémica.

En resumen, una endemia, del griego éndēmos (del territorio propio), es un proceso patológico en el que una enfermedad infecciosa se mantiene de forma estacionaria o constante en un espacio determinado, afectando a una misma población durante períodos prolongados de tiempo pero sin cruzar las fronteras o límites de dicha región. Durante años, la prevalencia de una enfermedad se mantiene en niveles más o menos estables.

Endemia

¿En qué se diferencia una pandemia de una endemia?

Después de definir ambos conceptos epidemiológicos seguro que las diferencias entre un proceso pandémico y uno endémico han quedado más que claras. De todos modos, por si necesitas (o simplemente quieres) disponer de la información más sintetizada y con un carácter más visual, hemos preparado la siguiente selección de las principales diferencias entre pandemia y endemia en forma de puntos clave. Vamos allá.

1. Una pandemia afecta a escala mundial; una endemia, a escala local

Sin lugar a dudas, la diferencia más importante. Una pandemia es una situación epidemiológica en la que una enfermedad infecciosa ha cruzado la frontera de varios países, se ha extendido a distintos continentes e incluso ha llegado a tener una afectación mundial. Por tanto, tiene un área de afectación muy grande y la enfermedad se expande rápidamente.

En cambio, una endemia no tiene una afectación mundial. Es un proceso epidemiológico en la que una enfermedad infecciosa tiene una prevalencia crónica en una región o población muy concreta. La enfermedad está limitada a una zona y esta no se expande, provocando, eso sí, casos constantes o estacionales de dicha infección.

2. Una pandemia surge por una enfermedad nueva; una endemia, no

Para que una endemia pueda considerarse como tal, una enfermedad debe haber permanecido en una región generando casos constantes o estacionales durante un período de tiempo prolongado, de varios años. Por tanto, no se trata de enfermedades nuevas, sino de infecciones con las que esa comunidad lleva tiempo coexistiendo.

En cambio, para que se desencadene una pandemia, uno de los principales requisitos para que pueda haber esta expansión a escala mundial, es que el virus responsable de la misma sea nuevo. De este modo, la falta de inmunidad permite que se contagie con mucha facilidad.

3. Una endemia puede “controlarse”; una pandemia, no

A pesar de que, como sucede con la malaria en muchas regiones de África, las endemias sean responsables de la pérdida de miles de vidas, desde un punto de vista epidemiológico, estas enfermedades endémicas, al estar limitadas a una región concreta, pueden controlarse en el sentido de evitar que lleguen a otros países y se expandan causando epidemias. De hecho, la propia gripe es un ejemplo de enfermedad endémica, que va apareciendo de forma estacional.

En el caso de las pandemias, esto es imposible. En el momento en el que se desencadena, no hay prácticamente nada que podamos hacer para impedir que la enfermedad se expanda por todo el mundo. Y basta ver qué sucedió ahora hará dos años para darnos cuenta de ello.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies