Las 3 diferencias entre Zoología y Veterinaria (explicadas)

La veterinaria y la zoología son dos disciplinas relacionadas con la vida animal. Aunque comparten similitudes, hay múltiples diferencias que nos permiten distinguir ambas ramas de conocimiento. Vamos a conocerlas.

Diferencias veterinaria zoología

El estudio de los animales es algo que se remonta a los orígenes de la humanidad, pues desde la antigüedad la vida de las personas y la de los animales han estado estrechamente vinculadas. Los humanos se han servido de los animales para levantar sus civilizaciones, obtener comida, seguridad, transporte y, en definitiva, para lograr sobrevivir.

Este indiscutible vínculo entre ambos mundos ha generado un interés y curiosidad naturales por el universo animal. Además de ese deseo puro de averiguar los secretos de un reino de incontables especies, el estudio científico de los animales no humanos ha sido necesario y vital para lograr cada vez más seguridad y bienestar en las comunidades humanas. Al fin y al cabo, al ser estos fuente de alimento y acompañantes de las personas desde los primeros momentos de la historia, las enfermedades y características de los animales han tenido que ser estudiadas de manera obligada.

El estudio de los animales: ¿qué es la Veterinaria y la Zoología?

La veterinaria y la zoología son dos disciplinas muy importantes en todo lo que respecta al estudio de la vida animal. Aunque guardan muchos puntos en común, lo cierto es que también se encuentran separadas por numerosas diferencias que pocos conocen. A lo largo de la historia han ido consolidándose como importantes áreas de estudio, especialmente por las implicaciones que los hallazgos en estos campos pueden tener para el funcionamiento de las sociedades.

Como venimos diciendo, los animales siempre han tenido una importancia crucial para la vida humana, por lo que poco a poco se ha ido creando una conciencia de la importancia de conocer todo acerca de su naturaleza. En lo que refiere al estudio zoológico, Aristóteles trataba, en el siglo IV a.C, de describir de forma exhaustiva las diferentes especies del reino animal, aunque sus conclusiones no fueron realmente válidas por la falta de rigor científico a la hora de desarrollarlas.

Más adelante, avances como el invento del microscopio por el neerlandés Anton van Leeuwenhoek fueron decisivos para empezar a analizar los tejidos y microorganismos de los organismos animales. Ya en el siglo XVIII, el sueco Carlos Linneo elaboraría la primera clasificación sistemática de animales y plantas. Finalmente, es en el siglo XIX cuando Darwin desarrolla su teoría de la evolución de las especies, que supuso un antes y después en el mundo de la zoología.

Zoología

En el caso de la veterinaria, ya existen evidencias de esta profesión desde las civilizaciones antiguas, concretamente en la región de la India. Los comienzos formales de esta práctica con animales se produjeron en la edad media, con el objetivo de cuidar de los caballos. Estos animales constituían por entonces un medio de transporte básico y también un arma bélica, por lo que su cuidado comenzó a percibirse como una necesidad.

No sería hasta el siglo XVIII que la profesión de veterinario se regularía mediante estudios universitarios, siendo pioneros en este sentido países como Francia o Alemania. Ya en el siglo XIX, autores como John McFadyean permitirían inaugurar la veterinaria moderna tal y como hoy la conocemos. Debido a lo necesarias que son ambas disciplinas y el gran desconocimiento que existe en torno a ellas, en este artículo vamos a comentar las diferencias clave entre ambas.

¿En qué se diferencian la zoología y la veterinaria?

Aunque los términos veterinaria y zoología te resultan más que familiares, lo cierto es que pocos conocen cuáles son las diferencias reales entre ambas disciplinas. Como hemos comentado a lo largo de la introducción de este artículo, ambas tienen como objeto de estudio las especies animales no humanas. Sin embargo, ahora vamos a intentar encontrar esos aspectos distintivos que nos facilitaran la identificación de una y otra ciencia

1. El tipo de animal al que atienden

Esta primera diferencia es clave. En el caso de la zoología, se trata de una ciencia que trabaja cuidando y observando aquellos animales pertenecientes a la fauna salvaje, que por distintas razones se encuentran en parques zoológicos, acuarios, parques naturales o centros de recuperación y zonas protegidas.

Por el contrario, la ciencia veterinaria va dirigida a ofrecer atención clínica a los animales domésticos y de producción. La oferta de veterinarios domésticos se ha disparado en las últimas décadas, ya que cada vez es más habitual encontrar mascotas en las familias. En estos casos lo más frecuente es la atención a perros y gatos.

En los entornos rurales la figura del veterinario es fundamental, ya que estos atienden al ganado y se aseguran de que los animales de granjas y otras explotaciones se encuentren sanos. Además, pueden acudir para ayudar en situaciones urgentes, como puede ser el parto de una hembra. Al igual que ocurre en los humanos, estas situaciones pueden complicarse y es necesario que un profesional acuda para garantizar que la madre y sus crías salgan adelante.

Veterinaria

2. La función que desempeñan

Los zoólogos se dedican a estudiar todo tipo de animales, incluyendo mamíferos, peces, reptiles, anfibios y microorganismos. Entre sus ramas más fructíferas se encuentra la etología, que se dedica al estudio de la conducta animal, con el fin de entender los procesos relacionales de las diferentes especies, como por ejemplo el apareamiento, la colaboración, etc. Todos los hallazgos que estos profesionales obtienen a nivel de laboratorio luego son aplicados en la vida real. Entre sus tareas a nivel práctico destaca el establecimiento de estándares mínimos para garantizar el bienestar de las especies que se encuentran en cautividad. También establecen normas que regulan el tratamiento de los animales en entornos de producción o de laboratorio.

Además, los zoólogos también se implican en tareas de conservación de aquellas especies en peligro de extinción. Esto es especialmente importante, ya que gracias a estos profesionales se conoce de qué forma se debe proceder para facilitar la reproducción de los animales protegidos en entornos artificiales, con el fin último de liberarlos lo antes posible a su hábitat natural.

El trabajo de los zoólogos también pasa por ofrecer soluciones y estrategias preventivas ante las plagas y las enfermedades que destruyen grandes extensiones agrícolas, lo que se conoce como control biológico. Gracias a esta labor es posible limitar el empleo de pesticidas y otras sustancias químicas nocivas para la naturaleza.

Además de todo lo dicho, es frecuente que los zoólogos colaboren con las industrias farmacéuticas a la hora de realizar ensayos clínicos que permitan desarrollar nuevos fármacos. En los entornos culturales también es posible encontrar a estos profesionales, ya que desempeñan labores en lugares como parques y reservas naturales, museos e incluso en instituciones educativas ejerciendo la docencia.

Zoólogo función

En el caso de los veterinarios, sus funciones están relacionadas a las anteriores, pero son algo distintas. Hemos visto que los zoólogos realizan una labor que gira en torno a la conservación, la prevención y la investigación a nivel macro. Sin embargo, lo habitual es que trabajen con animales sanos. La veterinaria, por el contrario, se centra en diagnosticar y tratar a los animales heridos o enfermos. También cumplen una importante labor preventiva mediante vacunaciones, revisiones y apoyo a los dueños de los animales que atienden.

El foco de estos profesionales es paliar la enfermedad y fomentar la salud, poniendo el foco no sólo en los animales en sí mismos sino también en la posibilidad de transmitir enfermedades entre estos y los humanos. Para cumplir con su objetivo, el veterinario requiere equipos y utensilios especiales, tal y como ocurre con los médicos cuando tratan a los humanos. Ejemplo de ello es el uso de rayos X, ecografías, análisis de sangre… por lo que en esta disciplina se comparten muchas herramientas con la medicina. El veterinario debe aplicar tratamientos ambulatorios, pero también puede verse en la necesidad de ejecutar una intervención quirúrgica.

La labor del veterinario implica una atención individualizada y un trabajo no solo con el animal, sino también con la persona responsable de su cuidado, Dado que su foco se dirige a los animales domésticos, es crucial que sepa asesorar y aconsejar a los dueños de los animales con el fin de garantizar el bienestar de las mascotas. En este sentido, su deber es fomentar hábitos saludables para los animales, relacionados principalmente con la alimentación y el ejercicio físico acorde a las necesidades de cada mascota.

Como comentábamos anteriormente, un veterinario dedicará, a diferencia del zoólogo, su vida profesional a la atención de animales domésticos y de producción. Algunos profesionales deciden especializarse en alguna de estas dos vertientes de la profesión, dependiendo principalmente del lugar donde residan. En las áreas rurales, la figura del veterinario es fundamental para supervisar el ganado y garantizar que los alimentos que producen granjas e industrias son seguros para el consumo.

Aunque la labor de veterinario puede ser muy gratificante, lo cierto es que a veces puede resultar realmente complicada. En algunos casos, cuando un animal es peligroso para los demás o cuando se encuentra muy enfermo, este profesional debe tomar la decisión de sacrificarlo o no. También deberá estar preparado para dar malas noticias, pues en ocasiones detectan enfermedades en los animales y deben transmitir esto a sus dueños.

3. El lugar donde desempeñan su labor

Los zoólogos suelen trabajar en instituciones u organismos, ya sea en laboratorios, universidades, farmacéuticas, parques naturales y refugios, etc. Los veterinarios suelen desempeñar su trabajo de una manera autónoma, abriendo su propia consulta para atender a animales domésticos. En el caso de los veterinarios rurales, estos suelen optar por desplazarse a demanda, ya que los animales de producción deben ser tratados en el entorno donde viven, pues no pueden desplazarse con facilidad.

Veterinarios
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies