¿Qué es el Efecto Mandela? Los 20 ejemplos más famosos (e impactantes)

El Efecto Mandela es el misterioso fenómeno a través del cual muchas personas comparten un mismo recuerdo de algo que nunca sucedió. Veamos sus bases psicológicas y los casos más emblemáticos de este efecto.

Qué es efecto mandela

Año 2009. Fiona Broome, una americana autodenominada como consultora paranormal, relata, en su blog, que compartía con otras personas el recuerdo de que Nelson Mandela había muerto en prisión en el año 1980, con el recuerdo vivo de haber visto el funeral por la televisión. Pero ella misma se había sorprendido no solo porque Mandela salió de prisión en 1990, sino que, al tiempo que la mujer relataba este suceso, seguía vivo, pues no falleció hasta el 5 de diciembre de 2013.

Broome acuñó, en esa entrada de su blog, un concepto que se ha convertido en uno de los fenómenos más misterios en lo que a estudio de la psicología se refiere: el efecto Mandela. Un fenómeno a través del cual muchas personas compartían un mismo recuerdo de algo que nunca había sucedido. En este caso, el fallecimiento de Mandela en prisión.

Pero pronto, este término empezó a circular por la red y comenzaron a emerger otros casos igual o más impactantes que el del falso recuerdo colectivo de que el activista sudafricano había fallecido. Y algunos de estos ejemplos nos muestran hasta qué extremo nuestra memoria puede ser modificada para hacernos creer algo que jamás ha sucedido, teniendo recuerdos perfectamente vivos de algo falso.

Pero, ¿qué es el efecto Mandela? ¿Por qué sucede? ¿Cuáles son los ejemplos más famosos e impactantes? Si quieres encontrar la respuesta a estas y muchas otras preguntas, has llegado al lugar adecuado. Y es que en el artículo de hoy y de la mano de las más prestigiosas publicaciones científicas, vamos a sumergirnos en los misterios del que seguramente es el fenómeno psicológico más asombroso: el efecto Mandela.

¿Qué es el efecto Mandela y por qué sucede?

El efecto Mandela es el fenómeno psicológico a través del cual muchas personas comparten un mismo recuerdo de algo que jamás sucedió. Es decir, es un recuerdo falso que todo un grupo de la sociedad comparte. Muchas personas tienen, en su memoria, un recuerdo que, pese a que no apele a nada que ocurrió en la realidad, es compartido por otros.

No es ningún secreto que los recuerdos son susceptibles de ser modificados por la plasticidad de nuestro cerebro. Al fin y al cabo, la memoria se va construyendo a base de fragmentos enlazados entre la percepción de información, las creencias personales y la imaginación. Todo esto hace no solo que no podamos discriminar tan fácilmente la calidad de un recuerdo, es decir, si es real o ficticio, sino que puedan surgir errores en el procesamiento de los recuerdos.

De ahí que puedan ocurrir fenómenos como la criptomnesia, un fenómeno ilusorio de la memoria que sucede cuando una persona recuerda algo que está almacenado en su memoria pero no lo experimenta como un recuerdo, sino como una idea nueva. Esto nos lleva a creer que hemos descubierto o inventado algo que, en realidad, conocemos precisamente porque ya está descubierto o inventado y simplemente hemos recordado que lo aprendimos.

Pero, al fin y al cabo, todo esto son fallos individuales en la memoria. ¿Cómo puede ser que miles de personas compartan un mismo recuerdo falso? ¿Por qué ocurre el efecto Mandela? Bueno, como hemos dicho, se trata de uno de los fenómenos psicológicos más misteriosos, por lo que, como es lógico, no entendemos bien su naturaleza.

Se han postulado distintas teorías para explicar la existencia del efecto Mandela, las cuales van desde fenómenos psicológicos hasta terrenos propios de la física cuántica con la intersección entre universos y realidades paralelas. A nivel psicológico, una de las explicaciones más aceptadas tiene que ver con lo que se conoce como inducción externa de recuerdos.

Efecto mandela

Este fenómeno se basa en la premisa de que cuando tenemos un vacío en la información que nos impide conectar lo que sabemos con lo que observamos, nuestro cerebro intenta rellenar este hueco. Pero la memoria, que ya hemos dicho que tiene problemas para diferenciar entre recuerdos reales y ficticios, puede darnos imágenes falsas inducidas, en gran parte, por los fenómenos de comunicación con otras personas.

Y así es como, en el imaginario colectivo, ciertos recuerdos falsos se van extendiendo como la pólvora. Este fenómeno iría asociado también al efecto arrastre (cómo buscamos la validación social y creemos lo que cree la mayoría solo por no ir en contra) y el sesgo de confirmación (cómo damos prioridad a la información que nos permita confimar nuestras creencias).

Pero tomemos en consideración las explicaciones psicológicas, las locuras de la física cuántica que hablan de cómo las realidades de distintos universos podrían entrar en contacto o explicaciones más pseudocientíficas, lo que está claro es que el efecto Mandela es una realidad. Y con los siguientes ejemplos, vas a alucinar.

¿Cuáles son los casos más famosos de Efecto Mandela?

Como decimos, el efecto Mandela se bautizó a raíz del post en el blog de Fiona Broome donde hablaba de cómo mucha gente creía que Nelson Mandela había muerto en prisión en 1980 cuando, en realidad, en el año en el que se acuñó este término, seguía vivo. Desde entonces, el interés por este curioso fenómeno ha hecho que salgan a la luz muchos más ejemplos. Es imposible rescatarlos todos, pero hemos hecho una exhaustiva investigación para traer algunos de los casos más asombrosos.

1. Nelson Mandela: ¿muerto en prisión en 1980?

Aunque ya lo hemos mencionado, no podemos no incluirlo en la lista. El fenómeno de imaginario colectivo que lo empezó todo. Muchas personas en todo el mundo estaban convencidas de que Nelson Mandela murió en prisión en el año 1980 (e incluso de que vieron su funeral por la televisión), cuando en realidad salió en 1990 y no falleció hasta el año 2013.

mandela

2. ¿El monóculo del Monopoly?

Piensa en el señor del Monopoly. ¿Cómo lo recuerdas? Con un monóculo, ¿verdad? Pues siento decirte que eres víctima del efecto Mandela. Jamás ha llevado un monóculo.

3. El hombre y el tanque de Tiananmén

En 1989, durante las conocidas protestas de la plaza Tiananmén en China, se hizo célebre el vídeo de un hombre de pie quieto delante de un tanque para evitar que avanzara. Miles de personas están convencidas de ver cómo el tanque aplastó al hombre. Pero esto jamás ocurrió.

4. La santificación de la Madre Teresa de Calcuta

La Madre Teresa de Calcuta fue beatizada en el año 2003 y canonizada en 2016, casi 20 años después de su muerte en 1997. Pues bien, mucha gente estaba convencida de que esto había ocurrido en los años 90 durante el pontificado de Juan Pablo II.

5. ¿Dónde está Nueva Zelanda?

El efecto Mandela también se da en la geografía. Si te pidiera que ubicaras mentalmente Nueva Zelanda en un mapa, ¿dónde la pondrías? Arriba de Australia, ¿verdad? Pues lo siento. Eres víctima del efecto Mandela. Nueva Zelanda siempre ha estado (dudo que la hayan movido) en la parte inferior derecha de Australia.

6. ¿Looney Toons?

¿Con qué nombre conoces a esta popular serie de dibujos animados protagonizada, entre otros, por Bugs Bunney? Looney Toons, ¿verdad? Pues lo sentimos, pero ese no ha sido nunca su nombre. La serie siempre se ha llamado Looney Tunes.

looney toons

7. La cola de Jorge el Curioso

Jorge el Curioso es la popular saga de libros para niños y serie de dibujos animados. Si te pido que imagines al mono protagonista, ¿cómo lo harás? Con una cola marrón, ¿no? Pues lo cierto es que Jorge nunca tuvo cola.

8. Espejito…¿Espejito?

“Espejito, espejito… ¿Quién es la más bella del reino?”. Esta frase de la película de Blancanieves pronunciada por la malvada reina es una de las más famosas de la historia del cine y, por asombroso que parezca, jamás ha existido. La reina nunca dice “espejito, espejito” en toda la película.

9. Los tirantes de Mickey Mouse

Hemos visto a Mickey Mouse millones de veces, así que seguro que no te puede pillar el efecto Mandela, ¿no? Veamos. Imagina a Mickey Mouse. ¿Lleva tirantes? Sí, ¿verdad? Bueno, has sido, de nuevo, víctima de este fenómeno. El popular ratón jamás ha llevado tirantes.

10. Luke, yo soy tu padre

“Luke, yo soy tu padre”. Una frase pronunciada por Darth Vader en El Imperio Contraataca, que representa uno de los giros de guion más famosos de la historia del cine y que, de nuevo, jamás ha existido. Darth Vader nunca dice “Luke, yo soy tu padre”. Lo que dice en realidad es “No, yo soy tu padre”.

darth vader

11. We are the champions… ¿Of the world?

Una de las canciones más famosas no solo de Queen, sino de la historia de la música. ¿Cómo no nos íbamos a saber su letra? Pues bien, seguro que si te pones a cantarla, al final dices “of the world”. Pues bien, ninguna sesión de estudio termina así. En algunos conciertos sí que acababan con esta frase, pero se trata de un efecto Mandela como la copa de un pino.

12. ¿Los simpsons?

Una de las series de animación más longevas y más populares de todos los tiempos, ¿cómo no nos íbamos a saber el título? Pues bien, muchas personas creen que la serie se llama “Los Simpsons”, cuando en realidad nunca ha habido esa “s” final. Son “Los Simpson”.

13. El golpe de estado del 23-F… ¿En televisión?

El 23-F fue un intento de golpe de estado fallido perpetrado por algunos mandos militares en España el 23 de febrero de 1981. Y aunque muchos españoles afirman haber presenciado este suceso en directo por televisión, lo cierto es que estas imágenes nunca fueron emitidas en directo. Solo fue retransmitido por la radio.

14. Tom Cruise y las gafas de sol

En la película Risky Businees, hay una emblemática escena en la que Tom Cruise baila en calzoncillos, calcetines, camisa y… ¿gafas de sol? Lo cierto es que casi todo el mundo recuerda a Cruise deslizándose por el pasillo con gafas de sol, pero no las lleva en ningún momento.

15. La mano del pensador

“El Pensador”, obra de Auguste Rodin, es una de las esculturas más famosas del mundo. Pero, ¿dónde tiene la mano la persona pensante? Apoyada en la frente, ¿verdad? Pues no. La tiene sobre la barbilla.

pensador

16. Tócala otra vez, Sam

Otra de las frases más famosas del cine que, asombrosamente, nunca existió. En la película de Casablanca nadie dice esta frase. Ingrid Bergman, en su papel de Ilsa, dice al pianista, “tócala una vez” y “tócala, Sam”. Pero nunca la frase por la que la película es recordada.

17. La cola de Pikachu

Si eres fan de Pokémon, Pikachu ha formado parte de tu infancia. Pero vamos a ponerte a prueba. La cola de Pikachu tiene una parte negra al final, ¿verdad? Pues no. Toda su cola es amarilla.

18. El coche de JFK

El 22 de noviembre de 1963, John F. Kennedy, el trigésimo quinto presidente de los Estados Unidos, fue asesinado mientras circulaba en el coche presidencial en la Plaza Dealey. Y en este coche, ¿cuántas filas de asientos había? Dos, como en cualquier coche, ¿no? Pues no. Había tres filas de asientos. Puedes comprobarlo tú mismo.

19. ¿Kit-kat?

Este snack de chocolate es uno de los más populares. Y si te pidiera que lo escribieras, ¿cómo lo pondrías? Kit-Kat, ¿verdad? Pues te equivocarías. Jamás ha llevado este guión. Es simplemente KitKat.

20. La pierna de C3PO

C3PO es uno de los personajes más emblemáticos del universo Star Wars. Y si te pido que lo imagines, ¿cómo lo harás? Viendo a un robot con todo el cuerpo de color dorado, ¿verdad? Pues te equivocarías. Lo cierto es que C3PO siempre ha tenido una pierna de color plateado.

c3po
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies