Los 15 tipos de montañas (y sus características)

Las montañas pueden clasificarse en distintos tipos dependiendo de su altura, origen y forma de agrupación. Veamos datos interesantes y las características de cada uno de ellos.
Tipos montañas

Las montañas son parte esencial de la topografía de la Tierra. Le dan a nuestro hogar en el Universo su aspecto característico, ayudan a regular el clima terrestre, son fuente de vida y, además, han sido motor de inspiración para cientos de miles de leyendas y mitos de las diferentes culturas del mundo.

Son el resultado de la interacción entre los movimientos de las placas tectónicas y de los fenómenos de erosión, los cuales permiten la elevación sobre el nivel del mar y moldean la superficie de las montañas, respectivamente. Y en la Tierra hay más de un millón de montañas con nombre propio.

Ahora bien, ¿todas las montañas son iguales? Por supuesto que no. Todas y cada una de las montañas de la Tierra son únicas y, aunque en conjunto representen casi una cuarta parte del total de la superficie terrestre, no hay ninguna igual que otra.

Aun así, pese a que cada una sea especial, las montañas pueden clasificarse en distintos tipos de acuerdo a diferentes parámetros: altura, origen y forma de agrupación. Y en el artículo de hoy emprenderemos un viaje hacia las montañas de la Tierra para comprender esta clasificación e inspeccionar los secretos de cada uno de los tipos de montaña. Vamos allá.

¿Qué son las montañas y por qué partes están formadas?

Las montañas son estructuras topográficas de relieve terrestre positivo, cosa que las lleva a situarse por encima del nivel del mar. Se definen, por lo tanto, como eminencias naturales de la corteza terrestre con unas características particulares de pendiente, continuidad, volumen, extensión y composición.

El origen de las montañas se sitúa en la colisión entre placas tectónicas, pues es fruto de las inmensas fuerzas que tienen lugar al impactar que la corteza terrestre se eleva, dando lugar a eminencias geológicas que terminan por constituir una montaña.

Paralelamente a este fenómeno, los fenómenos de erosión estimulados por ríos, el viento, la lluvia y la propia gravedad dan forma a la montaña en sí, al moldear las rocas y generar un relieve único. Todo este proceso se conoce como orogénesis y es el conjunto de fenómenos que forman las montañas.

El Día Internacional de las Montañas es el 11 de diciembre y, como ya hemos indicado, hay más de 1.000.000 de montañas en el mundo con nombre propio. Y de estas, hay más de cien registradas que superan los 7.000 metros. Aunque solo catorce (y todas ellas, en Asia) superan los 8.000 metros de altura: Monte Everest, el K2, el Kanchenjunga, el Lhotse, el Makalu, el Cho Oyu, el Dhaulagiri, el Manaslu, el Nanga Parbat, el Annapurna I, el Gasherbrum I, el Broad Peak, el Gasherbrum II y el Shisha Pangma.

Montaña partes

Sea como sea, cualquier montaña del mundo está formada por cuatro partes principales:

  • Cima: La cima, pico o cúspide es la parte más alta de la montaña. Puede tener forma de pico piramidal (generalmente por procesos de erosión asociados al hielo) o de meseta, siendo así un pico más llano. La cima más alta del mundo pertenece al Monte Everest, con una altura de 8.848 metros por encima del nivel del mar.

  • Ladera: La ladera es toda la extensión de una montaña desde su base hasta su cima. Son los lados de la montaña, es decir, la pendiente que debe escalarse para alcanzar su pico. Cuando toma forma de acantilado, suele conocerse como “cara”.

  • Valle: El valle es la porción de ladera que se encuentra entre dos montañas. El punto de unión entre las laderas de dos montañas diferentes, consistiendo en una llanura más o menos extensa donde se suele alojar un curso fluvial que, con el tiempo hace que la valle deje de tener forma de V y pase a tener una de U.

  • Base: La base es la parte más baja de la ladera. Es el pie de la montaña que, a pesar de tener unos límites muy difusos, queda definido como la porción de corteza terrestre donde el terreno empieza a elevarse.

Habiendo entendido ya qué es exactamente una montaña, en qué consiste el proceso de orogénesis y cuáles son las partes que conforman cualquier montaña de la Tierra, estamos más que preparados para adentrarnos en su clasificación. Comencemos.

¿Cómo se clasifican las montañas?

Las montañas pueden clasificarse de acuerdo a tres principales parámetros: según su altura, según su origen y según su forma de agrupación. Veamos, pues, qué tipos existen dentro de cada uno de estos sistemas de clasificación.

1. Según su altura

La primera clasificación se realiza en función de la altura de la montaña. Y en este contexto, las montañas se clasifican en colinas, montañas medias y montañas altas. Veamos las particularidades de cada una de ellas.

1.1. Colinas

Las colinas son montañas de poca altura. Se trata de eminencias naturales que generalmente no superan los 100 metros por encima del nivel del mar. Aun así, no hay cifras exactas en lo que a altura se refiere. Es un concepto difuso que hace referencia a las montañas más pequeñas.

1.2. Montañas medias

Las montañas medias son montañas a medio camino entre las colinas y las altas. Son eminencias mayores que las colinas pero con una altura por debajo de los 2.500 metros por encima del nivel del mar. En ellas ya encontramos nieve de noviembre a mayo y no hay núcleos urbanos, como pueden haber en las colinas.

1.3. Montañas altas

Las montañas altas son todas aquellas que superan los 2.500 metros de altura. La nieve es perpetua durante todo el año y podemos encontrar glaciares y condiciones geológicas y climáticas más extremas, lo que dificulta enormemente su ascenso. Como hemos mencionado, el Monte Everest, con sus 8.848 metros de altura, es la montaña más alta del mundo.

Montañas altas

2. Según su origen

Dejamos el parámetro clasificatorio de altura y nos centramos en el seguramente más interesante a nivel geológico: el origen. Dependiendo de la naturaleza de su orogénesis, una montaña puede ser de alguno de los siguientes nueve tipos.

2.1. Montañas tectónicas

Las montañas tectónicas son aquellas cuyo origen responde al concepto general de montaña: el choque de placas tectónicas. Son aquellas que se forman por las presiones que generan las colisiones y fricciones entre las placas tectónicas que conforman la corteza terrestre. Estas fuerzas hacen que la tierra se eleve y que surjan estas eminencias geológicas.

2.2. Montañas jurásicas

Las montañas jurásicas, cuyo nombre procede del Macizo del Jura, una cadena montañosa al norte de los Alpes, son aquellas cuya orogénesis se basa principalmente en la acumulación de piedras calizas y de abundantes fósiles.

2.3. Montañas alpinas

Las montañas alpinas son aquellas que tienen su origen en la denominada Orogenia Alpina, una etapa de formación de montañas que tuvo lugar durante el Cenozoico, cuando, hace unos 55 millones de años, el subcontinente Indio y África chocaron contra Eurasia, formando así el Himalaya y los Alpes, entre otros. La colisión continúa a día de hoy.

Orogenia alpina

2.4. Montañas plegadas

Las montañas de plegamiento son aquellas en las que las rocas que las constituyen se encuentran comprimidas y plegadas. Se forman únicamente por el choque de dos placas tectónicas y tienden a agruparse en grandes cordilleras con miles de kilómetros de longitud. Los Alpes son un claro ejemplo.

2.5. Montañas de fallas mixtas

Las montañas de fallas mixtas son aquellas que se forman por una combinación entre el choque de placas tectónicas y del movimiento de deslizamiento de dos bloques el uno respecto el otro. Es decir, combinan el plegamiento de las anteriores con la fractura en forma de fallas.

2.6. Domos

Los domos son montañas que se forman cuando un estrato se abomba debido a la presión que ejerce el magma hacia la superficie. No llega a quebrar la superficie y a provocar una erupción pero sí que hace que se forme una especie de cúpula en dicha montaña.

2.7. Montañas volcánicas

Las montañas volcánicas son aquellas que tienen su origen en erupciones de magma. Se forman por la acumulación y endurecimiento de las capas de magma solidificado, estando compuestas, pues, por rocas magmáticas. La chimenea del volcán se va convirtiendo, erupción tras erupción, en una montaña a pesar de que no haya fenómenos de colisión de placas tectónicas.

Montaña volcánica

2.8. Mesetas

Las mesetas son montañas que se forman principalmente por fenómenos de erosión debidos al agua combinados con choques entre placas tectónicas que elevan el terreno en cuestión. Consisten en llanuras elevadas por encima del nivel del mar.

2.9. Montañas en bloque

Las montañas en bloque son aquellas que consisten en conjuntos de estratos elevados de forma abrupta por encima de las tierras circundantes debido al resultado de fallas geológicas, es decir, quebraduras de la corteza terrestre. Suelen tener una ladera más plana y suave y otra (donde se ha producido la falla) mucho más empinada.

3. Según su forma de agrupación

Para terminar, presentamos el último parámetro clasificatorio de las montañas, aquel que las clasifica de acuerdo a su forma de agrupación. En este contexto, tenemos cordilleras, macizos y montañas solitarias. Veamos sus particularidades.

3.1. Cordilleras

Las cordilleras son agrupaciones de montañas que se juntan longitudinalmente. Las montañas de una misma cordillera se agrupan de forma alineada a lo largo de un eje longitudinal. El Himalaya es un ejemplo de cordillera con una extensión de 2.600 km donde hay más de cien montañas que superan los 7.000 metros de altitud.

3.2. Macizos

Los macizos son agrupaciones de montañas que se juntan circularmente o con una forma más compacta que las cordilleras. Las montañas no se alinean de forma longitudinal, sino que están compactadas de una forma más o menos circular formando lo que parece un único bloque. El macizo del Mont Blanc es un claro ejemplo de ello.

Macizo

3.3. Montañas solitarias

Las montañas solitarias son un caso más excepcional y son aquellas que no están agrupadas con otras montañas. Las volcánicas tienen más tendencia a ser solitarias, al estar asociadas a un proceso individual de erupción magmática. El Kilimanjaro, situado al noreste de Tanzania y con una altura de 5.891 metros, es un ejemplo de montaña solitaria.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies