Las 15 partes de la mano (morfología y funciones)

Las manos pueden parecer sencillas a nivel morfológico, pero están formadas por numerosas partes que hacen de ellas un órgano único en el mundo animal. Veamos cuáles son.
Partes mano

A día de hoy, vivir sin las manos es complicado. Y es que las manos son nuestra principal herramienta para desenvolvernos en nuestro entorno, ya que con ellas trabajamos, comemos, nos vestimos y hacemos absolutamente de todo. Es la parte del cuerpo que nos distingue del resto de los animales, y que en gran medida, ha contribuido a la acelerada evolución del ser humano en la tierra.

Se conoce que el ser humano es el único animal que tiene la particularidad de tener pulgares opuestos que le permiten realizar el movimiento de la pinza y presión, pero esta afirmación no es del todo cierta, ya que, los koalas también tienen estos pulgares, siendo los únicos animales que comparten con nosotros esta útil característica anatómica.

Compuestas por varios huesos y articulaciones, las manos son muy complejas a nivel morfológico, y gracias a ello, pueden realizar movimientos muy precisos que el cerebro les manda a realizar. Además son parte de nuestra apariencia, y a través de ellas nos podemos comunicar de manera no verbal, aportando información sobre nuestra personalidad.

Son tan importantes en nuestro día a día, y las utilizamos tanto, que las manos suelen ser una de las razones más comunes de visitas a urgencias por alguna herida traumática. Un tercio de los accidentes afecta a las manos, y en personas que sufren traumas en el trabajo, las manos están envueltas en dos tercios de los casos. Dada la importancia de esta parte del cuerpo humano, hoy queremos mostrar todas sus partes y cuáles son sus funciones para conocerlas mucho mejor a través de su anatomía.

¿Cómo es la morfología de nuestras manos?

Las manos son la extremidad más distal del miembro superior que abarca desde la muñeca hasta la yema de los dedos, la parte más distal de la falange. Están adaptadas para realizar numerosos movimientos gracias a la acción de todos los músculos que se encuentran insertados a los huesos y a los ligamentos que le sirven de sujeción. Están localizadas en los extremos de los antebrazos, son prensiles y tienen cinco dedos cada una. A continuación os presentamos las 15 partes de la mano y sus funciones.

1. Los huesos de la mano

La mano humana está compuesta por un total de 27 huesos diferenciados en tres zonas en función de su posición.

1.1 Huesos carpianos

En la zona más proximal de nuestras manos, la más cercana al brazo, tenemos los huesos que conforman las muñecas y se conocen como huesos carpianos que están divididos en dos grupos. Por un lado los huesos de la fila proximal que son el escafoides, el semilunar, el piramidal y el pisiforme. Y por otro lado los huesos de la fila distal que son el ganchoso, el grande, el trapezoide y el trapecio. Estos se encuentran encajados en una cavidad que forman los huesos del antebrazo, el cúbito y el radio, que facilita su articulación.

1.2 Huesos del metacarpo

Ahora nos encontramos en la palma de la mano, donde se albergan los 5 huesos que forman el metacarpo, que corresponden cada uno a cada dedo.Los cinco hueso son muy similares entre sí, menos el que conecta al dedo pulgar que es más corto y además su articulación se encuentra separada de la de los demás.

1.3 Las falanges

Nuestros dedos están formados por un total de 14 huesos distintos. 3 Huesos en cada uno de los 5 dedos, a excepción del pulgar que cuenta con solo 2, ya que es el único que no tiene falange media. Cada una de las falanges conecta con su correspondiente hueso metacarpo para formar el dedo completo y poder otorgar movimiento. Desde la palma hacia la punta de los dedos estos huesos se llaman falange, falangina y falangeta.

Huesos mano

2. Los músculos de las manos

La mayoría de los músculos de la mano permiten el movimiento de la misma. Son muy numerosos y complejos y algunos son únicos del ser humano. Estos los podemos clasificar en 5 grupos:

2.1 Músculos extensores de la muñeca

En este grupo encontramos dos músculos que forman parte de la muñeca: el primer radial y el segundo radial. Forman la masa carnosa de esta parte del cuerpo y se encuentran exactamente en la parte externa del antebrazo, junto al radio, y terminan en el dorso de la mano.

2.2 Músculos extensores de los dedos

Existen 5 distintos músculos extensores de los dedos que son el extensor común, el extensor propio del meñique, el extensor propio del índice, el extensor corto del pulgar y el largo del pulgar. Estos son los que permiten que podamos abrir la mano y extender nuestros dedos.

2.3 Músculos flexores de la muñeca y de la mano

En este grupo encontramos 3 músculos: el palmar mayor encargado de la flexión de la muñeca, el palmar menor que realiza la flexión de la mano y el cubital anterior que se encarga junto a los otros dos de la flexión de la muñeca y de la mano.

2.4 Músculos flexores de los dedos

Existen únicamente dos músculos encargados de la flexión de los dedos y son el común profundo y el común superficial.

2.5 Grupos musculares que forman los dedos

En cada dedo encontramos grupos musculares que permiten los movimientos complejos que se realizan y son los interóseos, los umbilicales, los músculos del pulgar que son 6, y los músculos destinados al movimiento del dedo meñique que son 3.

Aunque en un principio podamos pensar que los dedos son independientes, es imposible mover un dedo sin que se mueva, aunque sea mínimamente, otro a la vez. Por más que lo intentes notaras leves movimientos en otro dedo cercano que no podrás controlar, igual que las ganas de comprobar si esto es cierto.

Músculos mano

3. Tendones y ligamentos

Los tendones son un tejido que actúa como conexión entre los músculos y los huesos permitiendo que el músculo transmita la fuerza al hueso y producir el movimiento, y en las manos se encuentran los tendones flexores. En cambio, los ligamentos son los tejidos que conectan los huesos entre sí para formar una articulación.

Las articulaciones de los dedos se mantienen estables gracias a los ligamentos colaterales además de otro muy importante y poco conocido, llamado placa volar, que es el que impide que los dedos se flexionen hacia atrás. Estos son solo un ejemplo de los 129 ligamentos que existen en total junto a las 29 articulaciones.

4. Red circulatoria

La mano y el antebrazo, al igual que todo nuestro cuerpo, están cubiertos por arterias y venas que nutren al tejido de oxígeno y nutrientes. Las venas de las manos están dispuestas en dos sistemas, el superficial y el profundo.

El primero es independiente de las arterias y forma una red en el dorso de la mano con dos venas superficiales del antebrazo. Estas se encargan de recoger la sangre poco oxigenada y transportarla hasta los pulmones.El sistema profundo está compuesto por arterias y es el que transporta la sangre oxigenada que proviene de los pulmones a las células que forman este tejido.

Vasos sanguíneos

5. Red nerviosa

La red nerviosa hace posible las principales funciones de la mano ya que conecta a estas con nuestro cerebro, que es el que le transmite la información. Cabe destacar que un cuarto de las superficie de la corteza cerebral está dedicada exclusivamente a nuestras manos.

Gracias a las neuronas de nuestras manos somos capaces de tener sensibilidad al tacto, al dolor y realizar movimientos. La red nerviosa consta de tres nervios principales. Por un lado el nervio cubital que cubre la zona dorsal del amano y parte de la zona palmar, por otro lado el nervio mediano que alcanza los tres primeros dedos y la mitad del cuarto, y por último el nervio radial, que es el responsable de la inervación de la parte externa del dorso de la mano.

6. Las uñas

Las uñas son formaciones córneas que se forman en la epidermis que tienen la función de recubrir la parte dorsal de los extremos de los dedos de las manos y de los pies. Están formadas por queratina, aminoácidos, agua, lípidos y minerales, y en función de la proporción de cada uno de ellos tendremos distintas durezas y apariencias.

Las uñas son importantes para la función prensil de los dedos sirviendo a su vez de protección de estos. Nunca dejan de crecer y lo hacen de forma uniforme, creciendo diariamente en torno a 0.1 mm. Desde la matriz donde se forman son empujadas hasta el exterior conforme van incorporando nuevo material.

7. La piel

En la piel de las manos hay dos estructuras: la palma, donde la piel es más espesa y resistente, y el dorso, donde es más fina y frágil debido a función de cada una. La palma es la parte del mano que mayoritariamente está en contacto con todo lo que realizamos y por ello debe ser más resistente. La piel de nuestras manos está expuesta continuamente a agresiones ambientales, atmosféricas, sustancias químicas, radiación solar y la acción mecánica de las actividades cotidianas que realizamos, por ello, es una parte muy resistente que está preparada para soportar grandes cambios, pero que también debemos cuidar.

La piel que cubre la palma de la mano es muy diferente a la del resto del cuerpo: no se broncea, no cambia de color y en los dedos se encuentran las huellas dactilares únicas para cada persona. También es más gruesa pero a la vez muy sensible porque es donde se encuentran la gran mayoría de los nervios de nuestras manos.

Piel manos
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies