Los 10 tipos de Alcoholismo (causas, síntomas y tratamiento)

El alcoholismo es una enfermedad asociada a adicción que emerge como consecuencia de un abusivo consumo de bebidas alcohólicas. Veamos cómo se clasifica en función de la relación del paciente con el alcohol.

tipos-alcoholismo

El alcohol es una droga depresora del sistema nervioso que hace que perdamos el control de nuestras acciones y que se agudicen las emociones y sentimientos negativos. Pero, por encima de todo, es un veneno que, si bien evidentemente no pasa nada por consumirlo de vez en cuando, cuando se convierte en adicción, incrementa el riesgo de desarrollar más de 200 enfermedades distintas.

Así pues, el alcoholismo, entendido como la patología vinculada a adicción causada por un consumo abusivo de bebidas alcohólicas, está asociado a la cirrosis, hepatitis, hipertensión, insuficiencia cardíaca, infarto de miocardio, gastritis, cáncer, pancreatitis, depresión, ansiedad, osteoporosis, inmunodepresión, enfermedades neurológicas, problemas de vista, disfunción eréctil, accidentes cerebrovasculares, interrupción de la menstruación, patologías en la médula ósea…

Pocas enfermedades tienen un impacto tan profundamente negativo a nivel tanto físico como psicológico como el alcoholismo, así que no debe sorprendernos que, a día de hoy, el alcohol sea responsable directo de más de 3 millones de muertes anualmente en todo el mundo. Porque aunque sea una droga cuyo consumo está aceptado socialmente, no deja de ser una droga dañina que, en cuanto se cae en la adicción, abre la puerta a todo tipo de enfermedades.

Ahora bien, ¿todas las formas de alcoholismo son iguales? No. Ni mucho menos. Dependiendo de la relación del paciente con el alcohol y de la gravedad de la adicción para con estas bebidas alcohólicas, el alcoholismo puede tomar muchas manifestaciones distintas, cada una de ellas con una severidad determinada. Así pues, en el artículo de hoy y de la mano de las más prestigiosas publicaciones científicas, vamos a explorar las bases clínicas de las diferentes formas de alcoholismo que existen.

¿Qué es el alcoholismo?

El alcoholismo es una enfermedad asociada a adicción que emerge como consecuencia de un consumo abusivo de bebidas alcohólicas que ha generado dependencia emocional y física en una persona. Así, se trata de una patología por adicción química al al alcohol, una droga depresora del sistema nervioso que, aunque esté aceptada (e incluso bien vista) socialmente, es increíblemente dañina para nuestra salud física y emocional.

Consideramos que una persona es alcohólica cuando la dependencia química a esta droga es tan notoria que sigue consumiendo alcohol a pesar de que este consumo esté interfiriendo negativamente en su vida en un plano tanto personal como profesional. Y es que el alcoholismo hace que se pierda la libertad y el autocontrol, pues el síndrome de abstinencia obliga a la persona a seguir consumiendo alcohol.

De hecho, el alcohol es una droga legal cuyo síndrome de abstinencia es potencialmente mortal. De ahí que sea una de las drogas más peligrosas que existen. Y pese a que pueda generar una falsa sensación de euforia, se trata de una sustancia depresora del sistema nervioso, motivo por el cual perdemos el control de nuestras acciones y se incrementan las emociones y sentimientos negativos.

Cuando la dependencia controla la vida de la persona, hablamos ya de alcoholismo, una adicción que, por definición, es un trastorno psicológico en el que el paciente, tras experimentar los efectos que una sustancia con potencial adictivo (como puede ser una droga química como el alcohol) despierta en el cuerpo, ha desarrollado una necesidad patológica de exposición a la misma.

En resumen, el alcoholismo es una enfermedad vinculada a una adicción y dependencia química al alcohol causada por un consumo prolongado y abusivo de bebidas alcohólicas, dando lugar así a una patología de origen psicológico que, sin embargo, por los dañinos efectos que el alcohol tiene en nuestro organismo, se traduce en la aparición de enfermedades tanto físicas (cirrosis, hepatitis, cáncer, insuficiencia cardíaca…) como mentales (ansiedad, depresión…), al tiempo que dinamita nuestras relaciones personales y profesionales y nos expone a un síndrome de abstinencia potencialmente mortal.

que-es-alcoholismo

¿Qué clases de alcoholismo existen?

Una vez comprendidas las bases clínicas generales del alcoholismo, estamos más que preparados para sumergirnos e indagar en el tema que nos ha reunido hoy aquí: la clasificación del alcoholismo. Se han propuesto muchas distintas, pero nosotros, por su impacto y reconocimiento internacional, nos hemos decantado por la presentada por Elvin Morton Jellinek (1890 - 1063), fisiólogo estadounidense considerado como el padre de los estudios científicos acerca del alcoholismo.

Este doctor en fisiología clasificó a los bebedores alcohólicos en distintos grupos con la voluntad de desarrollar opciones terapéuticas para combatir esta dependencia patológica. Por ello, a continuación vamos a ver qué tipos de alcohólicos describe y cuáles son sus características en relación a la adicción al alcohol.

1. Alcoholismo alfa

El alcoholismo alfa es aquel en el que el paciente bebe para disminuir los efectos negativos de una enfermedad física o psicológica que padece. Es una forma de consumo de evasión en el que se bebe de forma excesiva pero no existe una dependencia como tal, así que realmente no puede hablarse de alcoholismo en el sentido más estricto de la palabra. Abusa del alcohol pero no pierde el control sobre su consumo.

alcoholismo-alfa

2. Alcoholismo beta

El alcoholismo beta es aquel que hace referencia a los bebedores sociales, que beben habitualmente y de forma excesiva pero no para mitigar los efectos de una enfermedad, sino como parte de su vida social. Suelen tener épocas de beber mucho y otras épocas de beber menos. Y aunque no exista tampoco una dependencia como tal, sí que empiezan a desarrollar problemas de salud asociados al consumo de alcohol, viendo así su esperanza de vida disminuida.

3. Alcoholismo delta

El alcoholismo delta es aquel en el que ya existe una verdadera adicción al alcohol, presentado una dependencia hacia las bebidas alcohólicas pero sin llegar a perder el control de su consumo. Es decir, el paciente ya tiene una adicción y desarrolla síntomas de abstinencia cuando no consume alcohol, pero consume de forma poco excesiva, por lo que no da la sensación, desde fuera, de estar siempre ebrio. Beben a diario, no pueden dejar el alcohol y tienen una alta tolerancia al alcohol, pero su salud física y emocional se ve tremendamente mermada.

4. Alcoholismo epsilon

El alcoholismo epsilon es aquel en el que la persona sí que presenta, además de una patología adicción al alcohol, una pérdida de control de su consumo. No beben de forma tan constante como los alcohólicos delta, pudiendo pasar más tiempo entre toma y toma, pero cuando beben lo hacen de forma muy abusiva, con problemas conductuales en sus relaciones personales y profesionales. Consume de forma más puntual, generalmente con algún desencadenante detrás, pero cuando lo hace hay mayores riesgos asociados.

5. Alcoholismo gamma

El alcoholismo gamma es aquel en el que el problema con la bebida se ha cronificado, siendo el que se presenta en los sujetos conocidos como bebedores alcoholómanos. Existe una severa adicción y una evidente pérdida de control ante su consumo. Pese a que escondan su dependencia, esta, que empieza siendo psicológica, termina por ser física a causa del síndrome de abstinencia. Tanto la vulnerabilidad psicológica como la fisiológica son altas.

alcoholismo-gamma

6. Alcoholismo agudo

El alcoholismo agudo hace referencia a aquella forma de la enfermedad de carácter más transitorio. El paciente realiza grandes ingestas puntuales más o menos separadas en el tiempo entre ellas. Cuando bebe, pierde el control y llega a poner, por los síntomas de embriaguez, su vida en peligro, pues además del riesgo de sufrir un coma etílico, puede tener accidentes graves.

7. Alcoholismo crónico

El alcoholismo crónico hace referencia a aquella forma de la enfermedad de carácter cronificado. El paciente no suele realizar grandes ingestas puntuales, sino que bebe de forma más constante en el tiempo. Necesita mantener siempre unos niveles constantes de alcohol en su organismo para no experimentar el síndrome de abstinencia. La droga, pues, está siempre, pese a que no suelan haber grandes ingestas puntuales, mermando la salud de la persona en su plano tanto físico como emocional. Y aunque no haya episodios de poner en peligro directo la vida, la afectación a la salud mental puede llevar a tener ideas de suicidio.

8. Alcoholismo tipo I

En otra clasificación propuesta por Robert Cloninger, psiquiatra y genetista estadounidense, podemos distinguir dos tipos más de alcoholismo: el I y el II. El alcoholismo de tipo I es aquel que suele aparecer en la vida adulta, con un inicio tardío, que tiene su origen en causas ambientales, por lo que la persona bebe para evadirse de la realidad o para lograr el efecto ansiolítico del alcohol.

9. Alcoholismo tipo II

El alcoholismo de tipo II es aquel que suele aparecer durante la adolescencia, con un inicio temprano en la vida, que tiene su origen en la voluntad de experimentar la euforia que da su consumo. No radica tanto en causas ambientales, sino en, de acuerdo a las últimas investigaciones, factores genéticos. Tiende a estar más vinculado a la violencia.

10. Alcoholismo terminal

Y por último, debemos mencionar el conocido como alcoholismo terminal, un concepto que hace referencia a aquella situación en la que, ante un alcoholismo severo y no tratado, después de muchos años de padecer esta adicción, el paciente se encuentra en la fase terminal de una enfermedad mortal directamente asociada al alcoholismo, como puede ser el cáncer, una insuficiencia cardíaca o una inmunodepresión grave. Por desgracia, la muerte es inevitable.

alcoholismo-terminal
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies