Las 5 etapas del Alzheimer (y sus características)

El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que constituye la principal causa de demencia en el mundo y que, por sus signos clínicos, avanza en forma de distintos estadíos o fases. Veamos las características de cada uno de ellos.

Etapas alzheimer

Existen muchas enfermedades distintas ligadas directamente con el envejecimiento del cuerpo. Pero, sin duda, el grupo más relevante a nivel clínico es el de la demencia, una pérdida grave y progresiva de las facultades mentales que, de acuerdo a datos oficiales, afecta a cerca de 50 millones de personas en todo el mundo, especialmente a mayores de 65 años.

Y de todos estos casos, se estima que entre el 50% y el 70% corresponden al Alzheimer, una enfermedad neurodegenerativa que conforma uno de los trastornos más crueles de la naturaleza. Una patología que no dispone de cura y que ocasiona un grave deterioro de la memoria y de las habilidades cognitivas para, en última instancia, cuando el cerebro, debido a la afectación a las neuronas, ya no es capaz de mantener las funciones vitales estables, provocar la muerte de la persona.

Resulta triste pensar en cómo, pese a ser la forma de demencia más común en el mundo, sigue siendo uno de los grandes desconocidos para la Medicina. Por ello, todo lo que podemos hacer ahora es conocer la manifestación de esta enfermedad para que, en caso de que la vida nos ponga en la situación de cuidar a un ser querido con Alzheimer, sepamos cómo va a evolucionar la situación.

Por ello y con esta voluntad, en el artículo de hoy y de la mano de las más prestigiosas publicaciones científicas, vamos a, además de definir exactamente las bases clínicas de la enfermedad de Alzheimer, describir las características de cada una de las etapas o fases de esta patología, pues en el Alzheimer, el deterioro cognitivo se presenta en forma de estadíos sucesivos. Veamos su naturaleza.

¿Qué es el Alzheimer?

El Alzheimer es una enfermedad neurológica que constituye la principal causa de demencia en el mundo y que se basa en el progresivo deterioro de las neuronas cerebrales. Se trata de una patología en la que estas células nerviosas del cerebro van degenerándose poco a poco hasta morir, una condición que da lugar a la sintomatología tradicional del trastorno.

Esta enfermedad, responsable de entre el 50% y el 70% de los casos de demencia, provoca una lenta pero continua pérdida de la capacidad mental que, a su vez, se manifiesta con daños en las habilidades físicas, conductuales, cognitivas y sociales. Apareciendo prácticamente siempre después de los 65 años, el Alzheimer hace que el paciente pierda la capacidad de vivir de forma autónoma.

El Alzheimer, tras varios años de afectación, provoca un deterioro grave de la memoria (primero de la memoria a corto plazo y, ya en etapas avanzadas, de la memoria a largo plazo), de la conducta, del control de las emociones, de la sociabilidad, del razonamiento, del habla, de las aptitudes físicas, de la orientación, de la comprensión, del razonamiento… Y, cuando el daño neurológico es tan severo que el cerebro ya ni siquiera puede mantener las funciones vitales estables, causa la muerte de la persona.

Alzheimer qué es

Y aunque sabemos que existen diferentes factores de riesgo que incrementan las probabilidades de sufrir esta enfermedad, sus causas exactas son un misterio. No conocemos el origen exacto de esta patología. Es decir, no sabemos por qué unas personas la desarrollan y otras no. Y esto es un gran problema, pues nos impide desarrollar estrategias de prevención.

Además, como sucede con, por desgracia, el resto de enfermedades neurológicas, el Alzheimer no tiene cura. Es cierto que actualmente existen medicamentos y fármacos que ayudan a mejorar los síntomas temporalmente para, básicamente, lograr que la persona mantenga su independencia y autonomía el mayor tiempo posible.

Pero, más allá de esto, no hay ninguna manera de impedir que la enfermedad del Alzheimer progrese hasta el desenlace fatídico. De ahí que, por encima de todo, lo más importante sea estar preparado y saber qué nos deparará una situación así. Y en este contexto, no hay nada mejor que saber cómo va a progresar y por qué etapas va a pasar esta enfermedad. Y esto es lo que vamos a ver ahora.

¿Cuáles son las fases del Alzheimer?

El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa. Y como tal, se basa en un deterioro progresivo de las neuronas cerebrales. Y este daño lento pero continuo se traduce en afectaciones en el estado cognitivo que hace que se puedan diferenciar distintas etapas en función de cuáles son los síntomas y manifestaciones clínicas. Y a continuación, vamos a analizar precisamente esto. Veamos cuáles son las fases o estadíos del Alzheimer.

1. Alzheimer presintomático

La enfermedad de Alzheimer empieza mucho tiempo antes de los primeros síntomas. También conocida como etapa preclínica, esta fase solo puede diagnosticarse o detectarse mediante tareas de investigación neurológica, a través de la identificación de la beta amiloide, una proteína distintiva de la enfermedad.

Y es que ni la persona ni su entorno percibirán ningún cambio a nivel cognitivo ni ninguna señal clínica. Esta primera fase puede durar varios años e incluso décadas, por lo que gran parte de la investigación en este ámbito se basa en encontrar nuevos biomarcadores y proteínas y desarrollar estudios genéticos que permitan identificar el Alzheimer en este primer estadío. Todo esto permitiría avanzar en el tratamiento de esta enfermedad.

Alzheimer presintomático

2. Deterioro cognitivo leve

Por deterioro cognitivo leve entendemos todas aquellas alteraciones en las habilidades de pensamiento y en la memoria presentes en las personas de la tercera edad. Se basa en cambios sutiles en la cognición que, si bien son propias del envejecimiento, también pueden ser señal de que el Alzheimer ha pasado de estar en la fase preclínica para comenzar a dar síntomas.

Sea como sea, se trata del conjunto de signos vinculados especialmente a lapsos de memoria que, además de que no resultan extraños para la persona ni para su entorno ya que se interpretan como algo propio de la edad por el simple envejecimiento neurológico, todavía no se consideran relevantes ni distintos del Alzheimer. No todas las personas con deterioro cognitivo leve tienen Alzheimer.

De todos modo, hay que estar alerta a estas señales, pues en caso de que, por desgracia, se trate de esta enfermedad, irán apareciendo otros síntomas en esta etapa tales como dificultad para determinar los pasos necesarios para completar una tarea o problemas para juzgar el tiempo que necesita para hacer algo. Si es Alzheimer, después de esta etapa clínicamente poco relevante, entraremos en las tres etapas que sí que son definitorias de la misma.

3. Alzheimer leve

El Alzheimer leve es la primera etapa de plena relevancia clínica y aquella en la que se diagnostican la mayoría de casos de Alzheimer. La enfermedad se hace evidente tanto para los médicos como para el entorno del paciente, que ven claras señales de pérdida de memoria y de habilidades cognitivas que están haciendo que tenga problemas para desenvolverse en su día a día.

Sea como sea, en esta fase leve, los síntomas son menos intensos y, a menudo, difíciles de percibir. Se trata de las primeras manifestaciones de debilitación cognitiva, con problemas que se limitan básicamente a dificultades para recordar tareas diarias y para mantener la plena autonomía e independencia. Esta etapa dura aproximadamente unos 3 años desde el inicio. La principal pérdida cognitiva se produce en la memoria a corto plazo.

Además, el paciente puede experimentar otras señales tales como cambios de personalidad (especialmente mostrarse irritables cuando normalmente no han tenido esta actitud, percibirse poco motivadas por cosas que le gustaban, verse como socialmente inaccesibles…), problemas para expresar sus pensamientos y organizar sus ideas, dificultades para resolver problemas, pérdida de memoria a corto plazo (es común que hagan la misma pregunta varias veces en un corto lapso de tiempo), tendencia a perder cosas, problemas para orientarse y tendencia a perderse.

Alzheimer leve

4. Alzheimer moderado

Tras esta etapa leve, se entra inevitablemente en la fase de Alzheimer moderado, aquella en la que los síntomas clínicos se hacen más intensos, por lo que se observa una importante pérdida de la autonomía, requiriendo del cuidado diario por parte de familiares o de cuidadores personales. Este estadío suele durar entre 3 y 5 años y las pérdidas cognitivas más importantes se producen a nivel de habilidades comunicativas, orientación en el espacio y capacidades manuales.

En este sentido, el paciente va a mostrarse cada vez más confundido (a nivel tanto espacial como temporal), presentarán una pérdida de memoria cada vez mayor (ya que empezará a verse afectada la memoria a largo plazo, por lo que olvidará detalles importantes de su vida e inventará historias para llenar los espacios vacíos en su memoria), mostrarán cambios más pronunciados en su personalidad, se comportarán de forma inusual y, como hemos dicho, perderán en gran medida la autonomía.

5. Alzheimer grave

Y tras esta etapa moderada, entramos, por desgracia, en la última fase de la enfermedad. El Alzheimer grave designa la última y más severa etapa de la patología, la cual, con una duración de unos 7 años, se fundamenta en la pérdida de la memoria a largo plazo, la afectación total a la personalidad, la pérdida de los sentidos, la pérdida de la organización del tiempo y de la pérdida de la capacidad de locomoción.

Durante esta etapa, pues, se pierden totalmente las habilidades físicas, sensoriales y cognitivas. El paciente no se comunica, ha perdido su memoria a corto y largo plazo (sus recuerdos se han desvanecido casi por completo), sus capacidades físicas han mermado enormemente y ya no dispone, en absoluto, de autonomía. Y, por desgracia, el fatídico desenlace llega cuando el cerebro es incapaz de mantener estables las funciones vitales y el paciente fallece a causa de la enfermedad.

Alzheimer grave
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies