Los 12 tipos de demencia (causas y síntomas)

La demencia es toda aquella enfermedad que altera de forma grave la memoria, el pensamiento y las habilidades sociales. Veamos cuáles son las características clínicas de las patologías asociadas.
Tipos demencia

Cada año en el mundo se diagnostican más de 8 millones de nuevos casos de demencia, cosa que hace que se estime que actualmente 50 millones de personas sufran de esta condición clínica que altera gravemente la memoria, el pensamiento y las habilidades sociales hasta el punto de interferir enormemente en su vida.

Por desgracia y como sucede con todos aquellos trastornos que, de una forma u otra, afectan a la química del cerebro y a la salud mental, hay mucho estigma, tabúes y miedos alrededor de la demencia. Pero hay que hablar de ella, pues la demencia es la principal causa de incapacidad en la tercera edad a largo plazo.

Los estudios indican que, a partir de los 65-70 años, afecta al 2% de las personas, cifra que se incrementa en mayores de 80 años, donde la incidencia es de más del 20%. Por ello, es importante comprender la naturaleza de una enfermedad que, desgraciadamente, afecta a muchas personas en el mundo.

En el artículo de hoy y de la mano de las más recientes y prestigiosas publicaciones científicas (te animamos a consultarlas al final del artículo para profundizar en aquello que necesites), exploraremos la naturaleza de la demencia, definiendo la enfermedad en sí y viendo las características clínicas de las patologías asociadas a ella. Empecemos.

¿Qué es la demencia?

La demencia es toda aquella enfermedad vinculada a daños a nivel neurológico en la que la persona ve afectada su memoria, pensamiento, habilidades sociales, razonamiento, comportamiento, comprensión, habla, compresión, orientación, coordinación y control de las emociones; dando lugar así a una neurodegeneración que impide que el afectado lleve una vida autónoma.

En este sentido, la demencia no es una enfermedad como tal, sino un concepto que permite englobar a distintas enfermedades que cursan con las manifestaciones que hemos comentado y que, salvo excepciones que veremos, suelen manifestarse en una edad avanzada. Como hemos dicho, la demencia es la principal causa de incapacidad en personas mayores.

Y más allá de los cambios cognitivos que hemos visto, la demencia se manifiesta también con cambios psicológicos tales como alteraciones de la personalidad, alucinaciones, agitación, comportamientos inapropiados, depresión, ansiedad e incluso paranoia.

La demencia aparece siempre por daños a nivel cerebral o por una degeneración progresiva más o menos veloz de las neuronas cerebrales, situaciones que hacen que las comunicaciones químicas dentro del cerebro se vean cada vez más amenazadas. Y en función del área cerebral afectada, la demencia tendrá un impacto concreto en la persona.

Existen trastornos que, de forma transitoria y reversible, pueden provocar síntomas similares a los de una demencia, como por ejemplo infecciones, efectos secundarios de medicamentos, hipoxia, envenenamientos, tumores cerebrales, etc, pero para que una patología pueda ser considerada una demencia, esta debe ser progresiva e irreversible.

Y en base a esta premisa, ya estamos preparados para ver qué enfermedades constituyen el grupo de los trastornos que conocemos como demencia, al causar una pérdida progresiva e irreversible de las funciones mentales lo suficientemente grave como para que el día a día de la persona (e incluso su vida) se vea amenazado.

¿Cuáles son las principales causas de demencia?

Al tratarse de un grupo heterogéneo de enfermedades, no es tan sencillo como parece determinar exactamente las patologías que pueden ser consideradas demencias (se han descrito más de 100 enfermedades que podían estar asociadas a la demencia). Aun así, nosotros hemos recogido aquellas en las que hay más consenso. Veamos, pues, cuáles son las demencias más frecuentes del mundo.

1. Enfermedad de Alzheimer

El Alzheimer es la principal causa de demencia en el mundo. De hecho, se estima que entre el 50% y el 75% de los casos de demencia están asociados a él. El Alzheimer es un trastorno neurológico caracterizado por un progresivo deterioro de las neuronas cerebrales.

Apareciendo siempre después de los 65 años, esta lenta pero continua neurodegeneración provoca una pérdida de la capacidad mental, de la memoria, de las habilidades físicas, de la conducta, del razonamiento, de la sociabilidad y, finalmente, cuando el deterioro de las células cerebrales es demasiado grave, del mantenimiento de las funciones vitales. En ese momento, el paciente muere a causa de la neurodegeneración.

Por desgracia, no existe cura, no sabemos las causas y lo único que pueden hacer los medicamentos actuales es mejorar temporalmente la sintomatología para que la persona pueda, al menos, mantener su autonomía el mayor tiempo posible.

Enfermedad Alzheimer

2. Demencia vascular

La demencia vascular es la segunda principal causa de demencia en el mundo, siendo responsable de entre el 20% y el 30% de los casos. En este caso, los cambios cognitivos y psicológicos vinculados a la demencia no surgen por una neurodegeneración propiamente dicha, sino por daños en los vasos sanguíneos que suministran sangre al cerebro y, por lo tanto, que dan oxígeno y nutrientes a las neuronas.

Se trata de una demencia no de origen neurológico, sino de origen cardiovascular. Los problemas en los vasos sanguíneos (generalmente un endurecimiento de las arterias o derrames cerebrales) dañan el cerebro de distintas maneras, por lo que la naturaleza y progreso de esta enfermedad es menos previsible que el Alzheimer.

Se trata del único tipo de demencia que realmente puede prevenirse, pues los hábitos de vida saludable reducen mucho el riesgo de que suframos accidentes cerebrovasculares que provoquen esta falta de irrigación sanguínea y los consecuentes daños neurológicos que, en ocasiones, pueden derivar en demencia. La pérdida de memoria no es tan notoria, pero sí los otros síntomas cognitivos y psicológicos.

3. Demencia con cuerpos de Lewy

La demencia con cuerpos de Lewy es la tercera principal causa de demencia, siendo responsable de entre el 10% y el 25% de los casos. Se trata de una enfermedad provocada por la degeneración y muerte de las neuronas cerebrales, con la particularidad de que se observa la presencia de unas proteínas esféricas anormales llamadas cuerpos de Lewy, las cuales se desarrollan dentro de las neuronas.

Se cree que son estas proteínas extrañas con forma de globo las que provocan la progresiva muerte de las células nerviosas. El progreso de la enfermedad es más rápido que en el Alzheimer y, por desgracia, no conocemos ni sus causas ni factores de riesgo asociados ni disponemos de tratamiento.

4. Demencia frontotemporal

La demencia frontotemporal es la cuarta principal causa de demencia, siendo responsable de entre el 10% y el 15% de los casos. Se trata de una forma de demencia que surge a causa de la neurodegeneración de las neuronas y consecuente pérdida de conexiones nerviosas en los lóbulos frontal y temporal del cerebro. De ahí el nombre.

También conocida como enfermedad de Pick, la demencia frontotemporal es aquella que afecta especialmente al lenguaje, juicio, pensamiento y personalidad y es la más común en pacientes con edades entre 45 y 65 años, por lo que surge antes que el Alzheimer.

5. Creutzfeldt-Jakob

Dejamos el grupo de las causas más frecuentes de demencia y pasamos a hablar de aquellas patologías que, ya sea porque son poco frecuentes o porque raramente dan síntomas de demencia, son menos relevantes a nivel de salud pública. Y empezamos con Creutzfeldt-Jakob, la enfermedad más letal del mundo. La única con un 100% de letalidad.

Es muy extraña, pues su incidencia es de menos de 1 caso por cada 1.000.000 de habitantes. La enfermedad está causada por un prión, el tipo de patógeno más sencillo de la naturaleza, siendo simplemente una proteína con capacidad infectiva.

El prión puede “infectarnos” a través del consumo de carne infectada con la proteína, aunque esto no es lo más común. Lo más frecuente es que nosotros mismos, debido a errores genéticos (heredados o no), desarrollemos estos priones, que son formas anómalas (e insolubles) de proteínas sanas de nuestro cuerpo. Los priones se acumulan en las neuronas y convierten a las proteínas sanas en nuevos priones, causando así un rápido deterioro mental que da lugar a la demencia y, después de unos 6 meses del primer síntoma, a la muerte.

Creutzfeldt-Jakob

6. Demencia vinculada al alcohol

La demencia vinculada al alcohol es, como su propio nombre indica, aquella forma de demencia en la que el daño neurológico está causado por el consumo excesivo de alcohol. Todavía no sabemos si esto es debido al propio efecto tóxico del alcohol, a la falta de tiamina (vitamina B1) debido a las carencias nutricionales que las personas alcohólicas suelen tener o incluso a ambos factores.

Sea como sea, lo que está claro es que las personas alcohólicas están en riesgo de sufrir daños neurológicos irreversibles que cumplen con los síntomas cognitivos y psicológicos de la demencia. Por ello, es importante pedir ayuda cuando el problema todavía es reversible.

7. Demencia vinculada al SIDA

La demencia vinculada al SIDA es aquella forma de demencia que surge en personas que han desarrollado la enfermedad causada por el virus del VIH. Esta forma de demencia aparece por complejas interacciones entre síntomas mentales y neurológicos. No todas las personas con SIDA desarrollarán demencia, pero algunas sí. De hecho, el 7% de los pacientes en etapas avanzadas sin recibir medicación antirretroviral la desarrollan. En este sentido, la demencia asociada al SIDA es relativamente prevenible con los medicamentos antivíricos.

8. Demencia mixta

La demencia mixta es un concepto que hace referencia a que una persona con demencia sufre dicha demencia como consecuencia de la combinación de varias de las enfermedades que hemos visto, por ejemplo, demencia vinculada al alcohol y Alzheimer. Es importante estudiar las interrelaciones entre patologías para saber cómo abordar clínicamente la demencia.

9. Enfermedad de Huntington

La enfermedad o corea de Huntington es un trastorno genético y hereditario en el que, debido a errores en distintos genes, se produce un progresivo deterioro de las neuronas cerebrales, cosa que deriva en los síntomas cognitivos y psicológicos propios de la demencia. En este caso, la enfermedad se manifiesta alrededor de los 30-40 años. Y, pese a que no tenga cura, afortunadamente los medicamentos actuales mejoran la sintomatología tanto en lo que a manifestaciones físicas como psiquiátricas se refiere.

Huntington

10. Encefalopatía traumática crónica

La encefalopatía traumática crónica hace referencia a aquella forma de demencia que tiene un origen traumatológico. En este sentido, los cambios cognitivos y psicológicos aparecen por repetitivos traumatismos craneales. Las manifestaciones de demencia pueden no aparecer hasta años después, pero esta acumulación de traumatismos y consecuentes daños estructurales en el cerebro incrementa el riesgo de que surjan.

11. Demencia por enfermedad de Parkinson

El Parkinson es una enfermedad neurológica que, como sabemos, afecta a las habilidades motoras a causa de una progresiva degeneración del sistema nervioso. Al principio, se manifiesta con temblor en las manos; pero es en las etapas más avanzadas, cuando su capacidad de control muscular está más afectada, que puede surgir, en algunos casos, la demencia. En caso de que aparezca, su naturaleza es muy similar a la del Alzheimer, aunque la memoria puede permanecer intacta.

12. Demencia multiinfarto

La demencia multiinfarto es aquella que se desarrolla después de varios episodios de ictus, accidentes cerebrovasculares o infartos cerebrales, los cuales pueden incluso ser asintomáticos pero dejar regiones cerebrales dañadas que, eventualmente y como secuela, pueden dar lugar a la aparición brusca de la demencia.

Demencia multiinfarto
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies