Estrés y Cáncer: ¿cómo se relacionan?

Se ha investigado mucho acerca de la relación existente entre estrés y enfermedad. Aunque no está claro que el estrés tenga un papel en el origen del cáncer, sí se conoce que los pacientes oncológicos sufren elevados niveles de estrés.

estres-cancer

El cáncer es una de las enfermedades que más vidas se cobra en la actualidad. No existe un único tipo de cáncer, sino que se han identificado hasta cien variables distintas. Actualmente existe tratamiento para esta enfermedad, pero este no es exitoso en todos los casos, ya que la eficacia depende de factores muy diversos, como la edad y genética del paciente, el tipo de cáncer, la precocidad del diagnóstico, entre otros.

Aún existen muchas incógnitas en torno a esta enfermedad. Afortunadamente, a lo largo de los años las opciones terapéuticas han ido adquiriendo mejoras y son más avanzadas que hace unos años. De igual forma, también se han podido identificar factores de riesgo asociados con el desarrollo de la enfermedad, lo que puede contribuir a prevenir su aparición fomentando, entre otras cosas, hábitos de vida saludables.

La agenda pendiente del cáncer

A pesar de todo, aún queda mucho por hacer y el cáncer continúa cobrándose muchas vidas. El tratamiento de la enfermedad puede llegar a ser muy prolongado en el tiempo, por lo que el paciente puede verse ante una situación muy desgastante a nivel emocional y puede existir un sufrimiento psicológico importante que debe ser atendido.

Por este motivo, ha ido surgiendo la necesidad de ofrecer no solo un tratamiento médico para atacar la enfermedad en sí misma, sino también un apoyo profesional que favorezca el afrontamiento de esta realidad cuando, por desgracia, aparece en la propia vida o en la de alguien muy cercano. En este sentido, el concepto de estrés ha comenzado a relacionarse estrechamente con esta enfermedad. Así, han sido muchas las investigaciones que han tratado de esclarecer la relación que existe entre cáncer y estrés.

Por un lado, se ha intentado conocer si sufrir estrés puede constituir un factor de riesgo para enfermar de cáncer. Por otro lado, se ha tratado de entender cómo el estrés afecta a los pacientes que ya han desarrollado esta devastadora enfermedad y se encuentran luchando contra ella. Aunque se trata de un asunto que entraña una enorme complejidad, en este artículo vamos a tratar de dar algunas pinceladas para entender qué se conoce actualmente respecto a esta curiosa relación.

¿Qué es el estrés?

En primer lugar, cabe definir qué es exactamente el estrés. Este se puede definir como el mecanismo de respuesta que se activa en nuestro organismo ante una situación amenazante o compleja. Cuando se produce el estrés, todo el cuerpo se prepara para hacer frente al peligro, de manera que el corazón late más deprisa, la presión sanguínea aumenta, los músculos se tensan, se detienen funciones fisiológicas que no son urgentes, etc.

A pesar de su mala fama, la respuesta de estrés ha sido y es necesaria para nuestra supervivencia como especie. Gracias a ella, somos capaces de reaccionar y superar la adversidad. En la sociedad moderna, las fuentes de estrés cotidianas activan esa cascada de cambios fisiológicos: el trabajo, los atascos, las preocupaciones económicas, las relaciones personales, la posibilidad de sufrir una enfermedad… entre otras muchas.

Cuando el estrés aparece con una intensidad moderada en momentos puntuales este resulta adaptativo. Gracias a él rendimos mejor en el trabajo, en los estudios, encontramos soluciones a los conflictos, etc. Sin embargo, cuando nos sentimos estresados de manera desproporcionadamente intensa o permanente, esto puede suponer una enorme sobrecarga para nuestro organismo, ocasionando daños físicos y psicológicos en la persona. De esta forma, dejamos de ser funcionales, nos bloqueamos y nos hacemos más vulnerables.

estres-que-es

¿Qué es el cáncer?

El cáncer es una enfermedad grave en la que algunas células del cuerpo comienzan a multiplicarse de manera descontrolada, pudiendo extenderse y diseminarse por diversas partes del organismo. En las personas sanas, las células se forman y multiplican, un proceso que se conoce como división celular. Así, se van formando nuevas células a medida que el cuerpo las requiere.

Cuando estas envejecen o se dañan, mueren y son reemplazadas por otras nuevas. En el cáncer este proceso se ve alterado, de manera que las células dañadas no mueren, sino que comienzan a multiplicarse a pesar de que no deberían hacerlo. De esta forma, estas pueden llegar a configurar bultos de tejido que se conocen como tumores, los cuales pueden ser malignos y cancerosos o benignos y no cancerosos.

El cáncer puede progresar si no se recibe tratamiento, de forma que los tumores comienzan a invadir los tejidos cercanos. Las células pueden también viajar a otras partes del cuerpo y formar nuevos tumores, proceso que se conoce como metástasis.

que-es-cancer

¿Cuál es la relación entre el estrés y el cáncer?

Cuando experimentamos estrés, en nuestro cuerpo se activa el sistema simpático adrenal y el eje límbico-hipotálamo-hipófisis-suprarrenal (HPA) lo que genera un aumento de ciertas sustancias como la noradrenalina, adrenalina y cortisol. Estas desencadenan una cascada de cambios fisiológicos en los diferentes sistemas del organismo, lo que permite que el cuerpo se prepare para responder a la situación amenazante. Así, aumenta nuestra presión arterial, aumentan los niveles de glucosa y el sistema inmune se debilita temporalmente.

Los estudios experimentales con modelos animales parecen haber demostrado que el estrés es un factor que contribuye al crecimiento y la propagación tumoral. Sin embargo, en pacientes humanos esta evidencia no parece tan clara. Las investigaciones que se han realizado para averiguar si el estrés tiene un papel en la aparición del cáncer han arrojado resultados contradictorios, por lo que no se pueden extraer conclusiones firmes en esta dirección.

Se ha planteado que las posibles relaciones encontradas entre estrés psicológico y cáncer podrían deberse a diferentes variables moduladoras. Por ejemplo, las personas con altos niveles de estrés pueden tender a fumar o beber más, sustancias que se sabe aumentan la probabilidad de enfermar de cáncer, lo que podría explicar esta asociación en algunos estudios.

Lo que sí se sabe con seguridad es que recibir un diagnóstico de cáncer supone un evento de enorme afectación emocional. Así, alrededor del 20% de pacientes sufren problemas de ansiedad, especialmente cuando el diagnóstico es reciente, son jóvenes, viven solos o padecen problemas económicos. El estrés postraumático también es más común entre estos pacientes que en la población general, con un marcado temor a la recurrencia de la enfermedad en hasta el 80% de ellos.

No cabe duda de que el cáncer implica profundas alteraciones emocionales, con un impacto notable en la calidad de vida de los pacientes y sus familias. Por tanto, parece necesario que las personas con esta enfermedad reciban la ayuda de profesionales de salud mental que les brinden su acompañamiento durante y después de su tratamiento.

como-se-relaciona-cancer-estres

Cómo manejar el estrés en pacientes con cáncer

El contexto hospitalario en el que se encuentran los pacientes enfermos de cáncer es indudablemente un entorno altamente estresante. Recibir un diagnóstico de cáncer supone un duro trance en el que el estrés se convierte en un compañero habitual. El primer paso para manejar el estrés en pacientes con cáncer es partir de la aceptación. Aceptar que se tiene una enfermedad grave y que es natural sentir tristeza, rabia, angustia, impotencia. Normalizar estos estados emocionales y no sentir culpa por ello ni obligarse a sentir otra cosa.

Inevitablemente, la llegada de esta enfermedad da un vuelvo a las relaciones y la vida del paciente y sus seres queridos. La incertidumbre, los efectos secundarios del tratamiento, las citas médicas… suponen una vorágine de acontecimientos difíciles de digerir. En el manejo del estrés en estos casos es altamente recomendable realizar ejercicios de relajación, reservando unos minutos diarios (en la medida de lo posible) para cerrar los ojos, colocarse en una postura cómoda y realizar respiración abdominal.

El ejercicio físico es otro pilar importante en este sentido. Caminar es un buen método para liberar estrés en los pacientes, así como otras actividades deportivas que físicamente sean viables para el paciente en cuestión. Practicar ejercicio también es de ayuda para favorecer el descanso. Dormir es otro de los aspectos que más se deben cuidar durante el tratamiento del cáncer.

Un buen descanso es clave para estar más calmados y enérgicos para lidiar con la enfermedad y mantener una actitud esperanzadora. Para evitar que la ansiedad haga acto de presencia antes de dormir, es importante alejarse de pantallas brillantes, no tomar sustancias o fármacos excitantes y utilizar medios como la música relajante para lograr calma.

Rodearse de los seres queridos también es un aspecto que puede ser de gran ayuda para el paciente. La interacción social y el apoyo de las personas de confianza es un gran aliado contra el estrés durante toda la enfermedad. En la medida de lo posible, realizar actividades gratificantes con ellos puede servir para encontrar un tiempo de respiro y desconexión en medio de todo el estrés que supone el tratamiento.

Para algunas personas, el estrés también se puede canalizar mediante actividades como la escritura. Por ejemplo, se puede optar por escribir un diario personal, en el que se plasma el día a día, las reflexiones que van surgiendo, los sentimientos que se experimentan a lo largo del proceso, etc. De esta manera, se da un canal de salida al malestar psicológico.

En algunos casos, también puede ser beneficioso formar parte de grupos de apoyo. En ellos, se puede conocer e interactuar con otros pacientes que también están en tratamiento contra el cáncer. Esto puede ayudar a compartir experiencias, sentirse arropado y comprendido por gente que está pasando por una experiencia similar a la propia.

paciente-cancer
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies