¿Qué es la Psicooncología? Cáncer y salud emocional

El cáncer y su tratamiento conlleva un fuerte impacto en el paciente y su entorno. La Psicología se ha puesto al servicio de los afectados por esta enfermedad, naciendo así el ámbito de la Psicooncología.
Qué es Psicooncología

El cáncer es una de las enfermedades que más vidas se cobra en la actualidad. No existe un único tipo de cáncer, sino que se han identificado hasta cien variables distintas. Actualmente existe tratamiento para esta enfermedad, pero este no es exitoso en todos los casos, ya que la eficacia depende de factores muy diversos, como la edad y genética del paciente, el tipo de cáncer, la precocidad del diagnóstico, entre otros.

Aún existen muchas incógnitas en torno a esta enfermedad. Afortunadamente, a lo largo de los años las opciones terapéuticas han ido adquiriendo mejoras y son más avanzadas que hace unos años. De igual forma, también se han podido identificar factores de riesgo asociados con el desarrollo de la enfermedad, lo que puede contribuir a prevenir su aparición fomentando, entre otras cosas, hábitos de vida saludables.

A pesar de todo, aún queda mucho por hacer y el cáncer continúa cobrándose muchas vidas. El tratamiento de la enfermedad puede llegar a ser muy prolongado en el tiempo, por lo que el paciente puede verse ante una situación muy desgastante a nivel emocional y puede existir un sufrimiento psicológico importante que debe ser atendido.

Por este motivo, ha ido surgiendo la necesidad de ofrecer no solo un tratamiento médico para atacar la enfermedad en sí misma, sino también un apoyo profesional que favorezca el afrontamiento de esta realidad cuando, por desgracia, aparece en la propia vida o en la de alguien muy cercano. Es en este contexto donde ha aparecido el ámbito de la psicooncología. En este artículo vamos a tratar de conocer qué es la psicooncología, de qué forma apoya a los pacientes de cáncer y qué rol juega el profesional especializado en esta vertiente de la psicología.

¿Qué es la Psicooncología?

La psicooncología es una especialidad enmarcada dentro de la Psicología de la salud. Su finalidad es la de poder atender a los pacientes de cáncer y sus familias, con el objetivo de ayudarles a sobrellevar el proceso de enfermedad desde una perspectiva psicológica. Además, este ámbito también se ocupa de brindar apoyo profesional al personal sanitario especializado en oncología, con el fin de evitar su desgaste laboral.

Se conoce que entre los pacientes oncológicos existen elevados niveles de ansiedad y depresión. Esto no es sorprendente, ya que se trata de una enfermedad con un fuerte impacto no solo físico, sino también emocional y social. El cáncer marca un antes y un después en la vida del paciente, cuya calidad de vida desciende abruptamente. La persona afectada por un diagnóstico de cáncer debe afrontar un futuro próximo lleno de temores e incertidumbre.

Además, la enfermedad obliga al paciente a reordenar su vida, sus prioridades y relaciones. El entorno ante esta realidad también afronta un desafío, ya que además de gestionar su propio dolor por la enfermedad de su allegado deben mostrarse como un apoyo sólido para el enfermo.

Por todo ello, la psicooncología se presenta como una disciplina indispensable, ya que proporciona apoyo emocional y suaviza el impacto que la enfermedad tiene en el paciente y su entorno. Para ello, brinda a las personas afectadas habilidades de afrontamiento que contribuyan al manejo y adaptación a la enfermedad. Igualmente, contribuye a fortalecer la adhesión al tratamiento médico y actúa como un canal conector entre el equipo médico y el paciente y su entorno. El objetivo último de todo ello es que la persona enferma y su familia puedan tener una calidad de vida aceptable a pesar de su situación.

Psicooncología

¿Cómo interviene la Psicooncología en las diferentes fases del cáncer?

Como adelantamos al principio, el cáncer es una enfermedad que puede prolongarse en el tiempo. Su duración y carácter progresivo hace que puedan diferenciarse distintas etapas. La psicooncología está presente en todas ellas, abordando las necesidades específicas de cada una. Veamos cuáles son:

1. El diagnóstico

Al igual que ocurre cuando recibimos una noticia muy impactante y dolorosa, los primeros momentos tras conocer un diagnóstico de cáncer en primera persona o en alguien cercano se caracterizan por el bloqueo. Esta fase inicial de shock se produce ya que la persona es incapaz de asimilar de forma inmediata lo que está sucediendo debido a su magnitud.

La fase de shock tiene una duración variable dependiendo de cada persona, ya que no todos seguimos los mismos tiempos. Una vez que esta primera reacción empieza a revertir, aparecen en su lugar sentimientos muy intensos de rabia, tristeza, ansiedad e indefensión. En estos primeros momentos, la labor del psicólogo ha de ser la de brindar apoyo emocional y estrategias de afrontamiento al paciente y sus allegados para comenzar a asumir la realidad que se les acaba de presentar.

2. El tratamiento

Los tratamientos para el cáncer se caracterizan por ser muy agresivos. Implican dolor, malestar y molestias. La gran cantidad de efectos secundarios que acarrean pueden dificultar la adherencia al tratamiento médico y repercutir en el estado psicológico del paciente. En este punto el psicólogo debe tratar de afianzar la adherencia al tratamiento y brindar apoyo y estrategias para el manejo psicológico del dolor y las molestias.

Psicooncología tratamiento

3. La remisión

Aunque el paciente se haya recuperado, no termina aquí la labor del psicólogo. El cáncer es una enfermedad en la que es habitual la existencia de recaídas. Por esta razón, es habitual que tras la recuperación el paciente y su entorno sientan miedo respecto a la posibilidad de que la enfermedad vuelva a aparecer. El papel del psicólogo en esta fase pasa por reforzar el vínculo terapéutico con el paciente, con el fin de acompañarle en el proceso de vuelta a la normalidad. También será importante trabajar esos miedos y temores habituales.

En este punto el psicólogo puede ayudar al paciente a retomar su rutina normal, marcarse los primeros objetivos a cumplir, cuestiones pendientes que la enfermedad le obligó a posponer, etc. Tras una estancia prolongada en el hospital, muchas personas encuentran dificultad a la hora de adaptarse de nuevo a su vida cotidiana, por lo que la figura del psicólogo en esta fase es especialmente importante.

4. La recaída

Por desgracia, en muchos casos la enfermedad puede volver a aparecer tras una recuperación. En este caso, la persona vive reacciones muy intensas de rabia e impotencia. Además, la diferencia respecto a un primer diagnóstico es que ya conoce de antemano la dureza del tratamiento y sus implicaciones, por lo que esa anticipación hace que el sufrimiento pueda ser incluso más intenso la primera vez.

El hecho de volver a revivir una experiencia tan dolorosa puede generar grandes sentimientos de indefensión y desesperanza, por lo que el rol del psicólogo en este punto implica el abordaje de posibles trastornos ansiosos y depresivos.

5. La fase terminal

Cuando ya no existe posibilidad alguna de recuperación, el paciente oncológico debe recibir cuidados paliativos. Estos ya no consisten en un tratamiento curativo, sino en una serie de atenciones que permiten al enfermo transitar hacia la muerte de forma serena y sin sufrimiento. En este punto, los pacientes suelen sentir mucho temor al dolor y a la muerte. También aparecen necesidades propias del final de la vida, relacionadas con la espiritualidad. De igual manera, el enfermo puede desear cerrar las despedidas con sus seres queridos y tener momentos especiales para ello.

El psicólogo aquí debe acompañar al paciente en todo este proceso, trabajando sus miedos respecto al dolor, valorando cómo le gustaría despedirse, ayudarle a reflexionar sobre de qué forma le gustaría dejar su recuerdo en el mundo cuando ya no esté, etc.

Psicooncología terminal

6. Fallecimiento

El psicólogo en esta fase debe acompañar al paciente en los momentos previos a su muerte, transmitirle tranquilidad de forma que se sienta arropado y tranquilo. En esta fase el trabajo más complejo será con la familia, ya que esta debe ser atendida con el fin de prevenir un duelo patológico. El duelo patológico implica que los seres queridos no lleguen a aceptar o integrar la realidad de la muerte del paciente, generando importantes consecuencias en su salud mental. Para evitar esto, es importante que un profesional les acompañe en el proceso de elaboración del duelo desde el momento en el que se conoce que la enfermedad no podrá curarse.

7. Duelo

Una vez que el paciente fallece, el psicólogo debe brindar acompañamiento a la familia. En estos momentos los seres queridos experimentan un profundo dolor y pueden encontrar dificultades para continuar su vida sin la persona que ha fallecido.

El profesional debe favorecer una transición hacia una nueva normalidad, en la que el ser querido que ha fallecido es recordado de una manera saludable. Es especialmente importante prevenir los llamados duelos congelados o complicados. Los primeros consisten en una incapacidad para manifestar ninguna emoción tras la pérdida del ser querido, por lo que el psicólogo deberá facilitar la ventilación emocional. Los segundos implican un estado de intensa angustia y tristeza que se prolonga en el tiempo, de manera que la persona no puede recuperarse tras la pérdida ni continuar con su vida normal.

Conclusiones

Como vemos, la psicooncología resulta crucial para garantizar el bienestar de los pacientes y sus seres queridos. Como disciplina ha experimentado un gran crecimiento en los últimos años, ya que se ha podido ver cómo las necesidades emocionales y espirituales de las personas enfermas de cáncer requieren ser cubiertas para ofrecer un tratamiento integral que garantice una buena calidad de vida en cada una de las fases de la enfermedad.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies