¿Cómo afrontar el primer paciente en terapia? 8 consejos para psicólogos novatos

Empezar a ejercer como psicólogo puede dar vértigo. Sin embargo, algunas claves pueden ayudar a dar el salto al ejercicio profesional con mayor seguridad y confianza.

como-afrontar-primer-paciente-terapia

Llevas muchos años estudiando en la universidad. Has conseguido tu título de psicólogo e incluso has realizado un máster para ampliar tu formación. Después de tanto esfuerzo delante de los libros, llega el momento de salir al mundo real y empezar a ejercer tu profesión. De pronto, sientes una enorme ansiedad. Te da miedo enfrentarte a tu primer paciente.

Entre los psicólogos recién graduados es común la sensación de tener muchos conocimientos pero pocas habilidades para lidiar con la práctica. Iniciarse en la psicoterapia puede vivirse como el salto a una piscina vacía. Aunque es necesario disponer de una adecuada base teórica para poder desempeñarse como psicólogo, también es cierto que la información de los libros es meramente orientativa. La realidad de los seres humanos es mucho más compleja y no puede reducirse a un puñado de síntomas.

Esto hace que los primeros momentos como profesional se vivan con enorme desconfianza e inseguridad. En los comienzos, es fácil cometer muchos errores y sentir que se avanza sin un rumbo claro. No te preocupes, necesitas tiempo y experiencia para conocerte, ampliar tus conocimientos prácticos y encontrar tu identidad como psicólogo. Con el tiempo, empezarás a ganar templanza y no sólo dejarás de sentirte inseguro, sino que podrás disfrutar de tu vocación. El miedo es una emoción normal ante lo desconocido. Al fin y al cabo, una persona te está confiando aspectos íntimos de su vida y eso suscita respeto y responsabilidad.

Tener conocimientos no siempre es sinónimo de ser buen profesional. Recuerda que, ante todo, debes actuar como un ser humano que está ante otro ser humano. Trata de ver personas, no síntomas y diagnósticos. Si tienes claro esto, solo necesitas ganar rodaje y experiencia para conseguir convertirte en el profesional que deseas. Como los comienzos son duros, en este artículo vamos a comentar algunas claves útiles que pueden ayudar a los psicólogos novatos que están iniciándose en la práctica profesional.

8 consejos para psicólogos novatos

A continuación, veremos algunos consejos útiles para los psicólogos que están dando sus primeros pasos en el ejercicio de la psicoterapia.

1. Normaliza y acepta el miedo

El miedo es una emoción desagradable, pero resulta necesaria para nuestra supervivencia. Cuando sentimos miedo, automáticamente nos ponemos en alerta para enfrentar un potencial peligro. Ante escenarios desconocidos es completamente normal estar asustado e inseguro. No sabemos qué nos vamos a encontrar en consulta y esa incertidumbre desata todas nuestras inseguridades.

Es crucial que normalices ese miedo y lo aceptes como parte del proceso de aprendizaje. Con el tiempo, este se irá disipando hasta desaparecer. Cuando tus inseguridades acechen, puede ayudarte recordar todos esos logros que has conseguido hasta la fecha. Echar la vista atrás y comprobar cuántos desafíos superados tienes a tus espaldas puede ayudarte a recordar tu valía como profesional.

2. Realiza todos los trámites administrativos y legales necesarios

Empezar a ejercer en psicología puede requerir ciertos trámites dependiendo del país. En el caso de España, los psicólogos que realizan su trabajo en el sector privado tienen la obligación de estar colegiados. Además, deben estar registrados como profesionales sanitarios. En caso de que decidas ser autónomo, tendrás que darte de alta como tal y también contar con un seguro de responsabilidad civil y un seguro de protección de datos.

De esta manera, estarás cumpliendo con todas tus obligaciones legales como profesional. Recuerda que tus pacientes siempre deben firmar el llamado consentimiento informado y que toda su información debe quedar correctamente plasmada en una historia clínica. Una historia clínica es un documento esencial para poder realizar un diagnóstico adecuado y, por consiguiente, llevar a cabo el tratamiento idóneo. En él deben reflejarse datos sobre el paciente como los siguientes:

  • Información general (nombre, apellidos, edad, sexo…)
  • Motivo de consulta
  • Inicio y factores que agraven síntomas y signos
  • Historia breve del problema
  • Historia familiar
  • Historia prenatal, perinatal y posnatal
  • Historia médica y antecedentes psicológicos/psiquiátricos

Hacerse con toda esta información es algo que rara vez se consigue en la primera sesión. Por lo general, se requiere tiempo y paciencia para que la persona pueda abrirse y exponer su situación de forma amplia. Lo más importante es que en tus primeras sesiones trates de vincular correctamente con esa persona, de forma que esta se sienta escuchada, comprendida y no juzgada. Este primer paso es clave para el curso posterior de la terapia.

consejos-psicologos-novatos

3. Hazte con los instrumentos de evaluación que necesites

La entrevista es la técnica estrella para recabar información sobre el paciente. Sin embargo, a veces es necesario explorar ciertas áreas de forma más profunda mediante el uso de instrumentos estandarizados. No se trata de que dispongas de un elevado número de pruebas. En función de tus objetivos, puedes hacerte con un par de pruebas básicas para empezar. Trata de valorar qué pruebas pueden ayudarte más en el proceso de evaluación de tus pacientes. Analiza cuáles se amoldan mejor a la población que vas a atender.

4. No olvides los aspectos éticos

Más allá de tus conocimientos, debes tener presente la importancia de actuar como un profesional ético. Todos los psicólogos deben siempre ejercer su labor dentro de los límites establecidos en el código deontológico. Salirse de estos límites implica trabajar fuera de la ética y esto puede implicar serias consecuencias. En algunas situaciones es posible que tengas dudas acerca de lo que es ético y lo que no. En esos casos, no dudes en consultar el código para asegurarte de que tus acciones van encaminadas correctamente.

5. Cuida las apariencias

Nos guste o no, las apariencias son importantes. La primera impresión que nos llevamos de alguien nos conduce a hacer asunciones sobre esa persona, y los pacientes no son la excepción. Por esta razón, es importante que como terapeuta trates de causar buena sensación en tus clientes. Si pasas consulta presencial, asegúrate de que el lugar esté limpio, ordenado y transmite sensaciones agradables.

Es importante no saturar el espacio de cosas y dar sensación de calma, limpieza y seguridad. Utiliza una gama cromática en todos claros y suaves y adopta un estilo más bien minimalista. Por tu parte, es importante que recibas a tus pacientes con buen aspecto, bien vestido y, sobre todo, con buenas formas, educación y profesionalidad.

6. Identifica tu enfoque

Cuando se comienza a ejercer, es difícil saber con exactitud con qué enfoque nos identificamos más. Sin embargo, es importante que al menos tengas una idea aproximada, ya que esto guiará en una u otra dirección tu terapia. Recuerda que es clave mostrar siempre la mente abierta y estar dispuesto a aprender en el camino y, si lo consideras, cambiar de opinión. No te sientas mal por haber modificado tu enfoque, es natural que el proceso de buscar tu identidad y estilo pruebes diversos modelos.

7. La empatía es tu mejor aliada

La empatía es un ingrediente central para cualquier terapeuta. Antes de enfocarte en aplicar técnicas, debes tener presente que lo esencial es establecer una buena relación terapéutica con el paciente. Sin embargo, es clave no confundir la empatía con el no poner límites. Antes que psicólogo eres un ser humano, por lo que una vez termines tus sesiones es importante saber volver a tu vida y despejar tu mente. Llevar los problemas de tus pacientes al terreno personal no te hará mejor psicólogo, todo lo contrario. Por ello, aunque empatices no dejes de lado el autocuidado.

8. Solicita supervisión si lo necesitas

Empezar a ejercer en el mundo de la psicoterapia puede hacerse muy difícil, especialmente si caminas solo. Por ello, en algunos casos puede ser de gran ayuda formar parte de algún grupo de supervisión. En este tipo de grupos puedes recibir asesoramiento de profesionales más experimentados que te ayudarán a manejar tus casos de la mejor forma posible, resolviendo tus miedos y dudas en el proceso.

Conclusiones

En este artículo hemos hablado acerca de algunas pautas que pueden ser de ayuda para los psicólogos novatos que se están iniciando en la psicoterapia. Una vez que terminamos los estudios en la universidad, dar el salto al ejercicio profesional puede dar mucho vértigo. Lo que se aprende en los libros es una simple orientación, pero no permite abordar la complejidad de la realidad humana. Por ello, en la profesión de psicólogo puede ser complicado empezar a trabajar con los primeros pacientes.

En primer lugar, es recomendable aceptar el miedo y la ansiedad como parte del proceso. Ante situaciones de incertidumbre, es lógico que nuestras alarmas se activen. Sin embargo, ver el miedo como una alerta temporal que irá remitiendo con la experiencia nos ayudará a vivirlo con mayor naturalidad. También es importante realizar todos los trámites legales y administrativos pertinentes. así como contar con instrumentos estandarizados esenciales para hacer la evaluación. Igualmente, es clave poder tener muy presentes los aspectos éticos, así como causar una buena impresión.

De la misma manera, es recomendable identificar el enfoque desde el cual se va a empezar a trabajar y primar siempre el establecimiento de un buen vínculo terapéutico antes que la aplicación de técnicas. En los casos en los que se considere necesario, formar parte de un grupo de supervisión con otros profesionales puede ser de gran ayuda.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies