Los 6 mitos sobre la Ansiedad, desmentidos

Los trastornos de ansiedad constituyen una realidad que afecta a miles de personas cada día. Sin embargo, siguen existiendo creencias erróneas acerca de ellos que impiden comprenderlos de manera adecuada.

mitos-ansiedad

La ansiedad es un estado por el cual nuestro organismo se pone en alerta ante la percepción de un potencial peligro. Al sentirnos ansiosos experimentamos cambios a todos los niveles, tanto en el plano emocional y cognitivo como en el conductual y fisiológico. De esta manera, basta con sentir que estamos en riesgo (sea esta percepción ajustada o no a la realidad) para que en nuestro sistema nervioso se desencadene toda una cascada de reacciones. Sentimos miedo, comenzamos a tensarnos, nuestro corazón late a toda prisa, un sudor frío comienza a cubrir nuestra piel, etc.

Habitualmente, se demoniza la ansiedad y se habla de ella con una connotación negativa. Sin embargo, la ansiedad es una respuesta necesaria orientada a nuestra supervivencia. En muchas ocasiones, esta es la que nos permite activarnos lo suficiente como para afrontar la adversidad de forma eficaz. Piensa, por ejemplo, en un examen final o una entrevista de trabajo.

Quizá no podrías resolver las preguntas de la mejor manera ni te habrías desenvuelto bien con tu entrevistador si no te encontraras en cierto nivel de activación. Gracias a la ansiedad, reaccionamos ante los retos que se nos presentan con éxito. Así, un estrés moderado nos permite aprobar ese examen o conseguir ese trabajo que tanto deseamos.

Entonces, ¿cuándo se convierte la ansiedad en un problema? Pues bien, esta deja de ser una respuesta adaptativa cuando aparece sin que exista un peligro real o cuando su intensidad es desproporcionada en relación con la situación. En estos casos, la ansiedad deja de suponer una ayuda para afrontar los peligros y se convierte en un obstáculo para vivir una vida plena y satisfactoria.

¿Qué son los trastornos de ansiedad?

Un trastorno de ansiedad constituye un problema de salud que puede resultar especialmente incapacitante. Por desgracia, la sociedad aún tiende a banalizar el alcance que esto puede tener en la vida de quien lo sufre. Hoy en día, son muchas las creencias erróneas que existen en torno a la ansiedad y esto hace que exista una concepción distorsionada de ella y los efectos que puede provocar.

Por ello, en este artículo vamos a hablar sobre algunos mitos muy extendidos acerca de la ansiedad y trataremos de desmentir cada uno de ellos. En primer lugar, es importante aclarar qué entendemos por trastorno de ansiedad. Un trastorno de ansiedad es un problema de salud mental por el cual la ansiedad persiste en el tiempo, aparece en momentos en los que no debería hacerlo o lo hace con una intensidad desmedida. Sin el tratamiento adecuado, un trastorno de ansiedad puede llegar a empeorar, interfiriendo seriamente en las diferentes áreas vitales de la persona.

Existen distintos tipos de trastorno de ansiedad:

  • Trastorno de ansiedad generalizada: En este trastorno la persona manifiesta preocupaciones excesivas y constantes acerca de problemas cotidianos como la salud, el dinero, el trabajo y la familia. Esto supone una importante interferencia con la vida normal, ya que los pensamientos aparecen prácticamente a diario con una fuerte intensidad.

  • Trastorno de pánico: Las personas con trastorno de pánico experimentan ataques de pánico repentinos y repetidos en el tiempo, que se caracterizan por una sensación de miedo intenso y la aparición de síntomas fisiológicos como mareos,temblores, taquicardias, sudores fríos, etc. Estos episodios pasan a dominar la vida de la persona, que teme volver a experimentar un nuevo ataque y comienza a poner en marcha conductas de evitación para evitarlo.

  • Fobias: Las personas que sufren alguna fobia experimentan una sensación de miedo intenso ante un estímulo determinado. Algunas de las fobias más comunes son las alturas, las arañas o la sangre. En algunos casos, la fobia puede darse ante situaciones de tipo social, lo que da lugar a un trastorno en sí mismo conocido como Ansiedad Social.

que-son-trastornos-ansiedad

Desmontando los mitos acerca de la ansiedad

Son muchos los mitos sobre la ansiedad que distorsionan la idea que tenemos de este trastorno psicológico y nos impiden responder a él adecuadamente. La sociedad tiende a considerar a las personas que sufren este problema de salud mental como individuos débiles, inestables o deseosos de atención, algo que en absoluto es cierto. Por ello, es importante desmentir estas concepciones erróneas para entender qué es realmente la ansiedad y poder ayudar a aquellas personas que la sufren día a día.

1. La ansiedad se cura con medicación

Una de las ideas más extendidas acerca de la ansiedad es la que sostiene que esta puede ser tratada exclusivamente con medicación. Lo cierto es que, si bien los psicofármacos pueden ayudar a remitir los síntomas en momentos de elevada intensidad y bajo prescripción médica, su efecto es superficial y no está exento de efectos secundarios indeseados.

Un tratamiento limitado al uso de medicación no permitirá llegar a la raíz del problema ni brindar a la persona herramientas para que esta pueda comprender su ansiedad y manejarla. Esto solo puede conseguirse mediante la psicoterapia, la cual ayudará al paciente a reconocer esas situaciones que disparan su ansiedad y poder actuar en consecuencia.

ansiedad-mitos

2. La ansiedad remite de forma espontánea

Otra creencia muy común tiene que ver con asumir que la ansiedad desaparece por sí sola sin necesidad de tratamiento. Sin embargo, cuando una persona sufre un trastorno psicológico esta necesita ayuda profesional, pues de lo contrario este puede agravarse con el tiempo y producir consecuencias muy negativas para la persona afectada.

Los ataques de pánico pueden hacerse cada vez más frecuentes, la intensidad de los mismos más severa e incluso un miedo constante puede impedir a la persona llevar una vida normal. Así, en lugar de disfrutar de una adecuada calidad de vida, el paciente busca únicamente sobrevivir. Pudiendo obtener solución, parece absurdo esperar y prolongar el sufrimiento. Sin embargo, aún son muchas las personas que asumen que la ansiedad puede remitir de manera espontánea con el simple paso del tiempo, lo que supone un gran freno a la hora de buscar ayuda profesional.

3. No exponerse a aquello que se teme es la solución

Muchas personas sostienen la creencia de que la ansiedad puede resolverse simplemente evitando la situación ansiógena. Sin embargo, esto es totalmente contraproducente. De hecho, en terapia psicológica se busca precisamente lo contrario. Así, se intenta que el paciente salga del bucle de evitaciones en el que se encuentra inmerso y pueda adquirir herramientas para afrontar su vida y gestionar su ansiedad de manera saludable poco a poco.

La terapia permite a una persona que sufre ansie dad identificar esas situaciones que le producen miedo con el fin de que pueda empezar a afrontarlas y así empezar a retomar el control de su vida sin que sea la ansiedad la que le domine.

ansiedad-exposicion

4. La ansiedad es sinónimo de debilidad

Es común la creencia de que las personas con ansiedad son débiles por naturaleza. Lo cierto es que sufrir problemas de salud mental, del tipo que sean, nunca es sinónimo de debilidad. Cualquier persona es susceptible de experimentar un problema de ansiedad, ya que estos son resultado de diversos factores que confluyen en un momento dado (eventos vitales, estilo de personalidad, historia de vida…).

En el mundo en el que vivimos actualmente existe la mala costumbre de calificar las emociones como negativas o positivas. Sin embargo, esta diferenciación no es muy acertada. En realidad, aunque hay emociones agradables y desagradables, todas ellas son necesarias y cumplen una función. Por ello, considerar que sentirnos mal es algo negativo implica negar una parte natural de nuestra naturaleza.

Si te encuentras experimentando ansiedad, es importante que recuerdes que esto no te hace débil, sino humano. Para tratar de resolver el problema y empezar a sentirte mejor será importante que cuentes con ayuda profesional para empezar a gestionar la ansiedad de forma eficaz.

5. La ansiedad no es un problema grave

A menudo, se banaliza todo lo referente a la ansiedad y se considera un problema de poca importancia. Sin embargo, lo cierto es que la ansiedad puede suponer un problema de salud muy severo que anula el funcionamiento de una persona en las distintas áreas de su vida. La ansiedad pasa a ser el centro de la vida en algunos casos, especialmente cuando no se recibe tratamiento, y es habitual que se desarrollen además otros problemas secundarios, como por ejemplo abuso de alguna sustancia o depresión.

6. La ansiedad es resultado de un trauma pasado

Se encuentra muy extendida la creencia de que la ansiedad siempre es resultado de un trauma pasado. Aunque es cierto que esto puede suceder, no siempre es así. Hay quienes desarrollan ansiedad, por ejemplo, tras vivir una infancia traumática, pero también quienes desarrollan ansiedad porque se encuentran muy estresados en el trabajo o porque acaban de finalizar una relación sentimental. En general, la ansiedad aparece como resultado de la interacción entre nuestra predisposición genética y el ambiente en el que nos desenvolvemos, gestándose a menudo de forma progresiva.

ansiedad-trauma

Conclusiones

En este artículo hemos hablado acerca de algunos mitos muy extendidos acerca de la ansiedad. Los trastornos de ansiedad constituyen una realidad que genera gran sufrimiento a miles de personas cada día, pero aún no ha sido reconocida su gravedad e impacto como merece. Por desgracia, la concepción que la sociedad tiene de los problemas de ansiedad está muy sesgada, siendo comunes los falsos mitos sobre ellos.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies